Anexo:Historia de la Copa Libertadores de América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Copa Libertadores es uno de los torneos más prestigiosos del mundo.

La Copa Libertadores es el más importante del mundo de fútbol de competición de clubes en América del Sur. A lo largo de la historia del torneo, 24 equipos de siete países han ganado la competición. Su rica historia se ha saturado con muchos partidos legendarios, jugadores emblemáticos y equipos excepcionales, desde la consagración histórica de Peñarol en 1960 contra otro adversario legendario Olimpia, pasando por Coutinho y Pelé encantado de mundo con el fútbol mágico de Santos, hasta llegar al éxito poco probable de Estudiantes de La Plata al final de la década de 1960, y el Club Atlético Independiente que se llevó a la gloria de la mejor manera posible.

La crianza del legendario Boca Juniors bajo Juan Carlos Lorenzo, Flamengo grabando su nombre en la lista de ganadores a manos de un escuadrón dirigido por Zico, las atajadas de René Higuita contra Olimpia, Sao Paulo dos tiempo sonhos entrenado por la leyenda Telê Santana y Carlos Bianchi hazañas con Boca Juniors y Vélez Sarsfield son algunas de las historias más recientes aún hablado hasta el día de hoy. La Copa Libertadores es, sin duda, el club trofeo más importante del mundo. [1] [2]

El deporte fue introducido en América del Sur en muchas maneras diferentes. Por ejemplo, el fútbol fue introducido a la Argentina en la segunda mitad del siglo 19 por los inmigrantes británicos en Buenos Aires , mientras que Colombia fue expuesto al fútbol en el siglo 20. Un expatriado llamado Charles William Miller introdujo el deporte en Brasil. El fútbol fue por primera vez a Chile por los británicos que mostraron el deporte durante las visitas a los puertos comerciales, como en Valparaíso . El holandés William Paats , quien se mudó de Holanda a Asunción (la capital de Paraguay) en 1888, introdujeron el fútbol a Paraguay, así como sentar las bases de un clásico americano del club del Sur.

Índice

El amanecer de la Copa Libertadores[editar]

Río de Janeiro vio el nacimiento de la idea de la competencia.

Las raíces de la competición había existido por mucho tiempo el Sur espíritu americano de la competencia a nivel de clubes estuvo presente desde el comienzo del siglo. Durante los años 1930 y 1940, los clubes argentinos y uruguayos compitieron por la Copa Río de La Plata entre sus respectivos campeones girar la ubicación de la final de cada un año en Buenos Aires y Montevideo. Los delegados de Colo-Colo, después de años de insistencia, logró empujar la CONMEBOL en la creación del torneo continental, en primer lugar. La Copa de Campeones se convirtió en el primer "prototipo" y se jugó con éxito en 1948 en lo que hoy es considerado como un título oficial en América del Sur, Vasco da Gama ganó la competición se juega por completo en Santiago de Chile .

Por todo esto, el tema del Congreso Americano del Sur, celebrada en 1958 en Río de Janeiro no era desconocido para los miembros del consejo: Raúl Colombo y Eduardo Palma, de la Argentina, Fermín Sorhueta, Washington Cataldi, Luis Tróccoli y Bracco del Uruguay, doctor Quiroga de Bolivia, Quevedo Lydio del Paraguay, Teófilo Salinas de Perú, Alberto Goñi de Chile, y Joao Havelange y Abilio D'Almeida, de Brasil. El secretario general de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol , o la UEFA, Henry Delaunay , presentó una propuesta al entonces jefe de la CONMEBOL José Ramos de Freitas, de Brasil para organizar una doble confrontación anual entre los campeones de Europa y América del Sur en lo que era visto como un incentivo, pero dio la bienvenida a que no sean necesarios. La propuesta para la creación de un campeonato de clubes de América del Sur recibió el apoyo de Argentina y Brasil, pero fue rechazada por Uruguay, un país que en aquel momento todavía tenía un trascendente preeminencia en la toma de decisiones de la confederación, el reparto del poder político y continental con la Argentina. Brasil acababa de ganar su primera Copa del Mundo y aún no los privilegios o el peso político que actualmente tiene.

Buenos Aires fue la cuna del torneo durante el congreso 24 de CONMEBOL.

la oposición de Uruguay se basó en que "la competencia está promoviendo iría contra el interés de los campeonatos sudamericanos de selecciones nacionales". Además, la Argentina, con el apoyo de Brasil, propuso que los torneos se juega cada cuatro años en lugar de cada dos a principios de 1957 (en el que Uruguay se opuso firmemente a que ellos fueron los principales arquitectos del Campeonato Sudamericano ). El 5 de marzo de 1959, los delegados de Chile insistió y propuso la creación del club del torneo sudamericano en el 24 º Congreso Americano del Sur, celebrada en Buenos Aires que fue aprobado por la Comisión de Asuntos Internacionales. Sólo los uruguayos votaron en contra. El torneo será nombrado en homenaje a los héroes de la historia sudamericana como Simón Bolívar , José de San Martín , Manuel Belgrano , Bernardo O'Higgins , José Miguel Carrera , José Gervasio Artigas , Antonio José de Sucre , Ramón Castilla , José Joaquín de Olmedo , entre otros: la Copa Libertadores de América. Esa fue la última obra de José Ramos de Freitas como presidente de la CONMEBOL, que renunció a su cargo para el recién elegido presidente, el uruguayo Sorhueta Fermín . En Montevideo, la idea ha sido aprobada con la presencia de los 10 representantes de la CONMEBOL para comenzar finalmente el desarrollo del torneo con la primera edición que se jugó por siete participantes. El club Presidente de Peñarol , Washington Cataldi , explicó años más tarde:

La historia de la Copa Libertadores es muy conocida por todos. Hemos sido precursores, junto con otros dirigentes de Sudamérica, para ponerla en marcha primero (1960) y para agregar más tarde a los subcampeones (1966). Se dijo entonces que se trataba de una maniobra destinada a asegurar la presencia de los dos grandes del fútbol uruguayo. Algo de eso es cierto. Pero no el único fundamento. Yo me encargué personalmente de recorrer los países sudamericanos para demostrarles a todos que para una mayor vivencia de la Copa era mejor jugarla con 20 equipos en lugar de 10. La historia me ha dado la razón

Comienzos[editar]

1960-1961: El histórico triunfo de Peñarol[editar]

El equipo de Peñarol que se convirtió en el primer campeón de la competición.

En 1960 Peñarol clasificó como campeón del Campeonato Uruguayo en 1959, a la por entonces recién creada Copa de Campeones de América (actual Copa Libertadores), competición que agrupo a los campeones de siete países afiliados a la Confederación Sudamericana de Fútbol (los representantes de Perú, Ecuador y Venezuela no asistieron al torneo). Debutó en este torneo el 19 de abril frente a Jorge Wilstermann de Bolivia con victoria de 7-1, siendo el primer gol del partido, y en la historia de la Copa, convertido por Carlos Borges. Tras eliminar en semifinales al San Lorenzo de Almagro de José Sanfilippo, el club alzó el primer campeonato continental luego de batir a Olimpia de Paraguay por 1-0 en la ida y 1-1 en la vuelta.

En 1961, Peñarol como campeón de Uruguay y de América en la temporada anterior, disputó una nueva versión de la Copa de Campeones, alcanzando el bicampeonato de la misma tras superar en la final a Palmeiras de Brasil, luego de ganar por 1-0 en Montevideo, con gol del ecuatoriano Alberto Spencer, y empatar 1-1 en São Paulo.

1962-1963: Los Santasticos[editar]

Durante los primeros años, Peñarol fue el equipo dominante en el club de fútbol de América del Sur, y logró llegar a la final por tercer año consecutivo cuando se enfrentaron al campeón brasileño Santos. En ese momento, Santos fue dirigido por el brasileño de fútbol superestrella Pelé. El club ganó la Taça Brasil que el año anterior, aplastando a Bahía en la final, Pelé terminó como máximo goleador del torneo con 9 goles. La victoria permitió a Santos para participar en la Copa Libertadores. La Copa Libertadores no recibieron la atención internacional hasta su tercera edición, que se extendió por el fútbol sublime del blanco ballet dirigido por Pelé, Coutinho, Lima, Zito, Dorval y Pepe, considerado por algunos como el mejor club de todos los tiempos. [4]

Los tiempos de mayor éxito de Santos comenzaron en 1962, [5] el equipo fue cabeza de serie en el Grupo 1 junto a Cerro Porteño de Paraguay y Deportivo Municipal de Bolivia, ganando todos los partidos de su Grupo, pero uno (un empate 1-1 frente al Cerro de distancia), en el desempeño de un 9-1 derrota de Cerro Porteño. Santos derrotó a Universidad Católica de Chile en las Semifinales y se reunió campeón Peñarol en la final en el que Pelé anotó otro doblete en el partido por partido para lograr el primer título para un club brasileño. Coutinho y Pelé terminó como el máximo goleador de primera y segunda de la competición con 6 y 4 goles, respectivamente.

A medida que el defensor del título, el Santos se clasificó automáticamente a la fase semifinal de la Copa Libertadores 1963 . El ballet blanco logró retener el título de manera espectacular después de las victorias impresionantes sobre Botafogo y Boca Juniors . Pelé ayudó a superar los Santos un equipo Botafogo que contenían leyendas como Garrincha y Jairzinho con un gol de último minuto agónico en el partido de ida de las semifinales y llevar el partido a 1-1. En el partido de vuelta, Pelé produjo uno de sus mejores actuaciones como un futbolista con un 'hat-trick en el Estádio do Maracanã como Santos aplastó Botafogo 0-4 en el partido de vuelta. Al aparecer en su segunda final consecutiva, Santos comenzó la serie al ganar 3-2 en el partido de ida gracias a un par de Coutinho y derrotar al Boca Juniors de José Sanfilippo y Antonio Rattin 1-2 en La Bombonera , con otro gol de Pelé y Coutinho cada uno, convirtiéndose en el primer (y hasta ahora único) equipo brasileño a levantar la Copa Libertadores en suelo argentino. Pelé terminó el torneo como máximo goleador segundo lugar con 5 goles, mientras que Coutinho terminó en tercer lugar con 3 goles.

1964-1965: Independiente de Mística Copera[editar]

A nivel internacional, surge la denominada "mística copera", al comenzar a ganar gran cantidad de títulos internacionales. Uno de sus logros más destacados lo alcanzó en 1964, siendo el primer equipo argentino en ganar la Copa Libertadores,[1] ganándola además de manera invicta y reteniendo este título en 1965,aunque ingresando automáticamente a la semifinal de la Copa de ese año.

1966: Tercera victoria de Peñarol[editar]

La Copa de 1966 trajo como novedad la presencia de los subcampeones de cada país. Esa mayor cantidad de participantes, a pesar de no presentarse los equipos brasileños, por entender que así se desnaturalizaba la competencia, aumentó notablemente la cantidad de partidos: de 27 encuentros en la edición de 1965, se pasó a 95 en 1966. Luego de cumplir campañas agotadoras -River Plate jugó 20 partidos, un récord hasta ese momento, y Peñarol 17- llegaron el subcampeón argentino y el campeón uruguayo a una tercera final en Santiago de Chile. Fue una lucha dramática, de alternativas cambiantes, a lo largo de 120 minutos no aptos para corazones débiles. Peñarol, que perdía 2-0 al terminar el primer tiempo, empató en el segundo, y ganó 4-2 en tiempo suplementario.

1967: El milagro de La Academia[editar]

Empezaba el año 1967 y el primer semestre debía disputar dos competiciones, el Metropolitano y la Copa Libertadores a la que clasificó por ser el campeón local del año anterior. En el Metropolitano terminó primero en la fase de grupos y avanzó a la semifinal donde se cruzó con su clásico rival, Independiente, derrotándolo 2 a 0. En la final fue goleado 3 a 0 por Estudiantes de La Plata y no alcanzó el titulo.[2]

En un viaje en avión a Colombia, yendo a Medellín, el avión estuvo a punto de caer. Fue catalogada de milagrosa la llegada el aeropuerto donde 32 años antes había muerto Carlos Gardel, confeso hincha de la institución. «Si nos salvamos de ésta, somos campeones de América y del Mundo» fue lo que pensaron varios jugadores del plantel.[3]

En la Copa Libertadores terminó primero entre seis equipos en la fase de grupos y se clasificó a las semifinales, un grupo de cuatro, donde sólo el primero llegaba a la última instancia. El grupo finalizó con Universitario y Racing empatados en puntos y obligados a jugar un desempate en terreno neutral. El partido fue jugado en Santiago de Chile y terminó 2 a 1 a su favor.

En las finales de ida y vuelta con Nacional empató 0 a 0 lo que los obligó a jugar un desempate. El encuentro empezaba con Racing arriba por 1 a 0 a los 14 minutos con gol de João Cardoso y antes del término del primer tiempo Norberto Raffo ponía el 2 a 0. En el segundo tiempo, a diez minutos del final, descontaba Milton Viera, pero no le alcanzaría y el equipo argentino se alzaría con la copa.[4]

1968-1969: El auge de Estudiantes de La Plata[editar]

Una formación del equipo que alcanzó la máxima conquista, la Copa Libertadores de América de 1968.

Estudiantes de La Plata obtuvo el derecho a participar en la Copa Libertadores de América de 1968 tras lograr el segundo puesto en el Campeonato Nacional de 1967. En su primera participación en la Copa Libertadores, el equipo de Zubeldía eliminó en la fase inicial a Millonarios y Deportivo Cali, ambos de Colombia; en la segunda ronda, a Independiente y Universitario, de Perú; y en semifinales, al campeón Racing Club, al que derrotó luego de un partido de desempate jugado en el Estadio Monumental de River Plate. El torneo continental lo conquistó tras disputar tres encuentros de la final con Palmeiras de Brasil: el primer partido se jugó el 2 de mayo en la ciudad de La Plata y lo ganó Estudiantes por 2-1; el segundo, el 7 de mayo en São Paulo, Brasil, terminó con el triunfo de Palmeiras, 3-1; y el tercero y decisivo se jugó el 16 de mayo en el Estadio Centenario de Montevideo, partido en el que el «Pincha» se impuso por 2-0, con tantos de Felipe Ribaudo y Juan Ramón Verón, conquistando su primer trofeo internacional.[5] [6] También en 1969 logró nuevamente la Copa Libertadores de América,[7] tras disputar cuatro partidos por ingresar directamente en semifinales como campeón vigente, jugando la final contra Nacional de Montevideo: el 15 de mayo se desarrolló el partido en Uruguay, que concluyó con un triunfo de Estudiantes por 1-0, con gol de Eduardo Flores; la vuelta, disputada en el Estadio Jorge Luis Hirschi de La Plata, se jugó el 21 de mayo y finalizó con otro triunfo para Estudiantes, esta vez por 2-0, nuevamente con goles de Conigliaro y Flores.

Década Argentina[editar]

1970: El primer tricampeón[editar]

Osvaldo Zubeldía, símbolo y entrenador de Estudiantes de La Plata.

En 1970, Estudiantes de La Plata conquistó su tercera Copa Libertadores de América consecutiva,[8] tras ganarle la final a Peñarol de Montevideo. En el primer partido, el 21 de mayo de 1970, disputado como local en el Estadio Jorge Luis Hirschi, Estudiantes se impuso por 1-0 con gol de Néstor Togneri; mientras que la vuelta, jugada en el Estadio Centenario de Uruguay, el 27 de mayo, terminó con un empate 0-0. Con este título, Estudiantes se convirtió en el primer equipo en proclamarse campeón de América tres veces consecutivas (Peñarol ya había conquistado tres títulos, pero en forma discontinua, entre 1960 y 1966); y en el primero, luego de acceder a la instancia decisiva también en 1971, en disputar cuatro finales consecutivas de la Copa Libertadores.

1971: Nacional entra en la lista de campeones[editar]

En 1971, acabó el destacado pasaje de Zezé Moreira en el club, y llegó Washington Etchamendi, empezando su glorioso ciclo al frente de la dirección técnica. Nacional inició la gran campaña en la Copa Libertadores 1971 en el grupo que también integraban Peñarol y los equipos bolivianos Chaco Petrolero y The Strongest. Superó el grupo ganando los dos partidos clásicos. En semifinales, enfrentó a Universitario de Perú y a Palmeiras de Brasil, destacándose el triunfo sobre Palmeiras en el mismo Estadio Pacaembú de San Pablo por 3:0. Debió disputar las finales frente al entonces tricampeón Estudiantes de la Plata, re-editando la final de 1969. Ambos partidos terminan 1:0 con triunfo para el local. El tercer y definitivo encuentro se jugó en Lima (Perú) el 9 de junio. Un gol de Espárrago y otro de Artime, de cabeza, sellaron el 2:0, permitiendo a Nacional obtener su primera Copa Libertadores.

1972-1975: el dominio de Independiente[editar]

Desde 1965 a 1972 era demasiado tiempo sin Independiente en el alto nivel sudamericano. La Copa Libertadores se había acostumbrado a las vitrinas de los clubes argentinos, a través de Independiente, Racing y Estudiantes de La Plata, y de las manos de Nacional, volvió a poder de los rojos de Avellaneda. En esta nueva edición se produjo una grata novedad: por primera vez en la historia de la Copa accedía a la final un equipo peruano. Fue Universitario, el conjunto limeño que había exhibido su calidad en competencias anteriores, especialmente en la Copa Libertadores 1967. En las luchas decisivas se impuso la experiencia de Santoro, Pavoni, Pancho Sá, Pastoriza y a partir de ese año, comenzaría un ciclo inigualable de Independiente.

El campeón de 1972 sigue aferrado al trofeo y lo gana nuevamente, enfrentando en la final al primer equipo chileno que alcanzó ese honor: Colo Colo. Necesitan jugar tres partidos. El último se realiza en Montevideo, exige tiempo suplementario y en Independiente se produce un hecho que hará historia: ingresa un joven llamado Ricardo Enrique Bochini en los últimos minutos del encuentro.

1976: El gran avance de Cruzeiro[editar]

1977-1978: Bicampeonato Xeneixe[editar]

Tras haberse coronado campeón nacional el año anterior, Boca Juniors clasificó a la Copa Libertadores 1977. En la primera fase compartió el grupo con River y los uruguayos Peñarol y Defensor. De todos estos equipos solamente uno pasaría a la siguiente ronda. Con la valla invicta se clasificó a la fase semifinal en donde tuvo como rivales a Libertad de Paraguay y Deportivo Cali, de Colombia. Con dos triunfos sobre los paraguayos y dos empates con los colombianos accedió a la final. Cruzeiro, de Brasil, fue su adversario. El primer partido se jugó en La Bombonera y lo ganó Boca por 1-0 con gol de Carlos Veglio. En Belo Horizonte los locales se impusieron por el mismo marcador y hubo que jugar un desempate en Montevideo. El encuentro y el alargue finalizaron sin goles, y en la definición por penales Hugo Gatti fue el héroe al detener el último ejecutado por Vanderley y darle, por primera vez, la Copa Libertadores al conjunto del "Toto" Lorenzo.

El primer bicampeonato de América conseguido por el club se daría al año siguiente en 1978. Inició el Torneo en la fase semifinal por haber sido el campeón de la anterior edición y sus rivales fueron River y Atlético Mineiro. A los brasileños los derrotó por 2-1 en el Mineirão y por 3-1 como local, mientras que con River igualó en La Bombonera sin goles y en la última fecha lo venció 2-0 El Monumental. Ese triunfo lo clasificó para jugar la final con Deportivo Cali, que en ese entonces era dirigido por Carlos Bilardo. La ida se jugó en Colombia y terminó igualada sin goles. La revancha, en La Bombonera, fue victoria Xeneize por 4-0 con goles de Hugo Perotti -en dos oportunidades-, Enrique Mastrángelo y Carlos Salinas. Así, luego de un exitoso paso por Boca Juniors, Juan Carlos Lorenzo cuenta con el prestigio de ser el primer entrenador de la institución en salir campeón internacional oficial.

1979: Primera generación dorada de Olimpia[editar]

La elección del presidente Osvaldo Domínguez Dibb en 1976 es una parte clave en la historia de Olimpia. El nuevo presidente contrató al uruguayo Luis Alberto Cubilla como director técnico, que en 1979 llevó al club a conquistar su primera Copa Libertadores[9] realizando una campaña estupenda con 9 triunfos, un par de empates y una sola derrota, habiendo anotado 23 goles y encajado 7. En la final enfrentó al por entonces bicampeón vigente del torneo, Boca Juniors de Argentina. En el partido de ida jugado en Asunción, Olimpia ganó por 2-0 con goles de Osvaldo Aquino y del uruguayo Miguel Ángel Piazza. El de vuelta, disputado en la Bombonera, terminó empatado sin goles lo cual consagró a Olimpia campeón.

Levantamiento del pacífico y decadencia uruguaya[editar]

1980: Una vez más, Nacional[editar]

El 26 de enero de 1980 se abre una nueva era con la elección de Dante Iocco como presidente. El club vivía un pobre momento deportivo, y la nueva directiva designa de urgencia al campeón de 1971 Juan Martín Mujica como técnico y al Prof. Esteban Gesto como preparador físico para terminar la Liguilla de 1979. Mujica realiza algunos cambios en el equipo y en el planteo, imponiendo la marcación hombre a hombre por toda la cancha.

Con el nuevo equipo técnico, Nacional elimina a Peñarol por 2:0 y clasifica a la Copa Libertadores de 1980. Supera en la fase a Defensor y a los bolivianos The Strongest y Oriente Petrolero; en semifinales a O'Higgins de Chile y a Olimpia de Paraguay, clasificándose para disputar la final ante Internacional de Porto Alegre. El día 30 de julio, en Porto Alegre, se jugó el partido de ida, y fueron muchos los uruguayos, más de 22.000,[10] que recorrieron los mil kilómetros, en lo que los tricolores llamaron "el segundo éxodo del pueblo oriental".[11] La ida fue 0:0 y la revancha, el 6 de agosto en el Centenario, fue victoria 1:0 con gol de Victorino de cabeza.

1981: El gran debut de Flamengo[editar]

1982: El Carbonero vuelve a la cima[editar]

Tras comenzar la década de los años 1980 ubicándose en el tercer lugar, en 1981 Peñarol se consagró nuevamente campeón uruguayo tras superar por tres puntos a Nacional. En el equipo campeón destacaron las figuras de Rubén Paz, el capitán Walter Olivera, Jair Gonçalves y el goleador de la competición, Fernando Morena, que esa temporada retornó al club por la cifra récord, hasta ese instante, de US$1.029.000, que fue pagada por la hinchada con el lema "a Morena lo traemos todos". Peñarol obtenía nuevamente la Copa Libertadores luego de superar al Cobreloa de Chile en el Estadio Nacional de Chile por 1-0, con gol de Fernando Morena en el minuto 89.

1983: Grêmio y su Vitória Olímpica[editar]

1984: Independiente,[editar]

1985: Un triunfo sin precedentes[editar]

En el mismo año que el bicho se consagraría campeón nacionalmente, debía disputar también la Copa Libertadores. Pese a haber debutado en la copa con una derrota frente a Ferro Carril Oeste, Argentinos clasificaría a la segunda fase en un grupo integrado por Fluminense, Vasco de Gama y el ya mencionado Club Ferro Carril Oeste luego de un partido de desempate por el primer puesto con el equipo Verdolaga. En la segunda fase también clasificó en su grupo integrado por Blooming e Independiente tras haber ganado y empatado dos partidos. En la final choca con América de Cali. El primer partido disputado en Buenos Aires fue un triunfo 1 a 0 a favor del bicho. En Cali el resultado fue el mismo pero a favor del equipo colombiano, por ende se jugó un partido de desempate en Asunción, que terminó igualado en 1, pero Argentinos gana 5-4 en la tanda de penales y así obtuvo el título continental.

1986: Una edición distintivo para River Plate[editar]

Para River arrancaba una nueva Copa Libertadores (torneo que nunca había ganado) y el grupo inicial era más que complicado: Boca Juniors, Peñarol y Montevideo Wanderers de Uruguay (en esa época sólo el primero del grupo pasaba a la siguiente fase).

Norberto Alonso fue haciéndose titular en la Copa, dejando a Claudio Morresi como un suplente de lujo. Más allá de los nombres, era un River totalmente distinto. Del equipo arrasador que salía a atacar en todas las canchas se pasó a lo que el mismo Héctor Veira definió como “el contraataque ofensivo”, con unos “nenes adelante que te matan”. Se siguió tratando bien a la pelota, no se pasó a ver un juego rústico, pero esa versión copera se apoyó mucho más en la defensa. La inclusión de Nelson Gutiérrez le dio a esa zaga una característica casi homicida, pero esos defensores también complicaban cuando atacaban (sobre todo la dupla central).

River se encontró en la semifinal con el Barcelona de Guayaquil y Argentinos Juniors (el campeón vigente). Goleó en los 2 partidos contra los ecuatorianos pero no pudo derrotar al "Bicho", por lo que debieron jugar un partido desempate en el Estadio José Amalfitani que terminó 0:0 por lo que River Plate clasificó por mejor diferencia de gol. Después de 10 años River volvía a la final de la Copa Libertadores. El rival era el América de Cali, el subcampeón de la edición anterior. Parecía una oportunidad única ya que, por si fuera poco, se definía todo en el Estadio Monumental.

En la primera final jugada en Cali apareció un delantero que había llegado justamente de Colombia y al que prácticamente nadie había visto jugar, Juan Gilberto Funes. Con goles del mismo "Búfalo" y del "Beto" Alonso, River ganó 2:1. A la semana, en el Monumental más lleno de la historia, este gol de Funes dio el 1-0 y la Copa a River.

1987-1988: El Bicampeonato del Fútbol Uruguayo[editar]

En la Copa Libertadores 1987, el club carbonero, pese a los innumerables problemas económicos además de juventud del platel, 22 años de promedio, se coronó por quinta vez campeón de Copa Libertadores, luego de vencer al vigente campeón, River Plate y a Independiente en las semifinales, batiendo al América de Cali, por 1-0 con gol de Diego Aguirre en el minuto 120 del alargue de la tercera final, cuando el empate en cero le daba el título al conjunto colombiano. Como curiosidad esta fue la tercera Copa Libertadores obtenida por Peñarol en el Estadio Nacional de Chile.

Para finales de la década del 80, Nacional (como todo el fútbol uruguayo) estaba sumido en graves problemas económicos. Sin embargo, Nacional armaría un plantel, humilde, pero que daría grandes satisfacciones. El entrenador sería Roberto Fleitas, recién vencedor de la Copa América 1987 con la Selección uruguaya. Durante la Copa Libertadores 1988, el club debió ir superando a Wanderers, América de Cali y Millonarios de Bogotá en la fase de grupos. Luego debió vencer a equipos como la Universidad Católica y Newell's Old Boys. A medida que los resultados se daban, la ilusión crecía, y el club repatrió a Hugo De León, quien fue el líder que el equipo necesitaba. Superó otra vez a América de Cali en semifinales, y en la final, debió enfrentar nuevamente a Newell's que ganó el primer partido 1:0. Pero en la revancha en el Centenario, Nacional superó ampliamente a su rival por 3:0, con goles de “Pinocho” Vargas, Ostolaza, y su símbolo, Hugo De León. Así, el tri-campeón de América dio la vuelta olímpica frente a su hinchada.

1989: Una victoria dramática para el Pacífico[editar]

El conjunto verdolaga no asistía al evento continental desde 1982 y en las cinco oportunidades en que participó (1972, 1974, 1975, 1977 y 1982) no había pasado a la segunda fase.

Comenzó la copa en el grupo 3, acompañado por Millonarios de Colombia, Emelec y Deportivo Quito ambos de Ecuador.

El primer partido termina 1:1 en Bogotá frente a Millonarios. El segundo partido contra Emelec, en Guayaquil termina también 1:1. El tercer partido del grupo, contra Dep. Quito en el estadio Atahualpa termino también 1-1.

El 7 de marzo, en Medellín cae 0:2 ante Millonarios. En el partido de vuelta ante Deportivo Quito, gano por 2:1. El último partido de la primera fase, frente a Emelec, en Medellín, ganó 3:1.

Millonarios ganó el grupo, con 10 puntos, seguido de Atlético Nacional con 7 y tercero Deportivo Quito con 4 puntos, clasificándose estos tres a octavos de final.

En la fase de octavos de final, el 5 de abril, enfrentó en Medellín al Racing Club, ganando 2:0. En el juego de vuelta cayó por 1:2, aunque en el resultado global, los de Medellín se impusieron por 3:2 y lograron pasar de ronda.

Camiseta replica usada por Atlético Nacional en 1989.

En cuartos de final, enfrentó nuevamente a Millonarios. El partido de ida fue el 19 de abril, en Medellín con victoria 1:0. El de vuelta en Bogotá, el 26 de abril, terminó 1:1, con un polémico arbitraje del chileno Hernán Silva,[12] clasificándose así a la siguiente ronda.

En la semifinal enfrentó al Danubio. En el primer partido, el 10 de mayo, en Montevideo, terminó 0:0. El de vuelta, el 17 de mayo, terminó 6:0 a favor de los colombianos, clasificando a la final.

El primer partido de la final, se jugó en el estadio Defensores del Chaco en Asunción, Paraguay, frente al Olimpia el 24 de mayo. Ganaron los paraguayos por 2:0. El de vuelta se jugó en Bogotá, en el estadio Nemesio Camacho, el Campín, debido a que el Estadio Atanasio Girardot, de Medellín, en esa época no poseía la capacidad mínima (50.000) que pedía la CONMEBOL. El juego finalizó 2:0 a favor de Atlético Nacional, teniendo que definir la copa por penales. Atlético Nacional se impuso 5:4, ganando así su primera Copa Libertadores de América, con una sobresaliente actuación del portero René Higuita, quien detuvo varios cobros del equipo paraguayo.

Renacimiento[editar]

1990: Olimpia confirma su pasta de campeón[editar]

Al año siguiente, en 1990, Olimpia se tomaba revancha, cuando en semifinales derrotó al Atlético Nacional, justamente por la misma vía, la de los tiros penales, aunque en esa ocasión la serie se dirimió en campo propio, en Asunción. Posteriormente, en las finales, doblegó al Barcelona de Ecuador, ganando el juego de ida en Asunción por 2-0, con goles de Raúl Vicente Amarilla y Adriano Samaniego, y una semana después empatando a un tanto en Guayaquil, con otro gol de Amarilla, para de esa forma alcanzar la segunda Copa Libertadores de su historia.

1991: Colo-Colo logra su primera copa[editar]

A mitad de la temporada 1990, llegó desde Croacia el entrenador Mirko Jozić, para reemplazar a Arturo Salah. Colo-Colo terminó el año con su primer bicampeonato nacional, tres fechas antes del término del torneo.

En el año 1991 el equipo se coronó campeón de América al ganar la Copa Libertadores. Colo-Colo derrotó en cuartos de final a Nacional de Uruguay y eliminó en semifinales a Boca Juniors de Argentina[13] para superar en la final a Olimpia de Paraguay luego de empatar 0:0 en el Estadio Defensores del Chaco de Asunción y vencer por 3:0 el 5 de junio de 1991 en el Estadio Monumental, con dos goles de Luis Pérez y uno de Leonel Herrera, transformándose así en el único equipo chileno hasta el momento en ganar dicho torneo.

1992-1993: El São Paulo de Tele Santana[editar]

1994: El cenit de Vélez Sársfield[editar]

El 31 de agosto de 1994, en su segunda participación en la Copa Libertadores[14] se consagra Campeón de América frente al entonces bicampeón de la competencia, São Paulo, en la definición por penales 5:3 en Brasil. El 24 de agosto, Vélez Sarsfield vence en la primera final a los brasileños por 1:0 (Omar Asad) en el colmado Estadio José Amalfitani y posteriormente pierde por el mismo marcador en el Morumbí, obligando así la definición desde el punto penal.

Previamente a la instancia definitoria con la escuadra paulista, en la zona de grupos, Vélez Sarsfield finaliza primero delante de Boca Juniors (1:1 y 2-1), Palmeiras (1:0 y 1:4) y Cruzeiro de Brasil (1:1 y 2:0). Luego supera en los duelos por eliminación a Defensor Sporting de Uruguay en octavos de final (1:1 y 0:0 - p. 4:3), a Minerven de Venezuela en cuartos de final (0:0 y 2:0) y Junior de Barranquilla en semifinales (1:2 y 2:1 - p. 5:4).

1995: Felipão conduce a Grêmio a la cima del mundo[editar]

1996: River Plate, campeón otra vez[editar]

En 1995, tras el breve paso de Carlos Babington, Ramón Díaz tomó la conducción de River. Tuvo un mal torneo a nivel nacional, y en el plano internacional cayó por penales en semifinales en los dos torneos, ante Atlético Nacional de Medellín por la Libertadores en el Monumental (René Higuita le atajó un penal a Matías Almeyda) y ante Independiente por la Supercopa.

Comenzó el siguiente año disputando la primera fase de la Copa Libertadores con San Lorenzo, Minervén y Caracas FC, ambos de Venezuela. Cinco victorias y un empate pusieron a River en octavos de final, donde esperaba Sporting Cristal de Perú. La goleada 5:2 en la revancha en el Monumental, con un golazo de chilena de Crespo incluido, clasificó a River a cuartos de final. El siguiente paso fue San Lorenzo. En semifinales esperaba la Universidad de Chile de Marcelo Salas. Tras un empate 2:2 en la ida y una victoria por 1:0 con gol de Almeyda, River llegaba a su cuarta final de Copa Libertadores. Como diez años atrás, el rival era América de Cali. La ida se disputó en el Pascual Guerrero, con victoria para los colombianos por 1:0. En la revancha, dos goles de Hernán Crespo llevaron a River a su segunda Libertadores, la que Francescoli tanto había ansiado levantar. Germán Burgos, Hernán Díaz, Celso Ayala, Juan Gómez, Juan Pablo Sorín, Astrada, Almeyda, Ortega y Medina Bello integraban el plantel campeón.

1997-1999: El dominio de Brasileño[editar]

Década de resurgimientos[editar]

2000-2001: Los unbeatables de Boca Juniors[editar]

"Gracias Virrey". Agradecimiento de los vecinos de La Boca al "Virrey" Carlos Bianchi, por sus logros como entrenador (9 en total).

En 1998, llegó al club Carlos Bianchi, que a partir de ese año comenzó con una década de oro que depositó al club cuatro veces en lo más alto del mundo, superando en logros a Juan Carlos Lorenzo. Como campeón del Apertura 1998 Boca había clasificado a la Copa Libertadores 2000. Clasificó primero en su grupo y luego eliminó en los 8vos de final a El Nacional, pasando a 4tos de final, donde se encontró ni mas ni menos que con River. En el partido de ida en El Monumental perdió 2-1 pero ganó 3-0 en La Bombonera. En semifinales eliminó al América, y debió jugar la final de la Copa contra el Palmeiras de Brasil. La serie comenzó con un mal resultado como local, al empatar 2-2 en la Bombonera. Contra lo esperado, el equipo argentino sorprendió en el partido de vuelta jugado en el enorme estadio Morumbí, tomando la iniciativa y atacando al Palmeiras en su casa. El partido terminó empatado sin goles y se debió recurrir a los penales para definir el campeón. Boca acertó los cuatro que pateó y su arquero Córdoba se convirtió en el héroe de la noche al atajar dos remates.

En el 2001, Boca se consagraría bicampeón continental al conseguir nuevamente la Copa Libertadores. Clasificó primero en su grupo para luego en la segunda fase eliminar a Junior en 8vos de final, a Vasco de Gama en 4tos y a Palmeiras (por penales) en semifinales, llegando de este modo a la final contra Cruz Azul de México. En el partido de ida, Boca logró la victoria con un gol de Marcelo Delgado y en la vuelta, el Cruz Azul obtuvo el mismo resultado, llevando otra vez a una definición por penales. El portero Óscar Córdoba fue figura y Boca obtuvo en su cancha, su cuarta Copa Libertadores.

2002: Olimpia es el regreso de un viejo Campeón de América[editar]

El 25 de julio de 2002, Olimpia celebró su centenario. Y fue justamente en aquel año que el club consigue su tercera Copa Libertadores al derrotar al São Caetano de Brasil en la final. Contrario a las anteriores finales que ganó, ésta habrá sido la de manera más complicada debido a que iba al encuentro decisivo, a jugarse en São Paulo, con un marcador inicial de 0-1 en contra, obtenido en Asunción el mismo día de su aniversario número cien.

Formación de Olimpia, antes del inicio de un partido por Copa Libertadores 2002.

Finalmente, Olimpia se sobrepuso y logró emparejar el resultado adverso al ganar en la revancha por 2-1 durante el período normal, con goles del argentino Gastón Córdoba y de Richart Báez llegando posteriormente a la consagración a través de la definición por penales, la cual ganó por 4 a 2.

2003: Clásica final para la mejor edición de todos los tiempos[editar]

En este año, Bianchi regresa al club. En la Copa Libertadores clasificó segundo en su grupo y en los octavos de final eliminó Paysandú de Brasil, revelación de la copa, que en La Bombonera sorprendió y derrotó a los xeneizes por 1-0. En el partido de vuelta Boca goleó a los brasileños con tres goles de Guillermo Barros Schelotto. En cuartos de final venció a Cobreloa de Chile y en las semifinales Boca eliminó al América de Colombia. En la final Boca enfrentó al Santos de Diego y Robinho, venciéndolo claramente en los dos partidos: 2-0 en Buenos Aires y 3-1 en San Pablo. Boca obtuvo así el pentacampeonato continental, consagrando a Carlos Tévez como figura de la final y a Marcelo Delgado como máximo goleador del certamen (9).

Tevez jugando para Boca Juniors.

2004: Once Caldas termina con la racha de Boca Juniors[editar]

Los caldenses quedaron ubicados en el Grupo 2 con UA Maracaibo de Venezuela, Vélez Sársfield de Argentina y Fénix de Uruguay. El 19 de febrero Once Caldas goleó como local en el Estadio Palogrande 3-0 a Fénix con dos goles de Arnulfo Valentierra y uno de Jefrey Díaz. Posteriormente, el 25 de febrero, los colombianos vencieron 1-2 al Unión Atlético Maracaibo en el estadio "Pachencho" Romero, con goles de Jonathan Fabbro y Sergio Galván. La única derrota de Once Caldas en el torneo fue en el estadio José Amalfitani frente a Vélez Sársfield de Argentina con el marcador de 2-0 el 9 de marzo. La revancha fue para Once Caldas el 17 de marzo con dos goles de Sergio Galván para el marcador definitivo de 2-0. Elkin Soto y Arnulfo Valentierra marcaron los tantos de la victoria 2-1 sobre Maracaibo en Manizales el 6 de abril. Cerrando la primera fase del torneo, fue el argentino Jonathan Fabbro quien marcó los dos goles del Caldas para igualar el 22 de abril, 2-2 con Fénix en el Estadio Centenario de Montevideo. Once Caldas clasificó primero del Grupo 2, a la fase de Octavos de final, con un total de 13 puntos, cinco más que el segundo, el UA Maracaibo que acumuló ocho.

En octavos de final, Caldas enfrentó a Barcelona de Guayaquil, igualando 0-0 como visitante el 6 de mayo y empatando 1-1 en Manizales con agónico gol de Jorge Agudelo el día 13 del mismo mes. En tiros desde el punto penal el conjunto colombiano se impuso 4-2.

En los cuartos de final se enfrentó al Santos FC de Brasil en el que por aquel entonces contaba con jóvenes figuras como Robinho, Renato Dirnei, Elano Blumer y Diego Ribas da Cunha.[15] En Brasil, el equipo brasilero se puso en ventaja, pero cuando parecía que la derrota era un hecho llego el empate de Valentierra en el minuto 88. En el partido de vuelta en Colombia, el mismo jugador fue el encargado de darle la victoria al equipo colombiano 1-0 en un cobro de tiro libre a los 70 minutos, dándole la clasificación a los 4 mejores.

En la semifinal, el conjunto de Manizales se enfrentó al São Paulo con figuras como Rogério Ceni, Cicinho y Luís Fabiano.[16] En Brasil ante 74.000 espectadores el resultado fue un empate sin goles. En Colombia el partido de vuelta fue sumamente emocionante Herly Alcázar logró la ventaja para Once Caldas a los 27, pero Sao Paulo igualó a los 32; recién en el último suspiro del partido Jorge Agudelo puso el 2-1 para el delirio de toda Manizales.

En la instancia definitiva Once Caldas se enfrentó al defensor del título, Boca Juniors que venía de eliminar a su máximo rival River Plate en la semifinal, Boca Juniors contaba con la mejor plantilla de América con jugadores como: Roberto Abbondanzieri, Luis Amaranto Perea, Guillermo Barros Schelotto, Carlos Tévez,[17] entre otros. Pero Once Caldas se tenia fé para la hazaña. En el primer partido en La Bombonera ante más de 53000 espectadores, el Once Caldas planteó un partido defensivo, Boca no pudo concretar y el partido acabó sin goles, llevándose así un punto de Buenos Aires, con gusto a victoria. En Manizales el 1 de julio de 2004 Manizales lucia como nunca todo un pueblo esperaba alzar la copa, Once Caldas logró el gol a los siete minutos gracias a un remate de larga distancia de Jhon Viáfara, el partido ganó en emoción y fricción. Pero Boca demostró su experiencia y marcó el empate al comienzo del segundo tiempo con un gol de Nicolás Burdisso. El partido acabo sin que se modificara el 1-1. Se debió definir desde el punto de penal; la especialidad de Boca. Pero esa no era su noche y estaba escrito que Once Caldas debía hacer historia, ya que Boca desperdició los 4 penales, y Once Caldas vivió su momento más glorioso. .[18]

2005-2006: Finales Brasileiras[editar]

2007: Una última victoria de Boca Juniors[editar]

Ante la renuncia de La Volpe como DT, llega Miguel Ángel Russo a Boca, y en una operación que le costó 2 millones de dólares al club, llegó Juan Román Riquelme por cuatro meses. El objetivo era obviamente volver a enfrentar la Copa Libertadores con el fin de ganarlo. Formó parte de un grupo muy difícil en la primera fase y en la última fecha tras vencer 7-0 a Bolívar de local y gracias a la derrota del Cianciano de Perú ante el Toluca, alcanza el segundo puesto y la clasificación. En octavos de final el rival de Boca fue el Vélez de La Volpe: Boca de local ganó 3-0 y de visitante perdió 3-1 clasificando por diferencia de gol. En cuartos de final enfrentó a Libertad de Paraguay, empatando 1-1 como local y ganando 2-0 como visitante. En semifinales Boca debió enfrentar al Cúcuta. Siendo derrotado 3-1 en el partido de ida en Colombia, Boca goleó 3-0 en el partido de vuelta y obtuvo el pase a una nueva final continental ante Grêmio. En la ida, como local, lo goleó por 3-0 y en el Olímpico Monumental le volvió a ganar por 2-0, con sendos goles de Juan Román Riquelme, la figura del torneo. Así Boca conquistó otra Libertadores.

2008: El primer título internacional de clubes para Ecuador[editar]

Liga de Quito logró el campeonato en dicha Copa; enfrentándose a importantes clubes del continente como Estudiantes de La Plata de Argentina, San Lorenzo de Almagro de Argentina, América de México y Fluminense de Brasil. Después de derrotar a este último en la primera final en la Casa Blanca en Quito con un marcador de 4-2 y de perder en el mítico Maracaná de Río de Janeiro por 3-1 por el alargue y prórroga, la definición vendría por la tanda de penales, donde desempeñó un papel decisivo el guardameta José Francisco Cevallos y el jugador del Fluminense de Brasil el delantero Washington falló un penal y Liga se coronó Campeón de la Copa Libertadores de América 2008. Las figuras importantes de este equipo fueron: Joffre Guerrón, el mejor jugador de la copa; Claudio Bieler, quién anotó importantes goles como el que le hizo a San Lorenzo en Buenos Aires; Luis Bolaños, quien fue el goleador del equipo; Damián Manso, Enrique Vera, Norberto Araujo, Patricio Urrutia, Renán Calle y Jairo Campos.[19] [20] [21]

2009: El mayor resurgimiento de la década[editar]

El plantel Campeón de América, durante la caravana de festejos de Ezeiza a La Plata.

Tras disputar la final de la Copa Sudamericana, el equipo reafirmó al año siguiente la exitosa campaña a nivel internacional en el principal torneo continental de clubes y se consagró campeón de la Copa Libertadores por cuarta vez en su historia, repitiendo tras 39 años la gesta del ciclo de Osvaldo Zubeldía en el club.[22]

Estudiantes obtuvo el tetracampeonato de América tras clasificarse segundo en su grupo inicial, al que accedió luego de eliminar a Sporting Cristal de Perú en los partidos de repesca, y vencer consecutivamente, a partir de octavos de final, a Libertad de Paraguay, Defensor Sporting y Nacional (los partidos se disputaron sin público visitante),[23] ambos de Uruguay. En la final se enfrentó al Cruzeiro de Brasil, igualando 0-0 como local y venciendo por 2-1, tras ir en desventaja, con goles de Gastón Fernández y Mauro Boselli, en el desquite disputado en el Estadio Mineirão de Belo Horizonte.[24] [25] [26]

Estudiantes tuvo al máximo goleador del torneo (Mauro Boselli, con ocho conquistas) y logró su primer triunfo en la historia de la Copa Libertadores jugando como visitante ante un equipo brasileño, siendo el segundo club argentino en consagrarse campeón ganando el partido decisivo en Brasil.[27] Además, Mariano Andújar superó el récord de Hugo Gatti y se convirtió en el arquero argentino con más minutos sin recibir goles en esta competencia.[23]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.elgrafico.com.ar/coberturas-historicas/1964-independiente-gana-su-primera-libertadores.php 19-8-1964 "Independiente, dueño de América" por Juvenal para El Gráfico
  2. Osvaldo José Gorgazzi (2006). «Argentina 1967». RSSSF. Consultado el 17 de agosto de 2008.
  3. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ref_duplicada_1
  4. José Luis Pierrend (1999). «Copa Libertadores 1967». RSSSF. Consultado el 17 de agosto de 2008.
  5. «Inicia una era sorprendente». CONMEBOL (1997/2009). Consultado el 26 de febrero de 2009.
  6. «Estudiantes '68». Revista El Gráfico (2007/2008). Consultado el 11 de mayo de 2010.
  7. «Sigue su marcha incontenible». CONMEBOL (1997/2009). Consultado el 26 de febrero de 2009.
  8. «Concreta una hazaña: el tricampeonato». CONMEBOL (1997/2009). Consultado el 31 de marzo de 2009.
  9. ABC Digital (26-7-09). Luis Irala (ed.): «Olimpia campeón por primera vez de la Copa Libertadores». Consultado el 27-7-09.
  10. Elpais.com.uy. «Como en los 80, cuando ambos eran campeones». Consultado el 19 de marzo de 2011.
  11. Nacionaldigital.com. «La "Toma" de Porto Alegre». Consultado el 16 de octubre de 2009.
  12. «'El verdadero clásico es con Nacional': jugadores de Millonarios». Consultado el 13 de agosto de 2009.
  13. Radio Cooperativa (ed.): «Colo Colo-Boca Juniors, un clásico sudamericano con mucha historia» (2003). Consultado el 2007.
  14. Copa Libertadores 1994
  15. Copa Libertadores 2004 Once Caldas vs Santos
  16. Copa libertadores 2004 Once Caldas vs Sao Paulo
  17. Copa libertadores 2004 Once Caldas vs Boca Juniors
  18. Copa libertadores 2004 Once Caldas vs Boca Juniors
  19. Youtube - Liga de Quito Campeón de la Copa Libertadores 2008 (Tomado de Fox Sports y Cortesía de Fox Sports en sistema TVCable de Grupo TVCable) Parte 1
  20. Youtube - Liga de Quito vs. Fluminense de Brasil Final de la Copa Libertadores 2008 Liga de Quito Campeón de la Copa Libertadores 2008 (Tomado de Fox Sports y Cortesía de Fox Sports en sistema TVCable de Grupo TVCable) Parte 2
  21. Youtube - Liga de Quito Campeón de la Copa Libertadores 2008 (Tomado de Fox Sports y Cortesía de Fox Sports en sistema TVCable de Grupo TVCable)
  22. «Con la identidad de los años dorados». Diario La Nación (2009). Consultado el 30 de julio de 2009.
  23. a b «Le sobra historia». Diario Olé (2009). Consultado el 7 de agosto de 2009.
  24. «¡Estudiantes de La Plata, glorioso tetracampeón de América!». CONMEBOL (1997/2009). Consultado el 27 de julio de 2009.
  25. Gotta, Ricardo (2009). «¡La Copa es miau!». Diario Olé. Consultado el 31 de julio de 2009.
  26. «Estudiantes de La Plata - Campeón Libertadores de América 2009 - 10 veces». YouTube (2009). Consultado el 18 de septiembre de 2009.
  27. Ciullini, Pablo (2008). «Argentinian clubs in Copa Libertadores». RSSSF. Consultado el 19 de febrero de 2009.

Enlaces externos[editar]