Animal Man

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Animal Man
Primera aparición Strange Adventures Nº180 (septiembre de 1965)
Información

Animal Man (Bernhard 'Buddy' Baker) es un personaje ficticio de DC Comics. Su primera aparición fue en Strange Adventures Nº180 (septiembre de 1965) y fue creado por Dave Wood y Carmine Infantino.

Su serie propia, que se planteó en 1988 como un arco argumental sencillo compuesto por cuatro aventuras, fue de un éxito tal que se prolongaría en el tiempo durante 89 números y siete años convirtiendo a Animal Man en una pequeña celebridad. Su "principal mérito reside en ser una colección de guionista" (Grant Morrison, Jaime Delano), "dado que los dibujantes han sido bastantes tristes (con la posible excepción de Steve Dillon)."[1] Cabe destacar que la colorista en todo momento de la serie fue Tatjana Wood que ha participado en otras producciones notables como Camelot 3000.


Trayectoria editorial[editar]

Orígenes[editar]

Animal Man nació de la mano del dibujante Carmine Infantino (co-creador de Flash, Deadman o Bat Girl) y el guionista Dave Wood en el seno de la famosa editorial de cómics Detective Comics (DC). Su debut fue en una historia titulada "Yo fui el hombre con poderes de animal", incluida en el número 180 de la revista Strange Adventures, donde también se han dado cita otros personajes menores de DC como Deadman o Adam Strange.

La primera historia que protagonizó era de ciencia ficción, siendo en la tercera en la que adoptaría su caracter superheroico y su característico traje naranja con una gran "A" azul. Después de sus apariciones, como personaje secundario que era, no gozó de nuevas oportunidades y no se le rescató para ninguna colección particular ni para formar parte de algunos de los supergrupos de la editorial (como la JLA o la JSA), suerte que no corrieron otros personajes de la misma colección (Deadman y sobre todo Adam Strange si que gozaron de cierta repercusión).

El personaje protagonizó aventuras de argumentos típicos, deteniendo a gangsters, grandes animales o incluso alienígenas. El personaje en este punto de su trayectoria es todo un estereotipo de los superhéroes de la vieja escuela; rubio, atlético, vestido en un traje vistoso y con un origen que mezclaba elementos pintorescos como extraterrestres y exposiciones a radiaciones. Gozó de cuatro apariciones en portada y varias apariciones de forma semirregular en esa colección.

El personaje, tras sus dos años de recorrido entre 1965 y 1967, cayó en el olvido junto a otros como él (Inmortal Man, Split Man) y no sería hasta varios años después que decidieran rescatarle. Solo hubo un pequeño inciso, en 1972, en el que el personaje apareciera en nuevas aventuras. Esto sucedió en los números 414, 415 y 420 de la revista Adventure comics.

Miembro de un grupo[editar]

Tras su aparición en la colección de la super-heroína más importante (Wonder Woman)en 1980, en dos historietas (números 267 y 268), parecía que editores y lectores se volvían a acordar de Buddy Baker, aquel que luchaba contra gorilas superinteligentes valiéndose de las habilidades que tomaba prestadas de los animales que se hallaban cerca (normalmente, algún zoológico se situaba oportunamente próximo a la escena del crimen).

Este recuerdo fue acompañado por el de otros personajes menores de DC, (en concreto Inmortal Man, Cave Carson, Rip Hunter, Rick Flag, Dolphin, Dane Dorrace y Congo Bill) secundarios pertenecientes a revistas similares a Strange Adventures.

Con el hilo argumental de Crisis en Tierras Infinitas, macrosaga intergaláctica que envolvía a todos los personajes de DC y que supuso la vuelta al ruedo para varios superheroes olvidados, Animal Man y otros personajes fueron agrupados en el equipo creado por Marv Wolfman (guionista de series célebres, como "La Tumba de Drácula") y Gil Kane (Spiderman). El grupo participó (e hizo su debut en 1983) en algunos números de la serie Action Comics (la misma que vio nacer a Superman), en DC Comics Presents y por supuesto en Crisis en Tierras Infinitas.

Al parecer, Animal Man destacaba más que cualquier otro miembro de la serie, y eso fue percibido por los responsables de DC.

Una serie propia: La etapa de Morrison[editar]

La política de resurrección de viejos personajes olvidados no murió con el fin de la mini serie Crisis en Tierras Infinitas, y Animal Man fue sin duda uno de los grandes beneficiados de esta política. Su regreso fue notorio debido en parte a que coincidió cronológicamente además con otro fenómeno: la llamada "Invasión Británica".

El ejemplo más claro de la misma es el binomio del personaje olvidado que se topaba con un prestigioso guionista británico y se convertía de pronto en un super éxito de crítica y ventas. Así sucedió con La Cosa del Pantano y Alan Moore y así sucedió con Animal Man y un joven y brillante Grant Morrison, que en su infancia había disfrutado del personaje "hasta el punto de querer escribir sus aventuras cuando entró a trabajar en la compañía".[1]

Animal Man gozó así de una colección propia, en la que se reflejaron ciertos cambios en el personaje y que estaba destinada a un nuevo público distinto del tradicional (de hecho, la serie se editó sin el sello de la Comics Code Authority, equivalente al "para todos los públicos" español). Grant Morrison contó con las portadas del también británico Brian Bolland (brillante dibujante responsable de grandes clásicos como Judge Dredd, Camelot 3000 o La Broma Asesina) y con los lápices de Chas Truog para relanzar a un personaje olvidado y convertirlo en todo un clásico moderno. La calidad de la serie, que arrancó en septiembre de 1988,[1] permitió que se mantuviera viva hasta 1995. De los guionistas que por ella han pasado le corresponde a Morrison (junto con el posterior Jamie Delano) el ser el más innovador y atrevido, proporcionando los mejores arcos argumentales del personaje, que han sido objeto de varias re-ediciones.

En la nueva serie el lector medio, ahora ya más maduro, pudo observar a un nuevo Buddy Baker, distinto de aquel tan estereotipado de los años 60 y 70. Siempre existió la idea de explorar los límites del comic tradicional de superheroes con esta serie.

En un nivel primordial y estético, cubrió su mono naranja con una chaqueta de cuero, que aún hoy en día mantiene. En el plano personal, Buddy Baker era un especialista en escenas de riesgo de películas y series en paro, felizmente casado con su novia de toda la vida Ellen y con dos hijos (Clifford y Maxine) que vivían con él en San Diego. Había dejado hace varios años atrás la idea de ser un superhéroe y ahora vivía del trabajo de dibujante de Ellen, y ahora volvía con nuevas fuerzas para hacerse un hueco en el panorama de aquel momento revindicando su veteranía.

En los distintos arcos argumentales de la serie, que luego en posteriores recopilaciones fueron bautizados con diversos títulos ("El origen de las especies", "El evangelio del coyote", "La naturaleza de la bestia", "La hora de la bestia" o "Deux ex Machina"), Morrison traspasó su propia condición de vegetariano y defensor de los derechos animales a Buddy Baker, dándole al personaje una profundidad mucho mayor. Incluso fue utilizada la experiencia de la muerte de su gata en la serie, así como los recuerdos de su amigo imaginario Foxy.

Morrison aprovechó también para remodelar el pasado del personaje además de su presente remodelando su origen. También usó los recursos narrativos más avanzados, como la ruptura de La Cuarta Pared (licencia literaria consistente en que el autor deja de serlo y se convierte en un personaje más de la historieta) en los últimos números escritos por Morrison. La utilización de este recurso, utilizado anteriormente por grandes del cómic como John Byrne, dio una gran brillantez al remate de la etapa de Morrison, que dejó la colección tras veintiseís números, momento en el cual argumentó con sinceridad que ya había escrito todo lo que debía sobre el personaje.

Paralelamente, Animal Man participó de ciertos crossover con otros personajes del mundo DC y fue incluido como miembro de la JLE (Liga de la Justicia Europea) en 1989, pero siempre de forma muy marginal y conservando su propia colección un tono intimista.

Las etapas de Milligan y Veitch[editar]

Grant Morrison se fue por la puerta grande y dejando el listón muy alto, con lo que los directivos de DC debían ahora buscar un guionista que mantuviese la calidad de la serie que tantos éxitos de público y críticas estaba cosechando. En el equipo creativo se mantuvieron Chas Truog y Brian Bolland, mientras que el elegido sucesor de Morrison fue Peter Milligan.

Milligan encontró un trabajo muy difícil de realizar, ya que debía mantener e incluso superar lo que Morrison había hecho y rehacer la serie que Morrison había descompuesto a su antojo. Milligan decidió sumir a Animal Man en un coma psicodélico tras el cual despertaría encontrándose divorciado de su mujer y sumido en una cruenta lucha contra el gobierno.

El cambio propuesto por Milligan no convenció ni a directivos ni a lectores, y fue sustituido tras el número 32 por Tom Veitch. La etapa de Veitch fue algo más afortunada y más larga que la de Milligan. En ella se cambió al dibujante regular, Chas Truog, por Steve Dillon, quien ya había participado en el número 29. El inglés Steve Dillon aportó frescura a la éstetica de la serie con su estilo sencillo y muy bien narrado que luego le llevó a la fama en Predicador, al tiempo en que las Portadas de Brian Bolland eran cada vez más brillantes.

Desde el punto de vista argumental, Animal Man se separó cada vez más de los otros personajes del universo DC y de los derroteros del cómic superheroico tradicional. Animal Man descubrió que sus poderes tenían un carácter totemístico (contrario al carácter alienígena que habían tenido anteriormente) y resultó que él y otros metahumanos pertenecían a los "Controladores de Animales", una casta que tenía el poder de imitar los poderes de los animales y establecer una empatía sensitiva con ellos. Más tarde se descubriría que su hija Maxine también estaba desarrollando unas habilidades similares.

La propuesta de Veitch fue algo más original que la de Milligan y se acercó en parte a lo que Alan Moore había hecho con la Cosa del Pantano en la línea de crear un universo donde unos seres poderosos tenían las llaves del control de las fuerzas naturales.

Sin embargo, no llegó a convencer del todo y sería sustituido por el británico Jamie Delano, guionista de gran brillantez y proyección por aquel entonces. Cabe destacar que el "fracaso" de Milligan y Veitch no se debe tanto a ellos sino al contraste con la grandeza de la obra de Grant Morrison, quien cerró una etapa muy difícil de continuar y de superar.

La etapa de Delano[editar]

Tras el número 50, Jamie Delano llegó a la serie para revitalizarla y, si ello fuera posible, repetir o superar el éxito de Morrison. Nada parecía indicar que Delano no correría la misma suerte que sus predecesores, pero sorprendió a todos con un giro radical. Sencillamente cogió una serie de superheroes y lo convirtió en una "narración de corte ecologista-feminista-social bastante desconcertante pero de innegable buen resultado", "creando un atractivo fresco humano peculiar a la vez que absorbente"[1] Durante esta etapa, Delano contó con las brillantes portadas de Bolland y de otros autores como Tom Taggart y del excelente dibujante inglés Steve Pugh, que aportó su estilo tenebrista y elaborado. Otros dibujantes, como Peter Snejbjerg y, de manera más notoria, Will Simpson, hicieron apariciones memorables en la serie.

En su primer arco argumental, Carne y Sangre (publicado en España por Ediciones Zinco en cuatro tomos), Delano mató al personaje y lo llevó por un viaje paranormal en el que se re-encarnó primero en una bestia alada que poco a poco recobró la humanidad. En estos primeros seis números, Delano apartó al personaje ya totalmente del multiverso DC y dotó a la serie de un tono maduro, siniestro y sobre todo totalmente distinto al resto.

Después, la serie continuó publicándose bajo el sello de Vértigo, filial de DC destinada al público adulto. Este paso también lo dieron otras series "peculiares de DC, como la cosa del Pantano, Shade o Sandman.

En las siguientes historias, siempre tituladas y habitualmente encuadradas en arcos argumentales que funcionaban casi a modo de mini series, Delano exploró temas como la falta de contacto del ser humano con sus orígenes naturales, la contaminación y otros males de la civilización, el sexo o la vida más allá de la muerte.

El punto álgido de esta etapa llega cuando Maxine, tras un perodo de enfermedad en el cual ella parece totalmente apartada de la realidad, aparece muerta. Buddy Baker ve entonces perdido su último contacto con la humanidad y se transforma en una horrenda criatura, aún más horrible que la aparecida en Carne y Sangre. Poco después aparece una Maxine resucitada, y los amigos de los Baker deciden convertirla a él y a Animal Man en los iconos de una religión que difunda el mensaje del respeto a la vida y a la naturaleza.

Al mismo tiempo, Delano puso en contacto a Animal Man con el Rojo, una deidad que controla a los animales a través de la llamada "red vital". Este rasgo aporta misticismo a la serie y es una reminiscencia al Verde aparecido en la Cosa del Pantano, algo parecido a lo que había hecho antes Veitch.

La etapa de Jamie Delano concluyó con el éxito de la religión de Maxine, que había agrupada a un gran número de seguidores pese haber estado perseguida por el gobierno enérgicamente, y con la muerte de Animal Man a modo de mártir, haciéndose devorar por otros animales mientras los seguidores de la religión mantenían relaciones en una escena que recuerda al clímax final de la novela El Perfume.

Animal Man deja además su semilla plantada en Lucy, una mujer que habían conocido él y Ellen durante uno de los arcos argumentales de la serie y que había decidido vivir con ellos junto con su hija en la granja de la madre de Ellen. Posiblemente fue debido a esto por lo que los directivos de DC decidieron continuar con la serie en vez de dejarla aparcada con la muerte de Animal Man en el número 79.

Sea como fuere, lo cierto es que la etapa de Delano es la más larga de Animal Man, con un éxito y una impronta iguales o tal vez superiores a los de la era de Morrison.

Declive[editar]

En el número 80 llegó a la serie Jerry Prosser, que se hallaba en una situación parecida a la que se encontró Milligan: debía relanzar una serie prácticamente rematada, que artísticamente ya había dado de sí todo lo que debía. Con las portadas de Rick Berry y los lápices de Fred Harper (dibujante de algunas series menores de Marvel), Jerry Prosser resucitó a Buddy y lo transformó en un pacífico chamán de pelo canoso que combatía a extraños enemigos, como la Reina Araña, a lo largo de extrañas "aventuras" de carácter metafísico. Además, nacería el hijo de Lucy y Buddy.

La etapa solo duró hasta el número 89, momento en el que se canceló la serie por las malas ventas. La obra de Prosser sufrío de los mismos males que otras de sus obras (como Aliens:Nido): partía de una excelente premisa que no llegaba a resolverse bien y que acababa siendo realmente pobre pese a todo su interés.

Tal vez lo mejor hubiera sido que la serie acabase en el número 79, como había recomendado mucha gente, en vez de arriesgarse a estropear un mito de los cómics como había llegado a ser hasta ese momento Animal Man.

Así llegó al fin la colección, con especial anual guionizado por Delano.

Etapa actual[editar]

DC Comics vuelve a sacar a la luz a este superhéroe después de años sin tener una serie propia. Desde Noviembre de 2011 con Animal Man #1 de Los Nuevos 52 (NUDC en España), y bajo el guion de Jeff Lemire, vuelve a revitalizar a este héroe devolviéndole la fama que hacía años no tenía.

Cuenta también con un nuevo crossover junto a La Cosa del Pantano y Frankenstein (DC Comics) titulado "Mundo Pudrición", rejuveneciendo un concepto inventado por Alan Moore en su etapa de La Cosa del Pantano; el verde, el rojo y la putrefacción.

Ediciones en español[editar]

Las únicas etapas que se han publicado en España son las de Morrison, Delano y Lemire, ésta última actualmente en curso. La de Morrison fue publicada en formato comic-book por Ediciones Zinco en veintiséis cuadernos en blanco y negro; la de Delano lo fue en los tomos de Carne y Sangre publicados por Zinco y luego la obra completa de Delano publicada por Planeta DeAgostini. La serie actual es editada en España por la editorial ECC ediciones en formato "rústico" incluyendo tandas de 6 números.

Poderes y habilidades[editar]

Animal Man puede absorber las capacidades de los animales que se encuentran cerca de él, aunque es uno de los que más ha evolucionado.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Díaz, Lorenzo en "Diccionario de superhéroes" para la Colección "Biblioteca del Dr. Vértigo" de Ediciones Glénat, S. L., Barcelona, 1996, pp. 14 a 15.