Anexo:Cronología de la botánica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Este Anexo presenta, no taxativamente, acontecimientos notables en la historia de la botánica.

Antigüedad[editar]

  • de 40 a 90: Dioscórides publica hacia 60 De materia medica, obra sobre los productos medicinales, y describe poco menos de un millar de plantas. Permanecerá en uso al menos hasta el siglo XVI.

Edad Media[editar]

Renacimiento[editar]

Siglo XVII[editar]

  • 1601: aparece Rariorum plantarum historia de Charles de l'Écluse (1525-1629) que incluye sus obras anteriores. Su clasificación no era muy avanzada, pero sus descripciones excelentes
  • 1605: Claude Duret (v. 1570-1611) publica Histoire admirable des plantes et herbes esmerveillables et miraculeuses en nature... (Paris, 1605) donde describía plantas tan extrañas como un árbol cuyas hojas huían con piernas cortas cuando llegaban a tierra
  • 1635: publicación del Edicto Real de creación del Jardín del rey en París. Fue inaugurado oficialmente en 1640. Su objetivo, como su nombre lo indica: Jardin royal des plantes médicinales, de cultivo único de plantas medicinales
  • 1636: se publica una edición aumentada de Herball por Thomas Johnson
  • 1640: aparece Theatrum botanicum de John Parkinson
  • 1644: fallece Thomas Johnson, autor de Mercurius botanicus, en Hampshire
  • 1650: William How publica Phytologia Britannica en Londres
  • 1670: se publica la primera flora de Gran Bretaña: Catalogus plantarum Angliæ et insularum adjacentium de John Ray
  • 1671: Marcello Malpighi publica un estudio sobre la anatomía vegetal marcando el début de esa disciplina
  • 1686: se comienza la publicación de Historia plantarum generalis de John Ray, primera tentativa de una flora global. Presentó una definición de especie muy similar a la utilizada por el genial Carlos Linneo más tarde
  • 1694: Rudolf Jakob Camerarius publica De Sexu Plantarum Epistola donde demuestra el rol del estambre y del pistilo en la reproducción vegetal

Siglo XVIII[editar]

Siglo XIX[editar]

Botánica del s. XX, XXI, y del futuro[editar]

Con nuevas estrategias de trabajo y de formación, permiten la interacción de nuevas herramientas como:

El cruce entre esas herramientas y procedimientos a través de un software llamado de interoperabilidad, abre un amplio campo y una nueva botánica a veces llamada « botánica numérica o digital»[1] mientras que los botánicos universitarios del siglo XX con cada vez más probable que se hubiesen formado, para tratar de abordar esos problemas, emergencias e incertidumbres relacionados con la disminución acelerada de la biodiversidad y a los cambios climáticos.

Las tecnologías de comunicaciones inalámbricas (como el teléfono portable, wi-fi), asociadas al GPS y de otros equipos fijos y "nómades" de hecho deben permitir una rápida identificación botánica asistida por computador, incluyendo al terreno, gracias a la mejora de algoritmos expertos de software con motores de búsqueda para la « identificación visual ». Inversamente, la identificación de la tierra debe ser capaz de enriquecer las bases de datos en general.

Las experiencias como Telabotanica ya han demostrado el valor de la combinación de redes y comunidades de investigadores aficionados para mejorar el acceso a los datos. Existe en Francia un proyecto de plataforma botánica colaborativa « Pl@ntNet».[2]

La botánica "digital" podría contribuir a:

  • un mejor control (si es necesario y cuando sea necesario, incluso en forma automática y robótica) en contra de adventicias de los cultivos
  • mejorar la bioevaluación (evaluación de la patrimonialidad ecológica en particulier, importante para estudiar impactos y la concesión de exenciones en el cambio de compensaciones fuertes y eficaces
  • mejorar el seguimiento del estado sanitario de las especies fisiológicas y sus poblaciones. Algunas herramientas de detección automática ya existen (por ejemplo, para asperjar pesticidas sólo a las plantas no deseadas para el agricultor o para recoger fruta en las ramas). Tal vez algún día los robots reúnen las malas hierbas sin utilizar productos químicos
  • monitorear las especies introducidas y / o invasivas:
  • seguir la corología (reparto de las poblaciones vegetales), y los impactos de cambios climáticos
  • detectar la toxicidad de plantas
  • y, en general contribuyan a una vigilancia más estrecha en "tiempo real " de la biodiversidad
  • mejorar la modelización aplicada al reino vegetal. Las simulaciones de evolución del paisaje son una de las aplicaciones posibles ((simulación de la arquitectura de las plantas han evolucionado para la predicción del desarrollo de soporte)
  • un mejor acceso a datos a través de portales de Internet, más fácil de usar y ergonómico para los no especialistas y expertos por igual

Con nuevas claves dicotómicas de identificación, gráficas,[3] visuales, y textuales simplificadas de determinar, gestión de bases de datos digitales o fotos digitales de la flora, de bancos de genoma, y el software de simulación de la evolución de la flora de acuerdo a las condiciones ambientales, o para evaluar la bioconcentración o el movimiento de determinados agentes contaminantes en la cadena alimentaria, etc. son algunos ejemplos de lo que se espera de la botánica en un futuro próximo.

Las computadoras y las bases de datos en red, junto con un trabajo de mayor colaboración, debería impulsar la investigación, y también permite el acceso desde la botánica a un mayor número de aficionados y público en general. Una condición para esto es mejorar la interoperabilidad de bases de datos y software (objetivo, que es coordinado en Francia por la red SINP que pueden confiar en las nuevas bases de datos de nomenclatura y proyectos en desarrollo tales como baseflor, baseveg, CATMINAT y bases de datos fitosociológicos Tela-botanica.

Esas mejoras también deben afectar al derecho ambiental donde tienen más que actualizar las listas de especies protegidas y en peligro de extinción, la evolución de la botánica, lo que significa tener que hacer referencia a una las diferentes especies conocidas o subdivididas o combinadas en nuevos taxones. La botánica digital también debería mejorar la formación de científicos, el trabajo de arquitectos e ingenieros, como la lucha contra el tráfico de especies de madera o una planta en peligro de extinción o protegidas (por las aduanas y la gendarmería por ejemplo, bajo la CITES). Las herramientas "de entrada múltiple", por ejemplo, se apoyan sobre la base de "tipologías de retrato-robot" y una selección filtrada por el potencial del lugar en cuestión y referenciado.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Jornada organizada en el "Salón international de la Agricultura", 2009, por el INRA y Cirad el 23 de febrero de 2009
  2. Plataforma informática y desarrollo de software que a partir de 2009 y en 4 años, con un presupuesto de 3 millones de euros, previsto por la fundación Agropolis con el Cirad, INRA, IRD, y Sup-Agro, y aportes de 3 equipos complementarios: el equipo AMAP (Inra-Cirad-Cnrs-Ird-Universidad de Montpellier 2), y los del INRIA y la red "Tela-botanica" que incluye aproximadamente a 10.000 miembros en 80 países)
  3. Presentación sobre un enfoque gráfico para la identificación asistida de plantas (Salón de la Agricultura 2009)

Enlaces externos[editar]