Anexo:Argumento de Harry Potter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Harry Potter
Autor J. K. Rowling
Género Fantasía
Misterio
Thriller
Idioma Inglés
Traductor Alicia Dellepiane Rawson
Adolfo Muñoz García
Nieves Martín Azofra
Gemma Rovira Ortega
Ilustrador Bandera de Argentina Dolores AvendañoBandera del Reino Unido Cliff Wright
Thomas Taylor
Giles Greenfield
Jason Cockcroft
Editorial Bandera del Reino Unido Bloomsbury
Flag of Spain.svg Salamandra
País Reino Unido
Fecha de publicación 30 de junio de 1997 al 21 de julio de 2007
Formato Libro
Páginas Bandera del Reino Unido 3407 (total)
Flag of Spain.svg 3665 (total)

Este anexo contiene el argumento detallado de los siete libros que conforman la serie Harry Potter, escrita por la británica J. K. Rowling.

Índice

Harry Potter y la piedra filosofal[editar]

El niño que sobrevivió[editar]

La historia comienza con un día de la familia Dursley (Vernon, el padre; Petunia, la madre; y Dudley, el hijo), en su tranquila residencia: Privet Drive No. 4, en Little Whinging, Surrey. Siendo un día normal pero a la vez extraño, el Sr. Dursley se encuentra por toda la ciudad a gente con capas muy raras, a varias lechuzas volando en pleno día, y con un extraño gato parado en la acera de su casa.

Esa noche, un hombre alto, con una larga barba plateada y gafas en forma de media luna aparece y se sienta junto al gato, que se convierte en una mujer mayor, alta y de aspecto severo. Los personajes, Albus Dumbledore y Minerva McGonagall, respectivamente, conversan sobre el hecho de que el mago tenebroso más terrible de todos los tiempos ha sido derrotado, al parecer, por un niño de tan solo un año llamado Harry Potter; pero son interrumpidos por el ruido de una motocicleta y una luz en lo alto del cielo dirigiéndose a ellos. En ese momento llega Rubeus Hagrid, un semi-gigante, montado en una moto voladora; y trae consigo al pequeño Harry Potter, un bebé en cuya frente tiene una cicatriz en forma de relámpago. Los tres personajes dejan a Harry en la puerta de los Dursley con una nota en donde Albus Dumbledore facilita instrucciones claras para Petunia Dursley y se van.

Mientras Harry crece, sus tíos Vernon y Petunia junto con su malcriado hijo Dudley, que son muggles (personas no mágicas), mantienen en secreto el porqué de sus habilidades sobrenaturales, rehúsandose a contarle a Harry acerca de sus padres, incluso prohibiéndole mencionar sus nombres; lo único que le dicen de ellos es que murieron en un accidente de tráfico. Pese a que lo tratan como sirviente y lo maltratan, él aguanta y acepta incluso los castigos injustos que le dan.

La historia prosigue en 1991 cuando a Harry le llega una carta de lechuza de una escuela llamada Hogwarts, pero no la llega a leer pues su odioso tío se la quita y la quema, así como todas las demás que con los días le van llegando (y no fueron ciertamente pocas); para dejar de recibir las cartas el tío Vernon decide esconderse con toda la familia en una pequeña y recóndita isla.

El guardián de las llaves[editar]

Sin embargo, Rubeus Hagrid los encuentra y se presenta, diciendo que es el guardián de las llaves y terrenos de Hogwarts, y que éste era un colegio de magia. Le revela a Harry que es un mago y que sus padres también lo eran. Sus tíos, a regañadientes, aceptan su marcha a Hogwarts. Harry y Hagrid se dirigen al Callejón Diagon, donde conocen al nuevo profesor de Defensa contra las Artes Oscuras de Hogwarts, Quirrell, un joven muy nervioso y con un turbante en la cabeza. Harry deduce que el gigante puede contarle cosas. Durante once años (desde 1970 hasta 1981) Voldemort dominó el mundo de los magos, sumiéndolo en la oscuridad y el terror y valiéndose de un grupo de magos subordinados (mortífagos) y de criaturas abominables. Hagrid lo lleva a Gringotts, el banco para magos, donde Harry descubre que sus padres le dejaron mucho dinero. Hagrid retira algo de una bóveda, diciendo que es para Dumbledore, director de Hogwarts.

En el callejón Diagon Harry Potter compra su uniforme y los materiales necesarios, y Hagrid le regala una lechuza por su cumpleaños, Hedwig. Harry regresa a Privet Drive, donde Harry le dice a sus tíos que lo lleven al tren de Hogwarts, el andén nueve y tres cuartos.

Viaje en el andén nueve y tres cuartos[editar]

Se dirigen a Londres, donde Harry encuentra a otra familia de magos, los Weasley, y le indican cómo acceder al tren de Hogwarts. Harry se hace amigo en el tren de uno de los Weasley, Ron, quien va al mismo curso de Harry. También conocen a Hermione Granger, descendiente de muggles quien a pesar de ir a primer curso como Harry, ya sabe bastante de magia. Llegan al colegio, y deben ser asignados a una de sus cuatro escuelas

Comienza el año escolar[editar]

Harry se vuelve enemigo de Draco Malfoy, y se hace mejor amigo de Ron. En el banquete de bienvenida Harry nota la presencia de Severus Snape, profesor de pociones. Harry tiene clases de magia todo el año, disfrutándolas cada vez más, con excepción de una asignatura: pociones, pues al parecer, el profesor, lo odia. Un día se entera que trataron de robar Gringotts, más específicamente, la bóveda a donde había ido con Hagrid, el día del cumpleaños de Harry. Sin embargo, ya estaba vacía cuando el ladrón llegó. Harry se pregunta si fue la bóveda que Hagrid había vaciado el mismo día. Harry, Ron y Hermione llegan por accidente al prohibido tercer piso, donde encuentran un perro de tres cabezas. Al parecer, está cuidando algo. A Harry y a Ron no les gusta que Hermione se entrometa en sus asuntos, y luego de una clase, Ron se burla de Hermione y ésta sale llorando al baño de las niñas. Esto ocurre la tarde de Halloween. Más tarde, un trol entra al castillo, y resulta que Harry y Ron se acuerdan de que Hermione está en el baño y corren para avisarle de que hay un trol suelto y así poder escaparse de él. Después de una lucha con el trol, llega la profesora McGonagall y Hermione se atribuye la culpa de los hechos para que no culpen a Harry y Ron. Después de todo esto, la profesora McGonagall le quita 5 puntos a Hermione por su insensatez al creer controlar por si sola a un trol, en cambio a Harry y Ron les dan 5 puntos a cada uno por el valor que han tenido al enfrentarse con el trol, a pesar de ser estudiantes de primer año. Harry nota que Snape tiene una pierna lastimada, y deduce que fue el perro de tres cabezas el que lo mordió. Por ende, trabajaría para Voldemort tratando de robar lo que cuida.

En su primer partido de Quidditch, un juego muy famoso en el mundo mágico, Harry tiene problemas con su escoba. Hermione ve como Snape murmura un conjuro, para hacer que se caiga de la escoba. Casi lo consigue de no ser por la intervención de Hermione, que hace que la capa de Snape arda. Harry logra subirse a la escoba y gana el partido al atrapar la Snitch dorada. En Navidad, Harry recibe una capa invisible de parte de alguien sin identificar, pero con una nota diciendo que era de su padre, y que la utilice bien. Harry encuentra un espejo, llamado El Espejo de Oesed (Erised en inglés). Muestra el más grande deseo de la persona que lo ve; Harry ve en el espejo a sus padres y a toda su familia, y durante las siguientes semanas tenía las mismas pesadillas en el espejo. Dumbledore le dice que ese espejo muestra el deseo de la persona, pero que pronto será llevado a otra parte, dada a la adicción que provoca. Harry visita a Hagrid, quien en una apuesta, ganó un huevo de dragón. Cuando el dragón nace, comienza a crecer rápidamente. Harry le insiste a Hagrid para que se lo de al hermano mayor de Ron, Charlie, quien trabaja con dragones. Hagrid acepta, y Harry planea ir con Ron a entregárselo a Charlie. Sin embargo, el dragón hiere a Ron y éste se queda en la enfermería. Ron se ha comunicado ya con Charlie, quien le dice que unos amigos de él irían a la torre de Astronomía el sábado a la medianoche, mediante una carta. Sin embargo, Draco obtiene esa carta y se entera del plan. y Harry, junto a Hermione, van a la torre de Astronomía donde se encuentran con los amigos de Charlie. De regreso, Filch los atrapa, junto a Neville, quien iba a avisarle a Harry que Draco sabía del plan del dragón. Draco también es atrapado en la noche, y los cuatro son castigados. Especialmente, Gryffindor pierde 150 puntos pues Harry, Neville y Hermione no deberían estar fuera a esas horas.

Durante su estancia, Harry Potter descubre que la institución alberga un misterioso objeto en sus dominios el cual es conocido como la piedra filosofal. Este poderoso elemento es buscado discretamente por Voldemort, a quien la comunidad mágica daba por muerto tras haberle rebotado el ataque mortal dirigido contra Harry Potter. Contrario a dichas creencias, su espíritu desea afanosamente encontrar la piedra para recuperar sus antiguas habilidades de brujo. Además, la piedra filosofal es conocida por otorgar igualmente la inmortalidad a su poseedor.

Tras intuir que alguien está intentando robar la legendaria piedra, Harry y sus amigos, Hermione Granger y Ron Weasley, dan aviso a los profesores del colegio pero éstos se niegan a creer que sus advertencias tengan fundamento, puesto que saben que el objeto se halla bien resguardado en una cámara secreta y vigilada. En vista de lo anterior, deciden acudir a la cámara para asegurarse de que nadie consiga robarla. Una vez dentro, se topan con una serie de obstáculos y trampas que deben sortear antes de llegar al cuarto donde se aloja la piedra filosofal. Al final, sólo Harry logra llegar a este destino encontrándose con el profesor Quirinus Quirrell en el lugar. El profesor admite que ha sido él quien ha mantenido con vida a Lord Voldemort al alimentarse con sangre de unicornios en el Bosque Prohibido, alojándolo a manera de parásito en su cuerpo. Después de enfrentarse contra Quirrell y Voldemort, Harry Potter logra evitar que este último se apodere de la piedra, la cual a últimas instancias es destruida por el director del colegio, Albus Dumbledore. Al concluir el período escolar, Harry regresa a su hogar con los Dursley en espera de que comience su segundo año en Hogwarts.

Harry Potter y la cámara secreta[editar]

La Huida[editar]

El libro comienza en 1992 con la ansiedad de Harry Potter en regresar a Hogwarts, la escuela de magos. Harry se encuentra nuevamente en casa de sus tíos, quienes están a punto de recibir una importante visita. Sus tíos le advierten que esas personas no saben nada de su existencia, así que no deberá hacer ningún ruido. Cuando Harry llega a su habitación, encuentra a un elfo doméstico, Dobby. Éste le dice que es un placer estar con él, y le advierte que no debe regresar a Hogwarts, pues acontecimientos malignos están a punto de suceder pero cuando Dobby esta a punto de revelar cual es su amo siempre terminaba golpeándose. Dobby usa magia dentro de la casa de Harry haciendo volar un pastel de su tía Petunia Dursley, por la cual él recibe una carta de advertencia del Ministerio de Magia, recordándole que no puede usar magia en casa, y que al hacerlo de nuevo podría causar su expulsión de Hogwarts.

Harry se queda en su casa, deprimido, por no poder salir. De repente en la noche, el mejor amigo de Harry, Ron Weasley, llega en un auto volador con sus hermanos mayores, los gemelos, Fred y George, con los que logra escapar por muy poco. En el viaje le cuenta a los hermanos lo de Dobby, Fred le dice que los elfos domésticos solo pueden ir a un lugar, si su amo lo deja. Al llegar a la Madriguera, la casa de Ron, encuentran a la madre de éste muy furiosa con sus hijos, aunque trata muy amablemente a Harry. Él, Fred, George y Ron, son enviados por su madre a podar el patio. Luego, Harry conoce al padre de Ron, quien trabaja en el Ministerio, y a Ginny, su hermana menor, quien ese año va a ingresar a Hogwarts, pero que siempre se ponía nerviosa cuando estaba frente a Harry.

El callejón Knockturn[editar]

Mediante polvos mágicos, los Weasley llegan al callejón Diagon. Pero Harry pronuncia mal el nombre de su destino y acaba llegando al callejón Knockturn, una calle especializada en magia oscura. Ahí ve entrar a Draco Malfoy y a su padre, Lucius Malfoy, y es rescatado por Rubeus Hagrid. Cuando puede escapar, llega a la tienda que buscaba para comprar sus libros. Ahí se encuentra con Hermione Granger y se reúne con los Weasley. En la tienda, un famoso mago llamado Gilderoy Lockhart firma autógrafos. Éste reconoce a Harry, le da toda la colección de sus libros y anuncia que será el próximo profesor de Defensa contra las Artes Oscuras en Hogwarts. Lucius Malfoy aparece, toma un libro de texto de Ginny para burlarse, lo que provoca un enfrentamiento con el señor Weasley; Hagrid separa a ambos y Lucius le devuelve el libro a Ginny.

Cuando quieren ir al expreso de Hogwarts, Harry y Ron no pueden cruzar la barrera para llegar al tren, ya que Dobby la bloqueó mágicamente, así que deciden utilizar el auto volador para llegar al castillo, pero al hacerlo, se chocan contra el Sauce Boxeador. La varita de Ron queda gravemente dañada y Snape está a punto de expulsarlos del colegio, pero no puede ya que no es el tutor de Gryffindor. A la mañana siguiente a Ron le llega una carta "escrita" a voz -vociferador- de su madre acerca del alboroto que ha causado el "préstamo" del auto.

La inscripción en el muro[editar]

El curso comienza con herbología, Harry ve a la profesora Sprout que llega con un yeso y está hablando con Gilderoy Lockhart. Ella les presenta a las mandrágoras, plantas entre cuyas propiedades estaban el regresar al estado normal a alguien petrificado, además de emitir un llanto que podía ser fatal.

Al darse cuenta que Gilderoy Lockhart es el nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, Harry y Ron se dan cuenta de su inexperiencia (aunque sus libros digan lo contrario), lo primero le hace preguntas de su vida personal y después lo hace enfrentar contra duendecillos. Llegan las prácticas de Quidditch de nuevo, y Harry es buscador, como el año anterior.

Malfoy es elegido buscador del equipo de Quidditch de Slytherin, pues su padre les ha regalado a todo el equipo escobas "Nimbus 2001". Cuando Hermione dice que los de Gryffindor, a diferencia de él, no compran sus puestos en el equipo, Malfoy la llama "sangre sucia" (en inglés, "mudblood", que se traduce como "sangre de barro"). Aunque Harry no sabe qué quiere decir esto, Ron, Fred y George tratan de golpear a Malfoy por esta expresión. Ron utiliza su varita rota para que a Malfoy le aparezcan babosas en la boca, pero el hechizo es rebotado contra él. Harry y Hermione llevan a Ron con Hagrid, quien les explica que "sangre sucia" es un insulto para los magos hijos de muggles (en contraposición a un "sangre limpia" (en inglés, "pure blood", término con que se denomina a quien no tiene ascendencia muggle). Además, les muestra las calabazas que está cultivando para Halloween.

Harry y Ron deben cumplir sus castigos por haber llegado al colegio de la forma que llegó al inicio de curso: Harry debe quedarse con Lockhart a ayudarlo con su correspondencia, mientras Ron tiene que limpiar los trofeos del colegio a mano, sin magia. Ya en el despacho de Lockhart, Harry escucha una voz misteriosa, diciendo "sangre, matar", y aunque Harry le dice esto a Lockhart, él dice que no escuchó nada.

En los entrenamientos de Quidditch, con mal clima, Harry llega embarrando el castillo y es pillado por Filch, que lo lleva a su despacho, luego siente un temblor porque Peeves lanza un armario contra el despacho y Filch sale a ver. Harry ve un sobre de Embrujorrapid, y descubre que Filch es un Squib.

Harry es invitado junto a Ron y Hermione al 500° aniversario del fallecimiento de Sir Nicholas Casi Decapitado, a Hermione le parece que va a ser una experiencia divertida, pero a Ron le parece que va a estar muy aburrido. En la fiesta conocen a Myrtle la llorona (un fantasma que siempre se la pasa llorando en el baño de las chicas del segundo piso) y al Club de Cazadores sin Cabeza. Luego de decidir marcharse Harry comienza a escuchar la misma voz misteriosa. Al correr por los pasillos con Ron y Hermione, Harry encuentra un mensaje que dice "La Cámara de los Secretos ha sido abierta. Teman, enemigos del heredero"; y junto a éste, la señora Norris colgaba, inmóvil. En ese momento llega todo el colegio y ve lo que pasa, y Filch amenaza a Harry que lo mataría, pero aparece Dumbledore la llevan al despacho de Lockhart, y allí Dumbledore determina que la Señora Norris simplemente estaba petrificada. Filch le echa la culpa a Harry, pero Dumbledore dice que un estudiante de Segundo no puede realizar un hechizo tan poderoso. También dice que podrán revivirla con la poción de mandrágoras que tiene la profesora Sprout.

La cámara de los secretos[editar]

Harry le pregunta a Ron y Hermíone si le tuvo que haber contado a Dumbledore acerca de la voz que oía; Ron responde que no, porque hasta en el mundo mágico es extraño oír voces. Durante las siguientes semanas Harry comenzó a sentirse (y a comportarse) extraño, lo que generó que todo el colegio lo evitara.

En la clase de Historia de la Magia, Hermione pregunta al profesor Binns acerca de la Cámara de los Secretos. Él explica que el colegio fue fundado por Godric Gryffindor, Helga Hufflepuff, Rowena Ravenclaw y Salazar Slytherin. Cada uno buscaba en su casa a cierto tipo de personas. Sin embargo, Salazar Slytherin quería admitir sólo a los alumnos de familia mágica, dejando fuera a los "sangre sucia" como Hermione (nacida de muggles) o Harry (mestizo). Al no ser escuchadas sus ideas, Salazar deja el castillo. Sin embargo, según la leyenda, antes de partir estableció un sitio -la Cámara de los Secretos- dentro del castillo con un monstruo en su interior, que suelto, causaría desastres. Sólo el heredero de Slytherin podría encontrarla y liberar al monstruo de la Cámara, matando a todos los "sangre sucia". Binns no cree que dicha historia sea cierta, ya que se han pasado buscando 1000 años y nada han encontrado aún. Cuando vuelven, Harry comienza a cuestionarse la casa en que se encuentra, ya que el año pasado el Sombrero Seleccionador lo iba enviar a Slytherin, pero él le dijo que quería ir a Gryffindor.

Buscando respuestas, el trío decide ir a la escena del crimen, el pasillo donde estaba el mensaje; allí se descubre el temor de Ron por las arañas. Cuando llegan allí ven que el lugar se encontraba inundado; Harry decide averiguar de dónde provenía toda el agua y se introducen en el baño de Myrtle la llorona, quien al preguntársele si vio algo responde que no, que no vio nada. Cuando salen ven a Percy Weasley y éste estalla de rabia contra ellos, dice porque no piensan en Ginny; Ron se enfrenta a él diciéndole que no le importa Ginny si no ser el mejor de la escuela, esto hace perder 5 puntos a Gryffindor. Pensando quien puede ser el heredero de Slytherin, Ron y Harry sugieren que es Draco Malfoy, idea que no convence del todo a Hermione. Deciden averiguar, aunque ella dice que solo lo podrán si hacen la poción multijugos. Para esto deben conseguir el libro Moste Potente Potions, almacenado en la sección prohibida; como para entrar allí debían pedir un permiso a un profesor, se lo piden a Lockhart y este se los da.

En el partido de Quidditch de Gryffindor contra Slytherin, una Bludger se vuelve loca y ataca a Harry, tienen que frenar el juego, Oliver Wood le pregunta a Harry si quiere abandonar, pero Harry sigue. Gryffindor gana y Harry termina con un brazo roto. Lockhart trata de arreglarlo, pero lo único que hace es desaparecer sus huesos. Harry es enviado a la enfermería para hacérselos crecer.

En la noche, Dobby aparece y le dice a Harry que no debió haber ido al castillo ya que "sucesos terribles ocurrirán en Hogwarts", relacionados con la Cámara de los Secretos. Harry le pregunta a Dobby si en realidad existe la Cámara, pero él sólo le comenta que la Cámara ya había sido abierta años antes. Revela que fue él quien no dejó que Harry llegara al tren de Hogwarts, que después de aquello tuvo que plancharse las manos como auto-castigo, y que hechizó la Bludger para que, por el miedo, Harry se fuera del colegio. Por último, al preguntarle por qué utilizaba trapos tan sucios como ropa, Dobby le confiesa que la ropa es la marca de su esclavitud, y sólo será libre si le regalan algo de vestir.

Dobby desaparece, y Dumbledore llega junto a otros profesores. Dumbledore dice que se ha petrificado un alumno, Colin Creevey, y que por ende sí es cierto que la Cámara de los Secretos ha sido abierta. Buscan en la cámara de Colin si pudo fotografiar a su atacante, pero la cámara esta derretida.

El trío está convencido de que Draco Malfoy es el heredero de Slytherin. Hermione se pone a buscar los ingredientes de la poción multijugos, que los dejará transformarse, solo en apariencia, en alumnos de Slytherin, para poder hablar con Malfoy. Hermione dice que tomará más de un mes hacer la poción.

Cuando se acerca la navidad, el trío se queda, como Draco Malfoy, para alistar la Poción Multijugos, pero le faltan dos ingredientes, y el único lugar en donde hallarlos es en el despacho de Snape. Hermione los roba, mientras Harry y Ron distraen a Snape con las bengalas de Fred y George.

Se da la noticia que a la noche se hará un Club de Duelos, para que los alumnos puedan defenderse, en el club del duelo, para dar una presentación Severus Snape y Gilderoy Lockhart se baten a duelo en el que Snape sale victorioso al usar Expelliarmus, luego Harry y Draco Malfoy se enfrentan. Éste ataca antes de tiempo, pero Harry contraataca con Rictusempra, tirándolo al piso Malfoy se levanta y usa el hechizo Tarantallegra, haciendo que los pies de Harry bailaran, Snape se las arregla con Finite incantatem. Cuando comienza devuelta el duelo, Malfoy utiliza Serpensortia, haciendo salir de su varita una larga serpiente negra. Para sorpresa de todos, Harry puede hablar con la serpiente. Le pide que no ataque a Justin Finch-Fletchley, un alumno de Hufflepuff, hijo de muggles. Harry dice que siempre ha podido y que creía que todos los magos podían, pero le dicen que es una señal de maldad en un mago, ya que Salazar Slytherin era famoso por hablar parsel, el idioma de las serpientes. Se expande el rumor de que Harry es el heredero de Slytherin.

A la mañana siguiente, Harry va a buscar a Justin para explicarle lo sucedido, en eso escucha a Ernie Mcmillan hablar con Hannah Abbott sobre que él es el Heredero de Slytherin, él interrumpe la conversación y le pregunta donde esta Justin, ellos no le dicen nada. Después se encuentra con Hagrid que lleva un gallo muerto entre las manos.

Luego, ocurre un ataque doble. Justin Finch-Fletchley, y Nick Casi Decapitado han sido petrificados. Harry, de casualidad llega al lugar donde ocurre el ataque. El primero en llegar es Peeves que hace un alboroto llamando la atención de todo Hogwarts. La profesora Minerva McGonagall lo encuentra allí, y lo manda con Dumbledore. Cuando Harry llega a su despacho, se encuentra con el Sombrero Seleccionador. Le pregunta si su elección de ponerlo en Gryffindor fue correcta, y el sombrero dice que tal vez, pues que habría hecho un buen papel en Slytherin. Harry conoce a Fawkes, el fénix de Dumbledore, que al llegar a la vejez, se quemó, en ese momento, llega Dumbledore, Harry intenta explicarle lo que paso, pero Dumbledore se ríe y le dice que Fawkes es un fénix, ellos arden cuando llega la hora de morir, y luego, renace de sus cenizas, Harry ve como, mágicamente, de las cenizas nace un pichón. Cuando van a hablar a los petrificados, Hagrid interrumpe diciendo que Harry es inocente, Dumbledore lo hace callar y dice que cree que Harry es inocente, después le pregunta si hay algo de que quería hablarle, él dice que no.

Harry y Ron hacen dormir a Crabbe y Goyle con una poción que hizo Hermione, cuando se duermen le quitan cabellos y van a los baños a realizar la poción multijugos. La poción multijugos es realizada y Harry y Ron son transformados en Crabbe y Goyle, amigos de Malfoy, cuando le preguntan a Hermione si va salir, ella responde que se vayan y no pierdan tiempo. Buscando la sala común de Slytherin se encuentran con Percy Weasley, son rescatados y llevas a la sala por Draco Malfoy. Le preguntan a Malfoy si sabe quien es el heredero de Slytherin, y Draco responde negativamente. Al volver para decirle a Hermione que Malfoy no es el Heredero de Slytherin, cuando llegan, la ven convertida en una niña gato (Ya que el pelo que tomo era del gato de Millicent Bulstrode). Hermione pasa varias semanas en enfermería.

Harry encuentra un diario en blanco en el baño de mujeres (donde habita Myrtle la llorona). El trio trata de descubrir si hay algo escrito y descubre que pertenencia a Tom Marvolo Riddle, quien gano un premio a los servicios especiales del colegio, Hermione trata de encontrar algo escrito, prueba un conjuro y no pasa nada. A la noche, Harry escribe en el diario y éste le responde, confirmando que se llama Tom Riddle. Tom dice que encantó ese diario cuando estudiaba en Hogwarts, cuando la Cámara de los Secretos fue abierta y que el atrapo al heredero de Slytherin. Harry le pregunta quién era, a lo que el diario le responde que, si quería podría ver la noche que lo capturo, el acepta. Harry se sumerge en el diario, aparece en la sala del Profesor Dippet (director de esa época) y ve a Tom Riddle, ambos están hablando ya que Tom se quiere quedar el verano en Hogwarts, cuando Tom sale de la oficina, Harry lo sigue y puede ver que Hagrid, es culpado (delatado por Tom) por haberla abierto. Después del último entrenamiento de Quidditch, Neville va a buscar a Harry y le dice que lo siga, al llegar al dormitorio Harry ve que su baúl está abierto y su cama destendida, y descubre que le robaron algo, el diario de Tom Riddle. Yendo a su partido, Harry escucha la voz y le dice a Ron y a Hermione, a ella se le ocurre algo y va a la biblioteca. Minutos antes del partido de Quidditch Gryffindor-Hufflepuff, ocurre otro ataque doble. Hermione y una chica de Ravenclaw, Penélope Clearwater, son petrificadas. Harry y Ron son llevados a enfermería por la profesora McGonagall, quien les dice que la encontraron con un espejo, les pregunta si significa algo, ellos negaron.

Harry y Ron van donde Hagrid (con la capa invisible) y le preguntan acerca de esto. Pero antes de que pueda responderlos, llegan Dumbledore y Cornelius Fudge (Ministro de Magia) quien arresta a Hagrid por sus antecedentes (ya que piensa que el abrió la cámara) y es llevado a Azkaban. De pronto aparece Lucius Malfoy, quien trae una carta del consejo, para que Dumbledore renuncie, para sorpresa de todos Dumbledore acepta la renuncia pero dice "sólo me habré ido cuando no me quede nadie fiel". Hagrid menciona (para que Ron y Harry, ocultos por la capa invisible, escuchen) que "el que quiera saber lo que está pasando, sólo debe seguir a las arañas".

Harry y Ron, junto con Fang siguen a las arañas, que se manifiestan de una manera extraña. Las siguen hasta el Bosque Prohibido, son raptados por los hijos de Aragog(una araña gigante ciega), y llevados hasta él. Aragog dice que era la araña de Hagrid y que temía de la criatura de la Cámara de los Secretos, pero que Hagrid no la había abierto. Había sido culpado injustamente, y se creyó que Aragog había sido el monstruo de Slytherin. Además, dice que una niña fue muerta por esa criatura en los aseos, y el solo vio el armario del castillo donde se crio, también agrega que es un criatura a la que las arañas temen. Luego, cuando deciden marcharse, Aragog dice que no se irán, las arañas comienzan a acercarse, son rescatado por el auto del Sr. Weasley. En la noche Harry no puede dormirse, Harry despierta a Ron y le dice si la chica que murió en los aseos nunca se hubiera ido de ahí, Ron piensa lo mismo que Harry, que la chica asesinada 50 años atrás es Myrtle la Llorona, pero entrar en los aseos ya no es tarea fácil.

En el desayuno, la Profesora McGonagall anuncia que ya podrán revivir a los petrificados, Ginny se acerca donde esta Ron y Harry, quiere decirle algo pero es interrumpida por Percy (quien cree que va a contar que lo vio besándose con Penelope Clearwater.

Harry y Ron van a visitar a Hermione a la enfermería. Descubren que ella tenía un papel en el puño de su mano. Era una hoja, donde había información acerca del Basilisco que decía: De las muchas bestias pavorosas y monstruos terribles que vagan por nuestra tierra, no hay ninguna más sorprendente ni más letal que el basilisco, conocido como el rey de las serpientes. Esta serpiente, que puede alcanzar un tamaño gigantesco y cuya vida dura varios siglos, nace de un huevo de gallina empollado por un sapo. Sus métodos de matar son de lo más extraordinario, pues además de sus colmillos mortalmente venenosos, el basilisco mata con la mirada, y todos cuantos fijaren su vista en el brillo de sus ojos han de sufrir instantánea muerte. Las arañas huyen del basilisco, pues es éste su mortal enemigo, y el basilisco huye sólo del canto del gallo, que para él es mortal. Se dan cuenta que la criatura no debería sólo haberlos petrificado, sino matarlos, porque "el Basilisco mata con la mirada", mientras que abajo se ve algo escrito por Hermione que dice "tuberías". Harry se da cuenta que él sólo escucha al Basilisco (la voz misteriosa) pues él entiende pársel (idioma de las serpientes) y los demás no. Pero no entiende por qué escucha la voz en las paredes, y cómo una serpiente gigante puede pasearse por el castillo sin ser vista. Harry descubre el significado de cañerías, es por donde se desplaza el basilisco. Todo encaja. Harry le pregunta a Myrtle la Llorona cómo murió, y ella les responde que solo recuerda que antes de morir estaba sentada llorando y vio dos grandes ojos amarillos en el lavado. Harry y Ron se dan cuenta de que la entrada está en el baño de niñas.

Ese mismo día, Harry y Ron escuchan una reunión de profesores, donde se enteran que una alumna ha sido raptada y enviada a la Cámara de los Secretos, donde "su esqueleto yacerá por siempre". Esta alumna es nada menos que Ginny Weasley, la hermana menor de Ron. En ese momento llega Lockhart, y los profesores, hartos del engreído profesor, le desafían a que entre a la Cámara, puesto que él asegura que sabe donde está.

Harry y Ron le van a pedir ayuda a Lockhart, para que los ayude a combatir al Basilisco, y descubren que está a punto de huir del castillo. Lockhart revela que toda la experiencia que tiene es de otros magos, pero que les hizo un hechizo para borrarles la memoria (su especialidad) y él quedarse con todo el crédito. Cuando está a punto de atacarlos, primero lo hacen Ron y Harry, y lo obligan a que los acompañe.

Harry, Ron y Lockhart se dirigen al baño de niñas. Harry habla pársel para que la entrada a la Cámara se abra: así sólo alguien como Salazar Slytherin podría encontrarla (como el heredero). Al llegar a la Cámara, Lockhart toma la varita de Ron para borrarles la memoria, pero el hechizo rebota, pues la varita de Ron está dañada. A Lockhart se le borra la memoria.

El heredero de Slytherin[editar]

Harry entra a la Cámara, y encuentra a Ginny (la hermana menor de Ron) desmayada. También ve el diario de Riddle, y el mismo Riddle se aparece en persona. Tom le cuenta como obligo a Ginny a matar a los gallos y escribir los mensajes en sangre, luego sobre la expulsión de Hagrid, cuando lo expulsaron no pudo abrir la cámara porque Dumbledore lo vigilo. Riddle menciona que tiene intenciones de conocer a Harry, para saber cómo Voldemort no lo pudo matar. Harry le dice que eso no debería importarle, pues Voldemort fue después que Riddle. "Voldemort es mi pasado, mi presente y mi futuro, Harry Potter", dice Riddle.

En ese momento, Riddle revela que es Lord Voldemort, de joven, y que "Lord Voldemort" apareció en un anagrama de su nombre. Su nombre completo es Tom Marvolo Riddle, crea el anagrama "I am Lord Voldemort" (Yo soy Lord Voldemort), y por ende, Tom Riddle es el alma de Voldemort conservada en su diario. También menciona que él es el heredero de Slytherin, y que mediante el diario que hechizó para mantener parte de él vivo, controló a Ginny para escribir en el muro, y hacer todos los actos siniestros que se dieron a cabo en el año.

Riddle utiliza el Basilisco, y de pronto llega Fawkes, con el Sombrero Seleccionador. Fawkes ciega al Basilisco, pero Riddle menciona que el Basilisco aún lo podría escuchar. Harry logra, sin explicación, sacar una espada del Sombrero, para combatir al Basilisco. Al final, destruye al Basilisco con la espada pero el basilisco lo envenena y le deja enterrado un colmillo en el brazo a Harry, pero las lágrimas de Fawkes lo curan. Luego con el veneno en el colmillo del basilisco destruye el diario de Riddle, y Riddle desaparece.

Ron, Harry, Ginny y Lockhart suben desde la cámara de los secretos gracias a Fawkes. Van a hablar con Dumbledore, quien está con el Los señores Weasley, éste entiende perfectamente todo lo que ha pasado. Harry menciona que Voldemort encantó su diario cuando era joven, y Dumbledore dice que cosas como ésas sólo las podría hacer un mago muy poderoso. También, Harry le cuenta cuando Tom le dijo que tiene una extraña afinidad hacia él, Harry se niega a parecer a Voldemort, Dumbledore le dice que no es igual porque el no acepto ir a Slytherin, si no que tomo la decisión de ir a Gryffindor. Aparte, dice que la espada que Harry sacó sólo la podía encontrar alguien muy fiel hacia Gryffindor, pues la espada era de él. En la espada, el nombre "Godric Gryffindor" aparece.

Lucius Malfoy llega con Dobby, y Harry se da cuenta que Lucius es su amo. Lucius se sorprende al saber que Dumbledore ha vuelto como director, Dumbledore le dice que los representantes votaron para que vuelva, también le dijeron que él había amenazado con maldecirlos mientras que Harry toma el diario de Riddle y coloca éste dentro de una media, y se lo da a Lucius. Harry le dice que él (Lucius) intercambió el libro de Ginny en la tienda al comienzo del año con el diario de Riddle. "Pruébalo", dice Lucius. Lucius, furioso, le entrega el diario y la media a Dobby, y Dobby dice que es libre, pues su amo le ha regalado ropa. Lucius, que no se había dado cuenta de lo que había hecho, está a punto de atacar a Harry, pero Dobby lo defiende.

De vuelta en Londres, Harry le da su número de teléfono a Ron, para que lo llame. Hermione le pregunta a Harry si sus tíos estarán orgullosos por lo que hizo, y Harry dice que no, pues tuvo varias oportunidades para morir, y para mala suerte de sus tíos, no lo hizo.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban[editar]

Lechuzas Mensajeras[editar]

El libro comienza, en el verano de 1993, con Harry estudiando el libro de Historia de la magia, por la noche, ya que sus tíos no querían que estudiara magia. Al otro día Harry recibe una llamada de Ron Weasley su mejor amigo, pero es atendido por Tio Vernon quien se asusta, ya que Ron grita del teléfono. Vernon dice que no vive ningún Harry Potter en la casa.

En la noche de su cumpleaños, Harry recibe una carta de Ron, con un recorte de diario, explicando que su papá ganó un premio, y se fueron a Egipto con Bill, y recibió otra de Hermione Granger, quien le manda un manual de mantenimiento de escobas voladoras. Hagrid le manda un libro titulado El monstruoso libro de los monstruos, y le llega una carta de Hogwarts, diciendo que los de tercero van el pueblo de Hogsmeade.

Harry esa noche en la casa de sus tíos, ve en las noticias "muggle" que un fugitivo llamado Sirius Black se ha escapado de prisión, aunque no mencionan de dónde se ha fugado.

Vernon dice que Marge vendrá a casa y le deja unas cosas en claro a Harry, por último le dice que le dijeron que él iba al Centro de Seguridad San Bruto para Delincuentes Juveniles Incurables, porque cree que Harry tiene problemas, Harry acepta con la condición que le firme la nota para ir a Hogsmeade. Marge Dursley llega a la casa en Privet Drive para pasar unos días con la familia de su hermano. A Harry no le agrada esta mujer criticona y aunque tolera su estadía haciendo muchos esfuerzos, en la última noche de estancia, la mujer comienza a criticar a los padres de Harry y este enfurece. Por arte de magia, su tía se infla como un globo y se va volando. El chico se da cuenta que le ha lanzado un encantamiento y decide irse de la casa de sus tíos, seguro de que ha sido expulsado de Hogwarts por realizar magia siendo un menor de edad.

Mientras camina por la calle en la noche un perro negro gigantesco parece acecharlo. Cuando menos lo esperaba, el Autobús Noctámbulo aparece y sus trabajadores le dicen a Harry que pueden llevarlo a donde quiera. Él pide ir al Callejón Diagon. En el vehículo se entera que el fugitivo que vio antes en las noticias fue cómplice de Lord Voldemort y que mató a trece personas en una calle.

Al llegar a su destino, el Ministro de Magia, Cornelius Fudge le dice a Harry que pudieron recuperar a su tía y modificarle la memoria y que cuando acabe el curso podrá volver a casa de sus tíos. Aunque a Harry le desagrada la idea, Fudge le dice que es su único hogar y que debe vivir ahí. Hasta que terminen las vacaciones, Harry alquila una habitación en el Caldero Chorreante.

Camino a Hogwarts[editar]

En el Caldero Chorreante, Harry se reencuentra con Ron Weasley y Hermione Granger, sus dos mejores amigos. Ron decide comprarle un tónico para ratas a su mascota Scabbers mientras que Hermione se compra un gato, Crookshanks, que inmediatamente se dedica a perseguir a la mascota de Ron.

Una noche antes de regresar a Hogwarts, Harry escucha al señor Weasley discutiendo con su esposa. Por esta conversación, el muchacho se entera de que Sirius Black está, aparentemente, buscándolo para asesinarlo. Al día siguiente el señor Weasley se lo comunica oficialmente y le pide que no vaya tras Black.

En el tren de Hogwarts, Harry, Ron y Hermione encuentran un compartimiento donde duerme el nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, Remus Lupin. De pronto el transporte de detiene en medio de la nada, todas las luces se apagan y un frío glacial invade el vagón. Todos se sienten de repente sin alegría, con una terrible desesperanza y entonces una horrible criatura parecida a un espectro entra en el compartimento y se acerca a Harry, quién se siente débil y sin fuerzas, pero entonces Remus Lupin se despierta y expulsa a la criatura del compartimento con un conjuro. Harry se desmaya oyendo la voz de su madre en su cabeza.

Al despertarse Harry ve que el profesor Lupin les están dando chocolate a todos para que recuperen las fuerzas, y explica a Harry que esa criatura era un Dementor, un guardián de la prisión de Azkaban, criaturas capaces de absorber la esperanza, la alegría y el calor con su sola presencia.

Al llegar a Hogwarts, Dumbledore anuncia a los alumnos que los dementores vigilarán cada acceso a los terrenos del colegio ante el peligro de Sirius Black. También les anuncia que tendrán dos profesores nuevos: Lupin sería su nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, y Hagrid sería su profesor de Cuidado de Criaturas Mágicas. Harry y Ron tienen una nueva clase, mientras que Hermione toma todas las que se puede. En su nueva clase, Adivinación, la Profesora Trelawney le dice que ha visto el Grim, un augurio de muerte con forma de un can negro de gran tamaño. Hermione piensa que su clase es una pérdida de tiempo.

La primera clase con Hagrid es un desastre: Buckbeak, un hipogrifo, hiere a Draco Malfoy. Malfoy lo amenaza diciendo que eso tendrá repercusiones en el futuro.

El Guardián del secreto[editar]

Un día, la clase se sorprende al ver a Severus Snape tomando el puesto de Lupin, pues según él Remus ha enfermado. El profesor les hace estudiar acerca de hombres lobo y reconocerlos, diferenciándolos de los animagos (magos capaces de transformarse en animales).

El primer partido de Quidditch llega, contra Hufflepuff. Dementores atacan el estadio y Harry se queda inconsciente, cayendo de su escoba. Dumbledore lo salva, pero su escoba sale volando al Sauce Boxeador y queda destruida por completo. Lupin le promete que le ayudará a combatir a los dementores.

El día de Halloween tienen su primera visita a Hogsmeade a la cual Harry no puede ir porque sus tíos no le han firmado el permiso. Después de comer, cuando vuelven a la torre de Gryffindor, descubren que el retrato de la Señora Gorda ha sido acuchillado y destrozado y ésta ha huido. Según Peeves, el culpable fue Sirius Black al negársele la entrada. Mientras el cuadro se repara, ponen a Sir Cadogan en su lugar.

En navidad, antes de la siguiente visita a Hogsmeade, Fred y George Weasley le regalan a Harry el Mapa del Merodeador, que muestra con exactitud Hogwarts y sus pasajes secretos. Según el Mapa, lo crearon cuatro personas, con apodos Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta. Harry se mete por un pasaje con su Capa Invisible, y llega a Hogsmeade, donde se encuentra con Ron y Hermione. Los tres usan su capa y escuchan a Fudge con la profesora Minerva McGonagall, Hagrid, Madame Rosmerta y el Profesor Flitwick conversando. De la discusión se desprende que Black era el mejor amigo de James Potter y que en los tiempos de Voldemort, James, Lily y Harry (de un año) se escondieron. La única persona que sabía su ubicación era Sirius Black, pues era su guardián secreto. Black entregó la información a Voldemort y él fue en busca de los Potter. Black mató también a su otro amigo, Peter Pettigrew, dejando sólo un dedo de él. También dicen que Sirius era el padrino de Harry.

El curso comienza de nuevo, con las clases de antidementores de Harry. Lupin le enseña a hacerlo. El encantamiento para repeler dementores es el encantamiento Patronus, magia muy avanzada que permite detener a los dementores, y que se forma al pensar en algo realmente alegre. Su progreso es lento, pero puede aprenderlo, aun así no puede crear un patronus corpóreo (patronus con la forma de un animal) Lupin le dice que esto solo puede hacerlo un mago muy poderoso, no un joven de 13 años. Ron busca a su rata, Scabbers, que había desaparecido, y encuentra con restos de sangre en la sábana hechándole la culpa a Crookshanks y peleándose con Hermione.

En la siguiente visita a Hogsmeade, Harry va de nuevo gracias al Mapa del Merodeador. Junto con Ron, visita la Casa de los Gritos, una casa embrujada local. Malfoy alcanza a verlo y se lo cuenta a Snape. El profesor interroga a Harry y le descubre el Mapa del Merodeador. Snape llama a Lupin y le pide que examine el pergamino. Lupin dice que es sólo un papel que insulta al que puede leerlo, y que no hace ningún daño. Sin embargo, le cuenta en privado a Harry que sabe lo que es en realidad ese pergamino y que los creadores probablemente hubieran querido que se escapase del colegio. Acto seguido le confisca el mapa.

La noche antes del partido contra Slytherin, Harry ve a Crookshanks con el gran perro negro que vio en las vacaciones - el Grim. El juego termina con la victoria de Gryffindor. En la última clase de Adivinación, Harry rinde su examen y cuando está a punto de irse la profesora Trelawney cae en trance y con una voz muy diferente a la suya lanza el siguiente pronóstico:

El señor de las tinieblas está solo y sin amigos. Su vasallo ha estado encadenado durante doce años... Hoy, antes de la medianoche, su vasallo se liberará e irá a reunirse con su amo... Su amo se alzará de nuevo, más fuerte y más poderoso que nunca... Hoy... antes de la medianoche... su vasallo... irá a reunirse con su amo...

Cuando Harry se encuentra con Hermione (ya reconciliada con Ron). Ella le dice que Buckbeak ha perdido y será ejecutado esa tarde. Harry insiste que debe ir a ver a Hagrid para hablar acerca de aquello.

El perro, el gato y la rata[editar]

Cerca del anochecer, Ron, Hermione y Harry, con la capa invisible, van a visitar a Hagrid, quien les dice que no deberían haber ido. La muchacha encuentra a Scabbers en la cabaña de Hagrid, cuando Macnair (el verdugo) llega con Fudge y Dumbledore. Los tres amigos se escapan mientras la ejecución tiene lugar y Scabbers huye enloquecida cuando Crookshanks aparece en la penumbra. Ron atrapa a su mascota cerca del Sauce Boxeador pero el gran perro negro aparece y se lo lleva por un túneL bajo el árbol

Harry y Hermione lo siguen guiados por el gato de la segunda y aparecen en la Casa de los Gritos. Escuchan a Ron en una habitación y le preguntan acerca del perro, pero el pelirrojo les dice que en realidad no hay perro sino un animago escondido en la casa. Cuando Harry voltea, Sirius Black aparece frente a los tres.

De repente, Lupin aparece y separa a Harry y a Sirius que estaban forcejeando en el suelo. El profesor abraza a Black y lo acusan de ayudarlo a entrar al castillo; Hermione revela que Lupin es un hombre lobo. Lupin les dice que es cierto, y los vio en el Mapa del Merodeador, el cual sabe usar ya que fue uno de los que lo elaboró. Dice que él es el "Lunático" que menciona el mapa. mientras que los otros merodeadores ("Cornamenta", "Canuto" y "Colagusano") se corresponden con James Potter, Sirius Black y Peter Pettigrew.

Lupin y Black dicen que Pettigrew -la persona que supuestamente mató Sirius- es Scabbers. De repente, Snape entra con la capa de Harry para entregar a Black a los dementores junto a Lupin. Harry, Hermione y Ron atacan a Snape para seguir escuchando la argumentación de los otros dos. Black dice que no mató a Pettigrew, pero quiso matarlo, pues entregó a los padres de Harry a Voldemort siendo él el verdadero guardián del secreto. Él se cortó el dedo armando una escena para inculpar a Sirius y se refugió transformado con una familia de magos para estar al tanto del posible regreso de Voldemort. Sirius dice que descubrió donde estaba Pettigrew gracias a una foto de El Profeta donde aparece toda la familia Weasley en Egipto, incluida la rata. También dice que después de esto escapó de Azkaban transformado en perro. Crookshanks percibió que Scabbers no era una rata y estuvo ayudando al prófugo durante todo el año.

Con Pettigrew convertido en humano, todos abandonan el Sauce Boxeador pero de pronto aparece la luna llena. Lupin se transforma en hombre lobo y Sirius transformado en perro intenta pararlo. Pettigrew aprovecha la distracción y escapa al transformarse. Cuando la lucha termina, Sirius se queda lastimado varios dementores los atacan, dejando al grupo al borde de la muerte. Antes de que Harry pierda el conocimiento ve a alguien muy parecido a su padre conjurando un patronus con forma de ciervo al otro lado del lago. Luego se desmaya.

El Secreto de Hermione[editar]

Cuando despiertan en la enfermería, Harry dice que ha visto a su padre conjurar un patronus. Hermione le dice que nadie les cree acerca de la inocencia de Sirius, pues Snape ha dicho que Black los embrujó con un hechizo de confusión para controlarlos. Dumbledore entra y le dicen que debe liberar a Sirius antes de que le den el Beso del Dementor (ataque capaz de arrancar el alma del cuerpo). Dumbledore les cree pero dice que necesitan más tiempo salvar más de una vida, y luego se va. Hermione saca un giratiempo y le da tres vueltas llevando a Harry (a Ron no ya que está inconsciente) en un viaje en el tiempo, tres horas atrás. Hermione explica que utilizó ese artefacto todo el año para asistir a todas sus clases y que ahora deben salvar a Sirius.

Al volver atrás en el tiempo ven que todavía pueden salvar a Buckbeak. Consiguen rescatarlo con éxito y luego van a salvar a Sirius. Cerca el lago donde fueron atacados por los dementores Harry espera la llegada de su padre para que conjure el patronus. Pero se da cuenta de que no fue su padre sino él mismo en el enredo temporal, y conjura un patronus corpóreo, (pensando en que quizá algún día viva con Sirius) con la forma de un enorme ciervo capaz de alejar a todos los dementores. Harry deduce que este ciervo es su padre y que de ahí venía el apodo de Cornamenta. Montado en Buckbeak, Sirius escapa de Hogwarts.

Al día siguiente, Harry se entera de que Snape le contó a todos que Lupin es un hombre lobo y que este debió renunciar. El profesor le devuelve el Mapa y su capa. Harry piensa que todo fue inútil pues Pettigrew se escapó pero Dumbledore le dice que Peter le debe la vida y que en el futuro eso le será útil. Harry luego le cuenta de la predicción de la profesora Trelawney, y Dumbledore dice que es una predicción real siendo la segunda de su vida.

En el expreso de Hogwarts, de regreso a casa, Harry recibe una carta de Sirius que le manda un permiso para poder visitar Hogsmeade ya que él es su tutor legal. Y la lechuza que lleva la carta se convierte en la mascota de Ron para compensar la ausencia de Scabbers.

Harry Potter y el cáliz de fuego[editar]

En el verano de 1994 Harry despierta de un sueño en el cual Voldemort y su acólito Colagusano se encuentran en una casa antigua y hablaban sobre un plan cuidadosamente trazado, para el cual debían utilizar a Harry. En el sueño más tarde asesinan a un muggle llamado Frank Bryce, quien los había descubierto.

Ron Weasley invita a Harry a la final del Mundial de Quidditch, para lo que la familia Weasley va a buscarlo personalmente a la casa de sus tíos. El joven hechicero llega a la casa de los Weasley mediante la Red Flu. Harry, Hermione y Ron asisten al campeonato junto al padre de Ron, Fred, George, Ginny y la familia Diggory. El campamento alberga a cientos de magos y brujas venidos de diferentes partes del mundo y permanece oculto gracias al trabajo de los funcionarios del Ministerio de Magia, entre los cuales está Barty Crouch con su elfina doméstica Winky. Tras el partido, unos mortífagos (antiguos secuaces de Lord Voldemort) atacan el campamento tomando como rehén a una familia muggle y causan un gigantesco caos entre los asistentes.

El ataque finaliza cuando Harry y sus amigos se encuentran ocultos en un bosque cercano y ven como una figura encapuchada invoca la Marca Tenebrosa

El Torneo de los Tres Magos[editar]

Cuando regresan a la escuela, Dumbledore anuncia que el colegio será la sede de un evento legendario, el Torneo de los Tres Magos. El Torneo reúne a tres escuelas europeas y un candidato será elegido de cada institución para competir en tres pruebas riesgosas. El que se convierta en campeón ganará 1000 galeones como recompensa. Las escuelas que se participarán junto con Hogwarts son Beauxbatons y Durmstrang.

En el banquete de inicio de curso se anuncia el nombramiento de un nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, Alastor Moody. Este hombre fue en su momento un auror dedicado a la cacería de magos peligrosos y ahora ha llegado a Hogwarts para instruir a los alumnos sobre los potenciales peligros que enfrentarán en verdaderas situaciones de riesgo. Uno de los temas que aborda son las Maldiciones Imperdonables, que de ser utilizados contra otro ser humano condenarían a Azkaban a su ejecutor. La última de las maldiciones impacta profundamente a Harry: se trata del maleficio Avada Kedavra, conocida como el maleficio asesino. Nada más ni nada menos que el resplandor verde conque Voldemort asesinó a los padres de Harry.

Para ingresar al torneo se dispone del Cáliz de Fuego, una copa mágica a la cual hay que arrojar un papel con el nombre del candidato y de su escuela. Por orden del Ministerio, sólo alumnos mayores o de 17 años serán aceptados. Fred y George intentan burlar la línea de edad que protege el cáliz usando una poción de edad pero son rechazados violentamente por un hechizo y les crecen unas largas barbas como castigo.

Cuando el Cáliz de Fuego selecciona a los campeones, elige a Fleur Delacour de Beauxbatons, Viktor Krum de Durmstrang y Cedric Diggory de Hogwarts. Sin embargo, sin previo aviso, también elige a Harry Potter, aunque él ni siquiera se había postulado. El chico no puede retirarse del torneo ya que las decisiones del cáliz son inapelables, pero queda muy en claro que ha habido un sabotaje para que el artefacto haya elegido un cuarto campeón.

El nombramiento de Harry pone celoso a Ron, quien cree que su amigo siempre intenta estar en el centro de atención. Los dos tienen un altercado cuando Ron acusa a Harry de haber metido su nombre en la copa y no habérselo dicho. La situación empeora cuando Rita Skeeter, una periodista sensacionalista, comienza a escribir historias falsas sobre Harry. Por otro lado, Hermione, conmocionada por el maltrato hacia los elfos domésticos crea la PEDDO, una asociación que protege sus derechos y libertades.

Las primeras dos pruebas[editar]

Se acerca la primera contienda y Harry comienza a ponerse muy nervioso. La primera prueba consiste en enfrentarse a un dragón. Aunque la prueba debería ser secreta, todos los campeones, incluido Harry, saben que deben enfrentarse a éste, a excepción de Cedric. Harry cree que esto es injusto y le advierte del dragón para que se prepare. Ojoloco Moody se da cuenta de que Harry, el menor de los competidores, corre con una gran desventaja pues no posee demasiados conocimientos sobre magia que puedan ayudarlo en la prueba, mientras que sus oponentes son magos expertos. Entonces le aconseja a Harry que use su punto fuerte y un hechizo sencillo; así Harry decide usar el encantamiento convocador (Accio) para convocar su escoba, la Saeta de Fuego, a la arena del desafío. Se les dice a los campeones que deben burlar al dragón y recuperar un huevo de oro que él tiene. A Harry le toca enfrentarse al Colacuerno Húngaro, el más feroz de los cuatro dragones. Sin embargo, logra vencerlo y recupera el huevo de oro.

Al ver el terrible riesgo que el muchacho corrió en la prueba, Ron se da cuenta de que Harry no deseó en ningún momento meterse en semejante competencia. Tras reconciliarse, el trío se entera de que Winky, la elfina de Barty Crouch ahora está trabajando en Hogwarts, junto a Dobby. Hermione los interroga acerca de sus derechos laborales y descubre que no tienen ninguno. Esto la disgusta profundamente.

Los profesores anuncian que se hará un baile de Navidad según es costumbre en épocas de competición. Tal evento requiere que los alumnos vayan en pareja, por lo cual se desata un nuevo problema para Harry: lograr que Cho Chang, la alumna que le gusta, vaya con él. Tras idas y vueltas el muchacho le hace la propuesta pero descubre que ya ha sido invitada por Cedric Diggory. Harry y Ron van con Parvati y Padma Patil, aunque Ron le había pedido (a los gritos) a Fleur Delacour que vaya con él y había terminado en una situación incómoda. El pelirrojo discute fuertemente con Hermione cuando esta se niega a acompañarlo al baile porque ya tenia pareja y se negaba a decirles a Ron y Harry con quien va a ir.

Durante la celebración se descubre que Hermione es la pareja de Viktor Krum y gana las miradas de todos ya que estaba muy bella esa noche . Harry, poco interesado en el evento y algo incómodo por los celos de Ron hacia Hermione, se escabulle y accidentalmente escucha una conversación entre Hagrid y Madame Maxime, la directora de Beauxbatons, revelando que son semigigantes. De algún modo, Rita Skeeter se entera de esto y lo hace público, lo cual afecta mucho la reputación de Hagrid.

Días más tarde, Cedric ayuda a Harry a descifrar la pista que contiene huevo dorado. Él le dice que lo lleve al baño y se dé un baño con este. Finalmente, Harry va al baño de los prefectos, se baña esperando que la clave salte a la luz. De repente, aparece Myrtle la Llorona, y le dice que meta el objeto en el agua. Al hacerlo escucha una canción cantada por sirenas que dicen la respuesta del enigma de la segunda prueba.

Donde nuestras voces suenan, ven a buscarnos
que sobre la tierra no se oyen nuestros cantos.
Y estas palabras medita mientras tanto,
pues son importantes, ¡no sabes cuanto!:
Nos hemos llevado lo que mas valoras,
y para encontrarlo tienes una hora...
Pasado este tiempo ¡negras perspectivas!
demasiado tarde, ya no habrá salida.
J. K. Rowling. Harry Potter y el cáliz de fuego, p. 407.

Harry deduce que la prueba consiste en rescatar algo del fondo del Lago Negro, territorio de sirenas y bestias submarinas.Ron y Hermione intentan ayudarle a encontrar algún hechizo que lo ayude a contener la respiración por una hora, pero es en vano. La vigilia precedente a la segunda prueba, los amigos de Harry son llamados por la profesora McGonagall y dejan al muchacho solo en la biblioteca buscando algún remedio, pero se queda dormido. Por la mañana, Dobby el elfo doméstico lo despierta y le da unas branquialgas para que pueda respirar bajo el agua.

La segunda prueba llega en Febrero, y Harry utiliza la planta que le dio su amigo (Dobby). Cuando nota la ausencia de Ron y Hermione reflexiona sobre la canción de la sirenas y se da cuenta de que han secuestrado a sus amigos, lo que el «más valora». Si no los rescata en menos de sesenta minutos los perderá para siempre.

En el fondo del lago encuentra a Cho, Hermione y la hermanita del Fleur secuestradas junto a Ron. Krum y Cedric rescatan a dos de ellas pero Fleur nunca llega puesto que ha sido herida por las criaturas del lago. Harry debe, entonces, rescatar a su amigo y a la niña pero llega pasado el límite de tiempo. No obstante, cuando hacen el recuento de puntos, las sirenas testifican que Harry fue el primero en llegar al lugar pero que decidió esperar por la seguridad de Gabriele Delacour. El jurado le otorga el segundo lugar por sus valores morales mientras que Cedric queda en el primero.

El último desafío[editar]

Durante una conversación con Krum, Harry se topa con Barty Crouch hablando cosas sin sentidos, y advierte a Dumbledore. Cuando regresa, el señor Crouch había desaparecido y Krum ha sido atacado por alguien desconocido. Los sueños acerca de Voldemort y Colagusano se incrementan así como los dolores de su cicatriz.

Rita Skeeter, de algún modo, siempre se entera de lo que ocurre en el colegio, aun cuando tiene la entrada prohibida. Después que Hermione la crítica duramente, Rita publica que ella y Harry son novios, lo que ocasiona un lio tremendo y cartas de amenazas a Hermione por parte de fans femeninas del mago. La muchacha se enfurece con la periodista y le declara la guerra.

Cuando le va a avisar a Dumbledore sobre sus pesadillas descubre que el director está con el Ministro de Magia: Cornelius Fudge y Alastor Moody. El mago lo deja esperando y Harry descubre un pensadero en la oficina. El muchacho se sumerge en él y ve los recuerdos de Dumbledore. Entre estos, el director de Dumstrang, Igor Karkarov, es enjuiciado por su pasado como mortífago al igual que el hijo del señor Crouch, quien parecía inocente de los cargos.

Dumbledore revela que es cierto que el hijo del señor Crouch fue mortífago, y que murió en Azkaban hace años. Harry le comenta sobre sus visiones pero el director dice que es mejor no pensar en esas cosas por el momento.

La última prueba se desarrolla dentro de un laberinto con muchas trampas y criaturas tenebrosas. Harry, junto a Cedric, logra llegar al final tras ser atacados por Viktor Krum, aparentemente controlado por el maleficio Imperius. Como se han ayudado mutuamente, Cedric le dice que lo mejor es tomar la copa juntos y así empatar. Cuando lo hacen, la copa resulta ser un Traslador que los lanza a un cementerio.

Hueso, carne y sangre[editar]

Mientras Cedric y Harry merodean entre las tumbas, una figura encapuchada aparece con algo entre los brazos. El muchacho desfallece por el dolor en su cicatriz y sabe que tiene a Voldemort ante sí. El encapuchado no es otro que Colagusano quien, obedeciendo a su amo asesina a Cedric con el maleficio Avada Kedavra.

Colagusano impide que Harry escape atándolo a una lápida. Entonces, el vasallo del Señor Tenebroso ejecuta el ritual que su amo le ha enseñado tomando un hueso de la tumba del padre de Voldemort, se corta la mano, y le extrae sangre a Harry. Con todo esto logra reconstruir el cuerpo de su maestro quien tenía uno rudimentario y débil.

Los mortífagos aparecen para rendirle tributo a su señor. Voldemort acusa a muchos de no haberlo buscado cuando él fue derrotado. Revela que hay un mortífago en Hogwarts que planeó que Harry tocase la copa y sea transportado al cementerio, para que Voldemort pueda revivir. El brujo explica que fue destruido por la protección que invocó la madre de Harry, pero no murió gracias a lo experimentos que él mismo ha hecho sobre sí. Se transformó en un espectro y pudo ponerse como parásito de Quirrell, el profesor de Hogwarts de tres años atrás. Sin embargo, cuando Harry, Ron y Hermione evitaron que consiguiese la piedra filosofal, Voldemort volvió a escapar y se encontró con Colagusano, quien le dio un cuerpo débil, y ahora le había devuelto su cuerpo original. Le entrega una mano de plata a Colagusano, reemplazando la que había perdido para revivirlo.

Entonces, el brujo se dirige a Harry, a quien tortura hasta cansarse. Voldemort desafía a Harry a un duelo de varitas y, aunque está aterrado hasta los huesos, el muchacho le hace frente intentando sobrevivir. Cuando los hechizos de ambos colisionan en el aire y forman una extraña conexión que les impide soltarse. Los fantasmas de las personas que Voldemort había asesinado aparecen, incluyendo a Frank Bryce, Bertha Jorkins, Cedric y los padres de Harry. Éstos últimos le dicen a Harry que regrese a la copa que lo llevará a Hogwarts, y Cedric le pide que le regrese su cuerpo a sus padres. Cuando el muchacho logra soltarse, los espectros bloquean el paso de su enemigo. Harry toma la copa y escapa aferrado al cadáver de Cedric.

El Final[editar]

Ante la vista sorprendida de todo el público, el protagonista aparece junto al muchacho muerto. En medio del caos, Moody se lleva a Harry a su oficina. El chico le cuenta lo sucedido y el profesor revela que fue él quien transformó la copa en un trasladador, el que puso el nombre de Harry en el cáliz de fuego y el que embrujó a Krum. Todo fue planeado para que Harry termine en el cementerio, pues Voldemort necesitaba su sangre para recuperar su poder.

Dumbledore aparece junto a Snape y McGonagall y desarma a Moody. El director utiliza el Veritaserum, la poción de la verdad, con él. Entonces se revela que en realidad el hombre no es Moody, sino el hijo de Barty Crouch, que pudo escapar de Azkaban con la ayuda de su padre y madre haciéndose pasar por muerto. Su madre, casi al morir, le pidió a Barty Crouch padre que rescatase a su hijo de Azkaban. Hijo y madre intercambiaron lugares, gracias a poción multijugos que les permitió intercambiar apariencias. La madre de Barty Crouch hijo murió en Azkaban con su nombre y apariencia. Él, por su lado, estuvo viviendo en casa de su padre hasta que Voldemort lo atacó. Juntos, amo y vasallo crearon el plan para que recupere sus poderes, y atacaron al verdadero Moody. Barty Crouch hijo tomó poción multijugos para tener la apariencia del auror y guiar a Harry hacia la copa. En todo el año, el verdadero Moody estuvo dentro de un baúl mágico.

Crouch hijo fue el que convocó a la Marca Tenebrosa en el mundial de Quidditch: encontró la varita de Harry y la utilizó para convocarla, y luego se la dio a Winky para despistar a los oficiales del ministerio. Crouch padre sabía que su hijo estaba por ahí, y cuando buscó en los arbustos lo vio, pero acusó a Winky para que no se sepa que había liberado a su hijo.

Sirius Black aparece en Hogwarts y se dirige al despacho de Dumbledore para hablar con él y con Harry. Cuando éste les cuenta del suceso de los fantasmas salidos de las varitas, Dumbledore le explica que ese suceso ocurrió por un fenómeno llamado Priori Incantatem. La varita de Harry y Voldemort tienen el núcleo de plumas del mismo fénix -Fawkes-, y cuando una varita se encuentra con su hermana, ambas se resisten a luchar. De ser forzadas a hacerlo, la que es derrotada «vomita» los ecos de lo hechizos previos, en este caso, de las personas muertas por el maleficio asesino.

El Ministro de Magia, Cornelius Fudge, deja entrar un dementor al castillo que absorbe el alma de Barty Crouch hijo. El único testimonio de que Voldemort ha regresado ha dejado de existir, por lo cual funcionario se niega a creer que Voldemort sigue vivo, junto a todo el Ministerio.

Dumbledore reúne a Snape y Sirius diciéndoles que están del mismo bando, y que dejen sus diferencias. El director le señala a Snape que debe hacer «una tarea» (luego se revela que era regresar a Voldemort como espía), a Sirius que «reúna el viejo grupo» (la Orden del Fénix, un grupo en contra de los mortífagos y su amo), y a Hagrid le da una tarea secreta que debe cumplir con Madame Maxime. En La Orden del Fénix se develarán dichos secretos.

El libro termina cuando Hermione revela que Rita Skeeter era una animaga sin registrar y que con su forma de escarabajo escuchaba todo lo que ocurría en el castillo y publicaba sus artículos. Fred y George, poco adeptos a los estudios planean comenzar con un negocio propio de chascos y artículos festivos, pero como no poseen dinero Harry les regala sus 1000 galeones que ganó por el torneo y ellos, al final, lo aceptan.

Harry Potter y la Orden del Fénix[editar]

Unas vacaciones diferentes[editar]

En el verano de 1995 Harry está nervioso, distraído, asombrado y muy furioso por no tener noticias del mundo mágico, pensando en los planes del tenebroso Lord Voldemort luego de su reciente regreso. Mientras está de camino a la casa de sus tíos Harry se encuentra a su primo Dudley, quien empieza a insultarlo, mencionándola que lo ha escuchado hablar dormido, nombrando a un tal Cedric. Tras la discusión son emboscados por dos dementores en un callejón. Harry conjura el encantamiento patronus que ahuyenta a los monstruos, salvando así el alma de Dudley, quien estaba a punto de ser besado por el dementor. El chico queda aturdido y Harry debe llevarlo a cuestas hasta la casa de sus tíos.

Arabella Figg, la vecina de Harry, aparece y le dice que ha visto lo ocurrido, revelando que es una Squib y que está vigilando a Harry por órdenes de Albus Dumbledore junto con Mundungus Fletcher, un mago tacaño que al haber abandonado su puesto dejó en peligro a los muchachos. Los Dursley piden una explicación cuando ven el estado de su hijo, llegando inclusive a echarlo de la casa. Una carta del Ministerio de Magia llega para anuncias que Harry debe presentarse ante ellos y explicarles por qué utilizó magia frente a un muggle. Un vociferador llega con el mensaje «Recuerda mi última... Petunia».

A pesar de que tío Vernon quiere echarlo de la casa, tía Petunia dice que no puede irse. Unos días después, mientras sus tíos no están, Harry es rescatado por una comitiva de magos (la Orden del Fénix) encabezada por Ojoloco Moody.

Harry en juicio[editar]

El grupo de magos lo llevan a una casa oscura y tenebrosa, en el Nº 12 de Grimmauld Place (la casa de Sirius Black y cuartel general de la Orden del Fénix). Allí se encuentran los Weasley y otros magos que están reunidos en el lugar. Harry se encuentra con sus amigos Ron y Hermione(y con Ginny, que se muestra mucho más divertida y abierta con Harry) los cuales le informan que Dumbledore les ha prohibido dar cualquier información sobre lo que sucedía mientras se encontraba en casa de sus tíos, lo que origina un momento de tensión entre los tres amigos, principalmente por los sentimiento de frustración y enojo por de Harry.

Cuando llega el día del juicio, Harry -muy nervioso- va con el señor Weasley al Ministerio de Magia. Ni bien el tribunal comienza a sesionar Dumbledore aparece y actúa como defensor de Harry, citando como testigo a Arabella Figg, quien admite haber sentido la presencia de los dementores. El tribunal absuelve a Harry y Dumbledore se retira de la sala sin dirigirle la mirada y sin hacerle caso alguno a sus preguntas.

Tal y como se lo dicen en la casa de Sirius, el juicio en cuestión responde más bien a intereses políticos pues el ministro de magia se niega a creer que lord Voldemort ha regresado y ha emprendido una campaña contra todos aquellos que sostienen lo contrario.

Regreso a Hogwarts[editar]

En el tren de Hogwarts, como Harry no puede sentarse con Ron y Hermione ya que estos son Prefectos tiene que sentarse con una chica llamada Luna Lovegood, bastante llamativa por sus excentricidades, con Neville y con Ginny, que empieza a convertirse en su amiga. Al bajarse del tren, Harry ve unas criaturas extrañas, llamados thestrals, los cuales solo pueden ser vistos por personas que han presenciado la muerte, por lo tanto ni Ron ni Hermione son capaces de verlos. Sin embargo, Luna dice que ella sí puede verlos dado que vio como su madre murió a causa de un mal hechizo.

Dumbledore anuncia que tienen de nuevo a la profesora Grubby-Plank como suplente en Cuidado de las Criaturas Mágicas debido a la ausencia de Hagrid y una nueva profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras, Dolores Umbridge. La mujer interrumpe al director para dar un discurso que deja entrever su verdadera función en Hogwarts: dado que es también la secretaria del Ministro de Magia, lo que hará será tomar progresivamente el poder de la institución. Ella no deja que usen magia en sus clases, resultando más teóricas que prácticas; prohíbe las reuniones sospechosas de estudiantes e implementa castigos poco ortodoxos. Asustados por estas medidas que los dejan indefensos Harry, Hermione y Ron forman un equipo de Defensa secreto: el ED (Ejército de Dumbledore) en el que también entra Cho Chang, la chica que le gusta a Harry, junto con otros alumnos. El objetivo es prepararse para la guerra en puerta. Gracias a Dobby el elfo doméstico, descubren un lugar para practicar, conocido como La Sala de los Menesteres, una sala que se aparece según las necesidades de quien la busca.

La tiranía de Dolores Umbridge[editar]

La profesora Umbridge obtiene cada vez más poder por decretos del Ministerio. Uno de éstos la convierte en Suma Inquisitora, cargo que le otorga un poder similar al del director, otorgándole derecho a examinar a sus colegas expulsándolos del colegio si lo cree necesario. A partir de ese momento comienza una tiranía en Hogwarts.

Ron y Ginny comienzan a jugar en el equipo de Quidditch de Gryffindor, Slytherin compone una canción llamada «A Weasley vamos a coronar» con la intención de intimidar a Ron y lo logran, pues Ron tiene una participación deplorable en el partido, logrando sólo hacer el ridículo. A pesar de esto, Gryffindor gana pues Harry consigue atrapar la Snitch. En ese partido golpea a Draco Malfoy porque insultó a la familia Weasley, motivo por el cual son expulsados del equipo tanto Harry como Fred Weasley y por orden de Umbridge quedan suspendidos de por vida para jugar Quidditch. al terminar una de las reuniones del ED, Harry se encuentra llorando a Cho por la muerte de Cedric, ya que estaba enamorada de él. Harry la consuela y acaban besándose.

Pesadilla[editar]

Todas las noches Harry sueña con una puerta que nunca puede traspasar, hasta que en uno de esos sueños lo logra y ve como una serpiente se arrastra por el cuerpo de un hombre. De pronto la bestia lo ataca hasta dejarlo gravemente herido. Ron despierta a Harry y este explica lo que paso en su sueño. El hombre ensangrentado no es otro que el padre de Ron.

Neville va por la profesora McGonagall y los tres se dirigen hacia la oficina del director. El joven mago le explica que vio en sueños y el director sigue insistiendo en no mirar a Harry a los ojos. Después de mandar a dos de los directores de Hogwarts en los retratos a avisar a la gente correcta, se dan cuenta de que Harry no tuvo un mero mal sueño y que el señor Weasley está herido de gravedad.

El hombre es trasladado a San Mungo (Hospital de Heridas y Enfermades Mágicas) donde los hermanos Weasley, Harry y Hermione acuden. Además de visitar al señor Weasley, se encuentran con Gilderoy Lockhart (antiguo profesor de Defensa contra las artes oscuras en segundo año) que aún no se recupera del hechizo de desmemorización que se había aplicado a sí mismo por culpa de una varita en mal estado. También se encuentran a Neville y a su abuela en el ala psiquiátrica, ya que se encuentran visitando a los padres del muchacho, torturados hasta la locura por Bellatrix Lestrange, una de las mortífagas más peligrosas de Voldemort.

Harry pasa esa Navidad con Sirius Black, el único que parece entender el aislamiento que siente el chico. El reciente sueño ha despertado en Harry una oscura preocupación, una que nunca antes lo ha acosado ¿Y si Voldemort pudiera controlarlo? ¿Y si esos extraños sueños lo pusieran al servicio del Señor Tenebroso? En esos días llega el profesor Snape diciéndole a Harry que por orden del director le impartirá clases particulares de Oclumancia a lo que Sirius reacciona sintiéndose muy mortificado e impotente.

El peor recuerdo de Snape[editar]

En una clase de Oclumancia que Harry está tomando para poder evitar que Lord Voldemort entre en sus pensamientos, Snape deja a Harry solo en su despacho. Harry no tarda en notar que el profesor tiene un pensadero, y se acerca a él. Intrigado por saber si Snape continúa siendo un acólito de Voldemort entra sin titubear al pensadero. Esto en los libros, en la película, mientras Snape está intentando entrar en la mente de Harry para leer sus recuerdos e implantar algunos propios, Harry desesperado recurre a su poder y lanza un contra hechizo, el cual le permite a él acceder a la mente de Snape y ver el peor de sus recuerdos.

En el recuerdo, ve a un Snape adolescente haciendo sus exámenes TIMOS, lo que indica que el recuerdo toma lugar cuando el profesor estaba en quinto año, al igual que Harry en la actualidad. Harry, mirando a todos los alumnos, encuentra a su padre, James Potter, haciendo el examen. Así mismo ve a Remus Lupin, Peter Pettigrew y Sirius Black. Después de que el examen termina, los cuatro van a la parte exterior del castillo donde también está Snape. James lo ridiculiza delante de todos y la madre de Harry, Lily, enfurecida por esto le dice a James que lo deje en paz, pero a Snape no le agrada su compasión y en cambio la llama Sangre sucia (es decir, hija de muggles).

El Snape actual aparece dentro del pensadero para sacar a Harry. Humillado, le ordena que salga de su despacho en ese momento, y le advierte que no volvería a recibir otra clase de Oclumancia de parte suya. Harry nunca les cuenta de este recuerdo a Ron ni a Hermione, pero si a Lupin y Sirius, con los que se comunica con la ayuda de Ginny. Estos le dicen que no se tome en serio la crueldad de James con Snape ya que solo era un adolescente, y que después cambió y se convirtió en una gran persona.

Las clases del ED continúan pero la profesora Umbridge se entera por medio de Marietta Edgecombe (amiga de Cho) que se formó un grupo clandestino y acusa a Harry por haberlo formado. Umbridge apresa al chico y a otros alumnos más por el incidente. El ministro de magia Cornelius Fudge se presenta frente a Minerva McGonagall y a Dumbledore, junto con algunos aurores. Están a punto de llevarse a Harry, cuando Albus Dumbledore dice que fue él quien creó el ED para derrocar a Fudge, todo para proteger al muchacho y a los alumnos implicados de las posibles represalias del ministro. Este intenta arrestar a Dumbledore pero recibe un ataque que lo deja noqueado y destruye el despacho del director. Acto seguido, el hechicero se escapa del colegio junto a Fawkes, su ave fénix. A raíz de la traición de Marietta, Harry discute con Cho, quien defiende a Marietta. Después de esto, terminan su corto noviazgo y Harry deja de sentirse atraído por ella.

La caída de la tirana[editar]

La profesora Umbridge es nombrada directora de Hogwarts e impone un régimen autoritario que afecta tanto a alumnos como a profesores. Finalmente la sublevación llega cuando Fred y George convierten un pasillo en un pantano, y la profesora Umbridge se enfurece. Los dos hermanos toman sus escobas, atacan a la nueva directora y se escapan de Hogwarts para no volver jamás.

Hagrid, quien estuvo ausente la mayor parte del año, lleva a Hermione y a Harry al bosque, para que vean algo. Cuando llegan descubren a un gigante salvaje llamado Grawp que es el medio hermano de Hagrid. Hagrid les pide a los dos alumnos que le traten de enseñar a hablar, cuando puedan hacerlo, porque es probable que Umbridge lo despida como lo hizo con la profesora Trelawney la cual es sustituida por el centauro Firenze.

Llega junio, el mes cuando los de quinto año deben rendir sus TIMOS. Mientras está haciendo el examen de Historia de la Magia, Harry cae preso de un ataque, recibiendo una ola de visiones que lo alarman. En su sueño, ve una puerta del Ministerio de Magia al fondo de un corredor. Luego ve a Sirius Black en el lugar siendo torturado a muerte por Lord Voldemort.

Harry se dirige al despacho de Umbridge mientras ella no está para comunicarse a Londres por medio de la red Flu, puesto que la chimenea de la directora era la única que no estaba controlada por el Ministerio. Cuando llega a comunicarse con la casa de su padrino, Kreacher, el elfo doméstico del lugar por órdenes de Narcisa (prima de Black y por lo tanto es en parte ama del elfo), engaña al muchacho diciéndole que Sirius partió hacia el ministerio hace horas.

Umbridge descubre al grupo de chicos que estaban ayudando a Harry para usar la chimenea y lo obliga a confesar con quién estaba hablando. El chico se niega y entonces alumnos compañeros de Draco Malfoy (pertenecientes a la Brigada Inquisitorial formada por Umbridge) llevan a Neville, Luna, Ginny y a Ron para interrogarlos. Ninguno habla y entonces Umbridge amenaza con sacarles la respuesta torturándolos con la maldición Cruciatus.

Hermione inventa que Harry estaba hablando con Dumbledore acerca de un arma para destruir el Ministerio. Umbridge, cegada por el poder y la paranoia, se cree la mentira y les ordena que le enseñen el arma. Hermione los guía al bosque planeando que los centauros los libren del la profesora. Estas criaturas (con una larga disputa territorial contra el ministerio) aparecen y discuten con la mujer que termina insultándolos, posteriormente la secuestran. Los centauros discuten qué hacer con los dos amigos, Hermione mete la pata y justo cuando se los quieren llevar aparece "el hermanito menor" de Hagrid, quien al reconocer a Hermione se exalta preguntando por Hagrid, que en ese momento se encuentra. Esto enoja más a los centauros quienes disparan sus flechas a Grawp. El gigante contraataca y los chicos huyen. Entonces aparecen Neville Longbottom, Luna Lovegood, Ginny Weasley y Ron con las varitas de Hermione y Harry. El grupo va en busca de los Thestrals para poder ir a Londres en misión de rescate pese a la inicial negativa de Harry.

La emboscada[editar]

Ya en el Departamento de Misterio, Harry y sus amigos buscan a Sirius, esperando encontrarse en cualquier momento con Voldemort o con un ejército de mortífagos. Pasan por varias salas muy extrañas, incluidas una que no se podía abrir y otra con giratiempos.Pronto encuentran una habitación con varias bolas de cristal, con una de ellas que tiene escrito «S.P.T. a A.P.W.B.D. Señor Tenebroso y (?) Harry Potter». Harry no entiende por qué su nombre está ahí, y la toma. Pero pronto escucha la voz de Lucius Malfoy a sus espaldas diciéndole que le entregue la profecía.

Unos cuantos mortífagos que los superan en número rodean a los estudiantes. Entre ellos se encuentra la peligrosa asesina Bellatrix Lestrange que se fugó de Azkaban. Sabiendo que jamás serán capaces de sobrevivir a una pelea, los estudiantes huyen destrozando las estanterías de la habitación para distraer a sus perseguidores. Poco a poco los mortífagos van dejando fuera de juego a todos los compañeros de Harry y la resistencia dura poco. Harry se ve obligado a entregar la profecía a Lucius Malfoy pero esta se le cae rompiéndose cuando se encuentran en una cámara donde sólo ha un misterioso arco con un velo negro.

Pronto, Albus Dumbledore, Sirius Black, Alastor Moody, y otros miembros de la Orden del Fénix aparecen para combatir a los mortífagos mientras auxilian a los estudiantes que quedan de pie. Bellatrix Lestrange y su primo Sirius se enzarzan en un duelo a muerte lanzándose sus mejores hechizos. Aunque el padrino de Harry lleva la ventaja la mortífaga lo impacta con un hechizo que lo desestabiliza, cayendo a través del velo. Harry intenta ir a rescatarlo, pero Remus Lupin le dice que Sirius ha muerto pues el arco comunica el mundo de los vivos con el de los muertos.

Harry pierde el control sobre sí mismo y va dispuesto a matar a Bellatrix pero ella sólo le provoca diciendo que es incapaz de matar a nadie. La persecución culmina en el atrio del ministerio frente a una fuente cuando Harry le lanza el maleficio Cruciatus a la bruja. En ese momento Lord Voldemort aparece en persona desarmando al joven hechicero.

El Señor Tenebroso Voldemort le trasmitió a propósito el sueño de Sirius siendo torturado para que Harry fuera al Ministerio para que tomara la esfera con la profecía, «pues sólo las personas a quienes se refieren las profecías pueden tomarlas de su lugar original sin volverse locas». Harto de los fracasos de sus sirvientes y de los problemas que el muchacho le causa, Voldemort le lanza el maleficio asesino que es interceptado por una estatua de la fuente. La estatua fue movida por Dumbledore que se traba en combate con el brujo tenebroso.

Cuando Voldemort se da cuenta de que no será capaz de derrotar al gran mago de barba blanca (pues los poderes de ambos son enormes) desaparece, pero en realidad ataca la mente de Harry y toma posesión completa de él forzando a Dumbledore a decidir si será capaz de matarlo tanto a él como al chico o si en cambio dejará que el Harry poseído haga lo que sea. Al final, Harry logra vencer en una batalla mental al brujo expulsándolo de su mente y queda inconsciente. Exhausto, Voldemort escapa junto a Bellatrix cuando lo aurores del ministerio llegan. El mandatario reconoce el regreso del brujo más temido del siglo.

Empieza la segunda guerra[editar]

Harry vuelve a Hogwarts y aparece en el despacho del director. Dumbledore se muestra dispuesto a darle una explicación que, según él, debió haberle dado desde el momento en que pisó la escuela. Pero el chico rabioso y sintiéndose culpable por la muerte de Sirius y las heridas que recibieron sus amigos no está dispuesto a escucharlo.

Antes de que Harry naciera, Dumbledore fue hacerle una entrevista a Sybill Trelawney para ver si conseguía empleo en Hogwarts. En medio de la entrevista, Sybill entró en un trance lanzando una predicción:

El único con poder para derrotar al Señor Tenebroso se acerca... Nacido de los que lo han desafiado tres veces, vendrá al mundo al concluir el séptimo mes... Y el Señor Tenebroso lo señalará como su igual, pues tendrá un poder el cual el Señor Tenebroso desconoce. Y uno de los dos deberá morir a manos del otro, pues ninguno de los dos pueden vivir mientras el otro siga con vida... El único capaz de vencer al Señor Tenebroso nacerá al concluir el séptimo mes...

Un mortífago encubierto pudo escuchar sólo la primera parte de la profecía. Este sirviente le dijo lo que escuchó a Voldemort quien, asustado, decidió a matar a un chico hijo de padres que lo habían desafiado a él tres veces, que naciera a finales de julio. Había dos posibilidades: Harry Potter, o Neville Longbottom.

Sin embargo, Voldemort se decidió por Harry y quedó destruido aquella noche en que asesinó a James y Lily Potter. La profecía se guardó en la Sala de Profecías del Ministerio, y lo que quería decir era « S.P.T.(Sybill Patricia Trelawney) a A.P.W.B.D. (Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore) Señor Tenebroso (pues a él se refería la profecía) y (?) Harry Potter (porque no era seguro que era la profecía hacia Harry Potter, sino que pudo ser hacia Neville) ». Harry fue dejado en casa de los Dursleys al día siguiente del ataque, con una carta escrita personalmente por Dumbledore. En ella le decía a Petunia que nunca debía echar a Harry de la casa porque parte del sacrificio de Lily al salvar a Harry quedó en Petunia, la última que lleva la sangre de esa familia. Sólo mientras Harry viva con la misma sangre que se sacrificó por él estará a salvo de Lord Voldemort.

En El Profeta, por fin sale a la luz que Voldemort ha vuelto y la comunidad mágica está lista para aceptarlo. Algunos mortífagos fueron descubiertos y encarcelados en Azkaban, incluyendo Lucius Malfoy. La segunda guerra de los magos en menos de un siglo ha comenzado y nada parece destinado a mejorar por lo pronto. Aunque el orden ha sido repuesto en Hogwarts la justicia no ha logrado prevalecer, pues Dolores Umbridge no ha sido castigada por las torturas que infligió a lo alumnos ni el ministerio logra tomar medidas apropiadas para contener la situación que atraviesa el mundo mágico. De vuelta a casa, se descubre por que Ginny había estado tan abierta con Harry: al haber desistido a estar con el empezó a salir con Michael Corner, pero acabo rompiendo con él. Ron le dice que la próxima vez elija a alguien mejor,(mientras mira misteriosamente a Harry) ella le dice que a elegido a Dean Thomas.

El final del libro deja a Harry preocupado por el camino que yace delante de él y buscando algo de consuelo en Hermione y Ron. Algún día tendrá que elegir entre ser víctima o asesino de Voldemort para que toda esta saga de muertes y tragedias llegue a su fin.

Harry Potter y el misterio del príncipe[editar]

La comunidad mágica al borde del colapso[editar]

El libro comienza en el verano de 1996, desde el punto de vista del Primer ministro del Reino Unido (quien al parecer es John Major, ministro del Reino Unido en la época de este libro, aunque nunca es identificado por nombre). De repente, Fudge (Ministro de Magia) lo visita para decirle que ha sido despedido y ahora Rufus Scrimgeour ocupa el puesto. El ex-funcionario advierte que lord Voldemort ha regresado.

Luego, Narcisa Malfoy visita, junto a su hermana Bellatrix Lestrange a Severus Snape, quien se revela como espía de Voldemort. Narcisa le dice que ayude a su hijo (Draco Malfoy) a realizar una tarea que el Señor Tenebroso le ha impuesto. El hombre ya conoce cuál es la tarea, y realiza el Juramento Inquebrantable, prometiendo ayudar al muchacho.

Harry, mientras tanto, ha recibido una carta de Dumbledore informándole que lo llevará a la Madriguera a pasar el resto del verano con los Weasley. Cuando Dumbledore llega, les informa a sus tíos que cuando Harry cumpla 17 años, la protección que le dejó su madre se acabará, pues en el mundo mágico cuando alguien cumple 17 años se convierte en mayor de edad. El mago de barba blanca (que tiene una mano extrañamente herida) le pide a Harry que lo acompañe para realizar la entrevista al candidato para ocupar un puesto de profesor en Hogwarts: Horace Slughorn, un viejo profesor de Hogwarts y antiguo instructor de los padres de Harry. Dumbledore logra que el muchacho (sin saberlo) convenza al docente para que retome su cargo. Una vez concluida la entrevista, el director lleva a Harry a la Madriguera. Ahí Harry ve a Nymphadora Tonks, a quien se la ve más triste que habitualmente ya que piensa que la muerte de Sirius (que era su tío) fue culpa de ella al no enfrentarse al nivel de su oponente Bellatrix (que es quien mató a Sirius).

El trabajo de Draco[editar]

En la casa de Ron, Harry se entera de que Fleur Delacour va a casarse con mayor de los hijos Weasley, Bill, hecho que no resulta del todo agradable para la familia del joven. Hermione se encuentra en la casa también junto a su gato Crookshanks. Harry descubre también que el mundo mágico ya no confía tanto en la seguridad de Hogwarts, pues la Señora Weasley no quería que Ron y Ginny regresaran al colegio, mientras que algunos magos empiezan a creer que Dumbledore es muy viejo para garantizar la seguridad de los estudiantes.

Cuando todos se dirigen al Callejón Diagon para comprar sus materiales escolares, encuentran que el Sr. Ollivander, el vendedor de varitas, ha desaparecido. Todos compran sus materiales y van a visitar la tienda de Fred y George Weasley. Harry, Ron y Hermione ven a Draco Malfoy por la calle y lo siguen. El muchacho rubio entra en una tienda del callejón Knockturn, en la que anteriormente estuvo Harry por equivocacion. El chico se ha escapado de su madre Narcisa y colarse en tienda se encarga de vender todo tipo de materiales y objetos relacionados con la magia oscura. Los tres amigos escuchan a Draco decirle al vendedor que lo ayude a arreglar algo y deja otra cosa para que se la guarde, amenazándolo constantemente con su amo. Ninguno de los tres amigos se enteran a qué se refiere a pesar de que Hermione consigue entrar a la tienda después de que Draco se había ido.

En el expreso de Hogwarts, Harry le dice a Ginny que se siente con él, pero ella le dice que no porque ya ha quedado con Dean, su novio. Harry sin saber por que, se siente extraño al no estar con ella. Después de una reunión con Slughorn y otros estudiantes, Harry se mete con su capa invisible al compartimiento de Draco, y escucha que le dice a sus amigos que alguien le ha confiado una misión. Aunque no revela cuál, Harry cree que tiene suficientes pruebas en contra de él para irse. Sin embargo, Draco lo descubre y lo paraliza, dejándolo solo e imposibilitado de moverse. Justo antes de que parta el expreso, Tonks lo descubre y lo ayuda. Al salir del tren, Tonks manda un patronus con una forma diferente a la que le era habitual avisando que Harry ya había llegado. Harry nota que el patronus de Tonks tiene una forma extraña. En la película, es Luna Lovegood quien encuentra a Harry paralizado, y lo ayuda a levantarse, gracias a que traía unos anteojos extravagantes que permitían ver objetos invisibles. Por culpa de esto pierden los carruajes desde el tren hasta el colegio y deben caminar juntos.

Al llegar al colegio, Snape le baja varios puntos a Gryffindor por su tardanza y por su atuendo muggle. Además, son sometidos a una extensa revisión y deben incluso registrar sus nombres, pese a que los conocen a la perfección. Cuando el banquete acaba, Dumbledore anuncia que tienen un nuevo profesor, Horace Slughorn, que enseñará Pociones. Snape, en cambio, enseñará Defensa Contra las Artes Oscuras,lo que no les cae bien ni a Harry ni a sus amigos. Dumbledore explica también que los mortífagos han regresado y que por lo tanto, el Castillo puede estar comprometido y ya no ser tan seguro como antes, por lo tanto deben tomar las precauciones que consideren necesarias.

El Príncipe Mestizo[editar]

Cuando le toca a todos ir a sus materias respectivas, la profesora McGonagall le pregunta a Harry por qué no estudiará Pociones. Harry dice que Snape sólo dejaba estudiar a los que habían sacado la mejor nota en Pociones que en la nota E (Extraordinario), pero la profesora dice que ese era Snape, pero en cambio Slughorn sí lo deja estudiar con la S (supera las expectativas) que Harry sacó. Harry se dirige a la clase de Slughorn y al entrar huele la poción Amortentia, el filtro de amor más potente. según dice Hermione, cada uno huele el aroma de lo que le atrae, ella huele pasto recién podado, dentífrico sabor menta y... (en una entrevista la autora confirma que el tercer aroma es el cabello de Ron). Harry huele a palo de escoba, tarta de melaza y algo floral que no distingue(más tarde se descubre que es el aroma de Ginny). Harry le dice a Slughorn que no ha comprado el libro para su materia. Slughorn revisa los libros usados que tiene de sobra y le da uno muy peculiar, que tiene por todas partes anotaciones muy útiles del dueño anterior del libro . Gracias a ellas, Harry es el primero de la clase, y gana un Félix Felicis, un líquido que da buena suerte.

Cuando Harry les cuenta esto de las anotaciones a Ron y a Hermione, ésta se muestra un poco preocupada por el efecto de lo que dice en el libro. Al caérsele el libro a Harry, este encontró en la última página una nota que decía: "Este libro es propiedad del Príncipe Mestizo". Harry comienza a sospechar que Draco se ha vuelto un mortífago. Este le cuenta a Dumbledore, quien no presta mucha atención de eso. Aparte de eso, Harry es elegido capitán del equipo de Quidditch y elige a varios jugadores excelentes para el equipo, entre esos Ron Weasley, que está enojado porque cuando vio a Ginny y Dean besarse, este al reprender a su hermana le respondió diciéndole que todos sus amigos ya habían besado y al decir que Hermione se besó con Krum provocó cierto enojo en él. Este episodio le sirvió a Harry para darse cuenta definitivamente de que está enamorado de Ginny, pero decide no hacer nada para no traicionar a Ron. Hermione usa un hechizo para que Ron quede en el equipo de Quidditch, pero al empezar la temporada Ron está aterrado por jugar su primer partido. Harry le hace creer que le puso la Suerte Líquida a su bebida y con esto Ron gana mucha confianza dando un gran partido. Después de ganar el partido de Quidditch, Ron empieza a salir con Lavender Brown, lo que pone tremendamente celosa a Hermione.

Dumbledore le da a Harry clases privadas, que terminan siendo investigaciones acerca de la vida de Voldemort en el pensadero. Dumbledore le hace notar a Harry los detalles más pequeños, pues son importantes para conocer a Voldemort, según Dumbledore. El profesor le revela a Harry que Horace Slughorn fue profesor de Voldemort, y cuando entran a un recuerdo de Slughorn, se dan cuenta que ha sido modificado y no pueden verlo. Dumbledore le dice que debe extraerle ese recuerdo a Slughorn, para entender lo que Voldemort ha hecho.

Harry pasa las vacaciones de Navidad en la Madriguera, y ahí Rufus Scrimgeour, nuevo Ministro de Magia lo visita. Le pide a Harry que le diga a la gente que el Ministerio está haciendo un buen trabajo luchando contra los mortífagos, pero Harry se niega. Al terminar la entrevista Rufus Scrimgeour lo acusa de ser «fiel a Dumbledore cueste lo que cueste».

Dos estudiantes son gravemente atacados, una chica fue petrificada por tocar un collar embrujado que no le pertenecía y que aparentemente iva a entregar a alguien, y el otro es Ron. Ron se come unos chocolates que estaban destinados para Harry, los cuales contenían una fuerte poción de amor, esta poción hace que Ron se enamore de una chica que ni siquiera conoce, al ser una poción tan poderosa Harry prefiere buscar al profesor Slughorn (y de paso hacer más amistad con él) para que cure a Ron, quien no está en peligro pero si está obesionado por alguien que lo hechizó. Tras desintoxicar a Ron, para festejar van a tomar una bebida sin saber que la habían envenenado, por lo cual Ron cae otra vez enfermo al ser el primero que probó la copa, pero esta vez por culpa de un veneno muy peligroso, aunque Harry le salva haciéndole tragar un bezoar. Curiosamente ambos eran regalos para Dumbledore, tanto el collar como la botella envenenada, pues el profesor Slughorn pensaba regalarle la bebida a Dumbledore aunque al final decidió compartirla con Harry y Ron.

Mientras Harry estaba con Ron y Hermione oculto bajo la capa, se encuentran con Lavender, que solo ve a Ron y Hermione juntos, lo que provoca que deje a Ron (para alivio de este). En la película, Ron es llevado a la enfermería tras haber sido envenenado, donde queda inconsiente, en sueños empieza a llamar a Hermione pero Lavender, Dumbledore, Snape la propia Hermione y algunos más están en la habitación y presencian todo, Lavender ofendida termina su relación con Ron de manera unilateral, aunque el pelirrojo está conforme también. Tras estos dos eventos, Harry asegura que Draco Malfoy es un mortífago y que trató de deshacerse de Dumbledore con estos trucos, pero Dumbledore desestima la acusación y no parece temer mucho por su vida, mientras que Snape encara a Harry para que no siga acusando a Draco, pues no tiene pruebas.

Usando el Félix Felicis, Harry puede convencer a Slughorn que le entregue el recuerdo.

Horrocruxes[editar]

Cuando Harry y Dumbledore ven el recuerdo de Slughorn, se enteran que Slughorn le habló a Ryddle acerca de Horrocruxes, objetos que pueden guardar un fragmento del alma. Para crear uno, se debe asesinar a alguien, logrando así que el alma del autor del delito se desgarre y luego realizar un conjuro para guardar el fragmento de ésta dentro de un objeto. Dumbledore dice que Voldemort creó seis Horrocruxes(así tendría su alma dividida en siete, el número mágico más poderoso) y que dos ya han sido destruidos: el Diario de Ryddle (en Harry Potter y la Cámara Secreta) y el anillo de Sorvolo (Marvolo en inglés) como el abuelo materno de Voldemort. Dice que faltan, entonces, cuatro Horrocruxes, y Dumbledore cree que son el guardapelo de Slytherin, la copa de Hufflepuff, algo desconocido de Gryffindor o de Ravenclaw y la serpiente de Voldemort, Nagini. Lo que quiere decir que deben destruirlos antes de enfrentarse a Voldemort, porque si no lo hacen, parte del alma de Voldemort igual seguiría en la Tierra. Dumbledore revela que se hirió su mano al destruir el Horrocrux del anillo.

Un día Harry encuentra a Malfoy llorando y éste lo amenaza. Apunto de utilizar la maldición cruciatus contra Harry, éste usa un hechizo que leyó en el libro del Príncipe Mestizo: Sectumsempra. Harry ve el efecto que tiene: A Malfoy le salen unas profundas heridas en el rostro y pecho (como hechas por una espada invisible) y empieza a desangrarse, Entonces llega Snape y lo cura. Snape, extrañamente, conoce el contramaleficio, y castiga a Harry, no dejándolo jugar el último partido de Quidditch.

Aun cuando Harry no juega en el último partido, Gryffindor gana. Todos están muy emocionados celebrando la victoria, cuando llega Harry corriendo para conocer el resultado ya que no pudo escucharlo por estar cumpliendo un tedioso castigo con Snape, encuentra a todos celebrando.

Es en ese momento en que Ginny va hacia él y le rodea el cuello con sus brazos. En ese momento Harry ya no puede contener los deseos de besarla y lo hace, todos quedan atónitos, Harry busca a su amigo con la mirada, este en principio no sabe que decir, pero con un gesto Ron parece decir: "Bueno, si no hay más remedio".

Harry lleva a Ginny afuera y comienzan una relación que hace a Harry muy feliz.

En busca de los Horrocruxes[editar]

Una noche, por medio de la profesora Trelawney, Harry se entera que Snape fue quien le reveló a Voldemort acerca de la profecía, dieciséis años atrás. Harry va a hablar con Dumbledore de esto, pero éste le anuncia a Harry que conoce la ubicación de un Horrocrux de Voldemort. Se encuentra en una cueva de un risco que Voldemort visitó de pequeño. Harry y Dumbledore van a la cueva y obtienen el Horrocrux, aunque Dumbledore se debilita debido a un líquido que debe ingerir. Luego se enfrentan a cientos de inferis, cadáveres controlados por magia. Cuando Harry y Dumbledore escapan de la cueva pueden volver a Hogwarts. Ahí encuentran la Marca Tenebrosa en la torre de Astronomía (la torre más alta del castillo). Harry y Dumbledore llegan a la torre de Astronomía y Draco Malfoy aparece. Dumbledore utiliza el Petrificus Totalus contra Harry para que no intervenga, y éste queda oculto bajo su capa invisible, Dumbledore es desarmado por Malfoy.

Draco le revela que los dos alumnos atacados fueron un error, pues en realidad quería matar a Dumbledore, y esa era la misión que Voldemort le había dado. Dice que pudo meter mortífagos al castillo, pues reparó un armario que conectaba con Borgin & Burkes. Dumbledore dice que puede protegerlo, pero Draco se niega. Snape llega, y utilizando el Avada Kedavra, asesina a Dumbledore. Mientras sucedía esto, el castillo estaba siendo invadido por mortífagos, que combatían codo a codo con alumnos de Hogwarts y miembros de la Orden del Fénix. Durante esto, el hermano mayor de Ron (Bill), que se va a casar con Fleur Delacour, fue atacado por un hombre lobo (Fenrir Greyback el mismo que mordió a Lupin, y que prefiere morder niños. Lupin lo describe como ¨sanguinario¨), aunque no estaba transformado debido a que fue atacado mientras no había luna llena, tiene algunos síntomas.

Volviendo con Harry, se le pasa el efecto del hechizo que Dumbledore le hizo a Harry, y puede moverse, entonces persigue a Snape para vengar la muerte del director. Snape no hace daño a Harry, hasta que éste lo llama cobarde. Snape lo tira al suelo con un Expeliarmus y le revela que él es el Príncipe Mestizo, que él conocía el contramaleficio contra Sectumsempra pues él lo creó. Luego, Snape huye con Malfoy.

En las afueras del castillo Harry se acerca al cuerpo muerto de Dumbledore, que había caído desde la torre de astronomía. Es aquí cuando descubre que el guardapelo que habían descubierto horas antes, el cuál estaba abierto, es falso, pues contiene una nota. En ella dice que el verdadero Horrocrux fue sustituido por un tal R.A.B. Harry lee la carta:

Para el Señor Tenebroso:
Ya sé que moriré mucho antes de que lea esto,
pero quiero que sepa que fui yo
quien descubrió su secreto.
He robado el Horrocrux auténtico
y lo destruiré en cuanto pueda.
Afrontaré la muerte con la esperanza de que,
cuando se enfrente a su igual,
lo hará como mortal.
R.A.B.

Harry se da cuenta que la muerte de Dumbledore fue en vano. Al día siguiente, se hace el funeral de Dumbledore, enterrándole en Hogwarts. Scrimgeour le habla a Harry de nuevo acerca de lo mismo que le dijo en Navidad y Harry se vuelve a negar. Harry luego le dice a Ron y a Hermione que aunque el colegio siga abierto no volverá, y le dice a Ginny que la quiere y que tiene que marcharse. Ella le revela que siempre le ha querido y que solo salió con otros chicos para que él se fijara en ella. Ron y Hermione le dicen a Harry que irán con él. Su plan es regresar a casa de sus tíos una vez más pero por un período más corto, ir a la boda de Bill y Fleur, visitar las tumbas de sus padres en el Valle de Godric y luego buscar los demás Horrocruxes, para finalmente eliminar a Lord Voldemort.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte[editar]

La huída de los siete Potters[editar]

Durante el verano de 1997 antes de que Harry cumpla 17 años Lord Voldemort y sus Seguidores planean realizar una emboscada a Harry Potter cuando éste abandone la protección de la casa de los Dursley con la Orden del Fénix por última vez. Además, Voldemort quiere una nueva varita para vencer a Harry y por ello exige a Lucius Malfoy que le entregue la suya. Pese a que los rumores en el ministerio de Magia indican que los aurores protegerán a Harry Potter para ingresar al mundo mágico, Snape se ha enterado que los aurores ya no participan en la protección de Potter, y que serán sólo los miembros de la Orden del Fenix quienes moverán a Potter hasta el mundo mágico y lo refugiarán en alguna casa de seguridad.

Los miembros de la Orden escoltan a Harry hasta un lugar seguro haciendo uso de la poción Multijugos para producir seis Harrys falsos y despistar a los Mortífagos. Harry escapa con Hagrid en la motocicleta de Sirius Black, George Weasley se traslada en escoba junto a Remus Lupin, Fred Weasley va en escoba junto a Arthur Weasley, Ron Weasley avanza junto a Nymphadora Tonks en escoba, Fleur Delacour sube en Thestral junto a Bill Weasley, Hermione Granger vuela en Thestral junto a Kingsley Shaklebolt y Mundungus Fletcher va en escoba junto a Ojoloco Moody. No obstante, los Mortífagos los atacan durante el trayecto. Harry apunta disparando hechizos aturdidores contra los mortífagos, y Hagrid usando Sortilegios de la motocicleta, pero al final lo identifican porque desarma a Stan Shunpike, aunque pudo ser que su lechuza mensajera Hedwig trató de protegerlo cuando un mortífago le lanzó un hechizo. Inexplicablemete este mortífago lo dejó escapar, aunque Voldemort logró ubicarlos. Voldemort los acorrala y la varita de Harry lanza llamas doradas destruyendo la varita de Lucius Malfoy, ya que no es suficientemente poderosa como para atacar a Harry Potter. Harry logra escapar a duras penas, pero George Weasley pierde una oreja y Hedwig y Ojoloco Moody son asesinados (aunque no queda rastro del cuerpo de Ojoloco). Los de la órden del Fenix no saben quién los traicionó, y suponen que fue Mundungus quién pudo haber revelado algo pese a arriesgar su propia seguridad.

El testamento de Albus Dumbledore, la Boda y caída del Ministerio[editar]

Ya en La Madriguera, la señora Weasley se niega a mantener a Harry, Ron y a Hermione juntos para que no planeen nada, temiendo que se vayan sin acabar el colegio. Cuando Harry cumple los 17, Ginny le llama a su dormitorio para darle un apasionado beso como regalo de cumpleaños y para que se acuerde de ella, pero son interrumpidos por Ron, quien le pide a Harry que no vuelva a besar a su hermana para no darle falsas esperanzas a esta. Esa misma tarde, el Ministro de Magia Rufus Scrimgeour aparece para entregarles a Harry, a Ron Weasley y a Hermione Granger lo que Albus Dumbledore les ha legado en su testamento. Ron recibe el «desiluminador» y Hermione recibe un libro para niños escrito en runas llamado Los cuentos de Beedle el Bardo. Harry hereda la espada de Godric Gryffindor y la «snitch» que había capturado en su primer partido de Quidditch. La espada es confiscada por el ministerio, alegando que es un «importante artefacto histórico». El trío, confuso, presume que esos objetos servirán en la búsqueda de los Horrocruxes. El ministro de magia trata de investigar por qué Dumbledore les dejo esos artefactos, pero ninguno de ellos tres le dice nada.

En la recepción de la boda de Bill Weasley y Fleur Delacour, aparece el Patronus de Kingsley Shacklebolt, anunciando que Scrimgeour está muerto (el cual en un honorable acto de valentía, se niega a revelar a los mortífagos el paradero de Harry) y el Ministerio de Magia ha caído bajo en control de Voldemort. Como los Mortífagos se aproximan, Harry, Ron y Hermione desaparecen, apareciendo de nuevo en un café muggle. Sin embargo, son atacados rápidamente por más Mortífagos. Luego se refugian en el número 12 de Grimmauld Place, el cuartel oficial de la Orden del Fénix.

Grimmauld Place[editar]

En Grimmauld Place, Harry deduce por la inscripción de una puerta que el hermano de Sirius Black, Regulus Arcturus, era "R.A.B", quien retiró el guardapelo-Horrocrux de Salazar Slytherin de la cueva.

Lupin llega y anuncia que Tonks está embarazada, además de que están juzgando a los hijos de Muggles por robar la magia. Hermione recuerda haber visto un guardapelo mientras limpiaba la casa (en el quinto libro), es así como descubren que Kreacher el elfo doméstico robó el guardapelo que estaba entre objetos que iban a ser tirados. Kreacher admite que él colocó el guardapelo-Horrocrux en la cueva bajo órdenes de Voldemort, y que Regulus murió recuperándolo. El Horrocrux terminó cayendo en manos de Dolores Umbridge a través de Mundungus Fletcher, quien husmeaba entre las posesiones de Kreacher.

Harry regresa varios días después con el periódico El Profeta, anunciando que Severus Snape es el nuevo Director de Hogwarts.

La infiltración en el Minsterio y la clandestinidad[editar]

El trío se infiltra con éxito en el Ministerio de Magia y recupera el guardapelo, y Harry recupera el Ojo mágico de Ojoloco Moody, pero son descubiertos y escapan, llevándose junto a ellos varios hijos de muggles que están ahí para ser juzgados por robar magia. Sin embargo, un Mortífago descubre el escondite de los jóvenes durante el escape, obligándolos a huir hacia el campo.

Gracias a una conversación que el trío escucha por casualidad entre el duende Griphook y otros, el trío descubre que la espada de Gryffindor que confiscó el Ministerio es falsa. Harry decide encontrar la real, capaz de destruir los Horrocruxes debido a que está cubierta de veneno de basilisco (una de las pocas sustancias capaz de destruir un Horrocrux), pero Ron, enojado con Harry por no tener un plan y porque no se le presta atención, abandona el grupo, dejando a Hermione destrozada. Se acerca del día de Navidad y Harry y Hermione buscan la espada en el Valle de Godric pero son emboscados por la serpiente de Voldemort, Nagini. Mientras escapan, Hermione rompe accidentalmente la varita de Harry.

Poco después, Harry descubre algunas cosas del pasado de Dumbledore enojándose aún más con él, por nunca revelarle nada de su pasado, por haber trabado amistad con un mago tenebroso (Gellert Grindelwald), y por querer torturar a los muggles por la fuerza.

La Cierva Plateada[editar]

En el Bosque de Dean, un Patronus con forma de ciervo hembra conduce a Harry hasta un charco congelado donde se encuentra la verdadera espada de Gryffindor. Mientras Harry intenta recuperarla, el Guardapelo Horrocrux se aprieta alrededor de su cuello, estrangulándolo. Harry es salvado heroicamente por Ron, guiado de vuelta por el Desiluminador de Dumbledore.

Harry le da la espada a Ron para que destruya el relicario, al intentar hacerlo, del objeto salen dos figuras: una de Harry y otra de Hermione, intentando hacerle creer a Ron que es inútil para el grupo, y que en realidad Harry y Hermione tienen una romance a espaldas de él, finalmente Ron puede destruir el guardapelo sin hacer caso a lo que mencionaba el relicario. También les advierte que el nombre de Voldemort está hechizado, lo que provoca que, cuando se lo menciona, todos los sortilegios protectores se disuelvan y que la posición de quien lo pronuncia es dada a unos caza fortunas, conocidos como Snatchers (Carroñeros).

Las Reliquias de la Muerte[editar]

El trío decide ir a buscar a Xenophilius Lovegood, para encontrar la respuesta un símbolo que parece un ojo sobre un triángulo. El trío aprende del padre de Luna, Xenophilius Lovegood, que el símbolo secreto que han encontrado repetidas veces representa las tres Reliquias de la Muerte: la Varita de Saúco (la varita más poderosa del mundo), la Piedra de Resurrección (una piedra capaz de revivir a los muertos) y la Capa de Invisibilidad (una capa que, por una magia especial, que no es piel de demiguise o una tela con encantamientos desilusionadores, sino que se vuelve invisible y puede durar años sin gastarse) entregados a tres hermanos que se encontraron a la muerte en un camino. Cuando se dan cuenta de la ausencia de Luna, Xenophilius admite que fue secuestrada por los Mortífagos, en venganza por su apoyo a Harry en la revista El Quisquilloso. Esperando que Luna regrese, Lovegood informa a los Mortífagos la posición del trío, pero logran escapar.

Harry se muestra emocionado por las Reliquias de la Muerte, creyendo que serían los objetos mágicos con los cuales derrote a Voldemort, pero Hermione se opone, dado que ella no cree en que existan.

La captura[editar]

Más tarde, Harry pronuncia el nombre de Voldemort, por lo que el grupo es capturado por los Snatchers (Carroñeros). El trío es llevado a la Mansión Malfoy, donde son encarcelados junto a Luna, Dean Thomas, Ollivander y Griphook. Al encontrar la Espada de Gryffindor en posesión del trío, Bellatrix Lestrange, temerosa que éstos se hayan colado en su cámara acorazada de Gringotts, tortura a Hermione para recibir información.

Anteriormente, en Hogwarts Severus Snape, ante una intromisión de Ginny y otros en su despacho, en busca de la Espada, envía la copia de ésta (luego de consultar con Voldemort) al acorazado de los Lestrange; ese es el motivo por el cual Bellatrix asegura poseerla. Al rescate llega Dobby, quien aparece en la celda y rescata a Luna, Dean y a Ollivander. Unos ruídos hacen que Peter Pettigrew vaya a investigar. Peter ataca a Harry, pero recordando que le debe la vida, se detiene, haciendo que su propia mano lo estrangule hasta la muerte en castigo. Harry y Ron corren escalera arriba. Ron desarma a Bellatrix y salva a Hermione mientras Harry toma la varita de Draco. Dobby reaparece y los lleva a la cabaña de Bill y Fleur Weasley. Dobby muere después que Bellatrix le perforara el pecho con un puñal de plata durante el escape.

La infiltración en Gringotts[editar]

Tras haber enterrado a Dobby en el jardín de la casa, Harry, Ron y Hermione van a hablar con Griphook, que está descansando, y le preguntan si puede ayudarles a infiltrarse en Gringotts para ir a la cámara de los Lestrange. Griphook asegura que la espada que está en la cámara acorazada es la espada falsa, pero Harry quiere que los ayude a entrar ahí por que cree que ese es el paradero de uno de los Horrocruxes. Más tarde, Ollivander confirma la existencia de la Varita de Saúco y dice que una varita puede transferir su lealtad si su dueño muere o es desarmado. Además, agrega una advertencia: aunque la Varita de Saúco es invencible, su amo siempre debe protegerse contra los ataques sorpresa. El comportamiento de Bellatrix convence al trío de que hay otro Horrocrux escondido en la cámara de los Lestrange. Ayudados por Griphook, penetran las defensas de Gringotts y recuperan la Copa de Helga Hufflepuff, aunque en el proceso Griphook se lleva la espada.

Mientras tanto, Voldemort roba la Varita de Saúco de la tumba de Dumbledore, creyendo que así podrá derrotar a Harry. Dumbledore había obtenido la varita después de derrotar a Grindelwald, el mago tenebroso, en un duelo. Informado por un duende de Gringotts, Voldemort se da cuenta que sus Horrocruxes están siendo destruidos; su mente se conecta involuntariamente a la de Harry revelándole que otro Horrocrux está escondido en Hogwarts.

El regreso a Hogwarts[editar]

En Hogsmeade, Aberforth Dumbledore logra introducir al trío en Hogwarts a través de un pasadizo secreto que los lleva directamente a la Sala de los Menesteres (o Sala Multipropósito), por el cual son conducidos por Neville Longbottom, quien durante su ausencia ha liderado el antiguo Ejército de Dumbledore, convirtiéndose al interior del colegio en una fuerza de resistencia al régimen liderado por Voldemort. En la Sala de los Menesteres, encuentran a los restantes miembros del Ejército de Dumbledore que aún se encontraban dentro de Hogwarts, a quienes la presencia de Harry les inyecta nuevos bríos para luchar. Neville utiliza los galeones falsos para comunicar el regreso de Harry a los miembros del grupo que se encuentran fuera de Hogwarts, siendo Luna Lovegood la primera en regresar. Harry sospecha que el Horrocrux final debe ser algún tesoro que perteneció a Rowena Ravenclaw, por lo que solicita información sobre posibles objetos a los miembros de esa casa. Luna sugiere que puede ser la diadema perdida de Ravenclaw. Ambos van a la sala común de Ravenclaw, pero son enfrentados por Alecto Carrow, quien avisa a Voldemort. El dúo es salvado por la Profesora McGonagall. Sin embargo, Amycus llega y se aterra por ver que su hermana se tocó la marca tenebrosa y trata de culpar a los estudiantes de Ravenclaw, la profesora McGonagall trata de impedirlo ocasionando que Amycus le escupa en la cara y que Harry le lance la maldición Cruciatus en venganza. La profesora McGonagall rápidamente alerta a los profesores vía Patronus acerca de la inminente batalla con Voldemort. Severus Snape es informado por la Marca Tenebrosa y logra escapar de Hogwarts antes de ser dominado por McGonagall y los demás profesores leales a Dumbledore.

La Batalla de Hogwarts[editar]

McGonagall informa a los alumnos pero la voz de Voldemort se escucha pidiendo a gritos a Harry. Pansy Parkinson grita que Harry está allí, y que podrían atraparlo; esto hace que la profesora McGonagall mande a Argus Filch a encerrar en las mazmorras a todos los alumnos de Slytherin. Harry recuerda haber visto la diadema en la Sala de los Menesteres mientras escondía allí su viejo libro de pociones. Mientras tanto, Hermione destruye la Copa de Hufflepuff con un colmillo de basilisco que ella y Ron consiguen en la Cámara de los Secretos. Un comentario de Ron a favor de los elfos domésticos hace que Hermione y él (después de demostrarse amor mutuamente a lo largo de toda la aventura) se besen. El trío va a la Sala de los Menesteres y son atacados por Malfoy, Crabbe y Goyle. A Crabbe se le escapa de las manos el poderoso hechizo Fuego Demoníaco, matándose a sí mismo y destruyendo la diadema, pero los demás escapan ilesos. Mientras tanto, la batalla en los jardines del colegio ha comenzado. Durante el combate entre Percy y Fred contra unos Mortífagos, Fred muere durante el combate.

El fin de Snape[editar]

Harry se conecta de nuevo con la mente de Voldemort y guía al trío hasta la Casa de los Gritos. Allí son testigos de cómo Voldemort, utilizando a Nagini, hiere mortalmente a Snape, creyendo que así se convertirá en el amo de la Varita de Saúco; dado que Snape había sido el asesino de Dumbledore, él era por regla en verdadero dueño de la varita, por lo que Voldemort debe matarlo a su vez para así tener total poder sobre la misma. Antes de morir, Snape le entrega a Harry unos recuerdos que quedan en sus lágrimas y le pide que por última vez lo mire a los ojos, diciéndole que son iguales a los de su madre. Harry regresa al castillo, se dirige a la oficina del Director y utiliza el pensadero para observar las memorias de Snape, unas memorias que prueban su lealtad hacia Dumbledore, motivada por su eterno amor hacia Lily, la madre de Harry. En ellas, Harry pudo observar que Snape conoció a Lily desde que ambos eran niños, y se separó de ella cuando ella se enamoró de James Potter. Nunca pudo superar la tristeza que le ocasionó que Lily amara a otro, pero nunca dejó de quererla tampoco. Y la razón del desprecio de Snape a Neville era que él también pudo ser el elegido y Lily estaría viva. Cuando Voldemort planeó asesinar a Dumbledore, éste ya había previsto esa situación y le ordenó a Snape que fuera él quien lo asesinara. Dumbledore fue maldecido por el Anillo de Marvolo Gaunt, como su muerte era inminente, sólo cuestión de meses, ordena a Snape que le mate en el momento oportuno, liberando así a Draco Malfoy de la carga de tener que matarle bajo órdenes de Voldemort, pues Dumbledore creía que Draco no era malvado, y confiaba en que el amor de Snape hacia Lily era más poderoso que el miedo a Voldemort o cualquier otro sentimiento, de tal forma que así Snape se ganaría la confianza absoluta de Voldemort y podría proteger a Harry manipulando a Voldemort tanto como fuera posible. Fue Snape quien había enviado el Patronus con forma de cierva. El amor de Snape por Lily hizo que su Patronus imitara al de ésta ya que el Patronus de su esposo era un ciervo. Con esto se confirma que Snape era el único mortífago que podía invocar un Patronus. Las memorias de Snape muestran también que Harry mismo es un Horrocrux, ya que, al intentar matarlo por primera vez, Voldemort le había transferido parte de su alma (por esa razón, Harry puede hablar pársel y conectarse con la mente de Voldemort) y que debe morir para derrotarlo definitivamente.

El sacrificio[editar]

Resignado a morir, Harry se acerca al campamento de Voldemort en el Bosque Prohibido, dando instrucciones a Neville de matar a Nagini si puede. En el camino, resuelve el enigma de la Snitch encontrando la Piedra de Resurrección dentro de la misma. Luego, invoca los espíritus de sus padres, de Sirius Black y del recién asesinado Remus Lupin, quienes lo acompañan hasta el campamento de Voldemort. Voldemort le ataca con el maleficio mortal, el Avada Kedavra. Justo antes de morir Harry piensa en su amada Ginny. Harry muere.

Despertando en un lugar etéreo, Harry ignora si está vivo o muerto. Dumbledore aparece y le explica que el Horrocrux de Voldemort que estaba en su interior había sido destruido. También explica que, al igual que Voldemort, Harry no puede morir mientras existan fragmentos de su alma, y que éste tampoco puede matar a Harry porque había usado su sangre para regenerar su cuerpo. Además, Dumbledore habla de su vida y de las Reliquias de la Muerte, de cómo las había ambicionado y que por eso había muerto; además, el anillo tenía una maldición, pero que se lo había puesto por que ahí estaba la Piedra de Resurrección. Precisamente por eso, no quería que Harry ambicionara las reliquias y explica que Harry las obtuvo por que él estaba listo para morir, y por eso él es el amo de la muerte.

El fallo del plan[editar]

Harry revive, pero finge estar muerto. Voldemort ordena a Narcisa Malfoy revisar a Harry. Aunque ella se da cuenta de que Harry está vivo, le pregunta a Harry si Draco está vivo y dónde se encuentra, a lo que Harry responde que Draco vive y está en el Castillo, por lo que Narcisa declara que Harry ha muerto. Harry es llevado a Hogwarts como un trofeo de Voldemort por Hagrid, que había sido capturado por los descendientes de Aragog y llevado al Bosque. Los partidiarios de Harry caen en la agonía y la tristeza.

Voldemort festeja victoria, pero Neville lo embiste. Voldemort le ofrece a Neville que se le una, viendo su valentía, pero este se niega. Por lo tanto, para demostrar qué les ocurría a sus opositores, Voldemort le pone el sombrero Seleccionador y lo quema en la cabeza de Neville. Repentinamente, Grawp causa una interrupción, junto con los centauros y los gigantes, comenzando la batalla final. Harry, aprovechando la distracción, saca la capa para volverse invisible de debajo de su túnica, y comienza a prestar apoyo durante la batalla. Mientras ésta se desarrolla, muchos personajes mágicos se unen en el combate contra los Mortífagos. Molly mata a Bellatrix en un ataque de cólera, quien previamente había lanzado una maldición asesina, sin éxito, en contra de Ginny Weasley y se burla de ella por la muerte de su hijo Fred. Voldemort derrota a McGonagall, Kingsley y a Slughorn, e intenta matar a Molly Weasley. Sabiendo que él es el verdadero amo de la Varita de Saúco, Harry se enfrenta finalmente a Voldemort. Antes del combate, Harry le explica a Voldemort que, cuando Draco Malfoy había desarmado a Dumbledore en la Torre de Astronomía, sin saberlo se había convertido en el amo de la Varita de Saúco; esa lealtad fue transferida a Harry cuando éste capturó la varita de Draco en la Mansión Malfoy. También le explica toda la historia de Snape. Neville extrae la Espada de Gryffindor del recién aparecido Sombrero Seleccionador, y decapita a Nagini antes de que logre atacar a Hermione, destruyendo el último Horrocrux. Voldemort, al sentir que la parte final de su alma es destruida, tambalea por un momento; lanza otra maldición asesina en contra de Harry, y Harry lanza un hechizo desarmador, pero la Varita de Saúco reconoce a Harry como su verdadero amo y se niega a atacarlo, por lo que el hechizo se vuelve en contra de Voldemort, destruyéndolo. Harry vence.

Después de la batalla, Harry le dice al cuadro de Dumbledore, ubicado en el despacho del Director de Hogwarts, que conservará la Capa de Invisibilidad, pero que la Piedra de Resurrección permanecerá perdida en el bosque. La Varita de Saúco (con la que arregla su varita) es colocada en la tumba del Director, el verdadero lugar que se merecía. De esta manera, si Harry muere de muerte natural, sin ser vencido por ningún otro mago, el poder de la varita se extinguirá. En la película, Harry no le explica nada a Voldemort y este pretende atacarlo. Harry responde y al final, Voldemort no puede dar el golpe final, y gracias a ello Potter puede destruir a Voldemort de manera definitiva. Tras la batalla, Harry les explica a Ron y Hermione que la varita pertenecía a Draco, sin saberlo, hasta que él lo desarmó en la casa Malfoy. Ron se sorprende al ver el poder que ahora ostenta Harry con esa varita, y al preguntarle que hará con ella, Harry simplemente la rompe en dos y la arroja al río en el puente de Hogwarts.

[editar]

En 2017, diecinueve años después de la batalla de Hogwarts; Harry está casado con Ginny y tienen tres hijos: James Sirius Potter, Albus Severus y Lily Luna Potter, y Hermione y Ron tienen a dos niños Rose y Hugo. Las familias se encuentran en la estación de King Cross, donde Albus nervioso parte para su primer año en Hogwarts. El ahijado de Harry, Ted Lupin (hijo huérfano de Remus y Tonks), es visto besando a Victoire Weasley (hija de Bill y Fleur) en un compartimiento del tren. Teddy visita frecuentemente a los Potter, yendo a cenar varias veces a la semana. Harry ve a Draco Malfoy y a su esposa, Astoria Greengrass (revelado en el sitio web de J.K. Rowling) con su hijo Scorpius; Malfoy reconoce a Harry con un cabeceo y luego se aleja. Neville Longbottom es ahora profesor de Herbología y amigo cercano de Harry. Para animar a Albus, que está preocupado por si queda en Slytherin, le dice que una de las personas a quien debe su nombre, Severus Snape, fue un alumno de Slytherin y también el hombre más valiente que ha conocido jamás. También añade que el Sombrero Seleccionador toma en cuenta la elección de cada persona. El libro concluye: "La cicatriz llevaba diecinueve años sin dolerle. No había nada de que preocuparse."