Anoiapithecus brevirostris

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Anoiapithecus
Rango temporal: 12 Ma
Mioceno
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Superfamilia: Hominoidea
Familia: Dryopithecidae
Género: Anoiapithecus
Moyà-Solà et al., 2009
Especie: Anoiapithecus brevirostris

Anoiapithecus brevirostris es una especie extinta de primate hominoideo, la única especie del género Anoiapithecus, un género extinto de simios que se cree estar estrechamente relacionados con Dryopithecus. Ambos géneros vivieron durante el Mioceno, aproximadamente hace 12 millones de años. Los especímenes fósiles nombrados por Salvador Moyà-Solà de Anoiapithecus brevirostris se encontraron en yacimientos de España.[1] El nombre procede del Río Noya (en catalán Anoia), donde se encontró el fósil. Se le dio el apodo de Lluc (el que ilumina).[2]

Descubrimiento[editar]

El 3 de noviembre de 2005 el equipo investigador que publicó en 2004 el estudio sobre los restos del Pierolapithecus catalaunicus, conocido como Pau, dirigido por Salvador Moyà Solà, dio a conocer el hallazgo de un nuevo antropomorfo en Hostalets de Pierola (Barcelona). La aparición de nuevos yacimientos y restos de simios han llevado a la constitución del proyecto SOMHI (Searching for the Origins of Modern Hominoides Initiative, es decir, la Inicitiva para la Búsqueda de los Orígenes de los Homínidos Modernos), un equipo para la investigación más amplia en el triángulo formado entre las localidades de Masquefa, Esparraguera y Piera (Barcelona), constituido por investigadores del Institut Miquel Crusafont, el departamento de Estratigrafía de la Universidad de Barcelona, el departamento de Antropología de la Universidad Autónoma de Barcelona y la empresa especializada Paleotheria, SCP. En esta zona existen sedimentos de más de 500 metros de grueso que cubren desde el Mioceno Medio hasta el Mioceno Superior. Es decir, se podrá reconstruir la historia de las especies que vivieron hace entre 8 y 14 millones de años, un período clave en la evolución de los antepasados de todos los simios actuales, desde orangutanes, gorilas y chimpancés hasta la especie humana.

En cuanto a los nuevos hallazgos, se encuentran en fase de estudio y no se darán a conocer hasta que no se publique el trabajo en revistas científicas. Aun así han desvelado que el fósil más espectacular es la cara de un antropomorfo de la familia de los homínidos con características más evolucionadas (lleva a pensar en una "cara plana") que las de Pau, a pesar de ser de una época muy similar, hace 13 millones de años. Así como que se ha recuperado una mandíbula o el fémur de un antropomorfo que debió tener unos 50-60 kg de peso corporal.

El hallazgo se ha publicado en junio de 2009; la especie ha sido denominada Anoiapithecus brevirostris y apodado Lluc (el que ilumina).[1]

Las características anatómicas modernas que caracterizaron a la familia Hominidae visibles en el fósil de Lluc entre otras, son: patrón facial único para que los homínidos, gran apertura en la base nasal, alto hueso de la mejilla en el fondo del paladar.[3]

Referencias[editar]

  1. a b Moyà-Solà, S.; et al. (2009). «A unique Middle Miocene European hominoid and the origins of the great ape and human clade». PNAS Forthcoming. doi:10.1073/pnas.0811730106. 
  2. http://www.eurekalert.org/pub_releases/2009-06/uadb-rft060209.php 'the official' Public release date: 2-Jun-2009.
  3. doi=10.1073/pnas.0811730106

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]