Anexo:Patrimonio de la Humanidad en Rumania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Flag of UNESCO.svg Flag of Romania.svg

Bienes culturales y naturales[editar]

Rumanía cuenta actualmente con los siguientes lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco:

DanubedeltaSulinaarm.jpg Delta del Danubio
Bien natural inscrito en 1991.
Localización: Tulcea
Zona de protección: 312.440 ha.

El Danubio vierte sus aguas en el Mar Negro formando el delta más extenso y mejor preservado de toda Europa. Sus innumerables lagos y marismas albergan más de 300 especies de aves y 45 de peces de agua dulce. (UNESCO/BPI) [1]

Horezu church.jpg Monasterio de Horezu
Bien cultural inscrito en 1993.
Localización: Vâlcea
Zona de protección: 22 ha. Zona de respeto: 57 ha.

Fundado en 1690 por el príncipe Constantino Brancovan, este monasterio de Valaquia es una obra maestra del estilo “brancoviano”. El monasterio es célebre por la pureza y el equilibrio de su arquitectura, la riqueza de sus elementos esculpidos, el tratamiento de sus composiciones religiosas, sus retratos votivos y sus ornamentaciones pintadas. La escuela de pintura mural e iconos de Horezu gozó de una gran fama en toda la región de los Balcanes durante el siglo XVIII. (UNESCO/BPI) [2]

Biserica Arbore.jpg Iglesias de Moldavia
Bien cultural inscrito en 1993, extensión en 2010.
Localización: Suceava

Ornamentadas en sus muros exteriores con frescos de los siglos XV y XVI, las siete iglesias de Moldavia que forman parte del sitio inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en 1993 son obras maestras del arte bizantino, únicas en su género en Europa. Sus pinturas murales, ejecutadas en todas las fachadas, no son meros elementos decorativos, sino auténticas obras artísticas. La composición extraordinaria, la elegancia de los personajes y la armonía de los colores de los frescos se armonizan perfectamente con el paisaje circundante. Con la extensión del sitio, la iglesia de Suceviţa completa ese conjunto de templos. Las paredes de su interior y sus fachadas están totalmente cubiertas de pinturas que datan de finales del siglo XVI. Situada en el recinto de un monasterio fortificado, esta iglesia es la única del sitio en la que hay una representación de la Escala Espiritual de San Juan Clímaco. (UNESCO/BPI) [3]

Eglise fortifiée de Prejmer.jpg Aldeas con iglesias fortificadas de Transilvania
Bien cultural inscrito en 1993, extensión en 1999.
Localización: Alba / Braşov / Harghita / Mureş / Sibiu
Zona de protección: 553 ha. Zona de respeto: 3728 ha.

Las siete aldeas con iglesias fortificadas inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial son una vívida ilustración del paisaje cultural de la Transilvania meridional. Fundadas por los sajones transilvanos, estas aldeas se caracterizan por haber conservado desde finales de la Edad Media una ordenación territorial, una distribución de los edificios de las granjas familiares y un esquema de poblamiento sumamente peculiares. Las iglesias fortificadas que dominan estas aldeas son ilustrativas de los sucesivos estilos arquitectónicos imperantes entre los siglos XIII y XVI. (UNESCO/BPI) [4]

Sarmizegetusa temples.jpg Fortalezas dacias de los Montes de Orastia
Bien cultural inscrito en 1999.
Localización: Alba / Hunedoara

Construidas bajo la dominación dacia, entre los siglos I a.C. y I d.C., estas fortalezas ilustran una fusión original entre las técnicas y principios de la arquitectura militar y religiosa de la Antigüedad clásica y las de la Edad de Hierro tardía en Europa. Estas plazas fuertes, que formaban el núcleo defensivo del reino dacio, fueron conquistadas por los romanos a comienzos del siglo II d.C. Enmarcados en paisajes naturales espectaculares y conservados en buen estado, sus numerosos vestigios ofrecen una imagen extraordinaria de una civilización pujante e innovadora. (UNESCO/BPI) [5]

Sârbi Josani.jpg Iglesias de madera de Maramureş
Bien cultural inscrito en 1999.
Localización: Maramureş

Las ocho iglesias de madera que forman el conjunto de Maramureş constituyen otros tantos ejemplos notables de la adopción de soluciones arquitectónicas emanadas de períodos y regiones diferentes. Son una muestra de la diversidad de diseños y técnicas artesanales utilizados para realizar este tipo de construcciones altas y estrechas, que poseen un esbelto campanario en su lado oeste y están cubiertas con techumbres sencillas o dobles de tejas planas de madera. Estos templos son exponentes de una expresión artística autóctona, muy característica del paisaje cultural de la región montañosa del norte de Rumania en que se hallan. (UNESCO/BPI) [6]

Sighisoara- View from Castle.JPG Centro histórico de Sighişoara
Bien cultural inscrito en 1999.
Localización: Mureş
Zona de protección: 33 ha. Zona de respeto: 145 ha.

Fundada por los llamados sajones transilvanos –artesanos y mercaderes alemanes–, esta ciudad ha conservado admirablemente su centro histórico, característico de las pequeñas ciudades medievales fortificadas. Durante varios siglos, Sighişoara desempeñó un importante papel estratégico y comercial en los confines de la Europa Central. (UNESCO/BPI) [7]

Localización del Patrimonio de la Humanidad en Rumanía.

Lista indicativa[editar]

La inscripción en esta lista es la primera etapa para cualquier futura candidatura. Rumanía, cuya lista indicativa fue revisada por última vez el 1 de febrero de 2012,[8] ha presentado los siguientes sitios:

Neamt monastery 1.cristibur.jpg Monasterio de Neamț

Bien cultural

Propuesto en 1991

Painted church in Curtea de Arges.jpg
Iglesias bizantinas y post-bizantinas de Curtea de Argeș

Bien cultural

Propuesto en 1991

Târgu Jiu.jpg
Conjunto monumental de Târgu Jiu

Bien cultural

Propuesto en 1991

BasarabiComplex.JPG
Paisaje rupestre de Basarabi

Bien cultural

Propuesto en 1991

Iglesia Trei Ierarhi (acabada).jpg
Iglesia de los Tres Jerarcas de Iași

Bien cultural

Propuesto en 1991

Cula Cartianu.JPG
Los cule de la Pequeña Valaquia

Bien cultural

Propuesto en 1991

XIII century church from Densuş.jpg
Iglesia de Densus

Bien cultural

Propuesto en 1991

Poarta3 interior.jpg
Ciudad histórica de Alba Iulia

Bien cultural

Propuesto en 1991

Retezat near camp Bucura.JPG
Parque Nacional de Retezat

Bien natural

Propuesto en 1991

Pietrosu Mare.jpg
Parque Nacional de Rodna

Bien natural

Propuesto en 1991

Szibisel patak Szentpéter mellett.jpg
Sinpetru (sitio paleontológico)

Bien natural

Propuesto en 1991

Piata Mica Sibiu.jpg
Centro histórica de Sibiu y su sistema de plazas

Bien cultural

Propuesto en 2004

Rimetea03.jpg
Los antiguos pueblos de Hollókő y Rimetea y sus alrededores

Bien cultural

Propuesto en 2012

Patrimonio cultural inmaterial[editar]

Actualmente Rumanía tiene 4 elementos inscrito en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial:

Căluşari Cristian, Sibiu.jpg El ritual del Căluş
Bien inmaterial inscrito en 2008 (originalmente proclamado en 2005).[9]

La danza ritual Căluş, bailada en la región de Olt, en Rumania meridional, también forma parte del patrimonio cultural de los válacos de Bulgaria y de Serbia. Aunque la primera música documentada utilizada en esta danza se remonta al siglo XVII, el ritual se deriva probablemente de los antiguos ritos de purificación y de fertilidad en los que se usaba el símbolo del caballo, que era venerado como la encarnación del sol. El nombre del ritual procede del Căluş, la parte de madera de la brida del caballo.

El Căluş consiste en una serie de juegos, parodias, cantos y danzas, y es realizado por bailarines varones (Căluşari) con acompañamiento de dos violines y un acordeón. Los hombres jóvenes eran iniciados en el ritual por un vataf (maestro), quien había recibido el conocimiento de los descântece (poderes mágicos) y los pasos de danza de sus predecesores. Los căluşari, cubiertos con sombreros coloridos, camisas bordadas y pantalones provistos de campanillas que tintinean, ejecutan danzas complejas que combinan taconeo, brincos con zapatetas, saltos y balanceo de piernas. Según la tradición, los grupos de căluşari, que se consideraban dotados de poderes curativos mágicos, iban de casa en casa, prometiendo buena salud y prosperidad a los aldeanos.

Testimonio de la diversidad cultural de Rumania, el ritual Căluş ha sido ampliamente promovido en los festivales de folklore, como el Concurso nacional de Caracal, en la región de Olt, donde se lo considera como un verdadero símbolo nacional. Los căluşari se siguen reuniendo para celebrar sus proezas coreográficas y musicales el domingo de Pentecostés. (UNESCO/BPI)
Falta imagen UNESCO Inmaterial (alto).svg La doïna
Bien inmaterial inscrito en 2009.[10]

Denominada de diversas maneras en Rumania, la doïna es un canto lírico solemne, improvisado y espontáneo. Elemento esencial del folclore rumano, la doïna fue hasta 1900 el único género musical presente en muchas regiones del país. En la práctica, la doïna se puede cantar en cualquier sitio y circunstancia –dentro y fuera del hogar, en el trabajo o en los velorios– y se interpreta en solo, sin música o con acompañamiento de flauta dulce, gaita o instrumentos improvisados. Existen diversas variantes regionales. La doïna expresa una vasta gama de sentimientos y abarca una temática muy diversa: alegría, amor, tristeza, soledad, conflictos sociales, asaltos de bandidos, etc. Expresión de las cualidades personales, las emociones y el virtuosismo de su creador-intérprete, la doïna desempeña también un papel social importante debido a que su función catártica contribuye al fortalecimiento de los vínculos de solidaridad. También ha dado origen a otros géneros artísticos: danzas, por ejemplo. Actualmente, la continuidad de la doïna corre peligro a nivel local debido a una ruptura en la cadena de transmisión de padres a hijos. Aunque se ha llegado a identificar hasta unas quince personas representativas de los distintos tipos de doïna, es necesario recrear un contexto propicio para su interpretación y transmisión a las generaciones jóvenes, a fin de que este elemento importante del patrimonio cultural inmaterial de Rumania siga floreciendo. (UNESCO/BPI)

Ceramică Horezu doi.jpg La cerámica artesanal de Horezu
Bien inmaterial inscrito en 2012.[11]

La cerámica de Horezu es un producto de artesanía excepcional, que se fabrica a mano en el norte del distrito rumano de Vâlcea y es ilustrativo de los conocimientos y técnicas artesanales de múltiples generaciones. Por regla general, el proceso de fabricación se reparte entre hombres y mujeres. Los hombres escogen y extraen primero la arcilla, y luego la someten a operaciones de limpieza, troceo, riego, amasado, pisoteo y mezcla, hasta transformarla en una pasta a partir de la cual obtienen una cerámica de color rojo. Los alfareros modelan luego los objetos con los dedos, aplicando una técnica especial que exige concentración, fuerza y agilidad. Aunque cada alfarero tiene un método propio para el modelado, todos respetan el orden de las operaciones. Las mujeres ornamentan los objetos utilizando técnicas e instrumentos específicos para trazar los motivos tradicionales. Su habilidad para combinar la ornamentación y los colores es la que imprime a la cerámica de Horezu una personalidad y un carácter únicos en su género. Los colores utilizados –marrón oscuro, rojo, verde, azul y “marfil Horezu”– son de tonos vivos. Una vez ornamentados y coloreados, los objetos se cuecen en los hornos. Los alfareros utilizan instrumentos tradicionales: mezcladoras para la limpieza de la tierra, tornos y peines para el modelado; cuernos de vaca huecos y palos rematados por un alambre para las ornamentaciones; y hornos de leña para la cocción. La transmisión de este elemento del patrimonio cultural se efectúa en las familias de los artesanos y en las alfarerías (de maestros a aprendices), y también mediante las ferias y exposiciones. Este arte tradicional confiere a la comunidad un sentimiento de identidad y cumple una función social en su vida diaria. (UNESCO/BPI)

Christmas carol singing (Prigor-CS-RO).jpg Colindat: ronda navideña de grupos de hombres jóvenes
Bien inmaterial inscrito en 2013.[12]
Este elemento es compartido con Flag of Moldova.svg Moldavia

Todos los años, antes de que lleguen las fiestas navideñas, en todos los pueblos de la República de Moldova y de Rumania se forman grupos de hombres jóvenes para preparar el “colindat”, una ronda que tiene lugar la víspera del día de Navidad en el transcurso de la cual los muchachos van de casa en casa entonando canciones festivas. Después de que los rondadores han cantado, las familias de los hogares visitados les ofrecen algunos presentes tradicionales y dinero. Los cantos son de temática épica y se adaptan a cada uno de los hogares a los que se va a rondar. Los jóvenes interpretan también canciones en las que desean buena suerte a las muchachas solteras y bailan con ellas porque, según se dice, esto las puede ayudar a que encuentren marido al año siguiente. A veces, los ronderos visten trajes tradicionales, acompañan sus cantos con instrumentos musicales y ejecutan danzas. Los principales depositarios y practicantes de este elemento del patrimonio cultural inmaterial son los propios grupos de jóvenes, generalmente solteros. Los que se encargan de formarlos en esta práctica suelen ser hombres experimentados de más edad, que en su juventud fueron cabezas de grupo. Las canciones tradicionales se aprenden en el transcurso de ensayos diarios que tienen lugar desde la formación del grupo hasta la víspera del día de Navidad. En algunas comarcas se admite que los niños asistan a los ensayos para que vayan aprendiendo el repertorio de canciones. Además de ser un medio de felicitar las Navidades, este elemento del patrimonio cultural desempeña un papel importante en la preservación de la identidad de las comunidades y en el reforzamiento de la cohesión social. (UNESCO/BPI)

Véase también Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Referencias[editar]

  1. «Delta del Danubio» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  2. «Monasterio de Horezu» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  3. «Iglesias de Moldavia» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  4. «Aldeas con iglesias fortificadas de Transilvania» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  5. «Fortalezas dacias de los Montes de Orastia» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  6. «Iglesias de madera de Maramureş» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  7. «Centro histórico de Sighişoara» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  8. Lista indicativa de Rumanía
  9. «El ritual del Căluş». UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  10. «La doïna». UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  11. «La cerámica artesanal de Horezu». UNESCO Culture Sector. Consultado el 14 de febrero de 2015. 
  12. «Colindat: ronda navideña de grupos de hombres jóvenes». UNESCO Culture Sector. Consultado el 16 de agosto de 2014. 

Enlaces externos[editar]