Anexo:Pintura en la Prehistoria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Anexo:La pintura en la Prehistoria»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Una pintura rupestre es todo dibujo o boceto prehistórico existente en algunas rocas y cavernas. El término «rupestre» deriva del latín rupestris, y éste de rupes (roca), aunque también es sinónimo de primitivo. De modo que, en un sentido estricto, rupestre haría referencia a cualquier actividad humana sobre las paredes de cavernas, covachas, abrigos rocosos e, incluso farallones o barrancos, etc. Desde este aspecto, es prácticamente imposible aislar las manifestaciones pictóricas de otras representaciones del arte prehistórico como los grabados, las esculturas y los petroglifos, grabados sobre piedra mediante percusión o erosión. Al estar protegidas de la erosión por la naturaleza del soporte, las pinturas rupestres han resistido el pasar de los siglos.

Sobre las paredes o el techo de las cuevas, los hombres prehistóricos dibujaban o pintaban los distintos animales que cazaban. También pintaban escenas de significado ritual o mágico como, por ejemplo, el rito de la fertilidad, etc. Los materiales que se usaban eran el carbón vegetal y diferentes tierras de colores aglutinados con agua o grasas de animales, aunque es casi imposible distinguir en esta clasificación entre pintura y grabado, ya que muchas veces perdura el grabado aunque estuviera pintado y en otras se han conservado juntos, como por ejemplo la gran sala de polícromos de la cueva de Altamira, grabado pintado o pintura grabada, según se prefiera.

Una de las interpretaciones que se le ha dado es que los hombres prehistóricos atribuían un significado o una función mágica a las representaciones de sus pinturas. Creían que la representación de un bisonte era una forma de propiciar su caza o que la representación de una mujer con unos senos enormes aseguraba la fertilidad. Existen otras interpretraciones que incluso llegan al arte por el arte.

Las pinturas prehistóricas más reconocidas son las de la cueva de Altamira en Santillana del Mar (Cantabria), donde se hallan los famosos bisontes polícromos así como las de la cueva de Lascaux en Francia. En Europa, además, se hallan pinturas prehistóricas tanto en el área del Cantábrico y los Pirineos (actuales Francia y España), grabados paleolíticos en Portugal, así como en el área del Levante español (Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía).

La pintura en la Prehistoria de Europa
Imágenes Etapa o estilo:
Resumen y características.
Conjuntos o lugares destacados.
Bacho Kiro.jpg
Trazos en zig-zag, Paleolítico Medio. Bacho Kiro. Bulgaria.
Antes de la pintura
Paleolítico Inferior y Paleolítico Medio
* Bilzingsleben
* Cueva de Las Grajas
* Bacho Kiro
* Berejat Ram
* Tan-Tan
* Pech de l'Azé
* Lunel-Viel
* Port-Launay
* Caverna de Blombos
* Sitios de arte rupestre prehistórico del valle del Côa
Antes del florecimiento de las artes plásticas o artes visuales, entre los pueblos cazadores paleolíticos de Europa, a lo largo de casi un millón de años se sucedieron cientos de generaciones de diferentes razas o especies de hombres, cuyo desarrollo fue tan lento que se podía vivir y morir sin que sucediera el menor cambio en la cultura.

Los primeros indicios de sensibilidad estética se aprecian en ciertos utensilios del Paleolítico Inferior que están bellamente trabajados, buscando una simetría y una armonía que parece superar su función práctica (los bifaces, por ejemplo). En el Paleolítico Medio, además de ese sentido estético, se ha demostrado una conciencia espiritual, pues se han documentado inhumaciones, a lo que hay que unir ciertos objetos que pudieran ser las primeras manifestaciones artísticas muy rudimentarias: se trata en general de huesos grabados con incisiones rítmicas paralelas o en zig-zag y con perforaciones.

Caso especial son las posibles estatuillas femeninas de edad extremadamente remota halladas en Berejat Ram (Israel) y Tan-Tan (Marruecos), sin embargo, ambas tienen una factura muy discutible.

Lascaux 01.jpg
Hombre yace frente a un bisonte. Cueva de Lascaux, Périgord, Francia.
Arte parietal franco-cantábrico
Paleolítico Superior
* Cueva de Altamira
* La Pasiega
* Cueva de Las Grajas
* Gruta de Montespan
* Cueva de El Castillo
* Gruta de la Grèze
* Gruta de la Madeleine
* Cueva de Lascaux
* Gruta de Trois Frères
* Gruta de Combarelles
* Gruta de Font-de-Gaume
* Gruta de Niaux
La pintura fue alumbrada a partir de la escultura: los primeros grabados con punzón de siluetas de bisontes en la Gruta de la Grèze, o las siluetas en relieve de las dos Venus de la Gruta de la Madeleine, ambas en Dordoña, constituyen las primeras manifestaciones del arte parietal franco-cantábrico, cuyo florecimiento en las cuevas y paredes rocosas del Périgord, de los Pirineos occitanos o de los montes cántabros constituye el acontecimiento más improbable de la Historia de la Humanidad.[1]

La pintura franco-cantábrica está orientada principalmente a los animales los cuales aparecen normalmente aislados. Cuando los animales aparecen agrupados no componen escenas ni se ralacionan entre sí según unos autores aunque otros ven composiciones.[2] Las actitudes de los animales varían desde la calma de Lascaux a la tensión dinámica de Altamira.

El grupo de la hembra de reno arrodillada frente al macho, en la gruta de Font-de Gaume y el hombre yacente frente a un bisosnte, en Lascaux, tal vez constituyan las primeras manifestaciones artísticas de escenas o narraciones.

Cogul HBreuil.jpg
Danza de Cogul. Roca dels Moros, Cogul, provincia de Lérida, Cataluña, España.
Arte rupestre levantino
Epipaleolítico, principalmente Neolítico y principios de la Edad del Cobre
* Roca dels Moros
* Cueva de la Vieja
* Barranco de la Valltorta
* Cueva de la Aranya
Las pinturas rupestres levantinas se distinguen de las representaciones mágicas de animales propias del arte parietal franco-cantábrico porque sus temas se refieren a la actividad humana, la vida cotidiana, la caza, la guerra, etc. con un estilo que tiende a la estilización lo cual las hace semejantes a las pinturas del arte rupestre africano.

En la Roca dels Moros también llamada "Cueva o abrigo de Cogul" en la provincia de Lérida, la escena de la danza de un grupo de mujeres en torno de un hombre desnudo, pintada en rojo y negro, es por su propio contenido una de les manifestaciones más notables que ha llamado la atención de los estudiosos.

En la Cueva de la Vieja de Alpera en la provincia de Albacete se halla un estilo propio de pintura esquemática que constituye la referencia o el tipo principal del arte levantino. En esta cueva Henri Breuil distinguió hasta trece periodos culturales distintos.

El Barranco de la Valltorta y sus alrededores, en la (provincia de Castellón) con dibujos de arqueros y hombres corriendo es otro de los yacimientos destacados.

Gran parte del conjunto del arte rupestre levantino está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Baci-4s.jpg
Cérvido esquemático de Los Tajos de Bacinete (Los Barrios, Cádiz).
Arte esquemático ibérico
Edad del Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro
* Cueva del Tajo de las Figuras
* Cueva de Bacinete
* Cueva de la Laja Alta
* Santonge
* Canchal de las Cabras Pintadas
* Los Órganos de Despeñaperros
El Arte Esquemático ibérico lo forman una serie de representaciones casi siempre rupestres asociadas a las primeras culturas metalúrgicas (Calcolítico, Edad del Bronce, e incluso, perviviendo marginalmente en algunas zonas aisladas durante etapas muy tardías). Su principal característica es el esquematismo, es decir, un estilo figurativo en el que sólo se representan componentes tan básicos que los elementos gráficos se convierten en meros esbozos, pero sin perder los rasgos mínimos de identificación.

En general, el fenómeno esquemático afecta a casi toda Europa y el Mediterráneo (por no decir a todo el Mundo), aunque cada región, incluida la hispana, tenga aspectos propios y diferenciadores. Por eso el estilo esquemático se considera algo muy poco preciso y problemático.

Helleristning.JPG
Petroglifos de Moelv, Noruega.
Arte parietal ártico
Épocas poco definidas pero de cazadores-recolectores
* Arte rupestre de Alta
* Grabados rupestres de Tanum
Falta redactar esta parte.


La pintura en la Prehistoria de Asia, América, África y Oceanía
Imágenes Etapa o estilo:
Resumen y características.
Conjuntos o lugares destacados.
Tadrart Acacus 1.jpg
Jirafas y otros animales pintados en el Sáhara.
Arte rupestre africano

Paleolítico, Neolítico, hasta 300 AD

* Arte rupestre de Chongoni
* Montes Matobo
* Tadrart Acacus
* Tassili n'Ajjer
* Tsodilo
* Twyfelfontein
Falta redactar esta parte.
SantaCruz-CuevaManos-P2210651b.jpg
Cueva de las Manos, río Pinturas, en Santa Cruz (Patagonia argentina), 7350 a. C.
Pintura rupestre americana
Paleolítico, Neolítico[3]
* Cueva de las Manos
* Gruta Pedra Pintada* Pedra Pintada
* Petroglifos de Angosturas I y II
* Petroglifos de Pusharo
* Petroglifos de San Jacinto
* Pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco
Falta redactar esta parte.
Eye of God - Negev n001.jpg
El ojo de Dios. Desierto del Néguev, Israel.
Pintura prehistórica en Asia
Paleolítico, Neolítico y Edad del Cobre
* Abrigos rupestres de Bhimbetka
* Sitios de arte rupestre de Kondoa
* Parque Arqueológico de Champaner-Pavagadh
Falta redactar esta parte.

Véase también[editar]

Arte prehistórico[editar]

Edades prehistóricas[editar]


Notas y referencias[editar]

  1. Nota bibilográfica: Historia de la Humanidad, tomo 1, pág. 167. Varios autores bajo el patrocinio de la Unesco. Tarducida del inglés. Editorial Planeta. Barcelona 1977.
  2. Por ejemplo, Múzquiz y Leroi-Gourhan explican escenas como las de la Gran Sala de los polícromos de Altamira como una única escena.
  3. El Neolítico americano perduró hasta la llegada europea del siglo XV en muchos partes del continente.