Anexión de Centroamérica al Primer Imperio Mexicano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Anexión de Centroamérica al Primer Imperio Mexicano es el evento histórico durante el cual las provincias centroamericanas, que habían formado con anterioridad la Capitanía General de Guatemala y se habían independizado de España el 15 de septiembre de 1821, se unieron al Primer Imperio Mexicano por las ordénes emitidas por el gobierno central ubicado en Guatemala liderado por Gabino Gaínza; lo cual fue aceptado por la mayoría de estás provincias excepto la de San Salvador, la cual fue invadida por los ejércitos mexicanos y guatemaltecos hasta febrero de 1823 cuando Vicente Filísola ingresó a la ciudad de San Salvador declarando unida al Imperio Mexicano.

La anexión total de las Provincias Centroamericanas al Imperio Mexicano duraría poco debido a la insurrección del General Antonio López de Santa Anna que llevó a la abdicación del emperador Agustín de Iturbide y la instauración de la república en México lo que llevó a que el 1 de julio de 1823, Centroamérica de declarara independiente bajo el nombre de Provincias Unidas de Centroamérica.

Hechos[editar]

Después de la separación de Guatemala de la corona española, surgió la idea de anexar las provincias centroamericanas al Primer Imperio Mexicano; esta corriente ideológica empezó en las familias pudientes del país en un intento de formar una nueva nobleza americana.

El entonces Presidente del Consejo de Regencia del Primer Imperio Mexicano presentó una invitación al Jefe Político Superior de Guatemala, Gabino Gaínza para convencerlo sobre los beneficios de la anexión; como modo de presión alegó que Chiapas (antes parte de la Provincia de Guatemala) ya se había unido al Imperio mexicano.

En todo el territorio centroamericano se hicieron consultas populares respecto a la anexión, la mayoría la encontró favorable. El 5 de enero de 1822 Centroamérica paso a ser parte del imperio de México.

El único de los actuales países de Centroamérica en oponerse a la anexión fue El Salvador, el cual se opuso en un movimiento armado. Ante este acto de subordinación Agustín de Iturbide relevó del cargo de Jefe Político Superior de Guatemala a Gabino Gaínza y se lo entrega al general Vicente Filísola.

Vicente Filísola entra con sus tropas a Guatemala el 12 de junio de 1822, para someter el movimiento armado salvadoreño.

En Costa Rica se formaron dos bandos, los imperialistas (que abogaban por unirse a México) y los republicanos (que querían ser independientes), consecuencia de lo cual el 5 de abril de 1823 se libró una batalla en el Alto de Ochomogo, que resultó en la victoria de los republicanos, dirigidos por Gregorio José Ramírez. Tras esta batalla, la ciudad de Cartago deja de ser capital de Costa Rica, la cual pasa a la ciudad de San José. [1]

La anexión duró dieciocho meses, hasta poco después de la abdicación de Agustín I en marzo de 1823.

Como consecuencia de la anexión, el territorio de Chiapas quedó definitivamente incorporado a México, y más tarde ocurrió lo mismo con Soconusco.

Referencias[editar]

  1. Delfina Travel Group Inc. (2012). «Cartago, Cartago» (en español). Consultado el 01 de agosto de 2012.