Anfibios de Costa Rica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sapo dorado de Monteverde

Conocida mundialmente por su diversidad biológica y el sistema de conservación modelo, Costa Rica es el hogar de una gran variedad de anfibios, con casi 200 especies[1] formando parte de una fauna singular, 20 de las cuales son endémicas. La fragilidad del grupo y su susceptibilidad a los microcambios ambientales los vuelven muy vulnerables a las alteraciones de los hábitats naturales que ocupan, tal como los ecosistemas tropicales o los nichos en los estratos medios de los bosques. Reflejo de esta situación es la desaparición de especie sapo dorado de los bosques nubosos de Monteverde, donde era endémica, y el riesgo de varias especies (más de 20) amenazadas.[2] [3] [4]

Grupos de Anfibios[editar]

Al igual que los reptiles, los anfibios son de sangre fría. Su temperatura corporal varía en función de la temperatura ambiental. La mayoría tienen un ciclo vital con dos fases distintas: las crías viven en el agua y los adultos en tierra firme.

Ranas y Sapos[editar]

Rana Venenosa

Caracterizadas por su gran diversidad y colorido, las ranas constituyen los elementos más sobresalientes de la herpetofauna de los bosques tropicales. Ocupan varios hábitats, tales como orillas de los ríos, lagunas o el piso de los bosques húmedos e incluso en las bromelias de las ramas de los árboles en los estratos medios del bosque.[5] Los sapos se diferencian de las ranas estructuralmente por la presencia de glándulas y generalmente su tamaño es mayor, aunque existen sapos de poca talla, comparables a las ranas. Sobresalen las ranas arborícolas y las llamadas arlequín de brillantes colores, así como son muy conspicuos las ranitas y sapos venenosos de colores llamativos.[6] [7]

Salamandras[editar]

Salamandra

Anfibios, más de 40 especies, con aspecto general de lagartijas, se distinguen por la condición de su piel húmeda y su ciclo de vida. Se encuentran en zonas de elevada pluviometría y humedad relativa muy alta, incluso en los páramos.[8] Las salamandras tienen colores llamativos con una piel lisa y reluciente, por la cual absorben agua y oxígeno y segrega también una mucosa que en algunas especies tiene toxinas defensivas.

Solda con solda[editar]

Carentes de extremidades, estos batracios son llamados también cecílidos y tienen aspecto de gusanos o lombrices, pueden pasar periodos considerables en tierra. El cuerpo es cilíndrico y de pocos centímetros de largo. 7 especies se han reportado.

Referencias[editar]

The Amphibians and Reptiles of Costa Rica: A Herpetofauna between Two Continents, between Two Seas. Jay M. Savage

Batrachia and reptilia of Costa Rica, E.D.Cope.

Encarta 1993-2003 Microsoft Corporation.

.

Enlaces externos[editar]

http://museo.biologia.ucr.ac.cr/Listas/Anteriores/HerpCREsp.htm#Anura

http://inbio.ac.cr

http://web.archive.org/web/http://www.uned.ac.cr/biocenosis/documents/articulo11_000.pdf

http://www.tec.cr/sitios/Vicerrectoria/vie/editorial_tecnologica/Revista_Tecnologia_Marcha/pdf/tecnologia_marcha_22-1/15-23.pdf

http://www.guiascostarica.com/ma/anfibios.htm