Angelo Poliziano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Angelo Poliziano.

Angelo Ambrogini, llamado Angelo Poliziano por el monte Pulciano, donde nació (Montepulciano, 14 de julio de 1454 - Florencia, 24 de septiembre de 1494), fue un humanista y poeta italiano.

Vida[editar]

Perdió a su padre en una vendetta y a los diez años marchó a Florencia a educarse; niño prodigio, de asombrosa sensibilidad, en el círculo mediceo aprendió latín y griego con notables filólogos; a los dieciséis años podía escribir versos en griego y a los dieciocho tradujo los libros II, III, IV y V de la Ilíada en hexámetros latinos, dejando atrás los intentos previos de Leonardo Bruni y Lorenzo Valla. Eso atrajo la atención de Lorenzo de Médicis, que le hizo secretario privado suyo en 1473. Tradujo además al latín el Enchiridion de Epicteto, el Cármides de Platón y algunas Historias de Heródoto. Fue el primer filólogo occidental que pudo rivalizar con los inmigrantes griegos en el conocimiento del griego clásico; también fue el primero que introdujo enmiendas a textos griegos clásicos. A partir de 1480, empezó a dar clases de literatura griega y latina. Algunos de los que asistieron a sus clases fueron Miguel Ángel Buonarroti, el erudito alemán Johannes Reuchlin, y los humanistas ingleses Thomas Linacre y William Grocyn. Poseía, al parecer, un encanto irresistible. Fue tutor de los hijos de Lorenzo el Magnífico, que fue amigo suyo y su protector. Poco después de su muerte, falleció el mismo, en plena invasión francesa de la Toscana.

Obra[editar]

Rechazó la imitatio ciceroniana que proponían los filólogos Gasparino da Barzizza y Guarino de Verona, y se inclinó por la imitatio ecléctica. No dejó ninguna edición completa en su corta vida: lo que se tiene hoy de él son, por un lado, las innumerables acotaciones de sus libros, y, por otro, los extractos de sus Zibaldoni autografi (Mezcolanzas autógrafas) y su Miscellanorum centuria prima (1480) y su Miscellanea impresa en 1489, con interesantes notas lexicográficas y de crítica textual. Compuso epigramas en griego, poemas en latín como prólogo a sus lecciones sobre autores (Sylva in scabiem, 1475), y algunos poemas en italiano, entre los cuales destaca la preópera Orfeo y las 171 octavas que quedan de sus Stanze (Estancias), de 1494, compuestas para celebrar los amores de Giuliano de Médicis y Simonetta Cattaneo. Fue uno de los primeros en hacer compulsas completas de códices y esbozó un sistema de siglas para los manuscritos.

Bibliografía[editar]