Anexo:Objetos mágicos en Harry Potter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Anillo de Gaunt»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Índice

Transportes[editar]

Autobús Noctámbulo[editar]

El Autobús Noctámbulo es un vehículo que transporta a magos abandonados o perdidos. Tiene tres plantas. Resulta invisible para los muggles. Harry lo toma en Harry Potter y el prisionero de Azkaban después de encontrarse con su padrino Sirius Black que aparece en forma de perro. El conductor es Ernie Prank, y el encargado Stan Shunpike(Los nombres de los abuelos de JK Rowling). Va a una increíble velocidad y las cosas como buzones, faros y demás se apartan de este como "por arte de magia". Harry vuelve a montarlo en Harry Potter y la Orden del Fénix. En Harry Potter y las reliquias de la muerte, Stan Shunpike se une a los mortífagos bajo el efecto de la maldición Imperius. Hay que señalar que el color y numero de plantas de este autobús varían tras el estreno de la película de Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Antes de la aparición de esta película, era descrito en el libro como el típico autobús londinense: rojo y con dos plantas. Sin embargo, después de que en la película fuera reflejado como un vehículo morado de tres plantas, las posteriores ediciones de los libros se han basado en la descripción de la película.

Las brujas y los magos que se marean con los polvos Flu, cuya aparición no funciona bien, que odian las alturas o que le tienen miedo o se ponen enfermos con los portkeys, siempre pueden utilizar el autobús noctámbulo, que aparece siempre que un mago o bruja que necesita transporte con urgencia apunta su brazo de la varita a la acera.

Este autobús de tres pisos de color morado, tiene asientos durante el día y camas por la noche. No es especialmente cómodo y os aconsejaría que no pidierais bebidas calientes si os las ofrecen, porque la manía del autobús de saltar de repente de un destino a otro puede resultar en muchas bebidas volando por los aires.

El autobús noctámbulo es un invento relativamente moderno de la sociedad mágica, que a veces (aunque raramente lo admitirá) copia ideas del mundo muggle. La necesidad de una forma de transporte que pudiera ser usada con seguridad y discreción por los menores de edad o los enfermos se había hecho evidente durante un tiempo y se habían sugerido muchas ideas (sidecares en escobas tipo taxi o cestas colgadas bajo la barriga de un thestral) todos ellos prohibidos por el ministerio. Finalmente, al ministro de magia Dugald McPhail se le ocurrió la idea de imitar el relativamente nuevo "servicio de autobuses" de los muggles y en 1865, las calles vieron el primer autobús noctámbulo.

Aunque algunos magos (principalmente fanáticos de sangre limpia) anunciaron la intención de boicotear lo que se había dado en llamar "este escándalo muggle-lo-que-sea" en la página de cartas del Diario el Profeta, el Autobús Noctámbulo se convirtió en un medio de transporte increíblemente popular entre la mayor parte de la comunidad y se ha mantenido bastante ajetreado hasta el presente.

Pensamientos de J.K. Rowling: El autobús noctámbulo se llamó así porque, primeramente, noctámbulo significa alguien o algo que prefiere la noche y hay muchos autobuses nocturnos que funcionan por toda Gran Bretaña después de que el servicio diurno ha finalizado. Segundo, noctámbulo se relaciona con las actividades que se desarrollan por la noche y parecía apropiado para un vehículo que a menudo viene a ayudarte cuando más se necesita y cuando no hay otros disponibles.

El conductor y el revisor del autobús noctámbulo en "Harry Potter y el prisionero de Azkaban" se llaman como mis dos abuelos, Ernest y Stanley.

Ford Anglia[editar]

Es el coche del señor Weasley, ilegalmente hechizado para tener la capacidad de volar, y en un principio para mantenerse invisible como el autobús noctámbulo. Harry y Ron roban el coche y lo usan para llegar a Hogwarts ya que el andén 9¾ fue cerrado por el elfo doméstico Dobby con el propósito de mantener a salvo a Harry Potter. Al llegar a Hogwarts chocan con el Sauce Boxeador, del que escapan por poco. Es ahí cuando el coche abandona a Harry y Ron, manteniéndose oculto en el Bosque Prohibido por el resto del curso. Se mantiene así hasta cuando Harry y Ron van en busca de Aragog, y el coche llega a salvarlos de ser devorados por los hijos de Aragog. El coche los deja en los lindes del bosque prohibido, para luego regresar a habitar cerca del sauce boxeador en estado "semisalvaje".

Moto voladora de Sirius Black[editar]

La tomó Hagrid en el valle de Godric para llevar a Harry ante Dumbledore tras el ataque de Lord Voldemort. Reaparece cuando Hagrid la usa para trasladar a Harry hasta la casa de los Tonks, cuando, tras una larga persecución de Lord Voldemort y sus mortífagos, sufre un aterrizaje en la que presumiblemente la moto queda destruida. Luego Arthur Weasley la repara y queda propiedad de Harry. Hay que recordar que la moto era de Sirius en el primer libro, pero debido al encarcelamiento de este en Azkaban injustamente, Hagrid quedó con posesión de esta.

Expreso de Hogwarts[editar]

Es un tren ficticio que va desde la Plataforma Nueve y Tres Cuartos (9¾) en la estación de trenes de Kings Cross en Londres al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

Se llega al Andén 9¾, el cual es invisible a los ojos de las personas que no poseen cualidades mágicas, a través de la barrera entre las plataformas 9 y 10.

Al desembarcar en la estación de Hogsmeade, los estudiantes de primer año cruzan el lago remando en bote hacia el castillo de Hogwarts con Hagrid o quien haga su suplencia. Los estudiantes de los otros años son llevados en carruajes tirados por criaturas llamadas thestrals, que son invisibles a la mayoría de las personas. Los thestrals solo pueden ser vistos por personas que han visto la muerte, como Harry y Luna Lovegood.

Fue a bordo del Expreso de Hogwarts que el famoso Harry Potter conoció por primera vez a sus dos mejores amigos Ron Weasley y Hermione Granger. Ha viajado a bordo de este todos los años, excepto en su segundo (en Harry Potter y la cámara secreta) cuando él y su amigo Ron perdieron el tren y tuvieron que viajar a Hogwarts a bordo de un automóvil encantado para volar, y septimo año (en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte). El Expreso de Hogwarts es un tren de vapor solo en apariencia, ya que funciona con magia.

Escobas voladoras[editar]

Son unas escobas normales a la vista de los "no magos", pero son animadas que permiten volar a cualquiera sea la altura. (nunca se pudo comprobar si en realidad podian volar hacia el espacio) existen muchas marcas, siendo la más conocida: la "NIMBUS", en sus versiones 2000 y 2001. La más rápida de todas se llama la saeta de fuego.

Cometa 260[editar]

Escoba voladora creada por la autora J.K. Rowling, de la saga de libros Harry Potter. Su beneficio es que tiene un hechizo de frenos. Es la escoba que tenía Draco malfoy antes de que su padre le regalara a él y al equipo de Slytherin las Nimbus 2001 en Harry Potter y la cámara secreta

Cometa 290[editar]

Sucesora de la Cometa 260, tiene un acelerador de 0 a 60 en diez segundos; Según en: "El Mundo de la Escoba".

Barredora 5[editar]

Otra marca más modesta de escobas voladoras. Fue usada en el equipo de Gryffindor por los Golpeadores Fred y George Weasley. Es más lenta que la Cometa 260, son las más baratas en el mercado de escobas, aunque son más difíciles de llevar debido a su lentitud, giran bien y son buenas escobas para los golpeadores.

Barredora 7[editar]

La sucesora de la Barredora 5. Son más ligeras que sus predecesoras y superan en velocidad y manejo a las cometas 260, aunque se ven superadas por las cometas 290. La profesora McGonagall comentaba con Wood, el guardian del equipo de Gryffindor, que escoba regalarle a Harry, si la Nimbus 2000 o la Barredora 7, ya que había sido nombrado nuevo buscador del equipo de Gryffindor en Harry potter y la piedra filosofal.

Barredora 11[editar]

La sucesora de la Barredora 7. En Harry Potter y la Orden del Fénix es obsequiada a Ron Weasley por sus padres tras su nombramiento de prefecto de la casa Gryffindor; tiene un aceleramiento de 0 a 110 en diez segundos.

Estrella Fugaz[editar]

Escoba voladora anterior a la Nimbus, es una escoba inventada por J.K. Rowling. Es la escoba que tenía Ron Weasley antes de tener la Barredora 11 en Harry Potter y la Órden del Fénix. Es casi simlar a la Barredora 5 en muchos aspectos, casi están al mismo precio en el mercado de escobas, aunque la Estrella Fugaz es un poco más ligera, seria una buena escoba para los guardianes, ya que no necesitan moverse mucho y son buenas haciendo giros bruscos.

Flecha Plateada[editar]

Escoba parecida a la Saeta de fuego pero en tiempos pasados, aunque no la iguala en velocidad. Madame Hooch menciona que aprendió a volar en una de ellas.

Nimbus 1000[editar]

Escoba que sacó a las Nimbus a flote. Mencionada en Quidditch a través de los tiempos.

Nimbus 2000[editar]

La Nimbus 2000 es una de las tantas escobas voladoras de la saga literaria Harry Potter. Es la escoba más veloz del mercado durante el tiempo en que Harry cursa el primer año, tiene mango de Caoba y ramas derechas, además de ser la primera escoba que Harry posee al serle regalada (por Minerva McGonagall) en la escuela cuando Harry fue nombrado "buscador" del equipo de quidditch de Gryffindor.

Nimbus 2001[editar]

Se trata del modelo de escoba fabricado por la compañía Nimbus después de la Nimbus 2000. Lucius Malfoy compra un lote de estas para el equipo de quidditch de Slytherin para comprar la entrada de su hijo al equipo como buscador. La cola de la Nimbus 2001 es negra, diferente a la de la nimbus 2000 que tiene un tono marrón oscuro. No tuvierón tanta fama como sus predecesoras.

Saeta de Fuego[editar]

La Saeta de Fuego es una de las muchas escobas voladoras de la saga literaria Harry Potter. Es la escoba más veloz del mercado durante el tiempo en que Harry cursa tercer año. Durante un partido de quidditch se desmaya, cayéndose de su escoba Nimbus 2000. Esta va a parar al Sauce Boxeador, el cual la reduce a trizas. Sirius, su padrino, se la manda como regalo de navidad, es super rápida y le es muy util en la primera prueba del "Torneo De Los Tres Magos" (The Triwizard Tournament) en su cuarto año en Hogwarts. Es la más cara de las escobas. Actualmente es la escoba más rápida del mundo.

A finales del siglo XX, la Compañía de Escobas de Carreras Nimbus superaba a la competencia. De los modelos Nimbus 2000 y Nimbus 2002 - 2001 se vendía el triple que de todas las otras escobas de alto nivel.

Los diseñadores de la Nimbus no se podían imaginar que estuvieran diseñando una escoba de carreras que pudiera quitarles el puesto número uno solo 12 meses después de haber sido lanzada al mercado. Era la Saeta de Fuego, un proyecto súper secreto desarrollado por Randolph Spudmore (hijo de Able Spudmore de Ellerby y Spudmore, que fabricaron la Tinderblast en 1940 y la Swiftstick en 1952, dos escobas muy útiles, pero que nunca llegaron a ser muy populares).

Un diseñador de escobas hábil e innovador, Randolph fue el primero en usar piezas de hierro fundidas por duendecillos (incluyendo reposapiés, soporte y el cepillo), secretos que aún no se entienden completamente, pero que parecen darle a la Saeta de Fuego más estabilidad y potencia en condiciones meteorológicas adversas y con agarre especial en el reposapiés, lo que es de gran ayuda para los jugadores de quidditch. El manillar es de ébano pulido y el cepillo es de abedul o avellano según la preferencia personal (el abedul se dice que proporciona más potencia a gran altitud, mientras a los que les gusta la dirección de precisión prefieren las de avellano).

La Saeta de Fuego es una escoba bastante cara y Harry Potter fue el primero en poseer una. La siguen produciendo en pequeñas cantidades, en parte porque los trabajadores que se dedican a realizar las piezas de metal organizan huelgas y dejan el trabajo colgado a la menor provocación.

Polvos Flu[editar]

En el universo fantástico de Harry Potter los Polvos Flu sirven para transportar objetos mágicamente, son mucho más fáciles de usar que un traslador pero se necesita una chimenea conectada a la Red Flu (cosa muy común en Harry Potter). Para realizar el hechizo se echan los Polvos Flú por todo el cuerpo dentro de la chimenea y se dice en voz alta al lugar que quieres ir.

En el séptimo libro este sistema deja de ser seguro, ya que Voldemort toma posesión del ministerio en secreto tras asesinar al actual ministro, Rufus Scrimgeour.

Thestrals[editar]

Seres extraordinarios que solo aquellos que han visto la muerte pueden ver. Tiran de las carrozas del colegio hogwarts de magia, y existe en sus bosques la mayor colonia domesticada actualmente. Su instinto de navegación les ayuda a llegar a su destino con una asombrosa precision, y son mucho más rápidos volando que la más rápida de las escobas.

Mapas[editar]

Mapa del Merodeador[editar]

El Mapa del Merodeador es un mapa mágico que recibió Harry Potter de los gemelos Weasley (Harry Potter y el prisionero de Azkaban). El mapa funciona cada vez que alguien le da un golpe con la varita mágica y dice "Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas" ("I solemnly swear that I am up to no good"), en ese momento en el pergamino aparece por arte de magia un mapa del castillo Hogwarts y sus terrenos, pero lo más importante es que el mapa señala el lugar en el que está exactamente cada persona dentro del castillo, los terrenos y sus pasadizos. Para que el pergamino deje de mostrar el mapa hay que dar otro golpe de varita y decir "Travesura realizada" ("Mischief managed"). Los creadores del Mapa del Merodeador fueron Lunático, Canuto, Colagusano y Cornamenta, es decir, la cuadrilla compuesta por Remus Lupin, Sirius Black, Peter Pettigrew y James Potter. Es capaz de mostrar cualquier parte del castillo y de las afueras, así como los nombres de sus moradores. Los únicos lugares que no es capaz de encontrar son la Sala de los Menesteres, puesto que esta es secreta para la mayoría de los alumnos, y el pasadizo secreto a Cabeza de Puerco. Si lo tocas con la varita y le ordenas que revele su secreto, el mapa no aparece, pero sí responde. El mapa condujo a Harry Potter a Hogsmeade, donde descubrió que Sirius Black era su padrino.

Quizás ningún estudiante (incluyendo a Harry Potter, Ron Weasley, Hermione Granger y Tom Riddle) han explorado el castillo y los terrenos de Hogwarts tan exhaustivamente e ilícitamente como los cuatro creadores y coautores del mapa del merodeador: James Potter, Sirius Black, Remus Lupin y Peter Pettigrew.

James, Sirius y Peter no se dedicaron a explorar el terreno del colegio inicialmente solo por la emoción de hacer travesuras (aunque esto también influyó), sino por su deseo de ayudar a su amigo Remus Lupin a sobrellevar su licantropía. Antes de la invención de la poción de acónito. Lupin debía sufrir una dolorosa metamorfosis, convirtiéndose en lobo las noches de luna llena. Una vez que esta aflicción fue descubierta por sus tres mejores amigos, idearon una forma de conseguir que sus transformaciones fuera menos solitarias y dolorosas, lo que les llevó a aprender a convertirse en Animagus (no registrados), para poder hacerle compañía sin correr el riesgo de ser heridos. Gracias a la habilidad de Sirius Black, Peter Pettigrew y James Potter de transformarse en, respectivamente, un perro, una rata y un ciervo macho pudieron explorar los terrenos del castillo por la noche sin ser detectados. El interior del castillo fue explorado e incorporado en el mapa gracias a la ayuda de la capa de invisibilidad de James Potter.

El mapa del merodeador es un testimonio a la gran habilidad de los cuatro amigos que incluían al padre de Potter, su padrino y su profesor favorito. El mapa que crearon durante su tiempo en Hogwarts parece ser un pergamino hasta que se activa con la frase: "Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas", una frase que, en el caso de tres de los cuatro autores, debería entenderse que es una broma. Las palabras que utilizaron de “no son buenas” no tiene nada que ver con la magia oscura sino con saltarse las reglas del colegio. También se ve la misma bravuconería en el hecho de que usaron sus motes en el mapa (“hecho por los señores Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta”).

La magia usada en la creación del mapa es avanzada e impresionante, incluye el encantamiento homonculous que le permite al dueño del mapa ver los movimientos de todas las personas en el castillo, y también estaba encantado para repeler para siempre la curiosidad de su némesis (con tantos insultos como fuera posible), Severus Snape.

Aunque las circunstancias exactas de cómo perdieron el mapa no se dan en las novelas de Harry Potter, es fácil concluir que al final se arriesgaron tanto que se vieron acorralados por Angus Filch, probablemente tras un aviso de Snape, cuya obsesión era la de exponer las actividades inapropiadas de su archirrival James Potter. Este mapa, una verdadera obra maestra, fue confiscado durante el último año de Sirius, James, Remus y Peter y ninguno de ellos fue capaz de volvérselo a robar al bien preparado Filch que ya sospechaba algo. De cualquier modo, sus prioridades cambiaron en los últimos meses en el colegio, volviéndose más serios y más centrados en el mundo más allá de Hogwarts, donde Lord Voldemort estaba ya elevándose al poder. Los cuatros creadores del mapa serían atraídos a la organización renegada dirigida por Albus Dumbledore, la Orden del Fénix, y un mapa de su vieja escuela – sin importar lo ingenioso que fuera – ya no les sería útil excepto como una memoria nostálgica.

El mapa del merodeador fue, sin embargo, de gran ayuda para los jóvenes gemelos Weasley. La historia de cómo Fred y George se hicieron con el mapa aparece en Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. Como muestra de la gran estima que le tenían a Harry Potter y su creencia de que necesitaba ayuda con un destino que ninguno de ellos llegaba a entender completamente, le regalaron el mapa más tarde, pasándoselo así, sin darse cuenta, al hijo de uno de los creadores.

Más tarde, un Mortífago disfrazado que pensó que podrían descubrirle a través del mapa se lo confiscó a Harry Potter en el colegio.

Pensamientos de J.K. Rowling: El mapa del merodeador se convirtió entonces en una espinita para su verdadera creadora (yo) porque le daba a Harry demasiada libertad de información – nunca mostré a Harry recuperando el mapa del despacho vacío del (supuestamente) loco OjoLoco Moody, y veces me arrepiento de no haber usado esa equivocación y haberlo dejado ahí. Sin embargo, me gusta el momento en el que Harry ve el punto de Ginny moviéndose por el colegio en las Reliquias de la Muerte, así que al final estoy contenta de haber dejado que Harry recuperara lo que le pertenecía.

Horrocruxes[editar]

Un Horrocrux es un objeto o ser vivo, donde se guarda una parte del alma. Una de las formas de crear un Horrocrux puede ser asesinar a alguien mediante el maleficio asesino Avada Kedavra y luego formular un hechizo. Por este motivo, los Horrocruxes son un tema de enorme tabú en el mundo mágico, estando prácticamente prohibida su mención. El primero en crear un Horrocrux fue Herpo el Loco, quien es considerado el primer mago tenebroso de la historia. Estos objetos pertenecen a la rama de la magia más oscura y secreta, ya que logran que, aunque se destruya el cuerpo de la persona, esta no muera, debido a que una parte de su alma sigue intacta. Lord Voldemort descubrió esto a la edad de dieciséis años, y desde entonces, estuvo decidido a crear no solo uno, sino siete Horrocruxes, dividiendo su alma en siete partes para asegurarse la inmortalidad, el séptimo y último hecho por Voldemort fue Harry Potter. Este horrocrux fue creado al rebotarle la maldición Avada Kedavra que le había lanzado a Harry con la intención de matarlo, sin embargo Voldemort nunca supo que creó este horrocrux. De este modo, con tan alto número de horrocruxes, consiguió sobrevivir. En el sexto libro, Harry Potter y el misterio del príncipe, Harry es informado de todo esto por Albus Dumbledore y Horace Slughorn. Se descubre entonces que, para destruir finalmente a Voldemort, primero hay que destruir los Horrocruxes.

La etimología de su nombre en inglés, Horrocrux, proviene de "Hor" que es una abreviatura de "Horreum" (almacén), y que como prefijo puede relacionarse con palabras como "horrible"; y "crux" que puede estar relacionado con la palabra latina "crucis" (dolor). También "crux" puede traducirse como "quid" (como en "el quid de la cuestión.") Por lo que da una idea de "almacén de dolor" o un "almacén de lo esencial."

Mientras un Horrocrux permanezca intacto, el fragmento de alma contenido en este puede introducirse dentro de cualquier persona con la que pueda crear un vínculo emocional. Cuando Ginny escribía en el diario de Riddle y este le respondía, se fue ganando su confianza y haciendo que dependiera cada vez más de él, lo bastante como para poder poseerla y hacer que abriera la Cámara de los Secretos.

Los Horrocruxes poseen una protección mágica contra cualquier daño que puedan producir los objetos mágicos y no mágicos normales. Para destruir un Horrocrux hay que dañarlo de tal forma que ni siquiera la magia pueda repararlo, tal como lo es el veneno de un basilisco (cuyo único antídoto son las lágrimas de fénix), el Fuego Demoníaco (Fiendfyre), un fuego imposible de extinguir, o, en el caso de un ser vivo, la maldición asesina (Avada Kedavra). La espada de Godric Gryffindor no tenía la capacidad de destruir Horrocruxes, lo que los destruía era el veneno de basilisco que había absorbido (la espada de Gryffindor al estar hecha de plata de duendes absorbe todo lo que la fortalece y repele lo que la debilita)

La única manera de hacer que el fragmento del alma de un Horrocrux vuelva al cuerpo del mago es arrepintiéndose de lo hecho, pero causa un horrible dolor.

En los libros, Voldemort posee un total de siete Horrocruxes.

Horrocrux Creado con el asesinato de... Escondido en... Destruido por... Destruido usando... Observaciones
El anillo de Marvolo Gaunt/Piedra de la Resurrección Tom Riddle (Padre) La cabaña de los Gaunt Albus Dumbledore La espada de Godric Gryffindor Voldemort creó este horrocrux sin saber que la piedra del anillo era la Piedra de la Resurrección, la segunda de las tres Reliquias de la Muerte.
El diario de Tom Riddle Myrtle la llorona La mansión de los Malfoy Harry Potter Colmillo de basilisco Lucius Malfoy, que ignoraba que el diario era un horrocrux, lo escondió entre las cosas de Ginny Weasley para que ella reabriera la Cámara de los Secretos.
Guardapelo de Salazar Slytherin Un vagabundo muggle Cueva con un lago lleno de Inferi Ron Weasley La espada de Godric Gryffindor Robado a Hepzibah Smith junto con la copa de Helga Hufflepuff. Recuperado originalmente de la cueva por Regulus Arcturus Black y Kreacher.
La copa de Helga Hufflepuff Hepzibah Smith Banco Gringotts, en la bóveda de la familia Lestrange Hermione Granger Colmillo de basilisco Fue robada a Hepzibah Smith, junto con el relicario de Salazar Slytherin.
La Diadema de Rowena Ravenclaw Un campesino albanés Sala de los Menesteres Harry Potter Fuego Demoníaco/Colmillo de Basilisco. Cuando Crabbe prende la Sala Multipropósito, el fuego consume la diadema, y también a él mismo. Nota: En la película, es Goyle quien muere, ya que el actor de Crabbe fue detenido por cultivar drogas y su papel se suprimió. Además, en la película, Harry le clava un colmillo de Basilisco y segundos más tarde Ron la patea hacia el interior de la Sala Multipropósito y la destruye el Fuego Demoniaco, pero en el libro solo es destruida por el fuego anteriormente mencionado, ya que este contenía una sustancia que podía destruir horrocruxes.`
Nagini Bertha Jorkins Casa de los Riddle Neville Longbottom La espada de Godric Gryffindor Voldemort al quitar el encantamiento protector al creer que Harry Potter había muerto, permitió a Neville Longbottom aprovechar la oportunidad para matarla
Harry Potter Lily y James Potter/Voldemort La casa de los Dursley, Hogwarts, el cuartel de la Orden del Fénix Lord Voldemort La maldición asesina (Avada Kedavra) Voldemort quiso matar a Harry y la maldición asesina rebotó; la parte del alma de Voldemort que se desprendió se aferró al ser vivo que estaba más cerca: Harry Potter. Dumbledore creía que si Harry hubiera muerto, Voldemort habría usado su muerte para crear el úlimo horrocrux.Cuando Voldemort mata a Harry en el bosque, la parte del alma de Voldemort que estaba dentro de Harry es destruida, pero Harry no muere, ya que Voldemort utilizó la sangre de Harry para volver a tomar forma física, por lo que introdujo en su cuerpo parte del sacrificio de Lily. Por esto, según Dumbledore, mientras Harry siga vivo Voldemort no morirá. Pero la maldición asesina es tan fuerte que deja a Harry en un limbo entre la vida y la muerte, y Harry puede decidir si vuelve a la vida o si se va al mundo de los muertos.

Entre los Horrocruxes de Lord Voldemort, hay objetos de gran valor que en en el pasado pertenecieron a todos los fundadores de Hogwarts, aunque no hay casi ningún objeto pertenceciente a Godric Gryffindor (aunque se podría considerar al propio Harry Potter como un objeto de valor de Gryffindor), esto podría deberse a que él odiaba esa casa: Las únicas reliquias conocidas de Godric Gryffindor eran el Sombrero Seleccionador y la espada, y no tuvo acceso a ninguno de los dos; además esta última es todo lo opuesto a Slytherin.

Anillo de Sorvolo Gaunt[editar]

Tom Riddle crea su primer horrocrux usando un anillo que pertenecía a su abuelo materno, Sorvolo Gaunt, en el verano anterior a su sexto año en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, a la edad de dieciséis años. Riddle realiza el hechizo después de asesinar a su padre y sus abuelos paternos, a la vez de modificarle la memoria a Morfin Gaunt y los magos del Ministerio de Magia creyeran en esta falsa historia. J. K. Rowling presenta el anillo en el cuarto capítulo de El Príncipe Mestizo, cuando ya Albus Dumbledore lo había destruido; su importancia sería revelada más adelante.

En un recuerdo dentro del Pensadero, se revela que Riddle le había quitado el anillo de oro —que tiene una piedra negra con un símbolo mágico grabado (el escudo de armas de los Peverell)— a su tío Morfin Gaunt, a quien había inculpado por la muerte de su padre y sus abuelos alterando la memoria de su tío. Riddle usa el anillo mientras estudia en Hogwarts, pero finalmente lo oculta en la casa donde había vivido la familia Gaunt. Permanece oculto por años debajo de las tablas del piso, dentro de una caja de oro, protegido por varios encantamientos, hasta que Dumbledore lo descubre en las vacaciones de verano entre La Orden del Fénix y El misterio del príncipe. Dumbledore destruye el horrocrux con la espada de Godric Gryffindor, pero las maldiciones del anillo lo hieren mortalmente luego de haberse puesto el anillo en el dedo. Las heridas desfiguran su mano derecha y lo habrían matado rápidamente de no haber sido por la intervención de Severus Snape, quien disminuyó la velocidad de la maldición que aún seguía subiendo por la mano y brazo de Dumbledore. El anillo dañado se guarda por un tiempo en la oficina del director.

Antes de morir, Dumbledore esconde la piedra negra del anillo dentro de una Snitch dorada —que Harry había atrapado en su primer partido de Quidditch—, la cual cede a Harry en su testamento. Dumbledore se había enterado de que la piedra era, de hecho, la Piedra de la Resurrección, una de las tres Reliquias de la Muerte. Por eso se había puesto el anillo: Esperaba poder activarlo y pedir disculpas a su familia, que llevaba mucho tiempo muerta, pero olvidando que era también un horrocrux en ese momento, y que por ende, debía estar protegido por encantamientos destructivos. Voldemort ignoró por el resto de su vida los poderes mágicos de la piedra.

Esta piedra no vuelve a ser vista hasta el final del séptimo libro cuando Harry, poco antes de entregarse voluntariamente a Lord Voldemort en el bosque prohibido, decide sacarla de la Snitch Dorada. Harry utiliza la piedra para traer de regreso a su padrino Sirius Black, a su ex-profesor de defensa contra las artes oscuras Remus Lupin, y a sus padres, Lily y James Potter, poco antes de entregarse al señor tenebroso. Harry deja caer la piedra en algún lugar del bosque aparentemente muy cerca del claro donde una vez fue atacado por los hijos de la acromántula Aragog.

Diario de Tom Riddle[editar]

Tom Riddle utilizó su diario para crear el segundo de sus horrocrux durante su sexto año en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Realizó el hechizo para crearlo luego de asesinar —usando el basilisco— a Myrtle la llorona, su compañera de clases. El diario se presenta en el segundo capítulo de La Cámara Secreta y es destruido por Harry Potter en el clímax del mismo libro.

Antes de su caída, Voldemort le había confiado el peligroso libro al Mortífago Lucius Malfoy, quien años después se lo pasó a Ginny Weasley, escondiéndolo furtivamente dentro de su libro de Transformaciones, a fin de desacreditar a su padre, Arthur Weasley, y a Dumbledore.

Harry Potter y Ron Weasley encuentran el diario en el baño de Myrtle la llorona, luego de que Ginny se deshiciera de él. A pesar de la inicial incredulidad de Ron, Harry está convencido de que el diario, con sus páginas aparentemente en blanco, no es todo lo que parece. Más tarde, Harry descubre que si uno escribe en el diario, Tom Marvolo Riddle, un estudiante de Hogwarts hace cincuenta años, responde al mismo.

El fragmento de alma de Tom Riddle tomó posesión de Ginny y la usó para abrir la Cámara de los Secretos. Al final del segundo libro, Harry salvó a Ginny y destruyó el diario clavándole un colmillo venenoso del basilisco; de esta manera, el diario fue el primer horrocux en ser destruido. Harry le cuenta luego a Dumbledore cómo se había comportado el diario de Tom Riddle, y esto hace reflexionar al director, que comienza a creer que Voldemort no creó uno sino varios horrocruxes, es decir, que tenía otros como respaldo:

Verás, aunque no vi al Riddle que salió del diario, lo que tú me describiste era un fenómeno que yo jamás había presenciado. ¿Un simple recuerdo que actuaba y pensaba de forma autónoma? ¿Un simple recuerdo que ponía en peligro la vida de la niña en cuyas manos había caído? No, yo estaba casi seguro de que dentro de ese libro vivía algo mucho más siniestro: un fragmento de alma. El diario era un Horrocrux. Y esa certeza resolvía muchas cuestiones, pero planteaba otras. Lo que más me intrigaba y alarmaba era que ese diario había sido pensado como arma, y no solo como salvaguarda.

Albus Dumbledore [1]

Sin el conocimiento de Harry y sus amigos (al principio), Tom Riddle creció para convertirse finalmente en el malvado Lord Voldemort. Cincuenta años atrás, Riddle abrió la Cámara Secreta, y culpó a Hagrid de los ataques. Como no era seguro volver a abrir la Cámara con Albus Dumbledore vigilándolo, Riddle creó el diario, sellando en él una parte de su persona a los dieciséis años.

Para J. K. Rowling un diario es un objeto demasiado aterrador. En una entrevista dijo: "Uno se ve tentado, en especial una niña joven, a abrir su corazón, a desahogarse en el diario". La hermana más joven de Rowling, Diane, era propensa a hacer eso, y su gran temor era que alguien leyera su diario. Esto le dio a Rowling la idea de un diario que se volviera en contra de su confidente.[2] Cuando le preguntaron qué habría pasado si Ginny hubiera muerto y Riddle hubiera podido escapar, Rowling no dio una respuesta concreta, pero reveló que "habría fortalecido al Voldemort presente de manera considerable".[3]

Guardapelo de Salazar Slytherin[editar]

Su tercer Horrocrux fue el Relicario de Slytherin. Seleccionó este objeto por dos razones: tenía un gran valor ya que le perteneció al mismísimo Salazar Slytherin y porque él pensaba que le pertenecía ya que el Relicario y el anillo estuvieron en su familia por generaciones.

Originalmente perteneció a la familia Gaunt. Luego de que su padre y su hermano fueron llevados a Azkaban, Mérope Gaunt, madre de Lord Voldemort, se lo llevó consigo junto a su padre muggle Tom Ryddle (quien estaba bajo los efectos de un filtro de amor). Luego ella decide terminar de darle el filtro, él la deja y también deja a su hijo, a punto de nacer, por lo cual termina de caer en desgracia. Todavía embarazada, se lo vendió a Caractacus Burke para obtener un poco de dinero para sobrevivir. Hepzibah Smith lo compró por una fuerte cantidad de dinero en Borgin y Burke. Años después fue robado por Voldemort en la misma visita en la que robó la Copa de Helga Hufflepuff. Lo ocultó en una cueva lejana, bajo la protección de cientos de Inferi, y múltiples hechizos, como una puerta de entrada a la cueva que solo se abre con sangre, y una barca que solo permite pasar a un mago adulto, además para recuperarlo se debía vaciar el contenedor donde se encontraba sumergido el relicario, y para esto no había otra forma más que tomar dicha poción. Kreacher, el elfo doméstico de la familia Black, fue el primero en beber la poción, para que Lord Voldemort escondiera el relicario. Más tarde, Regulus Black robó el relicario original y lo reemplazó por uno falso. El último en beber la dañina poción fue Albus Dumbledore, quien en su búsqueda de los Horrocruxes, decidió tomarla, solo para que luego Harry Potter se diera cuenta que no habían obtenido el original. El verdadero relicario, estuvo en la casa de los Black a manos de Kreacher, quien por muchos años fracasó en su intento por destruirlo (como le había indicado su amo Regulus Black), hasta que, tras la muerte de Sirius Black, Mundungus Fletcher lo robó, al igual que otras posesiones de los Black, para venderlo con fines netamente comerciales.

A su vez, Fletcher fue chantajeado por Dolores Umbridge cuando se encontraba vendiendo parte de su botín, por lo que tiene que darle el relicario a cambio de su silencio, y es Umbridge la última persona que lo posee antes de que Harry, Ron y Hermione se lo quiten en su incursión al Ministerio de Magia en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

Fue destruido por Ron Weasley en el bosque de Dean, donde Harry lo abrió hablándole en lengua pársel; el relicario se abrió y torturó mentalmente a Ron con las imágenes de unos falsos Harry y Hermione. Luego este finalmente lo destruye utilizando la Espada de Godric Gryffindor.

No obstante, es probable que este haya aparecido antes, en el quinto libro, en la casa de los Black. Cuando están haciendo limpieza, mencionan objetos encontrados, entre ellos un "enorme relicario que nadie pudo abrir". Como se conoce en el séptimo libro, el relicario si estuvo en la casa de los Black antes de que lo robaran. Por eso, es probable que lo que hayan visto era un horrocrux.

Copa de Helga Hufflepuff[editar]

Tom Riddle usó una copa que había pertenecido a Helga Hufflepuff, fundadora de Hogwarts, para crear su cuarto Horrocrux. Realizó el hechizo luego de asesinar a Hepzibah Smith envenenándola. La copa se presenta en el capítulo veinte de El Príncipe Mestizo y es destruida por Hermione Granger en el capítulo 31 de Las Reliquias de la Muerte.

Hepzibah Smith era una descendiente lejana de Helga Hufflepuff. Voldemort conoce de su existencia en una de las visitas de trabajo que hacía a esa anciana señora de parte del dueño de la tienda Borgin y Burke. Tom Riddle asesinó a Smith, le robó la copa, y luego inculpó a Hokey, la elfina doméstica de Smith, por el crimen. Voldemort le confió la copa a Bellatrix Lestrange, quien la mantuvo protegida en la bóveda familiar en el banco Gringotts, donde Harry creyó que el otrora desposeído Voldemort siempre habría codiciado una conexión. Allí la Copa estaba protegida mediante los hechizos Geminio (que hace que al simple toque de una mano humana se creen muchas réplicas del objeto), y Flagrate (que torna al rojo vivo el objeto en cuestión).

Harry, Ron y Hermione roban la copa del banco; Hermione luego la destruye con uno de los colmillos de los restos del basilisco que seguían en la Cámara de los Secretos.

Diadema de Rowena Ravenclaw[editar]

Su quinto Horrocrux fue la diadema. Tardó 10 años en encontrarla, en un árbol hueco de los bosques de Albania. Esa ubicación se la dijo La Dama Gris (fantasma de Ravenclaw), la hija de Rowena, ya que le parecía apuesto y convincente. Este objeto fue utilizado porque tenía un gran significado para todos los que conociesen la historia de los Ravenclaw.

Esta pertenecía a la fundadora de dicha casa, Rowena Ravenclaw. Se dice que dicha diadema o 'tiara' representaba la enorme inteligencia que guardaba esta poderosa hechicera. Es un tocado o tiara entrelazado, con unas prominentes alitas a los lados. La primera vez que Harry logra verla, sin tener idea de lo que estaba viendo, es en la Sala de los Menesteres en sexto libro, mientras busca desesperadamente un lugar donde guardar el libro de Pociones que en un principio perteneció a Severus Snape. Se describe como un tocado que está sobre la cabeza de una estatua en la parte más alta de una pila de libros sobre un armario entre el revoltijo que se encuentra dentro del cuarto. Al principio Harry no le da importancia hasta que se entera de que es un Horrocrux, al no saber que tipo de objeto es y simplemente conjeturar que se trata de un objeto relacionado con la casa Ravenclaw, Harry irrumpe con ayuda de Luna Lovegood en la sala común de Ravenclaw para encontrarse con un busto de la misma hechicera con la tiara sobre su cabeza. Al ver que no puede sacar información de ninguno de los actualmente vivos miembros de Ravenclaw, Harry deduce que debe ir a la fuente directa con alguno de los fantasmas de Hogwarts ya que ha estado ahí desde siempre. Al preguntar a su amigo cercano Nick CasiDecapitado (Sir Nicholas de Mimsy Porpington), este le recomienda ir con la Dama Gris (fantasma de Ravenclaw) quien en realidad se llama Helena Ravenclaw y en vida fue hija de la fundadora de dicha casa. Al hablar con él confiesa que robó a su madre la tiara pues estaba celosa de su inteligencia y ya que la diadema contenía dicha virtud, ella la codiciaba. Al fin, confiesa a Harry que aún en vida la escondía en un bosque de Albania y que solo alguien más hacía muchos años había preguntado por ella. Un joven Lord Voldemort (Tom Riddle) que en busca de pertenencias de los 4 fundadores de las casas, buscaba convertirla en un Horrocrux.

Fue destruida por el Fuego Diabólico conjurado por Vincent Crabbe dentro de la Sala de los Menesteres durante la Batalla de Hogwarts. Un Horrocrux solo puede ser destruido por ciertos conjuros, como el fuego diabólico, y ciertos objetos, como la espada de Godric Gryffindor, hecha por duendes y fortalecida por el veneno de Basilisco ya que solo se impregna de aquello que le da fuerza. Crabbe muere bajo la acción de su propio hechizo.

Nagini[editar]

Su sexto Horrocrux, aunque Voldemort pensara que era su último, fue su compañera serpiente, Nagini. A pesar de ser consciente de que no era recomendable hacer el hechizo con animales, lo hizo igual ya que él quería tener seis Horrocruxes y porque la serpiente le fue muy fiel en su momento de debilidad.

La serpiente de Lord Voldemort fue convertida en Horrocrux con el asesinato de Bertha Jorkins, trabajadora en el Ministerio de Magia en Departamento de Juegos Mágicos y Deportes. Tenía reputación de ser algo tonta, tanto de modo que cuando ella desapareció durante las vacaciones de verano en Albania antes del Torneo de los 3 Magos, la mayoría de la gente asumió que simplemente había perdido de vista el tiempo y aparecería en una semana o dos. En algún punto antes de aquel profético verano de 1994, Bertha había ido a la residencia del señor Crouch con algún trabajo para Barty Crouch. Mientras estaba allí, había visto a Barty Crouch Junior y comprendido al menos la parte de la verdad: que el muchacho se había escapado de Azkaban y estaba siendo ocultado en la casa. El señor Crouch le había echado un fuerte hechizo desmemorizante para hacerla olvidar lo que había visto. Esto hizo que ella fuera tan olvidadiza. Durante sus vacaciones en Albania, Bertha simplemente no perdió la pista de tiempo y lugar. Primero visitó a un primo segundo y desapareció cuando se proponía visitar a su tía. La verdad es que ella se había encontrado a Peter Pettigrew en una posada y él la había conducido a Voldemort. El Señor Tenebroso (así llamado por sus seguidores) había usado magia poderosa para romper el hechizo desmemorizante de Bertha y así descubrió los proyectos para el Torneo de los 3 Magos y el hecho de que su fiel criado Barty Crouch junior estaba todavía vivo. La magia que Voldemort usó para extraer esta información de Bertha, era tan poderosa e invasiva que ella quedo "dañada". Entonces él mató a Bertha Jorkins, convirtiendo su asesinato a Nagini en un horrocrux.

En Las Reliquias de la Muerte, Voldemort, al darse cuenta que sus demás Horrocruxes habían sido destruidos, colocó a Nagini bajo la protección de un encantamiento que encerraba a la serpiente en una esfera mágica.

Esa protección fue quitada por el mismo Voldemort al creer que Harry Potter había muerto, y Neville Longbottom aprovechó esa oportunidad para matarla con la espada de Godric Gryffindor, bajo las órdenes de Harry.

Harry James Potter[editar]

Su séptimo Horrocrux fue Harry James Potter. Fue completamente accidental, ya que cuando fue a asesinar a él y a sus padres, le hizo la maldición asesina y le rebotó contra él, lo que hizo que un trozo del alma de Voldemort se desprendiera dentro de Harry, ni siquiera él supo que Harry pasó a ser un Horrocrux. Era gracias a que llevaba un fragmento del alma de Voldemort que Potter podía hablar parsel, y a esta situación aludía la profecía sobre que "ninguno de los dos podrá morir mientras el otro siga con vida". Se puede decir que las muertes que permitieron hacer este hechizo fueron las de James Potter y Lily Evans. Así sin siquiera saberlo, Voldemort pudo cumplir con su deseo de tener un Horrocrux con algo de gran importancia de cada una de la casas de Hogwarts.

Harry se entera de que dentro de él reside un fragmento del alma de Voldemort cuando explora los pensamientos finales de Snape, en los cuales Dumbledore le había dado a conocer al profesor esa revelación. El Horrocrux fue destruido por el mismo Voldemort cuando le lanzó el maleficio "Avada Kedavra" pensando que así mataría a Harry Potter.

Las Reliquias de la Muerte[editar]

Las Reliquias de la Muerte son tres objetos poderosos que pertenecieron a tres hermanos magos, los Peverell. Aunque los construyeron con su magia y conocimientos, el tiempo ha convertido en leyenda su hazaña, transformando su historia en un cuento popular con diferentes versiones. La Historia de los Tres Hermanos, de Beedle el Bardo, es considerada la original.

Los Tres Hermanos existieron realmente, aunque se desconocen las fechas exactas. El mayor se llamaba Antioch, el mediano Cadmus y el menor Ignotus.

Cada uno de ellos construyó su propia reliquia, aunque la Muerte no participó, al contrario de como narra la leyenda. Sus objetos serían traspasados de generación en generación o por otros motivos como duelos o robos.

Los linajes de dos de los Tres Hermanos se han conservado durante siglos: Lord Voldemort fue el último descendiente de Cadmus. Marvolo Gaunt guardaba el anillo de los Peverell, con la Piedra de la Resurrección incrustada en este. Sin embargo, ni él ni su nieto Voldemort conocían la historia de las Reliquias y este último usó el objeto como Horrocrux. Más tarde la ocultaría en la cabaña de los Gaunt.

Los Potter son también descendientes del tercer Hermano, Ignotus. Su tumba se encuentra en el cementerio del Valle de Godric y el nombre es casi ilegible. El símbolo de las Reliquias de la Muerte aparece esculpido en la piedra. Algunos magos y brujas se han obsesionado con encontrar las Reliquias de la Muerte: ese fue el caso de dos jóvenes Dumbledore y Grindelwald. Otros también conocen su historia, como Xenophilius Lovegood (el padre de Luna Lovegood).

Reliquias[editar]

Símbolo de las Reliquias de la Muerte; son tres y son representadas con el símbolo de un triángulo(que representa la capa de la invisibilidad) con un círculo(que representa la piedra de la resurrección) y una línea en el interior(que representa la varita de sauco).

Son tres y son representadas con el símbolo de un triángulo con un círculo y una línea en el interior. Algunos magos, como Viktor Krum, creen que este símbolo perteneció exclusivamente a Gellert Grindelwald. Aquel que consiga reunirlas todas, se convierte en el Maestro, vencedor de la Muerte. Las reliquias tienen varias características comunes que las hacen especiales, aparte de los poderes propios de cada una. En primer lugar, sus características permanecen inalteradas con el paso del tiempo (la capa de la invisibilidad, al contrario que las demás, mantiene su invisibilidad eternamente). En segundo lugar, no pueden ser destruidas; como mucho dañadas, y aun para eso se necesita un poder extraordinario (cuando Dumbledore golpeó la Piedra de la Resurrección que Voldemort había convertido en un Horrocrux, eliminó el fragmento de alma que contenía, pero la Piedra quedó sin más daño que una hendidura en el centro). Por último, una reliquia solo reconoce a un amo, al que nunca abandona a menos que este se desprenda voluntariamente de ella (cuando un mortífago intentó quitarle la capa invisible a Harry mediante un encantamiento convocador, el encantamiento no funcionó), siendo el único que puede utilizar plenamente sus poderes (Voldemort no era el verdadero dueño de la Varita de Sáuco, razón por la cual solo podía utilizarla como una varita normal, mientras que Harry sí pudo usar sus poderes especiales para reparar la suya propia) y el único contra el que no se pueden utilizar (cuando Voldemort intentó matar a Harry con la Varita de Sáuco, esta se volvió en su contra, matándolo a él en lugar de a Harry).

La Varita de Saúco[editar]

Según uno de Los Cuentos de Beedle el Bardo, esta varita se la obsequió la muerte a Antioch Peverell, al pedirle una varita más poderosa que cualquiera que existiera, una varita que le hiciera ganar todos sus duelos, en fin ¡Una varita digna de alguien que había vencido a la Muerte!. El poseedor de la varita debe tomarla del anterior dueño, o de lo contrario funciona como cualquier otra varita. El maestro de varitas Gregorovitch consiguió la Varita de Saúco y presumió de ello durante un tiempo. Para su desgracia, el joven Gellert Grindelwald se la robó y se aprovechó de la varita para ascender y convertirse en un mago tenebroso. Sin embargo, Albus Dumbledore, viejo amigo de este, lo derrotó en un duelo en 1945, y así él se quedó con la varita hasta su muerte. Dumbledore intentó que el poder de la varita se perdiera tras su muerte al planear esta junto a Severus Snape quien mató a Dumbledore en la torre de Astronomía, pero al ser desarmado minutos antes por Draco Malfoy, este se convirtió en el nuevo poseedor legítimo, a pesar que de la Varita de Saúco seguía oculta en la tumba de Albus Dumbledore. Cuando Harry le quitó a Draco su varita en la Mansión de los Malfoy, pasó a ser el último de los poseedores de la Varita de Saúco. Lord Voldemort abrió la tumba de Albus Dumbledore y consiguió la varita. Sin embargo, no consiguió los poderes deseados ya que no era su auténtico dueño. Mató a Snape creyendo que así obtendría los poderes de la varita, pero tampoco lo logró. En el duelo final entre Harry y Voldemort, la varita pasa finalmente a las manos de su dueño, Harry Potter. Harry luego de que todo ha terminado, decide poner la varita de vuelta en la tumba de Dumbledore, porque no tiene ningún interés en quedársela ya que dice que causa muchos problemas, solamente la usa para reparar su propia varita, y como Harry fue su último propietario (y nadie excepto Hermione, Ron y Dumbledore lo supo) cuando él se muera la varita perderá sus poderes pasando a ser una varita normal.

En la versión cinematográfica de Harry Potter y las reliquias de la Muerte parte 2, Harry, en vez de dejar la Varita de Sauco en la tumba de Albus Dumbledore, la parte en dos y la arroja al abismo que queda en Hogwarts despúes de la Gran Batalla, perdiéndola para siempre.

Según J.K. Rowling la varita tiene un pelo de thestral como nucleo.

La Piedra de la Resurrección[editar]

La Piedra de la Resurrección, fue la Reliquia que más obsesionó a Albus Dumbledore en su juventud. Ha pasado de generación en generación entre los descendientes de Cadmus Peverell. El segundo de los Tres Hermanos la empleó para recuperar a una joven pretendiente que murió antes de que pudiesen casarse, aunque regresó triste y fría y él acabó enloquecido y suicidándose para estar junto a ella en el más allá, porque realmente la piedra no puede resucitar a los muertos en el sentido de devolverles la vida, sino en el de devolver sus almas al mundo, como si fueran fantasmas, pero no con una forma sólida y corpórea, igual que si estuvieran vivos. En algún momento, la piedra se incrustó en un anillo. El anillo llegó hasta Marvolo Gaunt (Sorvolo Gaunt en algunas versiones en español), quien creía que el dibujo de la piedra era el escudo de los Peverell. Fue robado más tarde por su nieto Tom Riddle (o Tom Ryddle), transformándolo en un Horrocrux y ocultándolo entre las ruinas de la casa de los Gaunt.

Albus Dumbledore destruyó el Horrocrux, pero en un intento de ver a su familia se puso el anillo y le afectó una terrible maldición que no le dejaría más que un año de vida. Gracias a la intervención de Severus Snape, pudo controlar la maldición, pero no neutralizar el efecto letal de la misma. Más tarde pasó la piedra a Harry, oculto en la Snitch Dorada que capturó en su primer partido de quidditch en Hogwarts. Harry utilizó la Piedra de la Resurrección para que le acompañasen sus padres, su padrino Sirius Black y Remus Lupin antes de entregarse a Lord Voldemort. Cuando perdió la piedra entre los árboles, decidió no regresar a buscarla, deseando que desapareciese para siempre.

Según Los Cuentos de Beedle el Bardo, la piedra de la resurrección se la regaló la muerte al segundo hermano con una piedra del río que estaban intentando cruzar (la muerte se les atravesó en el medio del puente que construyeron los tres hermanos), prometiéndole que esta podría regresar a la vida a seres amados.

La Capa de la Invisibilidad[editar]

Esta capa es capaz de hacerse y hacer invisible a quien se la ponga, sin embargo, la capa no es invisible cuando no se está utilizando. Perteneció originalmente a Ignotus Peverell, y fue entregada a sus descendientes de generación en generación, hasta llegar a James Potter. Esta Capa de Invisibilidad se distingue de las demás en que nunca deja de funcionar, protege siempre a su amo. Albus Dumbledore se la pidió prestada a James Potter poco antes de que el matrimonio fuera asesinado, con la intención de descubrir si era una reliquia. Más tarde, el anciano se la devolvió al legítimo heredero, Harry Potter, quien la ha conservado hasta los últimos días.

Aunque básicamente funcione igual que las otras capas invisibles, hay varias razones que la distinguen del resto: para empezar, las capas invisibles se tejen con pelo de Demiguise, un animal capaz de hacerse invisible, pero el efecto se va perdiendo con el tiempo, y terminan por volverse opacas, mientras que la Capa de la Invisibilidad conserva su invisibilidad eternamente, por lo que no se puede saber a ciencia cierta si es que está hecha de otro material o ha sido hechizada de alguna forma. Además, al igual que las otras reliquias, no puede ser dañada de ningún modo, y es imposible arrebatársela a su amo a la fuerza (por ejemplo, con un encantamiento convocador).

Según Los Cuentos de Beedle el Bardo, esta capa se la regaló la muerte al menor de los tres hermanos (Ignotus Peverell) ya que este le pidió algo que le sirviera para escapar de ella.

Otros[editar]

Monedero de Piel de Moke[editar]

Es un pequeño monedero que tiene grandes capacidades de almacenaje. Rubeus Hagrid, el guardabosques, se lo regala a Harry en su cumpleaños de 17, cuando por fin supera la mayoría de edad. El monedero tiene la capacidad de almacenar cosas que su dueño pone dentro de él, y que solo él puede sacarlas de ahí adentro. En Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte, Harry se lleva el monedero en su viaje en busca de los Horrocruxes, guarda en él un trozo de uno de los espejos que le regaló su padrino, Sirius Black, lo que quedó de su varita mágica después de que Hermione la rompiera accidentalmente en Valle de Gódric, el Mapa del Merodeador, la Snitch Dorada y, en algunas ocasiones, el guardapelo de Slytherin (el Horrocrux).

Varita mágica[editar]

Es el instrumento esencial de todo mago. Las varitas mágicas contienen dentro de si una esencia que es la que permite que lancen el encantamiento, hechizo o maldición. Hay tres esencias que se utilizan para crear las varitas en los libros de Harry Potter: el nervio de corazón de dragón, el pelos de unicornio y la de pluma de fénix. También se conoce el pelo de una Veela, como dijo Fleur Delacour en el libro 4. El mejor vendedor de varitas de Inglaterra es Ollivander, el cual le vendió a Harry Potter y a casi todos los magos sus varitas. La varita de Voldemort y de Harry tienen una conexión por provenir de la cola de un mismo fénix: Fawkes, el fénix de Albus Dumbledore. Otro fabricante de varitas mencionado, es Gregorovich, quien fabricó también la varita de Viktor Krum. Este es buscado por Voldemort, porque hacía años que corría el rumor de que él era el poseedor de la Varita de Saúco, Vara Letal, Varita del destino o Vara de la Muerte. Cuando este le confiesa que se la habían robado, Voldemort le quita el recuerdo, donde un niño rubio-grindelwald-se escapaba por la ventana robándosela, y luego lo mata.

Traslador[editar]

Es un objeto mágico con el que puedes transportarte a cualquier lugar. Los que quieran trasladarse deben simplemente tocar el objeto. Puede ser cualquier cosa pero normalmente son objetos insignificantes, es decir, basura, para que los muggles (gente no mágica) no los toquen. Para crear un traslador se usa el hechizo "Portus". Harry utiliza su primer traslador para dirigirse al mundial de quidditch en Harry Potter y el cáliz de fuego, el cual era una bota vieja y sucia en una colina del pueblo St. Ottery Catchpole.El segundo traslador que utilizo fue "La copa de los tres magos " que lo llevo al cementerio donde renacería "Lord Voldemort".El tercer traslador que usa es una cabeza de estatua, la cual es creada por Dumbledore para llevarlo a su despacho, mientras le explica al ministro de magia, Cornelius Fudge, la verdad del regreso de Lord Voldemort.

Capa Invisible[editar]

Es una capa que puede albergar dentro a varias personas, que al cubrirse con ella, se hace totalmente invisible al ojo humano.

Las capas invisibles por lo general se hacen con piel de Demiguise, un raro animal procedente de extremo oriente que tiene la habilidad de hacerse invisible cuando se siente amenazado. En la simbología rúnica esa habilidad representa al número cero.

Dumbledore le entrega una a Harry en el primer curso como regalo de Navidad. Había pertenecido a su padre fallecido, pero al ser esta una de las tres Reliquias de la Muerte y no una capa invisible común, conserva sus propiedades a través de los siglos, al contrario de las otras que se desgastan con el tiempo.

Ajedrez mágico[editar]

El Ajedrez mágico es un juego de mesa inventado por la escritora J. K. Rowling en su saga de libros de Harry Potter. Es muy parecido al ajedrez normal, lo único que cambia es que las piezas se mueven solas (cobran vida como seres vivos miniatura) y cuando "vences" a una pieza enemiga se destruye literalmente (esto último solo en las películas; en los libros se limitan a pelearse). En los libros se menciona además que son capaces de hablar y darle consejos al jugador (sobre todo cuando perciben que este no sabe jugar, como le pasa a Harry en sus partidas en el primer libro). Esta característica desaparece misteriosamente tras la aparición de la película, cambiándose el modelo de ajedrez de los libros por el de la película.

Sombrero Seleccionador[editar]

Este puntiagudo sombrero tiene más de diez siglos de antigüedad, y un aspecto algo sucio, con muchos remiendos. Perteneció a Godric Gryffindor, y desde la fundación de Hogwarts ha tenido la misión de determinar a cuál de las cuatro casas - Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw o Slytherin - debe pertenecer un nuevo estudiante. La Ceremonia de Selección se celebra al inicio del banquete de comienzo de año, en el Gran Comedor de Hogwarts. Antes de la selección, el sombrero, que tiene una rasgadura similar a una boca ancha, canta una canción que él mismo compone. A continuación los alumnos de primer año van pasando alfabéticamente y se les coloca el sombrero en la cabeza. Tras unos momentos de deliberación, en los que puede también leer el pensamiento del alumno, anuncia su elección. En Harry Potter y la cámara secreta juega un papel muy importante, ya que Fawkes le lleva a Harry Potter la Espada de Gryffindor escondida en el sombrero. La espada en el sombrero quiere decir lealtad a Gryffindor, quien saque la espada del sombrero demuestra su alta lealtad como en Harry Potter y la cámara secreta. En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Lord Voldemort se lo coloca a la fuerza a Neville Longbottom y luego trata de incendiarlo estando todavía en su cabeza. De alguna forma logra escapar del hechizo, para luego encontrar la espada de Gryffindor escondida en el sombrero, y asesinar a Nagini, uno de los seis Horrocruxes creados por Voldemort.

Espada de Godric Gryffindor[editar]

Esta espada fue forjada por duendes para el mago Godric Gryffindor. Es una espada plateada con brillantes rubíes en la empuñadura, y tiene el nombre de su dueño grabado. Según Griphook, el forjador de la espada fue el duende Ragnuk I. Al estar hecha de plata de duendes, la espada absorbe cualquier cosa que la fortalece, y "repele la mugre". Por su aspecto en las películas es igual a una espada ceremonial de Napoleon Bonaparte

La espada aparece por primera vez en Harry Potter y la Cámara Secreta. Fawkes, el fénix de Dumbledore le arroja el Sombrero Seleccionador. La espada aparece en el sombrero, y Harry la usa para combatir al basilisco. Al clavar la espada en la mandíbula de la bestia, absorbe su veneno, ganando la habilidad de destruir Horrocruxes.

Posteriormente, fue usada por Albus Dumbledore para destruir el Horrocrux en el Anillo de los Gaunt. Tras su muerte, se la dejó en su testamento a Harry, pero fue confiscada por el Ministerio. Sin embargo, previendo esto, Dumbledore había dejado una réplica falsa en su oficina, e hizo que Snape dejara la verdadera en un escondite dentro de un armario en la oficina, para luego llevarla a un lago congelado, pues Harry debía recuperarla. Eventualmente, Snape usó su Patronus para guiar a Harry hacia el lugar donde estaba la espada. Harry casi muere ahogado, pero es salvado por Ron, quien usa inmediatamente la espada para destruir el Relicario de Slytherin.

La espada eventualmente fue robada por Griphook durante el ataque a Gringotts para recuperar la Copa de Helga Hufflepuff. Sin embargo, durante el clímax de la Batalla de Hogwarts, Neville Longbottom consigue sacarla del sombrero seleccionador, y la usa para decapitar a Nagini, destruyendo el último Horrocrux.

Giratiempo[editar]

El Giratiempo es un instrumento del Departamento de Misterios con el cual se puede hacer retroceder el tiempo tantas horas como vueltas le des a su pequeño reloj de arena. Es utilizado por Harry y Hermione en el tercer año para rescatar a Buckbeak y salvar a Sirius. Hermione lo devuelve al profesora McGonagall al final del tercer curso, pues decía que tenía demasiado trabajo y que había dejado Estudios Muggles. En el quinto año, tras la batalla en el Ministerio de Magia, la reserva de Giratiempos fue destruida y no se sabe si se repuso o no. Es un instrumento peligroso y solo se debe usar en situaciones que lo requieran.

Omniculares[editar]

Prismáticos peculiares que Harry regala a Ron Weasley y Hermione Granger en el Mundial de quidditch. Éstos son capaces de hacer el seguimiento a los jugadores, informando qué hacen y también siendo capaces de volver a mostrar una jugada.

Recordadora[editar]

Esfera de cristal que en su interior guarda un humo espeso. Si este humo se vuelve de color rojo es que su poseedor se olvida de algo. Neville Longbottom recibió uno de su abuela el primer año de Hogwarts, el único problema fue que no recordó lo que había olvidado.

Carta Vociferadora u Howler[editar]

Carta mágica mediante la cual el que la recibe puede escuchar la voz del remitente. Todos los Weasley las temen ya que Molly Weasley es muy propensa a mandarlas. Deben abrirse rápidamente, de lo contrario, se ponen a arder y estallan. Neville Longbottom recibió una de su abuela en Harry Potter y la piedra filosofal y Ron en Harry Potter y la cámara secreta por robar el auto. Petunia Dursley recibe una por parte de Dumbledore en Harry Potter y la Orden del Fénix.

Pluma a vuelapluma[editar]

Pluma con la que un mago puede redactar un texto sin tener que hacer tal trabajo manualmente ya que esta escribe sola en consonancia con lo que el poseedor de esta piense. Esto explica por que se ve que, en muchas ocasiones (sobre todo cuando la usa Rita Skeeter en el cuarto libro), lo que la pluma escribe no tiene nada que ver con lo que supuestamente se le está dictando.

Aparece por primera vez en la película Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Lo usa Cornelius Fudge cuando Harry llega al Caldero Chorreante.

En el cuarto libro de la saga, la utiliza Rita Skeeter para entrevistar a los participantes en el Torneo de los Tres Magos.

Finalmente, en el quinto libro Rita Skeeter usa la pluma para redactar la entrevista de Harry Potter sobre "El regreso de Lord Voldemort".

La piedra filosofal[editar]

Creada por el alquimista Nicolas Flamel, posee extraordinarios poderes: convierte en oro puro cualquier cosa que toque la piedra. Además, tiene la capacidad de curar enfermedades y otorgar la inmortalidad a quien la tenga en su poder. En el primer año de Harry en Hogwarts, Voldemort, con la ayuda de Quirrel, intenta apoderarse de ella para poder recuperar su cuerpo, pero Harry impide sus planes, matando al propio Quirrel en el acto. Flamel y su esposa Perenelle se dan cuenta que la piedra es un potencial peligro, por lo que deciden destruirla. Si bien al momento de destruirla poseen suficiente elixir de la vida como para vivir un determinado tiempo más, la destrucción de la piedra filosofal significa la muerte para ambos.

Mano de gloria[editar]

Adquirida por Draco Malfoy en Borgin y Burkes, su función es iluminar únicamente al portador de dicho artefacto.

Chivatoscopio[editar]

Especie de peonza que cuando detecta personas enemigas al dueño de este, se pone a girar y hacer ruido. Sin embargo, también tiende a hacerlo cuando alguien cerca de él realiza algo incorrecto o malo.

Desiluminador[editar]

Es un objeto similar a un encendedor con la capacidad de absorber y devolver las luces que lo rodean. En Harry Potter y la piedra filosofal, Dumbledore apagó las luces de Privet Drive para recibir a Harry de las manos de Hagrid. En Harry Potter y la Orden del Fénix, Alastor Moody apagó las luces de Grimmauld Place para acceder al cuartel general de la Orden del Fénix. Fue heredado en 1997 por Ron Weasley en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Este lo utilizó varias veces, incluyendo en la Mansión de los Malfoy. También demuestra la cualidad oculta de guiar, al poseedor de esta, hacia algo que sea demasiado necesario para el, siempre y cuando, ese algo exista y no sea usado para una acción egoísta o mala. En el séptimo libro guía a Ron hacia Harry y Hermione cuando se separa de ellos. El desiluminador es un objeto de la invención de Albus Dumbledore, según Rufus Scrimegeour le dice a Harry, Ron y Hermione cuando les da la herencia de Dumbledore.

Espejo de Oesed[editar]

Misterioso espejo de Hogwarts que muestra al que se refleja los más profundos deseos de su corazón. Cuando Ron se mira en el espejo, se ve tomando la copa de Quidditch siendo campeón ese año. En el séptimo libro le muestra a Harry a su difunto y querido director, lo cual provoca que llore o sienta lastima cada vez que lo ve. También es peligroso obsesionarse con el espejo ya que el espejo no da ni conocimiento ni verdad. Hay hombres que han enloquecido, al no saber si lo que muestra es real o al menos posible. Harry en él ve a sus padres en su primer curso en Hogwarts. Leído al revés se puede ver la palabra deseo.

Cáliz de fuego[editar]

Cáliz que selecciona a los aspirantes al Torneo de los Tres Magos. Comúnmente tiene llamas azules, pero a la hora seleccionar a un campeón, brotan llamas rojizas. Como el torneo de los tres magos causo muchas muertes en campeonatos anteriores, Dumbledore creo una linea de edad alrededor de este para que nadie menor de 17 años pudiera pasar a colocar su nombre en el caliz.

Pensadero[editar]

Se describe como una vasija de piedra poco profunda, con runas y otros símbolos alrededor del borde. Dentro de la vasija hay una luz plateada, de color blanco brillante, que se mueve sin cesar, se usa para ver recuerdos. Dumbledore tiene uno en su despacho, ya que como él mismo dijo: "Es muy útil para magos que tienen mucha información en su mente", Harry lo utiliza en repetidas ocasionas, para ver el juicio a Barty Crouch Jr. en Harry Potter y el Cáliz de Fuego, también lo utiliza para explorar el pasado de Voldemort en el sexto libro y para observar los recuerdos de Severus Snape en el último libro. El nombre "pensadero" fue inventado por el comediógrafo Aristófanes. Así es como llamaba a la escuela de Sócrates, en forma despectiva. Otras traducciones lo mencionan como "pensatorio".

Bolsito de cuentas de Hermione[editar]

Es un pequeño bolso adornado con cuentas que Hermione lleva consigo a todas partes a lo largo de Las Reliquias de la Muerte. Se trata de un objeto tan pequeño que en el libro se describe que es posible meterlo dentro de un calcetín. Su principal característica es que Hermione le echó un encantamiento aumentador, de modo que dentro se pueden guardar muchas mas cosas de las que aparentemente caben (existe un objeto similar en Thundercats). Es empleado para transportar todo el equipaje. Entre otras cosas, dentro guarda un par de tiendas de campaña, ropa de recambio, comida, muchos libros de consulta y pociones diversas. La mejor forma de encontrar algo dentro es meter la varita e invocar el objeto que se busca.

Quidditch[editar]

Quaffle[editar]

Una de las pelotas del quidditch, de color rojo(no vuela) y no completamente esférica, es la que sirve para anotar puntos de 10 en 10 introduciéndola por uno de los 3 aros del equipo contrario. De ella se encargan los cazadores, los que anotan, y los guardianes, los que detienen los tantos. Su diámetro es de treinta centímetros y medio (30.5cm)

Snitch[editar]

La pelota más importante, dorada, rápida y muy pequeña. Su captura marca el final del partido y supone 150 puntos para el equipo cuyo buscador logre atraparla. En su proceso de creación se les embruja de tal modo que recuerde de por vida quien fue el primero en tocarla lo que sirve para dirigir jugadas polemicas y al construirlas se utilizan guantes. Antes se usaban Snitgets Dorados (Pájaros muy rápidos del tamaño de una nuez grande).

También sirve para ocultar objetos dentro, como lo hizo Albus Dumbledore con la "piedra de la resurrección"

Bludger[editar]

Pelota muy dura hecha de hierro y negra que los golpeadores golpean para que no les de a los de su equipo y los demás jugadores tienen que esquivarla.

Bate[editar]

Palo de madera muy similar a los bates de Baseball muggle con los que los Golpeadores desvían las bludgers

Jugadores y Posiciones[editar]

Guardián[editar]

Es el encargado de cuidar los aros de gol de su equipo y parar los lanzamientos del equipo contrario, su posición son los aros de gol, el Guardián del equipo de Gryffindor era Oliver Wood (hasta Harry Potter y el Prisionero de Azkaban) y luego paso Ron Weasley a ser el Guardián (desde Harry Potter y la Orden del Fénix)

Cazadores[editar]

Hay tres en un equipo de Quidditch, su trabajo es pasarse la Quaffle y meterla en los aros del equipo contrario, en el área de los aros no puede haber mas de un Cazador o el gol será nulo y hasta pueden cantar falta, las Cazadoras del equipo de Gryffindor son:

  • Angelina Johnson
  • Katie Bell
  • Alicia Spinnet

Golpeadores[editar]

Son los encargados de desviar las bludgers de los jugadores de su equipo, los golpeadores del equipo de Gryffindor son Fred y George Weasley

Buscador[editar]

Es el jugador más importante del partido, ya que al capturar la Snitch gana 150 puntos para su equipo y el juego finaliza, el Buscador del equipo de Gryffindor es Harry Potter

Equipo de Quidditch de Gryffindor[editar]

Está conformado por Oliver Wood (Guardián), Angelina Johnson, Katie Bell, Alicia Spinnet (Cazadoras), Fred y George Weasley (Golpeadores) y Harry Potter (Buscador).

Golosinas del mundo mágico[editar]

Droobles[editar]

Chicle masticable, si haces bombas de chicle pueden alcanzar grandes tamaños y durar muchos dias y hasta semanas

Diablillos negros de pimiento[editar]

Despues de unas cuantas mordidas, escupes fuego y lanzas algunas llamaradas por la boca al tiempo que te sale un poco de humo por las orejas

Ratones helado[editar]

Helado que no se derrite facilmente en forma de raton hace que tu boca y tus diente empiezen a rechinar y casteañar, aunque realmente no sientas frio

Crema de menta en forma de sapo[editar]

Dulce en forma de sapo que salta en tu estomago una vez ingirido

Grageas de todos los sabores de Bertie Bott[editar]

Caramelos de todos los sabores existentes, de los más deliciosos a los más repugnantes. Fresa, nata, chocolate, moco, cerumen, vómito, callos, etc. En la vida real, la marca oficial de Harry Potter, lanzó al mercado unas grageas de diversos sabores ficticios como los antes mencionados, vomito, moco, etc., en honor a las grageas de la película.

Ranas de chocolate[editar]

Ranas de chocolate encantadas para que den un salto, incluyen un cromo de magos famosos como Dumbledore, Flamel, Merlín o Agrippa, hay veces que desaparecen durante un tiempo.

Sorbete de Límón (Santo y Seña)[editar]

Fue utilizado por Dumbledore como contraseña para su despacho, en la película Harry Potter y la cámara secreta, la contraseña es "sorbete de limón".

Plumas de azúcar[editar]

Los alumnos de Hogwarts las comen durante las clases ya que pasan desapercibidas.

Varitas de regaliz[editar]

Sin poder mágico pero hechas de regaliz.

Monedas[editar]

Galeón de Oro[editar]

Un Galeón de Oro es una moneda ficticia que aparece en la serie de novelas de ficción de Harry Potter, creadas por J. K. Rowling. En estas novelas un galeón de oro es la moneda que más valor tiene, por encima de los Sickles de Plata y de los Knuts de Bronce. 1 Galeón equivalen a 17 Sickles o 493 Knuts.

Sickle de Plata[editar]

Según las novelas de Harry Potter, el sickle de plata es la segunda moneda de más valor del mundo mágico, por debajo del Galeón de Oro y por encima del Knut de Bronce. 1 Sickle equivale a 29 Knuts; 17 Sickles hacen un Galeón.

Knut de Bronce[editar]

Un Knut de Bronce es una moneda que aparece en la serie de novelas de ficción de Harry Potter. Según estas novelas, el Knut de Bronce es la moneda con menos valor en el mundo mágico, por debajo del Galeón de Oro y del Sickle de Plata. 29 Knuts equivalen a 1 Sickle y 493 Knuts equivalen a 1 Galeón.

Equivalencia al dólar estadounidense[editar]

Según Albus Dumbledore en el prólogo de Quidditch a través de los tiempos, 34 millones de Galeones equivalen a 250 millones de dólares. Es decir que un Knut equivale a 0,014 dólares; un sickle equivale a 0,43 dólares; y un galeón equivale a 7,35 dólares.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Harry Potter y el misterio del príncipe, p. 462
  2. http://www.hp-lexicon.org/magic/devices/diary.html
  3. http://www.jkrowling.com/textonly/en/faq_view.cfm?id=17