Anexo:Gobernantes de Provenza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa que muestra la marca y el condado de Provenza y el condado de Forcalquier en 1184.

La tierra de Provenza tiene una historia bastante separada de las otras grandes naciones de Europa. Su existencia independiente tiene sus orígenes en la frontera natural del ducado galo en dinastía merovingia. En esta posición, influenciada y afectada por varias culturas de distinta manera, los provenzales mantuvieron una unidad que fue reforzada cuando se creó un reino separado en el declive carolingio de finales del siglo IX. Provenza se unió finalmente a otro reino burgundio, pero siguió siendo gobernada por su propios poderosos y muy independientes condes.

En el siglo XI, Provenza fue disputada entre la línea tradicional y los condes de Toulouse, quienes reclamaban el título de "Margrave de Provenza". En la Alta Edad Media, el título de Conde de Provenza perteneció a familias locales de origen franco, a la Casa de Barcelona, a la Casa de Aragón, a la Casa de Anjou y a una rama cadete de la Casa de Valois. Después de 1032, el condado pasó a formar parte del Sacro Imperio Romano. Fue heredada por el Rey Luis XI de Francia en 1481, y definitivamente incorporada al Real dominio francés por su hijo Carlos VIII en 1484.

Patricios y duques merovingios[editar]

Duratne el periodo de la dinastía merovingia en la Galia, Provenza fue una provincia gobernanda por duces (duques), líderes militares y comandantes del distrito que servían como defensores de las fronteras del reino y gobernaban amplios territorios, al contrario que los comites (condes), quienes gobernaban las ciudades y sus alrededores. Provenza fue normalmente una parte de la división del Imperio Franco conocido como Borgoña, que fue tratado como su propio reino. Su título aparece a veces como Rector Provinciae.

He aquí una lista (incompleta) de los conocidos duques de Provenza designados por los merovingios:

Margraves y duques carolingios[editar]

Provenza fue gobernada por una serie de duques poco conocidos durante el periodo de la unidad carolingia hasta el Tratado de Verdún (843).

Reyes carolingios[editar]

Tras la división del Imperio Carolingio por el Tratado de Verdún (843), el primero en morir de los fraternales gobernantes de los tres reinos fue Lotario I, quien dividió su medio reino de acuerdo con la costumbre de los francos entre sus tres hijos. De esta división proviene el Reino de Provenza, dado a el hijo más joven de Lotario, Carlos. Un patrimonio de reales leyes se inauguró así en Provenza que, a pesar de que fue subsumido a menudo en uno de sus mayores reinos vecinos, proclamó tan a menudo sus propios soberanos.ust as often proclaiming its own sovereigns.

El reino de Provenza también fue conocido como Baja Borgoña (o Borgoña Cisjurana). Su capital fue en primer lugar Vienne, luego Arlés y es por eso se le conoce a veces como Arelate.

Provenza dividida entre los hermanos sobrevivientes, Lotario II y el Luis II el Joven. La mayor parte es para Luis.
Como con su Reino de Italia, la Provenza de Luis pasaa se tío a su muerte.
Con la muerte de Luis, el sucesor de Carlos, Provenza se niega a elegir a sus dos hijos y en su lugar eligió uno de los suyos propios como rey. Boso se casó con Ermengard, hija de Luis II para fortalecer el reclamo suyo y de su hijo.
El reino de Luis no pasó a sus herederos, sino a su yerno, el marido de su hija, Hugo, quien había ejercido como su regente desde 905. Hugo nunca usó el real título en Provenza.
En 933, Provenza deja de ser un reino independiente puesto que Hugo lo cambió con Rodolfo II de Borgoña por la Corona Férrea de Lombardía, es decir, el gobierno de Italia.

Condes, dentro del Imperio[editar]

Fue en las secuelas de la muerte de Luis el Ciego cuando Provenza comenzó a ser gobernada por condes locales colocados bajo la autoridad de un margrave. En primer lugar, Hugo de Arlés sirvió como duque y regente durante la larga ceguera de Luis. En segundo lugar, Hugo dio la marca de Vienne y el ducado de Provenza a Rodolfo II de Borgoña en un tratado de 933. Rodolfo nunca fue reconocido por los nobles del condado y en su lugar designó a Hugo, como su primer margrave.

Al mismo tiempo, los primeros condes en la región fueron los condes de Arles y los de Aviñón. De Rotbold I de Arles descendía los miembros de la familia de la cual ostentarían primero el título de comes Provinciae o "Conde de Provenza". Guillermo I y Rotbold II no dividieron los dominios de su padre y esta indivisibilidad fue mantenida por sus respectivos descendientes. Es así imposible averiguar quién sucedió a quién en el condado, ya que varios reyes coincidían temporalmente. El título margravial también continuó en su familia hasta que pasó a Beltrán de Tolosa en 1062.

Primera dinastía[editar]

Gerberga murió en 1112, recayendo el condado a su hija Dulce I, cuyo marido, Ramón Berenguer III (Conde de Barcelona), pasó a ser así Ramón Berenguer I de Provenza.

Casa de Barcelona y Casa de Aragón[editar]

Con falta de éxito en la Reconquista de sus propias fronteras, los catalanes se volvieron hacia el litoral mediterráneo y hacia el norte. Codiciaban la región entre el Cévenes y el Ródano, entonces bajo el control de Toulouse. En 1112, el conde de Barcelona, Ramón Berenguer III, se unió en matrimonio con la heredera de Provenza, Dulce, quien era la hija de la Condesa Gerberga de Provenza, Gévaudan, Carladais y parte de Rodez. El matrimonio tuvo lugar probablemente con el impulso de la iglesia, que estaba entonces en conflicto con la Casa de Tolosa. En 1076, el Conde Raimundo IV fue excomulgado, pero siguió dando su apoyo a Aicard, el depuesto arzobispo de Arles (desde 1080). Con el conde fuera de la Primera Cruzada, la iglesia tuvo la oportunidad de hacerse con el poder en la región. Este matrimonio puso efectivamente a la Provenza bajo el control catalán.

En 1125, el heredero de Raimundo (Alfonso Jordán) firmó un tradado por el cual se le reconocía su reclamo tradicional de la familia al título de "Margrave de Provenza" y la marca de Provenza fue definida como la región septentrional de la baja Durance y a la derecha del Ródano, incluyendo los castillos de Beaucaire, Vallabrègues y Argence. La región entre la Durance, el Ródano, los Alpes y el mar era la del condado y pertenecía a la Casa de Barcelona. Aviñón, Puente de Sorgues, Caumont y Le Thor permanecieron sin dividirse.

Internamente, Provenza fue atormentada por incertidumbres sobre los derechos de sucesión. Dulce y Ramón Berenguer firmaron todos los estatutos conjuntamente hasta su muerte en 1127, tras la cual aparece él solo como conde en todos los estatutos hasta su muerte en 1131. Entonces, la hija menor de Dulce (Estefanía) se desposó con Raimundo de Baux, quien enseguida puso reclamo a la herencia de su madre, aunque Provenza había pasado pacíficametne a manos de su sobrino, Berenguer Ramón I).

Casa de Barcelona[editar]

Casa de Aragón[editar]

Escudo de armas de Provenza bajo la Casa de Aragón. Se documenta por primera vez entre 1209 y 1245 con Ramón Berenguer V de Provenza, nieto del rey Alfonso II de Aragón.[1]
El Condado de Forcalquier fue incorporado a los dominios de Alfonso II mediante su enlace matrimonial con Gersande de Forcalquier (1193).

Ramón Berenguer V de Provenza no dejó herederos, así que la herencia pasó a través de su cuarta hija Beatriz de Provenza, a su marido Carlos de Anjou.

Casa capeta angevina[editar]

Escudo de armas de Provenza bajo la dinastía Anjou.

La Reina Juana murió sin herederos, dejando el condado a Luis I de Anjou, hijo del rey Juan II de Francia el Bueno, de la Casa de los Valois.

Dinastía Valois-Anjou[editar]

  • 1382-1384 Luis I de Anjou, Conde y Duque de Anjou (1351), Duque de Calabria y Conde de Maine (1356), Duque de Touraine (1370), nominalmente Rey de sicilia (1382)
  • 1384-1417 Luis II de Anjou, Duque de Anjou, Calabria y Touraine, Conde de Maine, nominalmente Rey de Sicilia (1384), Conde de Guisa (1404), hijo de Luis I
  • 1417-1434 Luis III de Anjou, Duque de Anjou y Touraine, nominalmente Rey de Sicilia (1417), Duque de Calabria (1424), hijo de Luis II
  • 1434-1480 René I de Nápoles el Bueno, Conde de Guisa (1417-1422), Duque de Lorraine y Bar (1431), Rey de Nápoles y (nominalmente) Sicilia y Jerusalén (1434-1442), Duque de Anjou y Touraine (1434), Rey de Aragón y Conde de Barcelona (en disputa, 1466-1472), hijo de Luis II
  • 1480-1481 Carlos III (V de Maine), también conocido como Carlos de Maine, Conde de Maine y Guisa (1472), sobrino de René I

Después de su muerte, Carlos du Maine (sin herederos) legó los condados de Provenza-Forcalquier al Rey Luis XI de Francia. Desde este momento, el título de Conde de Provenza se convierte en uno de los títulos más heredados de la monarquía francesa. La única vez que el título fue usado después fue por el futuro Luis XVIII de Francia, a quien se conocía como el Conde de Provenza hasta la muerte de su sobrino Luis XVII en 1795, cuando reclamó el trono francés.

Margraves, dentro del Imperio[editar]

Casa de Tolosa[editar]

Con su matrimonio con Emma de Provenza, hija de Rotbold III, Guillermo III de Tolosa heredó tierras y castillos en Provenza. Emma heredó el título de "Margrave de Provenza" con la muerte de su hermano mayor en 1037. Su hijo Pons por parte de Guillermo III no sobrevivió a ella, pero su nieto sí y reclamó su título en contra de la línea más joven de los condes de Provenza.

Para contener las duraderas reclamaciones del Conde de Tolosa, Provenza fue dividida en 1125 entre a lo largo del Río Durance. Las tierras al norte del río constituyeron la marca de Provenza, gobernada por Tolosa, y al sur del río fue el propio condado, gobernado por la Casa de Barcelona.

Juana se casó con Alfonso de Poitou. En ese momento, el Condado de Tolosa, el Ducado de Narbona y el Margraviado de Provenza pasó a la Corona Francesa, por los términos del Tratado de Meaux, en 1229.

Referencias[editar]

  1. Cfr. El artículo «Palos de Aragón», en Gran Enciclopedia Aragonesa en línea:

    En Provenza, la primera moneda conocida —con cronología dudosa— que muestra «barras», es de Ramón Berenguer V (1209-1245), en la época de Jaime I, a cuyo reinado pertenecía otra pieza con las mismas características acuñada en Barcelona; en ambos casos, las «barras» ocupan el lugar de la cabeza del soberano ya que en el reverso continúa la cruz y la dignidad que expresa el monarca, explícitamente, es la de rex.