Anillo mágico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un anillo mágico es un artículo de joyería que aparece frecuentemente en los cuentos de hadas, las leyendas y las historias de fantasía. Se pueden hallar referencias en todas las culturas en las que llevar anillos es algo común.[1] Pueden tener muchos poderes, como el de volver invisible a quien se lo pone o concederle sus deseos. En algunos casos están malditos, como en la mitología nórdica o en El Señor de los Anillos, pero normalmente se representan como instrumentos del bien o como una herramienta neutral cuyo valor depende del usuario.[1]

Los anillos tienen características que los hacen la elección natural como objeto mágico: ornamento, facilidad de llevar, una forma simbólica (al ser circulares), y se llevan de modo que el usuario puede apuntar con ellos fácilmente.[2]

Función en la historia[editar]

Como otros objetos mágicos en los cuentos e historias, los anillos mágicos actúan como elementos de la trama. Pueden otorgar habilidades mágicas a una persona que no las tenga, o aumentar el poder de un mago. Por ejemplo, en El hobbit de J. R. R. Tolkien, el Anillo Único le permite a Bilbo ser útil en la misión, equiparando sus habilidades con las de los enanos.[3]

Otros anillos mágicos funcionan como simples MacGuffins; el deseo de los personajes por poseer el anillo, más que sus poderes innatos, es lo que mueve la historia. Por ejemplo, en la Saga Volsunga, el anillo mágico que posee Sigurd nunca es utilizado para nada, y su posible uso y poderes nunca son explicados. La función del anillo en la trama es sólo la de enfocar el deseo de la mayoría de los personajes principales de la historia. Es su codicia por poseer el anillo lo que impulsa la trama. Del mismo modo, el Anillo Único, auténtico protagonista inanimado de la historia de El Señor de los Anillos, también de J. R. R. Tolkien, es el que impulsa la actuación de todos los personajes de la novela, cuando el Anillo en realidad apenas es utilizado.

Anillos mágicos en la mitología y el folklore[editar]

"Brunhilda, Sigurd and los Anillos" Sello de las islas Faroe mostrando los anillos mágicos de la mitología nórdica.

El primer anillo mágico conocido en ficción o mito es el muy probablemente el brazalete llamado Draupnir. Perteneció a la Deidad Nórdica Odín. Como su única función documentada es la de crear nuevos brazaletes cada pocos días, Draupnir parece que fue un símbolo religioso que representaba la riqueza creciente.

Un brazalete similar, también procedente de la mitología nórdica, es el llamado Andvarinaut. Andvarinaut es el famoso Anillo de los Nibelungos de la Saga Volsunga y El Cantar de los Nibelungos, que en un momento dado llega a manos del héroe Sigfrido. Aunque el cómo llegó a ser maldecido se explica en detalle, la función o poderes de Andvarinaut no se especifican a lo largo de la historia. Aparte de que su maldición es origen de desgracias para todos sus portadores, el único propósito en la trama de Andvarinaut es que todos los personajes lo desean, excepto Sigurd que lo posee pero no sabe lo que es.

Se sabe de in reducido número de anillos de la Época Vikinga con inscripciones rúnicas de aparente significado mágico, entre ellos el Anillo Kingmoor y el Anillo Bramham Moor.

Las historias medievales hablan del mago Merlín, que fue víctima de un anillo que le regaló la joven encantadora Nimue. La magia del anillo hizo que se enamorase de ella. Merlín permitió entonces que Nimue le aprisionase en el tronco de un árbol o en un sarcófago de piedra, de ahí su desaparición.

La leyenda habla también de las propiedades del anillo de Salomón, que le permitía saberlo todo, le confería la habilidad de hablar con los animales y llevaba el sello que permitía encerrar genios en botellas.[2] Este anillo reaparece en el relato de fantasía moderno Muchas Dimensiones, de Charles Williams[2] y también en el argumento del cómic Seraph, publicado por DC Comics.

Aunque la mitología griega contiene muchos objetos mágicos, no hay mención alguna a anillos. Platón, sin embargo, cuenta la leyenda del Anillo de Gyges, que confería invisibilidad al que lo llevase.

Las Baladas de Child números 18 (Hind Horn) y 92 (Bonny Bee Hom) hablan de de un anillo mágico que empalidece cuando la persona que lo recibió pierde a la persona que lo dio.[4]

Anillos mágicos en cuentros de hadas y libros modernos de fantasía[editar]

La siguiente es una lista parcial de cuentos de hadas modernos y novelas de fantasía en los que un anillo mágico es un elemento central o esencial de la trama. (Nótese que hay una multitud de relatos en los que hay un anillos mágico como referencia secundaria o incidental. Esta lista no los incluye.)

  • La historia de Aladino: no sólo hay un genio de la lámpara, sino que hay un genio al que se llama desde un anillo, que le proporciona el mago a Aladino.
  • En La rosa y el Anillo, tanto el anillo como la rosa tienen el poder de hacer a quien los posea hermosos, y es el paso de una mano a otra de los mismos lo que mueve la trama.[5]
  • El escritor H. Warner Munn escribió la novela El anillo de Merlín.
  • Los anillos mágicos, entre otros muchos objetos mágicos, aparecen frecuentemente como "tesoros" en el juego de rol Dungeons & Dragons y por tanto en los numerosos videojuegos basados en él.
  • En El aprendiz de brujo (película de 2010) el anillo de Merlín permite a Dave controlar su magia pero después ya no lo necesita.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Joseph Sherman, Once upon a Galaxy p 129 ISBN 0-87483-387-6
  2. a b c John Grant and John Clute, The Encyclopedia of Fantasy, "Rings", p 813 ISBN 0-312-19869-8
  3. Tom Shippley, The Road to Middle-earth, p 77, ISBN 0-628-25760-8.
  4. Francis James Child, The English and Scottish Popular Ballads, v 2, p 317, Dover Publications, Nueva York, 1965.
  5. Stephen Prickett, Victorian Fantasy p 69 ISBN 0-253-17461-9
  6. Stephen Prickett, Victorian Fantasy p 233 ISBN 0-253-17461-9