Andreas Hofer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Andreas Hofer
Innsbruck Andreas Hofer 6238.jpg
Estatua de Andreas Hofer en 2013.
Nombre Andreas Hofer
Nacimiento 22 de noviembre de 1767
San Leonardo, Tirol del Sur
Fallecimiento 20 de febrero de 1810, 42 años
Mantua
Ocupación posadero, político, lider
Cónyuge Anna Ladurner
[editar datos en Wikidata ]

Andreas Hofer (22 de noviembre de 1767, San Leonardo, Tirol del Sur20 de febrero de 1810, Mantua), patriota tirolés. Era posadero de profesión. Fue el instigador de la rebelión de los montañeses tiroleses contra el imperialismo bonapartista, inicio del nacionalismo pantirolés.

Biografía[editar]

Andreas Hofer nació en 1767 en San Leonardo, el pueblo más grande del valle Passeier (Passeiertal), ubicado en el Tirol del Sur. Posadero, como su padre, en 1791 se casó con Anna Ladurner y fue elegido parlamentario.

Durante la guerra de la Tercera Coalición contra las fuerzas napoleónicas fue nombrado capitán de una milicia y, después de que el Tirol fuera entregado a Baviera tras la firma del Tratado de Pressburg en 1805, Hofer se erigió en líder del movimiento de resistencia antibávaro.

La guerrilla tirolesa[editar]

En enero de 1809, se fue a Viena donde el emperador Francisco II le ofreció su apoyo moral frente a una posible insurrección. El 9 de abril de 1809 los rebeldes tiroleses, ayudados por los austriacos, consiguen su primera victoria sobre los bávaros en Isel. El 11, sus tropas les derrotan en Sterzing. Estas victorias permiten la ocupación de Innsbruck. Hofer es proclamado líder del ejército y, sobre todo, su notoriedad le confiere el título de jefe carismático del patriotismo tirolés.

La victoria de Napoleón contra los austriacos del archiduque Carlos, disipó las esperanzas de éxito de los tiroleses. Los bávaros volvieron a ocupar Innsbruck pero, cuando las tropas napoleónicas se marcharon, la rebelión volvió a recuperar su ímpetu. El 25 y 29 de mayo las tropas de Hofer derrotaron a los bávaros en Iselberg y tomaron Innsbruck el 30 de ese mismo mes.

El 19 de mayo, Hofer recibe una carta del emperador de Austria en la que le asegura que no firmará nunca el tratado de cesión del Tirol; un intendente austriaco fue elegido para administrar el país.

La victoria de Wagram, el 16 de julio, acabó con los éxitos precedentes. El armisticio de Znaim (12 de julio) dejó en manos de las tropas francesas al Tirol que fue cedido a Baviera. Napoleón envió 40.000 hombres para ocupar Innsbruck.

La guerrilla prosiguió con su lucha. La cabeza de Hofer fue puesta a precio. El 13 y 14 de agosto los rebeldes derrotaron al mariscal Lefebvre en Bergisel tras una batalla de 12 horas y, de nuevo, volvieron a tomar Innsbruck.

Un líder carismático[editar]

Hofer pasa a ser comandante en jefe de las tropas tras la batalla de Hofburg llevada a cabo en nombre del emperador de Austria. El 19 de septiembre es galardonado con una medalla imperial y el emperador le asegura el apoyo de Austria.

El Tratado de Schönbrunn reconduce al escenario del armisticio de Znaim por el que, el Tirol, es devuelto a Baviera. Hofer y sus tropas deponen las armas bajo la promesa de una amnistía.

El 12 de noviembre, Hofer recibe información acerca de unas supuestas victorias austriacas, lo que le incita a retomar la lucha. Esta vez la movilización de los rebeldes no fue tan numerosa y las tropas franco-bávaras redujeron, rápidamente, a la guerrilla. Hofer huyó y se refugió en las montañas de su Passeiertal natal. Por su cabeza se ofrecieron 1.500 florines. Josef Raffl, su vecino, le traicionó y Hofer fue capturado por las tropas italianas el 2 de enero de 1810 que le enviaron a la corte marcial de Mantua.

Ejecución de Andreas Hofer en Mantua.

Caída de Hofer[editar]

Según la leyenda Napoleón habría ordenado un "juicio justo antes de ser condenado" (más tarde le confiaría a Metternich que Hofer había sido ejecutado contra su decisión). Andreas Hofer fue fusilado el 20 de febrero de 1810. Hofer fue considerado mártir en Alemania y Austria. Su nombre fue un punto de referencia contra el poder napoleónico.

Un símbolo de independencia[editar]

En 1823 los restos de Hofer fueron trasladados de Mantua a Innsbruck. En 1834, su tumba fue recubierta por un mausoleo de mármol. En 1818, su familia recibió un título de nobleza otorgado por el emperador de Austria. En 1893, en Bergisel (Innsbruck), se erigió su estatua en bronce. Cada año, en Merano, se representa su epopeya.

El himno de Andreas Hofer, es el himno oficial del Tirol. Durante los años de controversia lingüística en el Tirol del Sur, la memoria de Hofer fue utilizada, a menudo, como ejemplo de la resistencia del pueblo germanófilo ante las tentativas de italianización surgidas, especialmente, durante el régimen fascista.

Enlaces externos[editar]