Anexo:Patrimonio de la Humanidad en la India

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Flag of UNESCO.svg Flag of India.svg

Bienes culturales y naturales[editar]

India cuenta actualmente con los siguientes lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco:

Ajanta (63).jpg Grutas de Ajantā
Bien cultural inscrito en 1983.
Localización: Maharashtra

Este sitio comprende una serie de monumentos rupestres budistas de los siglos II y I, así como un conjunto de cuevas mucho más amplias y ricamente ornamentadas que datan del periodo gupta (siglos V y VI d.C.). Las pinturas y esculturas de Ajanta son obras maestras del arte búdico que han ejercido una influencia considerable en la producción artística ulterior. (UNESCO/BPI)

Agra Fort Agra Inida (2).JPG Fuerte de Agra
Bien cultural inscrito en 1983.
Localización: Uttar Pradesh

Situado cerca de los jardines del Taj Mahal, el Fuerte Rojo de Agra es un importante monumento mogol del siglo XVII. Construida con piedra arenisca roja, esta imponente ciudadela encierra en su recinto amurallado de 2,5 km de perímetro un gran número de palacios maravillosos, como el de Jahangir o el Khas Mahal, construido por Shah Jahan, edificios para audiencias, como el Diwan-i-Khas, y dos hermosas mezquitas. (UNESCO/BPI)

Taj Mahal in March 2004.jpg Taj Mahal
Bien cultural inscrito en 1983.
Localización: Uttar Pradesh

Edificado entre 1631 y 1648 por orden del emperador mogol Shah Jahan para perpetuar la memoria de su esposa favorita, este grandioso mausoleo de mármol blanco es el más precioso joyel del arte musulmán en la India y una de las obras maestras universalmente admiradas del patrimonio cultural de la humanidad. (UNESCO/BPI)

Ellora cave16 003.jpg Grutas de Ellora
Bien cultural inscrito en 1983.
Localización: Maharashtra

Situados cerca de Aurangabad (Estado de Maharashtra), los 34 monasterios y templos de este sitio se alinean, uno junto a otro, a lo largo de 2 km, en la pared del alto farallón basáltico en la que fueron excavados. El sitio hace revivir la antigua civilización de la India gracias a la secuencia ininterrumpida de sus monumentos, que datan de los siglos VII a XI. La realización de este conjunto monumental de calidad artística excepcional fue una verdadera proeza técnica. Con sus santuarios budistas, brahmánicos y jainistas, Ellora ilustra también el espíritu de tolerancia característico de la India antigua. Su ininterrumpida secuencia de creación, que se extiende desde el año 600 al 1000, es una brillante muestra de esa civilización. (UNESCO/BPI)

Konarak Sun Temple Sculptures By Piyal Kundu (3).jpg Templo del Sol, Konark
Bien cultural inscrito en 1984.
Localización: Orissa

Situado a orillas del golfo de Bengala y bañado por los rayos del sol naciente, el Templo del Sol es una representación monumental del carro del dios sol, Surya, con sus veinticuatro ruedas esculpidas con un sinfín motivos simbólicos y su tiro de seis caballos. Construido en el siglo XIII, este templo es uno de los más celebres santuarios brahmánicos de la India. (UNESCO/BPI)

Mamallapuram Five Rathas.jpg Conjunto de monumentos de Mahabalipuram
Bien cultural inscrito en 1984.
Localización: Tamil Nadu

Situado en la costa de Coromandel, este sitio engloba un conjunto de santuarios excavados en la roca que fueron fundados por los reyes de la dinastía de los Pallava entre los siglos VII y VIII. El sitio es sobre todo conocido por sus rathas (templos en forma de carros), sus mandapas (santuarios rupestres), sus gigantescos relieves al aire libre, como el célebre “Descenso del Ganges”, y los millares de esculturas del famoso Templo de la Orilla, erigido a la gloria de Siva. (UNESCO/BPI)

3433- Keoladeo Nature Reserve.jpg Parque Nacional de Keoladeo
Bien natural inscrito en 1985.
Localización: Rayastán

Antiguo coto de caza de patos de los majarás, este parque es una de los más importantes lugares de invernada para un sinfín de aves acuáticas que emigran desde Afganistán, Turkmenistán, China y Siberia. Entre las 364 especies registradas figuran algunas tan poco comunes como la grulla siberiana. (UNESCO/BPI)

Assam 028 yfb edit.jpg Parque Nacional de Kaziranga
Bien natural inscrito en 1985.
Localización: Assam

Situado en el corazón del Estado de Assam, este parque abarca una de las pocas zonas de la India septentrional que no han sufrido alteraciones por la presencia del ser humano. Posee la población de rinocerontes de un solo cuerno más numerosa del mundo, así como muchos otros mamíferos –tigres, elefantes, panteras y osos, etc.– y miles de aves. (UNESCO/BPI)

Transparent flow.jpg Santuario de fauna de Manas
Bien natural inscrito en 1985, en peligro desde 1992.
Localización: Assam

Situado en una zona de colinas boscosas, praderas aluviales y bosques tropicales que se extiende por una suave pendiente de la falda del Himalaya, el santuario de Manas alberga una fauna muy variada que comprende numerosas especies en peligro de extinción, como el tigre, el rinoceronte indio, el cerdo pigmeo, y el elefante indio. (UNESCO/BPI)

Bom jesus.jpg Iglesias y conventos de Goa
Bien cultural inscrito en 1986.
Localización: Goa

Antigua capital de la India portuguesa, Goa ha conservado un conjunto de iglesias y conventos ilustrativo de la actividad evangelizadora de los misioneros católicos en Asia. Destaca la iglesia del Buen Jesús, donde se halla la sepultura de San Francisco Javier. Estos monumentos religiosos contribuyeron poderosamente a la difusión del estilo manuelino, el manierismo y el barroco en todos los países de Asia donde había misiones religiosas establecidas. (UNESCO/BPI)

Hampi 0018.jpg Conjunto monumental de Hampi
Bien cultural inscrito en 1986.
Localización: Karnataka

Sitio austero y grandioso a la vez, Hampi fue el lugar donde estaba emplazada la capital del último gran reino hindú gobernado por la dinastía de los Vijayanagar. Estos soberanos, fabulosamente ricos, hicieron edificar templos dravidianos y palacios que causaron la admiración de los viajeros acudidos de todas partes entre los siglos XIV y XVI. Conquistada por la Confederación Islámica del Decán en 1565, la ciudad fue entregada al saqueo durante seis meses y luego fue abandonada. (UNESCO/BPI)

Anup Talao-1.jpg Fatehpur Sikri
Bien cultural inscrito en 1986.
Localización: Uttar Pradesh

Construida por el emperador Akbar en la segunda mitad del siglo XVI, Fatehpur Sikri, la “ciudad de la victoria”, fue la capital del Imperio Mogol durante diez años solamente. El sitio comprende un conjunto arquitectónico homogéneo con numerosos monumentos y templos, entre los que figura la Jama Masjid, una de las mezquitas más grandes de la India. (UNESCO/BPI)

Khajuraho 140.jpg Conjunto monumental de Khajuraho
Bien cultural inscrito en 1986.
Localización: Madhya Pradesh

Este conjunto monumental está formado por tres grupos diferenciados de templos construidos en el periodo de apogeo de la dinastía de los Chandella (950-1050). Sólo subsisten unos veinte pertenecientes a dos religiones distintas, el hinduismo y el jainismo. Su característica principal es el perfecto equilibrio logrado entre las formas arquitectónicas y las esculturales. El templo de Kandariya está ornamentado con un gran número de esculturas que figuran entre las más grandes obras maestras del arte indio. (UNESCO/BPI)

Sundarbans 09.jpg Parque Nacional de Sundarbans
Bien natural inscrito en 1987.
Localización: Bengala Occidental

Situada en el delta del Ganges, la región de los Sundarbans abarca 10.000 km² de tierra y agua. La mitad de esa superficie se halla en el territorio de la India y el resto en Bangladesh. El sitio posee la más vasta extensión de bosques de manglares del mundo y es el hábitat de diversas especies raras o en peligro de extinción: tigres, mamíferos acuáticos, aves y reptiles. (UNESCO/BPI)

Elephanta caves3.jpg Grutas de Elefanta
Bien cultural inscrito en 1987.
Localización: Maharashtra

Situada en una isla del mar de Omán, frente a la costa de (antes, Bombay), la “ciudad de las grutas” es un conjunto monumental rupestre característico del culto a Siva. El arte indio ha logrado aquí una de sus expresiones más perfectas, sobre todo en los gigantescos altorrelieves que ornan la gruta principal. (UNESCO/BPI)

Sangameshvara temple at Pattadakal.jpg Conjunto de monumentos de Pattadakal
Bien cultural inscrito en 1987.
Localización: Karnataka

Situado en el Estado de Karnataka, el sitio de Pattadakal ilustra el apogeo del arte ecléctico que logró sintetizar armónicamente las formas arquitectónicas del norte y el sur de la India en los siglos VII y VIII, bajo la dinastía de los Châlukya. El sitio comprende un conjunto impresionante de nueve templos hinduistas y un santuario jainista. Dentro del conjunto destaca una obra maestra excepcional, el templo de Virûpâksha, que fue erigido hacia el año 740 por la reina Lokamahadevi para conmemorar la victoria de su esposo en una batalla contra los soberanos de los reinos meridionales. (UNESCO/BPI)

Gangaikonda Cholapuram.jpg Los Grandes templos vivientes chola
Bien cultural inscrito en 1987, extensión de 2004.
Localización: Tamil Nadu

Los grandes templos vivientes fueron construidos por los reyes del Imperio chola, que llegaron a dominar toda la parte meridional de la India y sus islas adyacentes. El sitio comprende tres grandes santuarios cholas de los siglos XI y XII: el Templo de Brijad Ísvara en Thanjavur, el Templo de Brijad Ísvara en Gangaikondacholisvaram y el Templo de Airavatesvara en Darasuram. El Templo de Gangaikondacholisvaram, edificado por orden de Rayendra I, fue terminado en el año 1035. Las esquinas de su vimana (torre-santuario) de 53 metros de altura están rebajadas, gracias a lo cual el edificio cobra un gracioso movimiento ascensional ondulante que contrasta con las líneas rectas y austeras de la torre del templo de Thanjavur. El conjunto arquitectónico del Templo de Airavatesvara, construido por el rey Rayaraya II en Darasuram, posee un vimana de 24 metros de altura, así como una escultura en piedra de Siva. Los tres templos constituyen un testimonio de los brillantes logros del Imperio chola en los campos de la arquitectura, la escultura, la pintura y el arte de trabajar el bronce. (UNESCO/BPI)

Valley Of Flowers.JPG Parques Nacionales de Nanda Devi y del Valle de las Flores
Bien natural inscrito en 1988, extensión en 2005.
Localización: Uttaranchal

Encaramado a gran altura en la cordillera del Himalaya Occidental, el Parque Nacional del Valle de las Flores es reputado por la extraordinaria belleza de su paisaje de praderas con flora alpina endémica. Es un sitio de rica biodiversidad que alberga especies animales raras, o en peligro, como el oso negro de Asia, el leopardo de las nieves, el oso pardo y la oveja azul del Himalaya o baral. La suavidad de sus perspectivas complementa el paisaje agreste de montañas escarpadas del Parque Nacional de Nanda Devi. Ambos parques abarcan una zona de transición, única en su género, entre la cadena montañosa del Zanskar y la Cordillera del Gran Himalaya, que ha sido ensalzada por su excepcional hermosura en los relatos ancestrales de la mitología hindú y, desde hace un siglo, por botánicos y alpinistas. (UNESCO/BPI)

Sanchi Great Stupa Torana.jpg Monumentos budistas de Sanchi
Bien cultural inscrito en 1989.
Localización: Madhya Pradesh

Alzado en lo alto de una colina que domina la llanura, a unos cuarenta kilómetros de Bhopal, el sitio de Sanchi comprende diversos monumentos budistas –pilares monolíticos, palacios, templos y monasterios– en un estado de conservación desigual, que datan esencialmente de los siglos I y II a. C. Es el santuario del budismo más antiguo de todos los existentes y fue el centro principal de esta religión en la India hasta el siglo XII. (UNESCO/BPI)

Humayun's Tomb.jpg Tumba de Humayun, Delhi
Bien cultural inscrito en 1993.
Localización: Delhi

Construida en 1570, esta sepultura tiene un significado cultural especial. Fue la primera tumba-jardín edificada en el subcontinente indio y sirvió de fuente de inspiración para la realización de importantes innovaciones arquitectónicas, que llegarían a su apogeo con la construcción del Taj Mahal. (UNESCO/BPI)

Qutab Minar mausoleum.jpg Qutb Minar y sus monumentos, Delhi
Bien cultural inscrito en 1993.
Localización: Delhi

Construido a principios del siglo XIII, a unos kilómetros al sur de Delhi, el minarete de Qutb Minar es una torre de arenisca roja de 72,5 metros de altura, con un diámetro de 14,32 metros en su base y de 2,75 metros en su cúspide. Su pared exterior está ornamentada, alternativamente, con acanaladuras de aristas agudas y redondeadas. La zona arqueológica en la que se encuentra posee varias tumbas, la magnífica Puerta de Alai Darwaza, obra maestra del arte indomusulmán construida en 1311, y dos mezquitas. Una de ellas, la de Quwwat Ul Islam, es la más antigua de la India septentrional y fue construida con materiales procedentes de una veintena de templos brahmánicos. (UNESCO/BPI)

KSR Train at Shimla Station 05-02-13 02a.jpeg Ferrocarriles de montaña de la India
Bien cultural inscrito en 1999.

Al ferrocarril de Darjeeling, situado en el Himalaya e inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial desde 1999, se ha añadido ahora el que circula por los Montes Nilgiri en el Estado de Tamil Nadú. Se trata de un ferrocarril de cremallera que transita por una vía única de un metro de ancho y cubre un recorrido de 46 km. Esta línea ferroviaria se proyectó en 1854, pero debido a las dificultades planteadas por el trazado de la vía en una zona sumamente escarpada su construcción comenzó tan sólo en 1891 y terminó en 1908. El ferrocarril, que trepa por las laderas de la montaña salvando un desnivel de 1.877 metros (de 326 m a 2.203 m de altitud), sigue funcionando todavía y es representativo de la tecnología de vanguardia de su época. En tiempos del colonialismo británico en la India desempeñó un papel muy importante, facilitando los desplazamientos de la población y contribuyendo al desarrollo socioeconómico de la región. (UNESCO/BPI)

Mahabodhitemple.jpg Conjunto de templos de Mahabodhi en Bodhgaya
Bien cultural inscrito en 2002.
Localización: Bihar

Este conjunto monumental es uno de los cuatro santos lugares relacionados con la vida de Buda, y más concretamente con su acceso a la Iluminación. El emperador Asoka erigió en este sitio un primer templo en el siglo III a.C., pero el actual data del siglo V o VI de nuestra era. Mahabodhi es uno de los más antiguos templos budistas construidos en ladrillo y uno de los pocos de las postrimerías del Imperio Gupta que aún permanecen en pie. (UNESCO/BPI)

Bhimbetka rock paintng1.jpg Abrigos rupestres de Bhimbetka
Bien cultural inscrito en 2003.
Localización: Madhya Pradesh

Los refugios rupestres naturales de Bhimbetka están situados al pie de los montes Vindhyan, al sur de la meseta central de la India. Cinco conjuntos de esos refugios están situados dentro de enormes afloramientos de arenisca que emergen en el suelo de un bosque relativamente espeso. Todos ellos contienen pinturas de épocas sucesivas, que se escalonan sin interrupción desde el Periodo Mesolítico hasta los tiempos históricos. En las 21 aldeas que circundan el sitio viven poblaciones cuyas costumbres se asemejan a las representadas en las pinturas rupestres. (UNESCO/BPI)

Jama masjid in Champaner.JPG Parque Arqueológico de Champaner-Pavagadh
Bien cultural inscrito en 2004.
Localización: Gujarat

En este parque se hallan vestigios arqueológicos, inexplorados en su mayoría, y monumentos históricos enmarcados por un paisaje admirable. El sitio comprende una serie de sitios prehistóricos del Periodo Calcolítico, la fortaleza de una antigua capital hindú encaramada en una colina, y vestigios de una ciudad que fue capital del Estado de Gujarat en el siglo XVI. También comprende fortificaciones, palacios, edificios religiosos, casas de recreo e instalaciones hidráulicas que datan de los siglos VIII a XIV. En el área del parque se halla también el Templo de Kalikamata, un importante santuario situado en lo alto de la colina de Pavagadh, al que acude una gran cantidad de peregrinos a lo largo de todo el año. El sitio posee la única ciudad islámica completa del periodo anterior al Imperio Mogol. (UNESCO/BPI)

Victoria Terminus 1.jpg Estación Chhatrapati Shivaji (antigua Estación Victoria)
Bien cultural inscrito en 2004.
Localización: Maharashtra

Situada en la ciudad de Mumbai (antes, Bombay), la estación ferroviaria de Chhatrapati Shivaji –antaño denominada Estación Victoria– es un destacado ejemplo de la mezcla del estilo arquitectónico neogótico de la época victoriana con la temática de la arquitectura india tradicional. Este edificio, diseñado por el arquitecto británico F.W. Stevens, se convirtió en el símbolo del principal puerto comercial de la India, Mumbai, llamada por algunos la “ciudad gótica”. Su construcción, iniciada en 1878 y finalizada diez años después, se llevó a cabo con arreglo a un proyecto arquitectónico de estilo gótico victoriano, inspirado en los monumentos italianos de finales de la Edad Media. El plano excéntrico de su planta, su cúpula de piedra, sus torrecillas y sus arcos puntiagudos presentan semejanzas con la arquitectura palacial clásica de la India. Chhatrapati Shivaji es un ejemplo excepcional del encuentro entre dos culturas, ya que los arquitectos británicos trabajaron con los artesanos indios para incorporar las tradiciones y los estilos arquitectónicos autóctonos, creando así un nuevo estilo, exclusivamente característico de Mumbai. (UNESCO/BPI)

Red Fort, Delhi by alexfurr.jpg Conjunto del Fuerte Rojo
Bien cultural inscrito en 2007.
Localización: Delhi

El Fuerte Rojo fue el palacio fortificado de Shahjahanabad, la nueva capital del quinto emperador mogol de la India, Shah Jahan (1628-1658). Su nombre se debe al color rojo de la piedra arenisca con que se construyeron sus espesas murallas. En sus proximidades se alza otra fortaleza más antigua, Salimgarh, que fue edificada por Islam Shah Suri en 1546. Los dos edificios forman el Conjunto del Fuerte Rojo. Los aposentos privados consisten en una serie de pabellones dispuestos en hilera y unidos por un canal conocido por el nombre de Nahr-i-Bihisht, Arroyo del Paraíso. Se considera que el Fuerte Rojo es una muestra representativa del apogeo de la creatividad del arte mogol, que en tiempos del emperador Shah Jahan alcanzó un mayor grado de refinamiento. La planta del palacio se basa en prototipos islámicos, pero cada uno de los pabellones muestra elementos arquitectónicos típicos de los edificios mogoles, en los que se puede observar la fusión de las tradiciones persas, timures e hindúes. La planificación y el estilo arquitectónico innovadores del Fuerte Rojo, así como el diseño de sus jardines, ejercieron una influencia considerable en la concepción de edificios y jardines realizados ulteriormente en Rayastán, Delhi, Agra y otros lugares. (UNESCO/BPI)

Jantar Mantar, Jaipur India.jpg Jantar Mantar, Jaipur
Bien cultural inscrito en 2010.
Localización: Rajastán

Construido a principios del siglo XVIII, el Jantar Mantar de Jaipur es un observatorio astronómico integrado por unos veinte instrumentos en obra de albañilería que fueron innovadores en su tiempo, tanto en el plano arquitectónico como técnico. Destinados a observaciones astronómicas a simple vista, comportan varias innovaciones arquitectónicas e instrumentales. Se trata del conjunto de observatorios antiguos más significativo, más completo y mejor conservado de la India. El Jantar Mantar es un fiel reflejo de las concepciones cosmológicas y los conocimientos astronómicos de los sabios que agrupó en torno un majarás ilustrado que vivió a finales de la era mogol. (UNESCO/BPI)

Shola Grasslands and forests in the Kudremukh National Park, Western Ghats, Karnataka.jpg Ghats occidentales
Bien natural inscrito en 2012.
Localización: Maharashtra, Goa, Karnataka, Tamil Nadu y Kerala

La cadena montañosa de los Ghats occidentales, más antigua que el Himalaya, presenta rasgos geomórficos de capital importancia, con procesos biofísicos y ecológicos únicos. Los ecosistemas forestales de alta montaña del sitio influyen en el ciclo climático de los monzones. Al moderar el clima tropical de la región, representa uno de los mejores ejemplos del sistema monzónico del planeta. El sitio tiene también un grado excepcionalmente alto de diversidad biológica y endemismo. Ha sido reconocido como uno de los ocho “lugares más candentes” de la biodiversidad en la Tierra. El sitio incluye algunos de los bosques tropicales perennes no ecuatoriales más representativos del mundo y es hábitat de al menos 325 especies de flora, fauna, aves, anfibios, reptiles y peces amenazados de extinción. (UNESCO/BPI)

Aerial view of Kumbhalgarh.jpg Fuertes de las colinas del Rajastán
Bien cultural inscrito en 2013.
Localización: Rajastán

Situado en el Estado de Rajastán, este sitio está integrado por una serie de componentes y comprende seis fuertes majestuosos, cuyo perímetro de circunvalación llega a medir hasta 20 km en algunos casos. El eclecticismo arquitectónico de estas construcciones militares constituye un testimonio del poderío los estados señoriales de los rajás que prosperaron en la región del Rajput entre los siglos VIII y XVIII. Dentro de sus recintos amurallados hay núcleos urbanos importantes, palacios, centros comerciales, diversos edificios y templos que con frecuencia fueron construidos antes de la edificación de las fortificaciones y que, al amparo de éstas, contribuyeron a la creación y el desarrollo de una cultura cortesana, base del fomento de la enseñanza, la música y las artes. Algunos de los núcleos urbanos cercados por las fortificaciones han perdurado hasta nuestros días y en ellos se encuentran muchos de los templos y edificios religiosos del sitio. Para la construcción de los fuertes se aprovecharon las defensas naturales ofrecidas por los cerros, ríos, desiertos y bosques frondosos. Hoy en día, se siguen utilizando todavía las grandes estructuras de captación de agua creadas para el abastecimiento de estas construcciones militares. (UNESCO/BPI)

On way to Sar Pass- colours of the morning I IMG 7133.jpg Gran Parque Nacional del Himalaya
Bien natural inscrito en 2014.
Localización: Himachal Pradesh

Situado al norte de la India, en la parte occidental de la cordillera del Himalaya que forma parte del territorio del Estado de Himachal Pradesh, el Gran Parque Nacional del Himalaya (GHNPCA) se extiende por una superficie de 90.540 hectáreas y se caracteriza por la presencia de picos montañosos de gran altitud, praderas alpinas y bosques fluviales. Las aguas de deshielo de los glaciares y neveros de alta montaña nutren las fuentes de toda una serie ríos, así como captaciones de agua que son vitales para el abastecimiento de poblaciones de varios millones de personas que viven en los cursos inferiores de éstos. El Gran Parque protege las praderas alpinas y los bosques monzónicos de los contrafuertes de la cadena del Himalaya afectados por las actividades humanas. Además, forma parte del área de rica biodiversidad del Himalaya ya que comprende 25 tipos de bosques diferentes y un conjunto sumamente variado de especies animales, algunas de las cuales se hallan en peligro de extinción. Todas estas circunstancias hacen que el sitio revista una importancia excepcional para la conservación de la diversidad biológica. (UNESCO/BPI)

Ranikivav14.jpg Rani-ki-Vav – El pozo escalonado de la reina en Patan (Gujarat)
Bien cultural inscrito en 2014.
Localización: Gujarat

Situado a orillas del río Saraswati, este monumento del siglo XI se construyó en un principio para honrar la memoria de un monarca. Los pozos escalonados constituyen un medio característico de captación y almacenamiento de aguas subterráneas en el subcontinente indio, donde se empezaron a construir desde el tercer milenio a.C. Con el correr del tiempo, los simples hoyos excavados en suelos arenosos se fueron transformando en refinadas obras arquitectónicas y artísticas de varias plantas. El Rani-ki-Vav se edificó cuando estaban en su pleno apogeo las técnicas artesanales de construcción de pozos y el estilo arquitectónico Maru-Gurjar, de ahí que este monumento sea un vivo reflejo de la consumada maestría técnica alcanzada entonces por los poceros y una obra artística de gran belleza, tanto por sus proporciones como por sus detalles. Concebido como un templo invertido para poner de relieve el carácter sagrado del agua, el Rani-ki-Vav posee siete plantas escalonadas con paneles esculpidos de gran calidad artística, en los que se pueden admirar unas 500 esculturas principales y otras 1.000 secundarias de temática religiosa, mitológica y profana, con referencias frecuentes a obras literarias. La cuarta planta del pozo es la más honda y da acceso a un depósito rectangular de 9,5 por 9,4 metros, a 23 metros de profundidad. El pozo propiamente dicho, que está emplazado en el extremo occidental del monumento, tiene 10 metros de diámetro y 30 de profundidad. (UNESCO/BPI)

Lista indicativa[editar]

La inscripción en esta lista es la primera etapa para cualquier futura candidatura. India ha presentado los siguientes sitios:

Alchi01Sumtsek.jpg Conjunto del monasterio budista, Alchi, Leh, conocido como Alchi Chos-kor

Bien cultural

Propuesto en 1998

Kalachand Temple Arnab Dutta 2011.JPG Templos en Bishnupur, Bengala Occidental

Bien cultural

Propuesto en 1998

Golconda fort.jpg Fuerte Golconda, Hyderabad, Andhra Pradesh

Bien cultural

Propuesto en 1998

Dholavira1.JPG Dholauira: una ciudad de Harappa, Gujarat, Disstt, Kachchh

Bien cultural

Propuesto en 1998

Kerala Dutch Palace2.JPG Palacio de Mattanchery, Ernakulam, Kerala

Bien cultural

Propuesto en 1998

Sasaram.jpg Tumba de Sher Shah Suri, Sasaram, Bihar

Bien cultural

Propuesto en 1998

Baz Bahadur Mahal.JPG Conjunto de monumentos de Mandu, Madhya Pradesh

Bien cultural

Propuesto en 1998

Dhamekh Stupa, Sarnath, originally built by Ashoka in 249 BC.jpg Antiguo sitio budista, Sarnath, Varanasi, Uttar Pradesh

Bien cultural

Propuesto en 1998

Hemis Gompa, India 2006.jpg Gompa de Hemis

Bien cultural

Propuesto en 1998

Amritsar Golden Temple 3.JPG Sri Harimandir Sahib, Amritsar, Panyab

Bien cultural

Propuesto en 2004

Assam 095.jpg Isla fluvial de Majuli en medio del río Brahmaputra en Assam

Bien cultural

Propuesto en 2004

Namdapha2.jpg Parque Nacional de Namdapha

Bien natural

Propuesto en 2006

Wild ass india.jpg Santuario del asno salvaje, Pequeño Rann de Kutch

Bien natural

Propuesto en 2006

Kanchanjanga peak of the Himalayas from Darjeeling.jpg Parque Nacional de Khangchendzonga

Bien natural

Propuesto en 2006

Palace of Assembly Chandigarh 2007.jpg Trabajo urbano y arquitectónico de Le Corbusier en Chandigarh

Bien cultural

Propuesto en 2006

Kangra valley rail.jpg El ferrocarril del valle de Kangra (extensión de los Ferrocarriles de montaña de la India)

Bien cultural

Propuesto en 2009

Churchgate (extensión de la Estación Chhatrapati Shivaji de Mumbai)

Bien cultural

Propuesto en 2009

Los ferrocarriles del majarash de India

Bien cultural

Propuesto en 2009

La escuela Oak Grove

Bien cultural

Propuesto en 2009

Nalanda.jpg Restos excavados de Nalanda

Bien cultural

Propuesto en 2009

Bhitarkanika lakeride sunset.jpg Área de conservación de Bhitarkanika

Bien natural

Propuesto en 2009

Lake in neora valley.png Parque Nacional del valle Neora

Bien natural

Propuesto en 2009

A view on Sams sand dunes.JPG Parque Nacional del Desierto

Bien natural

Propuesto en 2009

Leh Ladakh 002.jpg Sitios de la Ruta de la Seda en India

Bien cultural

Propuesto en 2010

Santiniketan Garden.jpg Santiniketan

Bien cultural

Propuesto en 2010

Ahmedabad Jama Masjid 2.jpg Histórica ciudad de Ahmedabad

Bien cultural

Propuesto en 2011

Highcourt.jpg Conjunto victoriano y Art Decó de Mumbai

Bien cultural

Propuesto en 2012

Jama Masjid, Delhi, morning view.jpg Delhi - Una ciudad patrimonio

Bien cultural

Propuesto en 2012

Patrimonio cultural inmaterial[editar]

Actualmente India tiene diez elementos inscritos en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial:

Ramlila.jpg Ramlila: representación tradicional del Ramayana
Bien inmaterial inscrito en 2008.

Ramlila, literalmente la “la obra de Rama”, es una escenificación de la epopeya de Ramayana en una serie de episodios que incluyen cantos, narración, recitado y diálogo. Se representa en toda la India del Norte durante el festival de Dussehra, que se celebra cada año en otoño, según el calendario ritual. Los Ramlilas más representativos son los de Ayodhya, Ramnagar y Benarés, Vrindavan, Almora, Sattna y Madhubani.

Esta escenificación del Ramayana se basa en el Ramacharitmanas, una de las formas narrativas más populares en el norte del país. Este texto sagrado dedicado a la gloria de Rama, el héroe del Ramayana, fue compuesto por Tulsidas en el siglo XVI en un dialecto del hindi para poner la epopeya sánscrita al alcance de todos. La mayoría de los Ramlilas narran episodios tomados del Ramacharitmanas a través una serie de representaciones que duran de diez a doce días, pero algunos, como el Ramnagar, pueden durar un mes entero.

Las fiestas se organizan en cada población, ciudad y aldea durante la temporada del festival de Dussehra, para celebrar el retorno de Rama del exilio. Ramlila evoca la batalla entre Rama y Ravana y consiste en una serie de diálogos entre dioses, sabios y fieles. La fuerza dramática de Ramlila proviene de la sucesión de los iconos que representan el clímax de cada escena. Se invita a la audiencia a cantar y participar en la narración. El Ramlila reúne a toda la población, sin distinción de castas, religión o edad. Todos los aldeanos participan espontáneamente, desempeñando papeles o participando en una variedad de actividades conexas, como la confección de máscaras y trajes, y la preparación del maquillaje, efigies e iluminación. Sin embargo, el desarrollo de los medios de comunicación, y particularmente de las series de la televisión, provoca una reducción de las representaciones de Ramlila, que están perdiendo su vocación principal de reunir a la gente y a las comunidades. (UNESCO/BPI)
La tradición del canto védico
Bien inmaterial inscrito en 2008.

Los Vedas constituyen un amplio corpus de poesía sánscrita, diálogos filosóficos, mitos y encantaciones rituales compuestas y desarrolladas por los arios hace más de 3.500 años. Considerados por los hindúes como la primera forma de conocimiento y como el fundamento sagrado de su religión, los Vedas encarnan una de las tradiciones culturales más antiguas del mundo aún en vida.

El patrimonio védico abarca una multitud de escritos e interpretaciones repartidas en cuatro textos habitualmente llamados “Libros del conocimiento”, aunque hayan sido transmitidos oralmente. El Rig-Veda es una antología de textos sagrados; en el Sama-Veda figuran los arreglos musicales de los himnos del Rig-Veda y de otras fuentes; el Yajur-Veda está dedicado a las plegarias y fórmulas sacrificiales utilizadas por los sacerdotes; y el Atharna-Veda se consagra a las encantaciones y las fórmulas mágicas. Los Vedas ofrecen también un extraordinario panorama histórico del hinduismo e ilustran los orígenes de varias nociones artísticas, filosóficas y científicas fundamentales, como el concepto de “cero”.

Expresados en la lengua védica procedente del sánscrito clásico, los versos de los Vedas se solían cantar tradicionalmente durante los ritos y las ceremonias sagradas, y se recitaban cada día en las comunidades védicas. El valor de esta tradición no radica tanto en el contenido de su literatura oral como en las técnicas ingeniosas empleadas por los brahmanes para preservar los textos intactos en el transcurso de los milenios. Para conseguir que el sonido de cada palabra permanezca inalterable, los recitadores siguen una rigurosa formación desde la niñez. Esos métodos ancestrales se basan en el acento tonal, una manera única de pronunciar cada letra y en combinaciones específicas del discurso.

Aunque los Vedas siguen desempeñando un papel importante en la vida de los indios, del millar de ramas védicas que existían antaño, sólo trece han logrado sobrevivir. Cuatro famosas escuelas védicas – Maharastra en el centro de la India, Kerala y Karnata en el sur, Orissa en el este – están en peligro de desaparición inminente. (UNESCO/BPI)
Mani Madhava Chakyar as Ravana.jpg El teatro sánscrito kutiyattam
Bien inmaterial inscrito en 2008.

El kuttiyatam, teatro sánscrito de la provincia de Kerala, representa una de las tradiciones teatrales vivas más antiguas de la India. Con una historia de más de 2.000 años, el kuttiyatam es a la vez una síntesis del clasicismo sánscrito y el reflejo de las tradiciones locales de Kerala. En su lenguaje teatral estilizado y codificado, la expresión de los ojos (neta abhinaya), y los gestos (hasta abhinaya) desempeñan un papel fundamental al cristalizar la atención en los pensamientos y los sentimientos del personaje principal. Los actores deben someterse a una formación rigurosa de diez a quince años para adquirir un perfecto dominio de los sutiles movimientos de la cara y el cuerpo. Todo el arte consiste en desarrollar un episodio en sus menores detalles, hasta el punto de que la representación de un solo acto puede durar varios días, y la obra entera, hasta 40 días.

El kuttiyatam se representa tradicionalmente en teatros llamados kuttampalams, que se instalan dentro de los templos hindúes. Aunque el principio estaban reservadas a un auditorio restringido a causa de su carácter sagrado, las representaciones se han ido abriendo a un público más amplio. La función de actor sigue conservando una dimensión sagrada, como atestiguan los ritos de purificación a los que se somete o a la lámpara de aceite que brilla en la escena y que simboliza la presencia divina. Los actores masculinos transmiten a sus alumnos libros de arte dramático muy detallados que hasta una época reciente eran propiedad exclusiva y secreta de ciertas familias.

Con el fin del sistema feudal y la desaparición del mecenazgo en el siglo XIX, las familias que detentaban los secretos de interpretación se vieron enfrentadas a grandes dificultades. Pese a un periodo de renovación al principio del siglo XX, el kuttiyatam está afectado de nuevo por la falta de fondos, lo que entraña una grave crisis en la profesión. En esas circunstancias, las instituciones responsables de la transmisión de la tradición han unido sus esfuerzos para asegurar la continuidad de este teatro sánscrito. (UNESCO/BPI)
El Ramman: festival religioso y teatro ritual del Garhwal, región del Himalaya
Bien inmaterial inscrito en 2009.

Todos los años, a finales del mes de abril, las aldeas hermanadas de Saloor-Dungra, situadas en el Estado de Uttarakhand, al norte de la India, celebran el Ramman, un festival religioso en honor de la divinidad tutelar local, Bhumiyal Devta, en cuyo templo se celebra la mayoría de las festividades. Los rituales de este evento son de gran complejidad y consisten en la recitación de una versión de la epopeya de Rama y de diversas leyendas, así como en la interpretación de cantos y danzas con máscaras. En este festival organizado por los aldeanos, las distintas castas y grupos profesionales desempeñan papeles diferentes. Por ejemplo, los más viejos y los jóvenes se encargan de las representaciones escénicas, los brahmanes dirigen los oficios religiosos y ejecutan los rituales, y los bhandaris –representantes locales de la casta de los kshatriya– son los únicos que tienen derecho a llevar una de las máscaras más sagradas, la de Narasimha, divinidad mitad hombre y mitad león. La familia que alberga a Bhumiyal Devta durante el año debe observar una serie de prácticas diarias muy estrictas. El festival del Ramman conjuga el teatro y la música con reconstituciones históricas y narraciones de leyendas tradicionales orales o escritas. Evento cultural multiforme, el Ramman refleja las ideas ecológicas, espirituales y sociales de la comunidad, rememora sus mitos fundacionales y refuerza su autoestima. Para garantizar la perdurabilidad de este festival religioso en el futuro, la comunidad se ha fijado dos prioridades: promover la transmisión de sus tradiciones y conseguir su reconocimiento más allá de la zona geográfica en que se celebra. (UNESCO/BPI)

El Novruz o Nowrouz, Nooruz, Navruz, Nauroz y Nevruz
Bien inmaterial inscrito en 2009.
Este elemento es compartido con Bandera de Azerbaiyán Azerbaiyán, Bandera de Kirguistán Kirguistán, Flag of Iran.svg Irán, Bandera de Uzbekistán Uzbekistán, Bandera de Pakistán Pakistán y Bandera de Turquía Turquía

El Novruz, llamado también Nowrouz, Nooruz, Navruz, Nauroz y Nevruz, señala el inicio de año nuevo y la primavera en una vasta zona geográfica que abarca, entre otros países, Azerbaiyán, la India, Irán, Kirguistán, Pakistán, Turquía y Uzbekistán. Se festeja todos los años el 21 de marzo, fecha fijada en sus orígenes sobre la base de cálculos astronómicos. El Novruz está vinculado a diversas tradiciones locales, como la evocación de Jamshid, rey mitológico de Irán, y a numerosas narraciones y leyendas. Los ritos que acompañan su celebración varían de un lugar a otro: saltos por encima de hogueras y arroyos en Irán, colocación de velas encendidas a la puerta de las casas, o juegos ancestrales como carreras de caballos y lucha tradicional en Kirguistán. En casi todas las regiones se interpretan cantos, se ejecutan danzas y se celebran comidas de carácter semisagrado, en familia o en público. Los que más gozan de las festividades son los niños, que participan en numerosas actividades como la decoración de huevos duros. Las mujeres desempeñan un papel esencial en la organización del Novruz, así como en la transmisión de sus tradiciones. El Novruz promueve valores de paz, de solidaridad entre las familias y las generaciones, de reconciliación y de buena vecindad, fomentando la diversidad cultural y la amistad entre los pueblos y las distintas comunidades. (UNESCO/BPI)

മുടിയെടുപ്പ്.jpg El mudiyettu, teatro ritual danzado de Kerala
Bien inmaterial inscrito en 2010.

El mudiyettu es una representación teatral danzada de Kerala, inspirada en el relato mitológico de un combate entre la diosa Kali y el demonio Darika. Es un acto ritual comunitario en el que participan todos los habitantes de los pueblos en que se celebra. Después de la cosecha del verano, los aldeanos acuden al templo el día señalado, a una hora muy temprana de la mañana. Los intérpretes tradicionales del mudiyettu se purifican con ayunos y plegarias, antes de dibujar en el suelo con polvos de colores una gigantesca imagen de la diosa Kali, denominada kalamen, a través de la cual se invoca al espíritu de la diosa. De esta manera se prepara el escenario para la subsiguiente representación teatral, en la que el divino sabio Narada apremia a Shiva para que contenga al demonio Darika, al que no pueden derrotar los hombres. Shiva ordena, sin embargo, que Darika muera a manos de la diosa Kali. El mudiyettu se representa todos los años en los templos consagrados a esta última deidad, los “Bhagavati Kavus”, que se hallan en una serie de pueblos situados a orillas de los ríos Chalakkudy Puzha, Periyar y Moovattupuzha. La cooperación mutua entre las castas y la participación colectiva de todas ellas en este ritual inspiran y refuerzan la identidad común y los vínculos recíprocos entre las comunidades interesadas. Los ancianos y los actores veteranos asumen la responsabilidad de la transmisión de este teatro ritual, atrayendo a miembros de las generaciones más jóvenes para que efectúen su aprendizaje durante las representaciones. El mudiyettu es un importante elemento cultural para transmitir a las generaciones futuras valores tradicionales, normas éticas, códigos morales y normas estéticas, lo cual garantiza su continuidad y pertinencia en nuestros días. (UNESCO/BPI)

Cantos y bailes folclóricos de los kalbelias del Rayastán
Bien inmaterial inscrito en 2010.

Los cantos y bailes de la comunidad de los kalbelias son una expresión de su modo de vida tradicional. Los kalbelias, que fueron en otros tiempos encantadores de serpientes, evocan su ocupación de antaño por medio de músicas y danzas que están evolucionando hacia nuevas formas creativas. Hoy en día, las mujeres, vestidas con largas faldas de color negro, giran y bailan imitando los movimientos de las serpientes, mientras que los hombres las acompañan tocando un instrumento de percusión, llamado khanjari, y otro de viento, fabricado con madera y denominado poongi, que se solía tocar para capturar serpientes. Las bailarinas llevan tatuajes con motivos tradicionales, así como joyas y vestidos ricamente ornamentados con espejitos y bordados de hilo de plata. Las letras de los cantos de los kalbelias transmiten el conocimiento de la mitología y algunas de sus danzas tradicionales especiales se ejecutan durante la fiesta de los colores, llamada Holi. Los cantos son también una muestra de las dotes poéticas de los kalbelias, que son reputados por su capacidad para la composición lírica espontánea y la improvisación de cantos durante las representaciones. Transmitidos de generación en generación, los cantos y los bailes forman parte de una tradición oral que carece de textos y manuales de aprendizaje. Para la comunidad de los kalbelias, el canto y la danza constituyen un motivo de enorgullecimiento y un signo de identidad en una época en la que su nomadismo tradicional y su papel en la vida rural están declinando. Además, son una buena muestra del propósito de esta comunidad de revitalizar su patrimonio cultural y adaptarlo a la evolución de las condiciones socioeconómicas. (UNESCO/BPI)

CHAU DANCE FROM WEST BENGAL INDIA COMMONWEALTH GAMES 2010 (11).jpg La danza chhau
Bien inmaterial inscrito en 2010.

La danza chhau es un arte escénico tradicional del este de la India con el que se interpretan episodios de poemas épicos, como el Mahabharata y el Ramayana, y temas folclóricos locales o temas abstractos. Sus tres estilos distintos son originarios de otras tantas regiones: Seirakella, Purulia y Mayurbhanj. Los dos primeros se ejecutan con máscaras. La danza chhau está estrechamente vinculada a la celebración de festividades regionales, y en particular a la Chaitra Parva, fiesta de la primavera. Sus orígenes se pueden encontrar en determinadas modalidades autóctonas de danza y prácticas marciales. Sus movimientos comprenden simulaciones de técnicas de combate, imitaciones estilizadas de pájaros y otros animales, y gestos inspirados en los quehaceres domésticos de las amas de casa. La danza chhau se enseña solamente a hombres que son miembros de familias de artistas tradicionales o de comunidades locales. Se ejecuta por la noche y al aire libre, al son de melodías folclóricas tradicionales ejecutadas con dos instrumentos de lengüeta llamados mohuri y shehnai. El sonido retumbante de toda una serie de tipos de tambores predomina en el acompañamiento musical. La danza chhau es parte integrante de la cultura de las comunidades interesadas y agrupa a personas de diferentes clases sociales y orígenes étnicos, con prácticas sociales, creencias, profesiones y lenguas muy diversas. Sin embargo, la creciente industrialización, las presiones económicas y los nuevos medios de información y comunicación están provocando un desarraigo de las comunidades y reduciendo su participación colectiva en este arte escénico. (UNESCO/BPI)

Canto búdico del Ladakh: recitación de textos sagrados budistas en la región transhimalaya de Ladakh (Jammu y Cachemira, India)
Bien inmaterial inscrito en 2012.

En los monasterios y aldeas de la región de Ladakh, los lamas (sacerdotes) budistas cantan los textos sagrados que ilustran el espíritu, la filosofía y las enseñanzas de Buda. En esta región se practican dos de las grandes ramas del budismo –el Mahayana y el Vajrayana– y hay cuatro sectas importantes: Nyngma, Kagyud, Shakya y Geluk. Cada secta cuenta con varias formas de canto que se interpretan en los rituales del ciclo de vida y en los días más señalados del calendario budista y del agrícola. La recitación cantada tiene por objeto impetrar el bienestar moral y espiritual de la población, la purificación y la paz de la mente, el apaciguamiento de la ira de los espíritus maléficos y la bendición de los budas, bodhisattvas, rimpoches y deidades diversas. La recitación, practicada en grupo, se efectúa en posición sentada dentro de los monasterios, o acompañada de danzas fuera del recinto monacal o en casas particulares. Durante la recitación, los monjes visten una indumentaria especial, ejecutan gestos con las manos (mudras) que representan al divino Buda, e imprimen musicalidad y ritmo a sus cantos acompañándolos con instrumentos como cascabeles, tambores, címbalos y trompas. Los acólitos de los monjes aprenden la recitación cantada repitiendo frecuentemente los textos hasta memorizarlos, bajo la supervisión estricta de los lamas de más edad. Los cantos se ejecutan todos los días en las salas comunes de los monasterios, a modo de plegarias dirigidas a las deidades para impetrar la paz en el mundo y la realización personal de los cantores. (UNESCO/BPI)

Pung cholom performer, Manipur.jpg Sankirtana: cantos, danzas y música de tambores de Manipur
Bien inmaterial inscrito en 2013.[1]

El elemento denominado “sankirtana” engloba un conjunto de expresiones artísticas que se interpretan con motivo de la celebración de fiestas religiosas, o en determinados momentos de la vida de los miembros de la comunidad vaishnava que puebla las llanuras del estado de Manipur. La práctica del “sankirtana” tiene por escenario principal el templo, donde los intérpretes narran las vidas y actos de Krishna entonando cantos religiosos y ejecutando danzas. Una representación típica del elemento comprende la intervención de dos tamborileros y de una decena de cantores-bailarines a los que rodea un público de devotos sentados, y puede tener lugar en una vasta sala o en el patio de una casa. La dignidad y la fuerza estética y religiosa que emanan de la representación no tienen parangón: conmueven hasta las lágrimas al público presente y le hacen postrarse ante los intérpretes. Las dos funciones principales del “sankirtana” son: congregar a los miembros de la comunidad vaishnava del estado de Manipur con motivo de la celebración de las festividades que tienen lugar durante el año y actuar así como fuerza de cohesión comunitaria; y establecer y fortalecer lazos de unión entre la comunidad y los individuos cuando se realizan determinadas ceremonias vinculadas a sus ciclos de vida. El “sankirtana” de Manipur, que se considera una manifestación visible de la Divinidad, es una práctica llena de vitalidad que fomenta una relación orgánica entre los miembros de la comunidad. El conjunto de ésta participa en la salvaguardia del elemento, y los conocimientos y competencias inherentes al mismo se transmiten tradicionalmente de maestros a discípulos. Además, el elemento es armónico con la naturaleza, cuya presencia se reconoce en muchos de sus rituales. (UNESCO/BPI)

Véase también Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Referencias[editar]

  1. «Sankirtana: cantos, danzas y música de tambores de Manipur» (en español). UNESCO Culture Sector. Consultado el 16-08-2014.

Enlaces externos[editar]