Anarquismo individualista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El anarquismo individualista o anarcoindividualismo es una tradición filosófica del anarquismo con un particular énfasis en la autonomía del individuo,[1] sosteniendo que cada uno es su propio dueño, interactuando con los otros a través de la asociación voluntaria. El anarquismo individualista se refiere a algunas tradiciones de pensamiento dentro del movimiento anarquista que priorizan al individuo sobre toda clase de determinantes externos, sean grupos, sociedad, tradiciones y sistemas ideológicos.[2] [3] El anarquismo individualista no es una única filosofía sino que alude a un grupo de filosofías individualistas que muchas veces están en conflicto entre sí. Las influencias más tempranas en el anarquismo individualista fueron los pensamientos de William Godwin,[4] Henry David Thoreau (trascendentalismo),[5] Josiah Warren ("soberanía del individuo"), Lysander Spooner ("ley natural"), Benjamin R. Tucker,[6] Herbert Spencer ("ley de igual libertad")[7] y Max Stirner (egoísmo).[8] Es una de las dos principales categorías en que se divide el anarquismo, siendo la otra el anarquismo socialista, llamado también societario, social, colectivista o comunitario.[9] [10] [11]

A rasgos generales, la corriente individualista del anarquismo hace hincapié en la libertad negativa, es decir, la oposición al control estatal o social sobre los individuos, mientras que las corrientes anarquistas con una visión colectivista, subrayan la libertad positiva para desarrollar las potencialidades de las personas, argumentando que los humanos tienen necesidades que solo la vida social puede satisfacer, "reconociendo la igualdad de derechos".[12] Otra diferencia es que el anarquismo socialista defiende la propiedad común de los medios de producción con el objeto de eliminar la desigualdad económica, mientras que gran parte del anarquismo individualista tiende a preferir la propiedad privada de los medios de producción, y en algunos casos, propugnando el intercambio de bienes y servicios a través del mercado.[13] Además, muchos anarquistas individualistas no se oponen a la desigual distribución de la riqueza, aceptándola como una consecuencia de la libre competencia.[14] aunque también desde el anarcoindividualismo se ha adherido al anarcocomunismo (Renzo Novatore)[15] así como ha aparecido un cuestionamiento individualista a la idea de propiedad privada (Oscar Wilde)[16] Agreguemos que, a diferencia del anarquismo comunista, el anarquismo individualista nunca fue un movimiento social, siendo más bien un fenómeno filosófico/literario.[17] El anarquismo filosófico, es decir, el que no aboga por una revolución para eliminar al estado, "es un especial componente del individualismo anarquista."[18]

Surge primero en Estados Unidos y luego en Europa en el siglo XIX, teniendo acogida especialmente entre autores y activistas estadounidenses quienes forman una tradición individualista nativa.[19] [20] [21] Tuvo también un alto desarrollo en la década de 1920 en Francia y el Reino Unido.

Panorama general[editar]

Las diversas corrientes del anarquismo individualista tienen algunas cosas en común:

  1. La elevación del individuo sobre toda clase de construcción o realidad social y exterior, tal como la moralidad, la ideología, las costumbres, la religión, la metafísica, las ideas o la voluntad de otros.[22] [23] [24]
  2. El rechazo y las reservas hacia la idea de revolución, a la que a veces consideran como un levantamiento de las masas que podrían acarrear nuevos gobiernos.[25] En cambio, favorecen un método gradualista y evolutivo para alcanzar la anarquía mediante experiencias y experimentos alternativos que podrían ser aplicados en el presente.[26] Esto también porque no se ve como deseable para los individuos el hecho de tener que esperar por la revolución para comenzar a experimentar alternativas que están por fuera del sistema actual.[27]
  3. El punto de vista de que las relaciones con otras personas o cosas solo pueden ser libremente contratadas,[28] en propio interés y puede ser tanto transitorias y sin compromisos como se desee.[29] La experiencia y la búsqueda individual son exaltadas.

Pero también existen diferencias. En lo que respecta a la justificación del anarcoindividualismo, Josiah Warren usó el argumento de la soberanía individual y el comercio justo, hay adherentes al mutualismo como Pierre Joseph Proudhon, Benjamin Tucker), al egoísmo que no reconoce los "derechos naturales" (Max Stirner) o iusnaturalistas (Lysander Spooner), neo-lockeanos (Murray Rothbard), consecuencialistas (David Friedman), al anarcocomunismo (Renzo Novatore)[30] y oposición individualista a la idea de propiedad privada (Oscar Wilde).[31] Justificaciones alternativas al anarcoindividualismo han sido la contractualista (Jan Narveson), o la ética de la argumentación de Hans-Hermann Hoppe muy cercana a la posición neolockeana.

El anarquismo de mercado o anarcocapitalismo respeta los derechos a la propiedad de las personas. Su principal objeción al Estado reside en su carácter monopólico en el uso de la fuerza que utiliza para castigar a quienes hacen valer sus propios derechos (personalmente, mediante la ayuda mutua o un contrato), y porque para ejercer ese monopolio debe hacerlo a través de una tributación obligatoria. Los anarquistas individualistas usan el término "capitalismo" de diferentes maneras: algunos como Josiah Warren, Benjamin Tucker, y Kevin Carson utilizan "capitalismo" para referirse no a la propiedad del capital sino a su monopolización, mientras otros como Rothbard, Friedman y Wendy McElroy definen "capitalismo" como el laissez-faire de una economía de mercado libre. El anarcocapitalismo es una filosofía política que surgió an la década de 1950 a partir de los escritos de Rothbard y su rechazo a la teoría del valor del trabajo de los individualistas del siglo XIX.[32] El agorismo es una forma de anarquismo de mercado popularizada por Samuel Edward Konkin III, y enfatiza la actividad contraeconómica, y es descripto como propietarismo y libertarismo de izquierda.[33]

La corriente de anarquismo individualista que se denomina egoísmo, deriva de la filosofía de Max Stirner, sostiene que los individuos deben hacer aquello que desean, sin hacer caso a Dios, Estado o regla moral.[34] Para Stirner, los derechos son falacias, reificaciones en la mente ("espectros"), y sostenía que la sociedad en verdad no existía sino los "individuos y su realidad", y apoyaba la propiedad por la fuerza como preferible al derecho moral.[35] Stirner defendía la auto-afirmación y preveía las "asociaciones de egoístas" conduciéndose entre sí por el respeto de mutuo.[36] Motivado por el egoismo de Stirner apareció un movimiento europeo formado por marginales y llamado ilegalismo juntó la idea de un sector anarquista obrerista, la propaganda por el hecho, con la filosofía egoísta, realizando lo que llamaron "expropiación individual" así abrazando una forma de vida criminal y justificando el robo.[37]

Una importante tendencia dentro de las corrientes del individualismo anarquista, enfatiza la exploración individual subjetiva y el desafío a las convenciones sociales. En este sentido, las tendencias que propugnan el amor libre y otros estilos de vida alternativos como el naturismo han sido populares entre los individualistas anarquistas.[38] El amor libre hunde sus orígenes tan atrás como el pensador Josiah Warren y las comunidades experimentales, postulando que la libertad sexual es una clara y directa expresión de la soberanía individual. En Europa el propagandista principal del amor libre entre el individualismo anarquista fue Émile Armand.[39]

Personalidades originarias[editar]

William Godwin[editar]

William Godwin, óleo de 1802, en National Portrait Gallery, Londres

William Godwin fue un individualista anarquista[40] y un anarquista filosófico que estaba influenciado por las ideas del Iluminismo[41] y desarrolló lo que algunos consideran la primera expresión de un pensamiento anarquista.[42] Godwin fue, de acuerdo con Piotr Kropotkin, "el primero en formular la concepción política y económica del anarquismo, aunque él nunca le dio ese nombre a las ideas que desarrolló en su obra."[43] Godwin abogó por un extremo individualismo, proponiendo que toda cooperación en el trabajo fuese eliminada.[44] Godwin fue un utilitarista que creía que no todos los individuos eran de igual valía, ya que algunos somos "de mayor mérito e importancia que otros", dependiendo de nuestra utilidad en generar el bien social.[45] Para Godwin las diferencias entre las personas son debidas a las injusticias sociales, que son perpetuadas por las instituciones humanas.[42] Godwin se oponía a los gobiernos y a toda autoridad porque infringen el derecho individual al juicio individual y privado. Este aspecto de la filosofía de Godwin, con excepción de su faceta utilitarista, fue posteriormente desarrollada por Stirner.[46] Pero al mismo tiempo sus posturas frente a la razón serán enfrentadas, ya que el solipsismo moral de Stirner se contrapone al acatamiento universal de la razón y la justicia que propone Godwin.[47]

El individualismo de Godwin fue tan radicalizado que incluso se oponía al trabajo en conjunto en orquestas, escribiendo en su An Enquiry concerning Political Justice (Una investigación sobre la justicia política) que "todo lo entendido bajo el término cooperación es malo en algún sentido."[44] La única aparente excepción a esta oposición a la cooperación es la asociación espontánea que surgiría cuando la sociedad fuese amenazada por la fuerza y la violencia. Una razón por la que se oponía a la cooperación es que consideraba que interfeririá con las capacidades individuales de favorecer el bien general mayor. Godwin se opuso a la idea de gobierno, pero sostuvo que era necesario un mínimo de gobierno como un "mal necesario"[48] que iría siendo cada vez menos relevante y diluido con el desarrollo del conocimiento. Se expresó como un opositor a la democracia, por temor a la opresión de los individuos por las mayorías (aunque le parecía preferible a una dictadura).

Godwin apoyaba la propiedad privada,[49] definiéndola como "el imperio al cual cada hombre tiene derecho como el producto de su propio trabajo."[48] Con todo, también abogó que los individuos donasen unos a otros la propiedad excedente, en el caso de que alguien necesitasen de ello, proponiendo una economía del don, en lugar del comercio. Así, mientras las personas tienen el derecho a la propiedad privada, "debería" donarla a otros como ilustrados altruistas. Esto estaría fundado en principios utilitaristas. Sin embargo, la benevolencia no tendría que ser forzosa, siendo un asunto concerniente a la esfera de la "conciencia privada". Godwin nunca llegó a proponer una comunidad de bienes o formas de propiedad colectiva como el comunismo, pero su creencia de que los individuos deberían compartir con los necesitados fue una importante influencia en el desarrollo posterior del anarcocomunismo.

Las opiniones políticas de Godwin fueron diversos y no están en un perfecto acuerdo con algunas de las ideologías que reivindican su influencia; escritores del órgano del Socialist Party of Great Britain, el periódico Socialist Standard, consideran a Godwin tanto individualista como comunista;[50] los anarcocapitalistas como Murray Rothbard no consideran a Godwin dentro de la esfera individualista, y se refieren a él como el "fundador del comunismo anarquista";[51] y el historiador Albert Weisbord lo considera un individualista anarquista sin reservas.[52] Algunos escritores encuentran un conflicto entre la defensa godwiniana del "juicio privado" y el utilitarismo, ya que sostiene que esta ética requiere que los individuos den su propiedad sobrante a otros, resultando en una sociedad igualitaria, pero al mismo tiempo insiste en que todas las cosas deben ser dejadas a la elección individual.[53] Según ha sugerido Kropotkin, las visiones sobre Godwin ha ido variando con el pasar de las épocas.

Pierre-Joseph Proudhon[editar]

Pierre-Joseph Proudhon (retrato de Courbet)

Pierre-Joseph Proudhon (1809–1865) fue el primer filósofo en autoproclamarse "anarquista".[54] Algunos autores consideran a Proudhon como un anarquista individualista,[55] [56] [57] mientras que otros lo consideran como un anarquista societario.[58] [59] [60] [61] Algunos escritores no identifican a Proudhon como un individualista debido a su preferencia por las asociaciones de grandes industrias, antes que por el control individual.[62] [63] Sin embargo, tuvo algunas influencias entre los individualistas de Norteamérica; en las décadas de 1840 y 1850, Charles A. Dana,[64] y William B. Greene introdujeron los trabajos de Proudhon en los Estados Unidos. Greene adaptó el mutualismo de Proudhon al estilo americano y presentó su obra a Benjamin R. Tucker.[65]

Proudhon se opuso a los privilegios con que el gobierno protegía a los capitalistas, los intereses de la banca y la renta de la tierra, la acumulación y adquisición de la propiedad (y toda forma de coerción para obtenerla), los que creía que obstaculizaba la competencia y mantenía la riqueza en las manos de unos pocos.[66] Proudhon apoyaba el derecho de los individuos a retener el producto del trabajo como propiedad, pero creía que toda propiedad que fuese más allá de lo producido por un individuo y de lo que pudiera poseer para su uso, era ilegítima. Así, el veía a la propiedad privada tanto esencial a la libertad, como un camino a la tiranía, en el primer caso cuando era necesaria para trabajar y el producto del trabajo, y en el segundo caso cuando era resultado de la explotación (ganancia, interés, renta, impuestos). Generalmente denominaba a la primera como una "posesión" y a la segunda como "propiedad". Para las grandes industrias, apoyó las asociaciones de trabajadores para reemplazar el trabajo asalariado y se opuso a la propiedad de la tierra.[67]

Proudhon sostenía que quienes trabajaban debían conservar la totalidad de lo que producían, y que el monopolio del crédito y la tierra eran las fuerzas que lo impedían. Defendió un sistema económico que incluía la propiedad privada y la posesión y el intercambio mercantil pero sin obtención de ganancias, a lo que denominó como mutualismo. La filosofía de Proudhon fue explícitamente rechazada por Joseph Déjacque en los inicios del anarcocomunismo, cuando en una carta dirigida a Proudhon afirmó que "no es al producto de su trabajo al que el obrero tiene derecho, sino a la satisfacción de sus necesidades, cualquiera fuese su naturaleza." Más cerca del individualismo que del comunismo,[68] [55] [56] [57] Proudhon afirmó que "el comunismo... es muy pernicioso para los fundamentos de la sociedad..."[69] Fue el autor de la famosa frase "la propiedad es un robo" en referencia a su rechazo a los derechos a la propiedad de la tierra que garantizaban la propiedad de quienes no la trabajaban.

Luego de que Dejacque y otros rompieran con Proudhon debido a su ulterior apoyo a la propiedad individual y al intercambio económico, la relación de los individualistas, que continuaban en relativo alineamiento con la filosofía de Proudhon, con los anarcocomunistas se caracterizó por diversos niveles de antagonismo y armonía. Por ejemplo, mientras individualistas como Tucker tradujeron y reimprimieron las obras de los colectivistas como Mikhail Bakunin, por otro lado rechazaban los aspectos económicos del colectivismo y el comunismo como incompatibles con los ideales anarquistas.

Max Stirner y el egoísmo[editar]

Max Stirner, según un retrato de Friedrich Engels.

Max Stirner, filósofo post-hegeliano del siglo XIX, es una conocida influencia histórica del anarquismo individualista,[70] aun cuando Stirner no era un teórico de la anarquía (filosofía práctica u orden político) sino del ego (psicología, moral).

El libro de Stirner, El único y su propiedad, publicado en 1844, argumentó que la única limitación en el individuo es su poder para obtener lo que él desea.[71] Propone que las comúnmente aceptadas instituciones sociales, incluyendo la noción de Estado, la propiedad como un derecho, los derechos naturales, y en general la noción misma de la sociedad son cosificaciones de la mente.[72] Stirner comienza afirmando que el centro de toda reflexión, y aun de toda realidad, es el hombre. Sin embargo, no se trata del hombre en general, ni del representante de una Humanidad abstracta, sino del individuo, de "mí mismo" en cuanto "yo" único. El "Único" es único no porque esté relacionado con nada, sino más bien porque él, y sólo él, es el fundamento de toda relación posible. Todo lo que me une a otros, o todo lo que tengo en común con otros, es sólo relativo respecto al carácter absoluto de "mi" unicidad. En suma, la unicidad no parece ser en Stirner ausencia de relación, sino que la relación es ausencia de unicidad.

Stirner proclama que todas las religiones e ideologías se asientan en conceptos vacíos, que superpuestos a los intereses personales (egoístas) de los individuos, revelan su invalidez. Lo mismo es válido para las instituciones sociales que sustentan estos conceptos y que reclamen autoridad sobre el individuo, pretendiendo hacer del individuo un esclavo, servirse de este para su causa egoísta. Lo mismo es válido tanto para el "Dios" de los cristianos como la "Humanidad" o la "Libertad" de los ideólogos modernos, siempre se trata de un ideal. No son más que creencias, fantasmas, pensamientos abstractos destinados a perpetuar el estado de servidumbre y a estar por encima del individuo.

Como opuesto a esto Stirner llama a la conformación de una asociación voluntaria de personas que se opone a la concepción de los grupos y colectivos abstractos y no basados en el ego de los individuos, como son la sociedad, la nación, el Estado o la familia.

El anarcoindividualismo en EEUU[editar]

Orígenes[editar]

Henry David Thoreau

Henry David Thoreau (1817-1862) fue una importante influencia temprana en el pensamiento individualista de los Estados Unidos y Europa.[26] Escritor estadounidense, poeta, naturalista, contrario a todo impuesto, crítico a la industrialización y el progreso, agrimensor, historiador, filósofo y destacado trascendentalista. Es muy conocido por su libro Walden, una reflexión sobre la vida sencilla en ambientes naturales, y por su ensayo Sobre la Desobediencia Civil, un alegato a favor de la resistencia individual al gobierno civil en oposición moral a una situación de injusticia. Su pensamiento es un temprano antecedente en las ideas del anarquismo ecologista, pero con un énfasis en la experiencia individual del mundo natural, que influenciaría posteriormente al pensamiento de las corrientes naturistas. La idea de un vida sencilla como rechazo a un estilo de vida materialista/consumista y la autosuficiencia eran las metas de Thoreau, y su proyecto por completo se inspiraba en la filosofía trascendentalista.

La versión americana del anarquismo individualista enfatiza fuertemente el principio de no-agresión y la soberanía individual.[73] Algunos anarquistas individualistas, tal el caso de Henry David Thoreau,[74] [75] no hablan de economía sino simplemente del derecho de "desunión" del estado, previendo la gradual eliminación del estado a través de la evolución social. Su anarquismo no solo rechaza al Estado sino a todas las asociaciones organizadas de cualquier tipo, invocando la autosuficiencia individual completa.[76]

Josiah Warren

Uno de los primeros anarquistas individualistas, también muy influyente, fue Josiah Warren, que había participado en el experimento de "New Harmony", una fracasada comunidad socialista utópica que había patrocinado Robert Owen. Warren llegó a la conclusión de que tal sistema era inferior a aquel que respetase la "soberanía individual" y el derecho a disponer de la propiedad y seguir lo que el propio interés prescriba.[77]

Los anarquistas de Boston[editar]

Benjamin Tucker

Benjamin Tucker, y otros anarquistas radicados alrededor del área de Boston, fueron influenciados por Warren, y la interpretación de la teoría del valor del trabajo. Tucker creía era injusto para las personas el recibir mayor renta que los otros cuando habían efectuado un trabajo menor. Tucker afirmó que la solución para que los salarios crecieran hasta su apropiado nivel era que el estado cesase de interferir en la economía y dejara de proteger a los monopolios de la compentencia. Igual que Warren, veía que las ganancias obtenidas sin trabajo eran sinónimo de explotación (con la excepción de los regalos y las herencias).[78] Sostenía que prestar dinero en interés involucraba una parte que no trabajaba para el caso del prestamista, por lo que veía a las tasas de interés como una usura. Estas rentas también eran percibidas como algo injusto porque eran ganancias obtenidas sin haber trabajado. Para Tucker y la mayoría de los individualistas americanos contemporáneos, la renta de la tierra solo puede existir debido al "monopolio" y al "privilegio" sostenido por el gobierno, que restringe la competencia en el mercado y concentra la riqueza en las manos de unos pocos. Tucker sostuvo que el control privado de la tierra debería apoyarse solamente en el caso de que el poseedor de la misma la estuviera utilizando, caso contrario estos poseedores tendrían la posibilidad de cobrarle la renta a quienes la estuvieran trabajando y produciendo. Tucker imaginó una sociedad anarquista individualista donde "cada hombre cosechase los frutos de su trabajo y nadie fuese pudiese vivir en la holgazanería gracias a la renta del capital... convirtiéndose en una gran colmena de trabajadores anarquistas, individuos prósperos y libres llevando la producción y distribución al costo."[79] Sin embargo, no todos los anarquistas individualistas tempranos sostuvieron esta filosofía sobre la tenencia de la tierra. Warren y Lysander Spooner no pusieron restricciones a la ocupación y uso de la propiedad. Steven T. Byington también se opuso a las ideas de Tucker sobre los requisitos de ocupación y utilización para la propiedad de la tierra.[80] También apoyaban la propiedad privada intercambiable en un mercado libre.[81] Defendían la protección de la libertad y de la propiedad por medio de agencias privadas,[82] y aprobaban el intercambio de trabajo por salarios.[83]

Algunos "anarquistas de Boston", como Tucker, se autoproclamaron socialistas, un término que denota una amplia significación, por el cual quiso significar el compromiso de resolver "la cuestión laboral" mediante una reforma económica radical.[84]

El egoismo stirneriano estadounidense[editar]

A fines del siglo XIX ocurrió un gran cisma dentro del individualismo norteamericano cuando Tucker y algunos otros abandonaron la teoría de los derechos naturales y se proclamaron egoístas según el modelo la filosofía individualista de Max Stirner.

Entre los anarquistas estadounidenses que adhirieron al egoismo stirneriano están Benjamin Tucker, John Beverley Robinson, Steven T. Byington, Hutchins Hapgood, James L. Walker, Victor Yarros y E.H. Fulton.[85] John Beverley Robinson escribió un ensayo llamado "Egoism" en el cual afirma que el "egoismo moderno, tal como es propuesto por Stirner y Nietzsche, y expuesto por Ibsen, Shaw y otros...es la realización por el individuo que...ellos son los unícos individuos"Modern egoism, as propounded by Stirner and Nietzsche, and expounded by Ibsen, Shaw and others, is all these; but it is more. It is the realization by the individual that they are an individual; that, as far as they are concerned, they are the only individual.".[86]

"Algunos periódicos fueron sin dudas influenciados por la presentación de Liberty del egoismo. Estos incluyeron: I publicado por C.L. Swartz, editado por W.E. Gordak y J.W. Lloyd (todos asociados de Liberty); The Ego y The Egoist, los dos editados por Edward H. Fulton. Entre las publicaciones europeas que Tucker seguía estaban la alemana Der Eigene, editada por Adolf Brand, y The Eagle y The Serpent, editados desde Londres.[85]

Las formas del anarquismo individualista anti-organizacional italiano fueron llevadas a los Estado Unidos[87] por individualistas nacidos en Italia como Giuseppe Ciancabilla y otros que llamaban a la violenta propaganda por el hecho allí. El historiador anarquista George Woodcock reporta el incidente en el cual el importante anarcocomunista italiano Errico Malatesta se encontró envuelto "en una disputa con los anarquistas individualistas de Paterson, quienes insistían que el anarquismo implicaba ninguna organización, y que todo hombre debe actuar solamente bajo sus impulsos."[88]

En Nueva York el stirneriano exiliado italiano Enrico Arrigoni editó la publicación anarcoindividualista ecléctica Eresia en 1928 y posteriormente será un miembro a largo plazo del Libertarian Book Club en esa misma ciudad.[89]

Anarcocapitalismo[editar]

(Rothbard circa 1955).

El anarcocapitalismo es una filosofía propietarista que considera a la propiedad privada como un derecho natural o como un derecho moral, comenzando por el derecho a la propiedad de uno mismo. Hay varios justificativos filosóficos para el anarcocapitalismo, iusnaturalistas y consecuencialistas principalmente. Así también existen algunas variantes de anarcocapitalismo como el paleolibertarismo, el agorismo o el feminismo individualista, entre otros. Los anarcocapitalistas no se oponen en principio a la propiedad colectiva cuando sus propietarios lo consienten voluntariamente mediante un mutuo acuerdo o contrato.

El anarquismo individualista del siglo XIX propugnaba la teoría del valor trabajo. Algunos autores consideran que el moderno pensamiento anarcocapitalista -tal es el caso de Murray Rothbard- es el resultado simplemente de eliminar la teoría del valor del trabajo de las ideas individualistas americanos decimonónicos;[90] remontando sus orígenes al economista liberal Gustave de Molinari.[91] Como la teoría económica cambió, la popularidad de la teoría del trabajo de los economistas clásicos fue reemplazada por la teoría del valor subjetiva de los economístas neo-clásicos. En la actualidad, en relación a su producción teórica e influencia política, ha llegado a convertirse en la corriente más representativa del anarquismo individualista.[92]

Murray Rothbard, un alumno de Ludwig von Mises, combinó la Escuela austríaca de economía de su maestro con una visión absolutista de los derechos humanos y el rechazo al Estado, que había incorporado al estudiar a los individualistas anarquistas americanos del siglo XIX, como Lysander Spooner y Benjamin Tucker.[93]

Rothbard define "anarquismo como un sistema que provee sanción no legal para la agresión [ 'contra la persona y propiedad '] " y dijo que "lo que el anarquismo se propone hacer, entonces, es abolir el Estado, es decir, la abolición de la institución regularizadora de la coerción agresiva."[94] En una entrevista con New Banner, Rothbard afirmó que "el capitalismo es la máxima expresión del anarquismo, y el anarquismo es la máxima expresión del capitalismo".[95]

Anarquía postizquierda y anarcoinsurrecionalismo estadounidenses[editar]

Archivo:Bey hakim.jpg
Hakim Bey, anarquista egoísta estadounidense contemporaneo

Murray Bookchin ha identificado a la anarquía postizquierda como una forma de anarquismo individualista en Anarquismo social o anarquismo estético, en donde el identifica "un cambio dentro de los anarquistas euroamericanos alejándose del anarquismo social y hacia un anarquismo individualista o de estilo de vida. De hecho, el anarquismo de estilo de vida hoy está encontrando su principal expresión en el graffiti en aerosol, el nihilismo postmoderno, antirracionalismo, neoprimitivismo, antitecnologismo, ´terrorismo cultural´, neosituacionista, misticismo, y una ´práctica´ de escenificación de ´insurrecciones personales´ foucaultianas".[96]

Una fuerte relación existe entre la anarquía postizquierda y los escritos del anarco-individualista Max Stirner. Jason McQuinn dice que "cuando yo (y otros anarquistas anti-ideológicos critican la ideología, es siempre desde una perspectica anarquista específicamente crítica basada en la filosofia escéptica anarco-individualista de Max Stirner.[97] También Bob Black y Feral Faun/Wolfi Landstreicher se adhieren al anarquismo egoísta stirneriano. Bob Black ha sugerido humorísticamente la idea de un "stirnerismo marxista".[98]

Hakim Bey ha manifestado que "De la ´Unión de egoístas´ de Stirner procedemos al circulo de ´espíritus libres´ de Nietzsche y desde allí a las ´series pasionales´ de Charles Fourier doblandonos y redoblandonos a nosotros mismos inclusive mientras el Otro se multiplica a si mismo en el eros del grupo".[97] En tanto Hakim Bey aboga el no tener que "esperar por la revolución" sino que inmediatamente se puede "buscar ´espacios´ (geográficos, sociales, culturales, imaginarios) con potencial para florecer como Zonas Autónomas Temporales-y que estamos buscando por tiempos en los que estos espacios sean relativamente abiertos, ya sea por medio de la negligencia por parte del Estado o debido a que han escapado del conocimiento de los mapeadores, o por cualquier otra razón"[99] En última instancia "cara a cara, un grupo de humanos sinergizan sus esfuerzos de realizar deseos mutuos, ya sea para la buena comida y ánimos, bailar, conversación, las artes de la vida; tal vez incluso para el placer erótico, o para crear una obra de arte comunal, o para alcanzar el estado de felicidad mismo-en corto, una "unión de egoístas" (tal como Stirner lo puso) en su forma mas simple-o, en los términos de Kropotkin, un impulso biológico básico hacia el "apoyo mutuo"".[99] Hakim Bey escribió además que "La Sociedad Mackay, de la cual soy miembro activo, está dedicada al anarquismo de Max Stirner, Benj. Tucker & John Henry Mackay...La Sociedad Mackay...representa una corriente poco conocida de pensamiento individualista que nunca corto lazos con el sindicalismo revolucionario. Dyer Lum, Ezra & Angela Haywood representan a esta escuela de pensamiento; Jo Labadie, el cual escribió para la publicación Liberty de Tucker, se erigió como lazo que conectó a los anarquistas "plumb line", los anarquistas "filosoficos", y el sector sindicalista y comunista del movimiento; su influencia alcanzó a la Sociedad Mackay a través de su hijo, Laurence. Como los Stirneristas Italianos (quienes nos han influenciado a través de nuestro amigo desaparecido Enrico Arrigoni) nosotros apoyamos a todas las corrientes anti-autoritarias, a pesar de sus aparentes contradicciones."[100]

En tanto anarco-individualistas posteriores Jason McQuinn usó por algún tiempo el seudónnimo de Lev Chernyi en honor del anarco-individualista ruso del mismo nombre mientras Feral Faun ha citado al anarco-individualista italiano Renzo Novatore[101] y lo ha traducido al inglés a él[102] y al joven anarco-individualista italiano Bruno Filippi.[103]

El anarquismo individualista europeo[editar]

El individualismo anarquista fue una de las tres principales corrientes anarquistas en Rusia, junto a las más prominentes del anarcocomunismo y el anarcosindicalismo.[104] Los integrantes del individualismo anarquista ruso fueron predominantemente de la intelectualidad y la clase obrera.[104]

Entre los principales individualistas anarquistas europeos se encuentran Max Stirner, Albert Libertad, Shmuel Alexandrov, Anselme Bellegarrigue, Émile Armand, Enrico Arrigoni, Lev Chernyi, John Henry Mackay, James L. Walker, Dora Marsden, Auberon Herbert, Wordsworth Donisthorpe, Henry Meulen, Henry Bool, Han Ryner, Renzo Novatore, y en la actualidad Hans-Hermann Hoppe, Anthony de Jasay, Jorg Guido Hulsmann, Jesús Huerta de Soto, Carlo Lottieri, Pierre Lemieux, o Michel Onfray. Dos autores influyentes en el individualismo anarquista europeo fueron Friedrich Nietzsche y Georges Palante.

El individualismo anarquista europeo tiene su raíz en el pensamiento de Godwin, Proudhon, Spencer y Stirner.

Mutualismo[editar]

El mutualismo es una corriente de pensamiento anarquista que se remonta a las ideas de Pierre-Joseph Proudhon, que imaginaba una sociedad en la cual cada persona pudiera poseer los medios de producción, individual o colectivamente, con intercambios que representasen cantidades de trabajo equivalentes en un mecado libre.[105] Incorporado al esquema, iba establecido un banco mutualista de crédito, que prestaría a los productores con un mínimo recargo de interés para cubrir los costos administrativos.[106] El mutualismo se basa en la Teoría del valor-trabajo que postula que cuando el trabajo o sus productos son intercambiados o vendidos, deben recibirse bienes o servicios incorporando "la cantidad de trabajo necesario para producir un artículo de la misma e igual utilidad".[107] Algunos mutualistas creen que si el Estado no interviniera como resultado de un aumento de la competencia en el mercado, los individuos no recibirían más ingresos que aquellos en proporción al trabajo empleado.[108] Los mutualistas se oponen a que los individuos obtengan beneficios mediante préstamos, inversiones y rentas, ya que consideran a estos como no-trabajadores. Algunos argumentan que si cesara la intervención estatal, estas formas de obtención de ganancias desaparecerían debido al aumento de competencia en capital.[109] Aunque Proudhon se opuso a este tipo de ingresos, expresando: "... Nunca quise decir que... había que prohibir o suprimir, por decreto, la renta de la tierra y el interés sobre el capital. Yo creo que todas estas formas de actividad humana deberían quedar libres y opcionales para todos."[110]

En la medida en que se asegure a los trabajadores el derecho al total del producto de su trabajo, los mutualistas aceptan el mercado y la propiedad privada sobre el producto del trabajo. Sin embargo, están a favor de títulos condicionales para la propiedad de la tierra, cuya propiedad solo se vería legitimada mientras durase el uso o la ocupación de la misma (a lo que Proudhon llamaba posesión)[111] El mutualismo de Proudhon[112] incluye cooperativas de trabajadores y asociaciones laborales[113] porque "sin ellas, se establecerían relaciones entre subordinados y superiores, de lo que se seguirían dos... castas de amos y obreros asalariados, lo cual repugna a una sociedad libre y democrática", por lo que entonces "se hace necesario para los obreros conformar por sí mismos asociaciones democráticas, con iguales condiciones para todos sus miembros, so pena de recaer en el feudalismo."[114]

Los mutualistas, siguiendo a Proudhon, se consideraban originalmente como socialistas libertarios, pero en la actualidad algunos han abandonado la teoría del valor-trabajo. Los mutualistas se han diferenciado del socialismo de estado y no propugnan el control de los medios de producción.[115]

Anarconaturismo[editar]

Walden por Henry David Thoreau, influencial escrito ecoanarquista temprano

Otra importante corriente especialmente dentro de los grupos anarcoindividualistas franceses y españoles fue el naturismo.[116] El naturismo promovía un punto de vista ecologista, pequeñas comunas ecológicas, y más prominentemente el nudismo como una forma de evitar la artificialidad de la sociedad industrial de masas.[117] Los anarcoindividualistas naturistas veían al individuo en sus aspectos biológicos, físicos y psicológicos y trataban de evitar las determinaciones sociales.[117] Una importante influencia temprana en esta linea fue el estadounidense Henry David Thoreau y su famoso libro Walden.[116] Importantes promotores anarcoindividualistas franceses del anarconaturismo fueron Henri Zisly y Emile Gravelle los cuales colaboraron en publicaciones como La Nouvelle Humanité followed by Le Naturien, Le Sauvage, L'Ordre Naturel, y La Vie Naturelle.[118]

Ilegalismo e insurreccionalismo[editar]

El ilegalismo[119] es una corriente anarquista que se desarrolló primeramente en Francia, Italia, Bélgica y Suiza durante la primera década del siglo XX, como un desprendimiento del individualismo stirneriano.[120] Los ilegalistas normalmente no trataban de encontrar una base moral para justificar sus acciones; la mayor parte de los actos ilegalistas fueron hechos simplemente para satisfacer sus necesidades y deseos personales, no siempre fueron como medios para alcanzar fines más elevados,[121] aunque algunos cometieron crímenes dentro de lo que se conoció como propaganda por el hecho.[119] Los ilegalistas fueron partidarios tanto de la acción directa, como de la propaganda por el hecho.[122]

Influenciados por el teórico Max Stirner (filósofo del egoísmo) así como por la frase de Proudhon ("la propiedad es un robo"), Clément Duval y Marius Jacob propusieron la teoría de la reprise individuelle (ver Expropiación individual).

La banda de Bonnot asaltando la agencia de Chantilly, según el suplemento ilustrado del Petit Journal

El ilegalismo alcanzó primero prominencia en la generación de europeos inspirados en las tensiones sociales de la década 1890, durante la cual Ravachol, Émile Henry, Auguste Vaillant, y Sante Geronimo Caserio cometieron desafiantes crímenes en nombre del anarquismo,[123] dentro del marco de la propaganda por el hecho. La banda francesa de asaltantes de Jules Bonnot fue el más famoso grupo en practicar el ilegalismo.

El anarquismo insurreccionalista actual es heredero del antiorganizacionismo italiano y del ilegalismo francés de inicios del siglo XX.[124] Esta corriente presenta algunas influencias individualistas, aunque también puede ser considerado como parte del anarquismo post-izquierda. Conciben las relaciones individuales en base a grupos de afinidad,[125] que no sacrifiquen la autonomía individual, autodefiniéndose como “un movimiento colectivo de realización individual”.[126] [127] El principal teórico del insurreccionalismo es el italiano Alfredo M. Bonanno, autor de varios escritos donde expone los principales argumentos de esta corriente. Otros autores insurreccionalistas son Constantino Cavalleri[128] Wolfi Landstreicher y Killing King Abacus[129] El individualismo insurreccionalista reciente ha recibido influencias de la crítica posmoderna a la modernidad;[130] a su vez, realiza una crítica a las organizaciones permanentes en el anarquismo clásico y el anarcosindicalismo[131]

El insurreccionalismo se ha desarrollado principalmente en Italia, España, Grecia[132] y Estados Unidos, y ha adquirido cierta notoriedad por algunas acciones directas violentas en Europa, y por la participación disruptiva en el movimiento antiglobalización.[133] El anarcoinsurrecionalista italiano Michele Fabiani escribe desde una postura anarcoindividualista en ensayos como "Critica individualista anarchica alla modernità"[134]

Francia[editar]

A partir del legado de Proudhon y Stirner surgió una fuerte tradición de anarquismo individualista francés. Una de las primeras influencias fue Anselme Bellegarrigue. Partícipe de la revolución francesa de 1848, fue el autor y editor de Anarchie, Journal de l'Ordre y de Au fait ! Au fait ! Interprétation de l'idée démocratique y escribió un precoz Manifiesto Anarquista en 1850. Autonomie Individuelle fue una publicación anarcoindividualista que existió desde 1887 a 1888. Fue editada por Jean-Baptiste Louiche, Charles Schæffer y Georges Deherme.[135]

Posteriormente esta tradición continuó con intelectuales como Albert Libertad, André Lorulot, Émile Armand, Victor Serge, Zo d'Axa y Rirette Maitrejean desarrollando la teoría en el principal periódico anaqruista en Francia, L’Anarchie en 1905. Por fuera de esta publicación, Han Ryner escribió un Petit Manuel individualiste (1903).

El individualismo anarquista francés presentaba una diversidad de posiciones, por ejemplo, con respecto a la violencia y la no-violencia, entre otros tópicos. Emile Armand rechazaba la violencia y apoyaba al mutualismo favoreciendo la teoría del valor subjetivo,[136] mientras que además era un célebre propagandista del amor libre, pero en cambio Albert Libertad y Zo d’Axa fueron influyentes en círculos que aceptaban los métodos violentos al estilo de la propaganda por el hecho, además de adherir al comunitarismo o al anarcocomunismo[137] y rechazar el trabajo. Por otro lado, Han Ryner conciliaba el anarquismo con el estoicismo. No obstante, los círculos individualistas franceses tenían un marcado sentido de la libertad individual y de la experimentación. El naturismo y el amor libre fueron materias con una fuerte influencia en estos círculos individualistas, expandiéndose al resto de los anarquistas, incluso llegando a surgir entre los individualistas españoles.[116]

Émile Armand, anarcoindividualista francés y propagandista del amor libre

Emile Armand llamaba a vivir bajo las condiciones y formas propias deseadas en el presente, revelándose contra el condicionamento social en la vida cotidiana y por medio del vivir con aquellos que se tiene una afinidad grupal a uno en acuerdo con los valores y los deseos que se comparte.[138] El afirma que el anarquista individualista es un "presentista" y que "el no podría, sin mal razonamiento o uno ilógico, pensar en el sacrificar su ser, hasta la venida de un estado de cosas que el no disfrutaría inmediatamente".[139]

"En este sentido, las posiciones teóricas y las experiencias vitales del individualista francés son profundamente iconoclastas y escandalosas, incluso entre buena parte de los medios libertarios. La reivindicación del naturismo nudista, la defensa a ultranza de los medios anticoncepcionales, la idea de “uniones de egoístas” con la finalidad exclusiva de la práctica sexual (camaradería amorosa), que tratará de poner en práctica, no sin dificultades, marcarán su forma de pensar y actuar, y propiciará admiración entre unos, y un fuerte rechazo entre otros."[116]

Después de la Segunda Guerra Mundial anarcoindividualistas francés agropados junto con Emile Armand, publican L’Unique. L’Unique se publicó desde 1945 a 1956 con un total de 110 números.[140] [141]

Italia[editar]

En Italia el anarquismo individualista tenía una fuerte tendencia hacia el ilegalismo y la violencia, mediante la propaganda por el hecho, similar al anarquismo individualista francés, pero quizás algo más extremo. En este aspecto podemos tener en consideración los notorios magnicidios llevados a cabo por los individualistas Giovanni Passannante, Sante Caserio, Michele Angiolillo, Luigi Luccheni, Gaetano Bresci que ejecutó al rey Umberto I. Caserio vivió en Francia, siendo contemporáneo del ilegalismo francés; posteriormente asesinó al presidente de la república francesa Sadi Carnot. Las raíces teóricas del actual anarquismo insurreccionalista pueden ser rastreadas hasta fines del siglo XIX, combinando el criticismo del individualismo italiano a las organizaciones y asociaciones permanentes, con una visión socialista clasista. Durante el ascenso del fascismo este pensamiento fue el motivador para que Gino Lucetti, Michele Schirru y Angelo Sbardellotto trataran de eliminar mediante un atentado a Benito Mussolini.

En el anarcocomunismo italiano existió también una vertiente individualista basada en las ideas de Kropotkin, conocida como antiorganizacionista, cuyo individualismo se basaba en cuestiones de táctica y organización, aunque no difería demasiado en su propuesta final de otras tendencias comunistas.[142] En los inicios del siglo XX fue importante el trabajo intelectual de Renzo Novatore que estaba influenciado por Stirner, Friedrich Nietzsche, Georges Palante, Oscar Wilde, Henrik Ibsen, Arthur Schopenhauer y Charles Baudelaire. Colaboró en numerosos periódicos anarquistas y participó en las corrientes futuristas de vanguardia. Su pensamiento se alineaba con el irrespeto stirneriano a la propiedad privada, solamente reconociendo la propiedad sobre el propio espíritu.

Novatore colaboró en la publicación individualista Iconoclasta! junto al joven stirneriano e ilegalista Bruno Filippi[103] Novatore perteneció a la tendencia izquierdista del movimiento vanguardista del futurismo junto a otros anarcoindividualistas futuristas como Dante Carnesecchi, Leda Rafanelli, Auro d'Arcola, y Giovanni Governato.[143] También Pietro Bruzzi editó la publicación L'Individualista en los 1920s junto con Ugo Fedeli y Francesco Ghezzi pero dicha publicación fue suprimida por el nuevo gobierno fascista.[144] Pietro Bruzzi también colaboró con la publicación Eresia de Nueva York editada por Enrico Arrigoni

Después de la Segunda Guerra Mundial 1945 durante el Congreso Fundador de la Federación Anarquista Italiana existe la presencia de anarcoindividualistas liderados por Cesare Zaccaria. Después durante el IX Congreso de la Federación Anarquista Italiana en Carrara de 1965 un grupo decide separarse de la Federación para posterioriormente crear el Gruppi di Iniziativa Anarchica. En los setenta estaba mayoritariamente "nutrida sobre todo de veteranos anarco-individualistas de orientación pacifista, naturista, etcétera defiende la autonomía personal y rechaza a rajatabla toda forma de intervención en los procesos del sistema, como sería por ejemplo el sindicalismo. Su portavoz es L'Internazionale con sede en Ancona.".[145]

España[editar]

España recibió influencias del individualismo anarquista norteamericano, pero estuvo más vinculado con las corrientes francesas. Al inicio del siglo XX el individualismo en España tomó auge gracias a los esfuerzos de hombres como Dorado Montero, Ricardo Mella, Federico Urales, Miguel Giménez Igualada y J. Elizalde, traduciendo a los individualistas franceses y americanos.[116] Importantes en este sentido fueron publicaciones periódicas como La Idea Libre, La Revista Blanca, Ética, Iniciales, Al margen y Nosotros. Los pensadores que más influyeron en el individualismo hispano fueron Stirner, Emile Armand y Han Ryner. Al igual que en Francia, la difusión del esperanto tuvo su importancia, lo mismo que movimientos culturales como el naturismo y el amor libre.[116] Tiempo después, los propios Armand y Ryner hicieron sus contribuciones para la prensa individualista española. La idea de Armand de "camaradería amorosa" tuvo un rol importante en la liberación sexual y la realización individual.[116]

La prensa anarcoindividualista española era leída ampliamente por miembros de grupos anarcocomunistas y por miembros de la central anarcosindicalista CNT. También en sí prominentes anarcoindividualistas como Federico Urales y Miguel Giménez Igualada fueron miembros de la CNT y el anarcoindividualista J. Elizalde fue miembro fundador y primer secretario de la Federación Anarquista Ibérica.[146]

En la actualidad, académicos de la escuela austríaca como Jesús Huerta de Soto y varios analistas del Instituto Juan de Mariana,[147] [148] son exponentes de la herencia de la filosofía del anarquismo individualista manifestada en el anarcocapitalismo.[149] El anarcocapitalismo español, como particularidad, recoge la tesis de Murray Rothbard de que la Escuela de Salamanca en el Siglo de Oro es un precedente filosófico, jurídico y económico remoto de algunas tesis libertarias.[150]

Actualmente uno de los mayores exponentes del anarcoindividualismo en España es el escritor y periodista Fernando Sánchez Dragó.

Alemania[editar]

En Alemania el más importante propagandista de los ideales del individualismo anarquista fue el germano-escocés John Henry Mackay. Fusionó el egoísmo de Stirner, a quien además descubrió como anarquista, con las posiciones de Benjamin Tucker y fue quien tradujo al alemán a este último. Dos textos semi-ficcionales de su autoría, Die Anarchisten y Der Freiheitsucher, contribuyeron a la teoría individualista actualizando las temáticas egoístas en la consideración del movimiento anarquista. Traducciones al inglés de estos trabajos llegaron al Reino Unido y a los círculos individualistas estadounidesnses liderados por Tucker.[151] MacKay es también conocido como uno de los primeros activistas importantes de Europa por los derechos de los LGBT.

mi.com/pqdlink?Adolf Brand fue un anarquista stirneriano y uno de los primeros activistas homosexuales y el primero en el mundo en editar de forma regular una revista para homosexuales[152] llamada Der Eigene (1896-1932). El nombre se remonta a la obra de Max Stirner Der Einzige und sein Eigentum (El único y su propiedad). El subtítulo era Monatsschrift für Kunst und Leben (Revista mensual sobre el arte y la vida). En los primeros números también trataron temas como la filosofía de Stirner y el anarquismo, temas que apenas aparecieron en los siguientes años. Der Eigene contenía a partir de 1898 principalmente poemas, prosa, fotos de desnudos y dibujos. Los principales colaboradores fueron Benedict Friedlaender, Klaus y Thomas Mann, Theodor Lessing, Erich Mühsam, Fidus y Sascha Schneider.

En ese país también apareció la publicación Der Einzige (1919-1925), editada por los primos Anselm Ruest (pseud. de Ernst Samuel) y Mynona (pseud. de Salomo Friedlaender). El título de la publicación proviene del nombre en alemán de el libro de Stirner Der Einzige und sein Eigentum. La publicación también estaba influenciada por Friedrich Nietzsche[153] y estaba conectada a la expresión artística del expresionismo y la transición desde esta hacia el dada[154]

Anarcoindividualista alemanes contemporáneos son Hans-Hermann Hoppe y Jörg Guido Hülsmann.

Rusia[editar]

Uno de los primeros antecedentes del anarquismo individualista ruso fue el movimiento nihilista[155] de la década de 1860, quienes rechazaban toda autoridad y la moralidad burguesa. Tras el asesinato del zar Alejandro II en 1881, los nihilistas fueron conocidos por toda europa como partidarios de la violencia como medio para alcanzar cambios políticos.[156]

El anarquismo individualista en Rusia, además fue muy influenciado por las ideas de Stirner y Nietzsche, y estuvo muy asociado a la bohemia intelectual y artística, así como a sectores marginados; también existió una tendencia inspirada en Tolstoi, de carácter pacifista y raíz cristiana.[157] Durante los años previos e inmediatos a la Revolución rusa de 1905, el individualismo anarquista -aunque no fue la única tendencia anarquista que hizo uso del terorismo- se expresó en numerosos atentados y asesinatos, que los convertirían en los héroes del campesinado y los marginados.[158]

A pesar de su fuerte tendencia antiorganizacionista, varios grupos de anarquistas rusos integraron la Confederación Nabat, junto con anarcocomunistas y anarcosindicalistas. Los anarquistas individualistas rusos combinaban las teorías individualistas clásicas europeas, con el comunismo, el nihilismo y el populismo, conformando a veces teorías eclécticas, como el inter-individualismo de los hermanos Bratia y Abba Gordin, autores del Manifiesto Panarquista de Moscú (1918).[159] Un importante individualista anarquista fue el poeta Lev Chernyi, comprometido en la resistencia contra la escalada de poder del Partido Bolchevique. Adhirió principalmente a la filosofía de Stirner y las ideas de Tucker. Murió probablemente fusilado o bajo torturas luego de ser detenido por la Cheka, acusado de haber participado en un atentado con explosivos contra la sede del Partido Comunista de Moscú. Se cree que no estuvo involucado en el hecho del que se le acusó.[160] Tras la toma del poder por los bolcheviques, la persecución, la represión y el exilio dieron un golpe mortal al anarquismo en Rusia.

Alekséi Borovói (1875–1935) fue un escritor, orador, profesor y propagandista anarquista individualista ruso.[161] [104] En 1921 publica El individuo y la sociedad desde el punto de vista anarquista.[161]

Reino Unido[editar]

William Godwin fue una de las primeras y más importantes influencias como se mencionó previamente.[40] El escritor anarquista irlandés Oscar Wilde, perteneciente al movimiento vanguardista del decadentismo, influyó a anarcoindividualistas como Renzo Novatore[162] y ganó la admiración y el apoyo de Benjamin Tucker.[163] En su influyente ensayo El alma del hombre bajo el socialismo de 1891 defendió al socialismo como la forma mejor de garantizar el individualismo y en tanto miraba que "La propiedad privada ha destrozado el verdadero Individualismo, y establecido un Individualismo que es falso...Pues el reconocimiento de la propiedad privada ha dañado realmente al Individualismo, y lo ha oscurecido, confundiendo al hombre con lo que él posee. Podrá preguntárseme cómo es que el Individualismo, que prácticamente depende de la existencia de la propiedad privada para su desenvolvimiento, pudiera beneficiarse con la abolición de la misma...El beneficio será éste. Bajo las nuevas condiciones, el Individualismo será mucho más libre, más bello y más intenso que ahora."[164]

A fines del siglo XIX en el Reino Unido existían anarquistas individualistas tales como Auberon Herbert, Wordsworth Donisthorpe, Joseph Hiam Levy, Joseph Greevz Fisher, John Badcock, Jr., Albert Tarn, and Henry Seymour[165] que estaban cerca ideológicamente a las posiciones de los individualistas norteamericanos reunidos alrededor del periódico Liberty, de Benjamin Tucker. A mediados de la década de 1880, Seymour publicó un diario llamado The Anarchist.[165] posteriormente tomando también interés en el amor libre, con su participación en el diario The Adult: A Journal for the Advancement of Freedom in Sexual Relationships.[165] The Serpent, publicado desde Londres...la más prominente publicación egoísta en la lengua inglesa, fue publicada desde 1898 a 1900 con el subtítulo 'A Journal of Egoistic Philosophy and Sociology'.[85]

También perteneción a este movimiento individualista el filósofo, crítico de arte y escritor Herbert Read que escribió acerca de Godwin y Stirner, fue autor de obras como Al diablo con la cultura, The Paradox of Anarchism, "Philosophy of Anarchism", Anarchy & Order; Poetry & Anarchism y My Anarchism. En el siglo 20 el anarquista individualista Henry Meulen destaca por sus trabajos sobre la banca libre.[165] [166]

Anarquismo individualista en América Latina[editar]

El historiador anarquista Angel Cappelletti reporta que en Argentina "Entre los trabajadores llegados de Europa en las dos primeras décadas del siglo, había curiosamente varios individualistas stirnerianos influidos por la filosofía de Nietzsche, que veían al sindicalismo como un potencial enemigo de la ideología anarquista. Constituyeron...grupos de afinidad que en 1912 llegaban, según Max Nettlau, al número de veinte. En 1911 apareció, en Colón, el periódico El Único, que se autodefinía como ´Publicación individualista´".[167]

Biófilo Panclasta, fue un escritor, activista político y anarquista individualista colombiano. En 1904 comienza a utilizar el seudónimo con el que sería reconocido: Biófilo, amante de la vida, y Panclasta, enemigo de todo.[168] Estuvo en más de cincuenta países avivando las ideas anarquistas y participando en manifestaciones obreras y sindicales. Biófilo se consideró un individualista muy de la mano de la idea del superhombre de Nietzsche así como fue seguidor de Max Stirner.

Maria Lacerda de Moura fue una profesora, periodista y activista anarcoindividualista y anarcofeminista brasileña. En sus ideas sobre la educación fue influenciada por Francisco Ferrer. Fue también periodista para la prensa anarquista brasileña y llegó a escribir para la revista anarcoindividualista española Al Margen.[169] También sus escritos recibieron difusión en Argentina y Uruguay.[170] En 1923 lanzo el periódico Renascença, el cual estaba conectado con los movimientos anarquistas de librepensamiento de la época. Su pensamiento estaba influenciado por Han Ryner y Emile Armand.[170]

Críticas[editar]

George Bernard Shaw expresó sus dudas sobre la distribución de la riqueza en el anarquismo individualista.

Piotr Kropotkin criticó específicamente la visión del individualista Benjamin Tucker, y declaró que sus ideas "desembocan en el individualismo liberal de los economistas clásicos". Además advierte que la visión de Tucker en donde "tanto el ciudadano como el grupo tienen el derecho a cualquier violencia, inclusive la pena capital. La violencia también es justificada para la aplicación del mandato de mantener un acuerdo. Tucker así sigue a Spencer, y como el, abre...la vía para reconstituir bajo el título de ´defensa´ todas las funciones del estado".[171]

Kropotkin además consideraba las hipótesis de sociedad de los individualistas como falsas, basadas en el modelo rousseano del hombre sin lazos sociales. También criticaba al individualismo nietzscheano considerándolo una forma estúpida de egoísmo que rebajaba la calidad del individuo y que no alcanzaba sus supuestos objetivos de desarrollar una individualidad completa, igualándose al individualismo burgués; para Kropotkin la individualidad solo podría desarrollarse en el comunismo.[172]

Antes de abandonar el anarquismo, el socialista libertario Murray Bookchin criticó al anarquismo individualista por su oposición a la democracia y por defender su "estilo de vida individualista" desconsiderando la lucha de clases.[173] Bookchin criticó que los individualistas solo sostuviesen un idea de "libertad negativa" rechazando una de "libertad positiva".[174] El anarcocomunista Albert Meltzer sostuvo que el individualismo difería radicalmente del anarquismo revolucionario, y que "a veces se considera muy a la ligera que 'después de todos, es una forma de anarquismo'." Argumentó que la aceptación que hizo Benjamin Tucker de las fuerzas policiales privadas (incluyendo a aquellas que rompían las huelgas en defensa de la "libertad de los empleadores") está en contradicción con la definición anarquista de "no gobierno."[175] Meltzer se opuso al anarcocapitalismo por iguales razones, argumentando que al apoyar "ejércitos privados", en realidad apoya un "Estado limitado." Argumenta que "solo se puede tomar por Anarquismo aquello que es libre, comunista y que no tenga ninguna necesidad económica de represión para contarrestarlo."[176]

Según Gareth Griffith, George Bernard Shaw inicialmente tuvo algunos coqueteos con el anarquismo individualista antes de llegar a la conclusión de que era "la negación del socialismo, y es de hecho, asocialista llevado casi hasta la lógica conclusión a la que un hombre cuerdo se atrevería a llegar." El argumento de Shaw era que incluso si la riqueza era inicialmente distribuida igualitariamente, la evolución del laissez-faire defendido por Tucker resultaría en una distribución desigual porque permitiría la apropiación privada y la acumulación.[177]

El individualismo norteamericano ha sido también criticado por Errico Malatesta, por su idea de armonía por la Ley natural, definiéndolo como una especie de "providencialismo" y con un "fatalismo optimista". Según argumentaba, tan solo eliminar el gobierno no alcanzaría porque si no se eliminaban también las contradicciones y los antagonismos preexistentes que le dieron origen, el Estado se reproduciría otra vez.[178] Malatesta también fue crítico al anarquismo individualista de ideología comunista antiorganizacionista y al ilegalismo, al igual que Rudolf Rocker y Christiaan Cornelissen, que lo consideraban pernicioso para el desarrollo del movimiento anarcosindicalista[179]

También hay críticas entre las corrientes anarcoindividualistas. El mutualista americano Joe Peacott ha criticado a los anarcocapitalistas por tratar de hegemonizar el rótulo de "anarquismo individualista" y hacer aparecer como que todos los anarquistas individualistas son pro-capitalistas.[180] Peacott ha afirmado que "algunos individualistas, en el pasado y en el presente, están de acuerdo con los comunistas anarquistas que el capitalismo actual se basa en la coerción económica y no en el contrato voluntario. La renta y el interés son el sostén del capitalismo moderno, y están protegidos y mantenidos por el estado. Sin estas dos injustas instituciones, el capitalismo podría no existir."[181]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Usualmente considerado una ideología de extrema izquierda, el anarquismo siempre ha incluido una importante fuerza del individualismo radical, desde el hiperracionalismo de Godwin, al egoísmo de Stirner, a los libertarios y anarcocapitalistas de hoy en día.

    Brooks, Frank H. 1994. The Individualist Anarchists: An Anthology of Liberty (1881-1908)
  2. "¿Qué entiendo por individualismo? La doctrina moral que, sin fundamentarse en ningún dogma, ninguna tradición ni determinación externa, apela únicamente a la conciencia individual."Mini-Manual of Individualism por Han Ryner
  3. "No admito nada más que la existencia del individuo, como una dondición de su soberanía. Decir que la soberanía individual está condicionada por la libertad, es simplemente otra que está condicionada por sí misma.""Anarchism and the State" en Individual Liberty
  4. William Godwin artículo en la Stanford Encyclopedia of Philosophy de Mark Philip, 2006-05-20
  5. La insumisión voluntaria. El anarquismo individualista español durante la dictadura y la Segunda República (1923-1938)
  6. Según Tucker, "si el individuo tiene el derecho de gobernarse a sí mismo, todo gobierno exterior es una tiraníaTucker, Benjamin R. (10 de marzo de 1888). «State Socialism and Anarchism: How far they agree and wherein they differ». Liberty 5 (120):  pp. 2-3, 6. http://praxeology.net/BT-SSA.htm. 
  7. Freeden, Micheal. Ideologies and Political Theory: A Conceptual Approach. Oxford University Press. ISBN 0-19-829414-X. pp. 313-314
  8. Max Stirner artículo en la Stanford Encyclopedia of Philosophy por David Leopold, 2006-08-04
  9. Ostergaard, Geoffrey. "Anarchism". The Blackwell Dictionary of Modern Social Thought. Blackwell Publishing. p. 14.
  10. Morris, Christopher W. 1998. An Essay on the Modern State. Cambridge University Press. p 50 (uses "collectivist" and "communitarian" synonymously)
  11. Wolff. Robert Paul. "Anarchism". The Oxford Companion to the Politics of the World, 2e. Joel Krieger, ed. Oxford University Press Inc. 2001. Oxford Reference Online. Oxford University Press
  12. Harrison, Kevin and Boyd, Tony. Understanding Political Ideas and Movements. Manchester University Press 2003, p. 251
  13. Freeden, Micheal. Ideologies and Political Theory: A Conceptual Approach. Oxford University Press. p. 314. ISBN 019829414X. 
  14. Anderson, Carlotta R. (1998). All-American Anarchist: Joseph A. Labadie and the Labor Movement. Wayne State University Press. p. 250. 
  15. "Because revolution is the fire of our will and a need of our solitary minds; it is an obligation of the libertarian aristocracy. To create new ethical values. To create new aesthetic values. To communalize material wealth. To individualize spiritual wealth." Renzo Novatore. Toward the Creative Nothing.
  16. "But it may be asked how Individualism, which is now more or less dependent on the existence of private property for its development, will benefit by the abolition of such private property. The answer is very simple...Private property has crushed true Individualism, and set up an Individualism that is false. It has debarred one part of the community from being individual by starving them. It has debarred the other part of the community from being individual by putting them on the wrong road, and encumbering them...With the abolition of private property, then, we shall have true, beautiful, healthy Individualism. Nobody will waste his life in accumulating things, and the symbols for things. One will live. To live is the rarest thing in the world. Most people exist, that is all."Oscar Wilde. The Soul of Man under Socialism
  17. Skirda, Alexandre (2002). Facing the Enemy: A History of Anarchist Organization from Proudhon to May 1968. AK Press. 
  18. «Anarchism». The Blackwell Dictionary of Modern Social Thought (2nd edición). Blackwell Publishing. 2003. p. 12. 
  19. El anarquismo individualista en los Estados Unidos, en Inglaterra y en otras partes. Los antiguos intelectuales libertarios americanos., por Max Nettlau
  20. Las corrientes liberales en los Estados Unidos (Pioneros de la libertad americana), por Rudolf Rocker
  21. Benjamin Tucker and Liberty: A Bibliographical Essay. Wendy McElroy, Liberty Fund.
  22. Max Stirner, Encyclopedia Stanford of Philosophy; 4/ago/ 2006
  23. Nisbet, Robert; La formación del pensamiento sociológico. Amorrortu, 1977, pp. 20-31.
  24. Rocker, Rudolf; Las corrientes liberales en los Estados Unidos. Americalee, Buenos Aires,1944, pp.251-256
  25. “Los anarquistas comunistas dicen que sólo una revolución social puede abolir el gobierno y establecer la anarquía, mientras que los anarquistas individualistas y mutualistas no creen en la revolución. Piensan que la sociedad presente se desarrollará gradualmente a partir del gobierno hasta convertirse en una situación de no gobierno.” (Alexander Berkman, El ABC del Comunismo Libertario, ed. Júcar).
  26. a b "Toda revolución, pues, hecha en nombre de principios abstractos como igualdad, fraternidad, libertad o humanidad, persigue el mismo fin; anular la voluntad y soberanía del individuo, para así poderlo dominar."La insumisión voluntaria. El anarquismo individualista español durante la dictadura y la Segunda República (1923-1938)
  27. The "Illegalist" por Doug Imrie
  28. “La vida social de la comunidad mutualista, lo mismo que la sociedad individualista, estaría basada en la santidad del acuerdo voluntario, del libre contrato” (Alexander Berkman, El ABC del Comunismo Libertario, ed. Júcar).
  29. En este sentido, Max Stirner recomendaba las asociaciones de egoístas. “Finalmente, y este es un tema poco resuelto por el filósofo bávaro, resulta evidente que, a pesar de todo culto a la soberanía individual, es necesario y deseable que los individuos cooperen. Pero el peligro de la asociación conlleva la reproducción, a escala diferente, de una sociedad, y es evidente que en este contexto, los individuos deban renunciar a buena parte de su soberanía. Stirner propone “uniones de egoístas”, formadas por individuos libres que pueden unirse episódicamente para colaborar, pero evitando la estabilidad o la permanencia."La insumisión voluntaria. El anarquismo individualista español durante la dictadura y la Segunda República (1923-1938)
  30. "Because revolution is the fire of our will and a need of our solitary minds; it is an obligation of the libertarian aristocracy. To create new ethical values. To create new aesthetic values. To communalize material wealth. To individualize spiritual wealth." Renzo Novatore. Toward the Creative Nothing.
  31. "But it may be asked how Individualism, which is now more or less dependent on the existence of private property for its development, will benefit by the abolition of such private property. The answer is very simple...Private property has crushed true Individualism, and set up an Individualism that is false. It has debarred one part of the community from being individual by starving them. It has debarred the other part of the community from being individual by putting them on the wrong road, and encumbering them...With the abolition of private property, then, we shall have true, beautiful, healthy Individualism. Nobody will waste his life in accumulating things, and the symbols for things. One will live. To live is the rarest thing in the world. Most people exist, that is all."Oscar Wilde. The Soul of Man under Socialism
  32. Anarquismo individualista (en inglés) artículos de Wendy McElroy
  33. History of the Libertarian Movement, Samuel Konkin
  34. Miller, David (1987). The Blackwell Encyclopaedia of Political Thought. Blackwell Publishing. p. 11. 
  35. El Único y su propiedad, citado en Ossar, Michael (1980). Anarchism in the Dramas of Ernst Toller. State University of New York Press. p. 27. 
  36. Woodcock, George (2004). Anarchism: A History of Libertarian Ideas and Movements. Broadview Press. p. 20. 
  37. Parry, Richard (1987). The Bonnot Gang. London: Rebel Press. p. 172. ISBN 0946061041. 
  38. The Free Love Movement and Radical Individualism By Wendy McElroy
  39. E. Armand and “la camaraderie amoureuse”. Revolutionary sexualism and the struggle against jealousy
  40. a b Woodcock, George. 2004. Anarchism: A History Of Libertarian Ideas And Movements. Broadview Press. p. 20
  41. "Es claro que la misma surge en el ambiente de entusiasmo libertario porvocado por la Revolución Francesa y que de algún modo se inscribe en la gran corriente del pensamiento iluminista" (Cappelletti, Angel, Prehistoria del anarquismo, Araucaria, Buenos Aires, 2006, p. 136)
  42. a b García Moriyón, Félix, Del socialismo utópico al anarquismo. Cincel, 1985, p.47.
  43. Peter Kropotkin, "Anarchism", Encyclopaedia Britannica, 1910
  44. a b "Godwin, William". (2006). In Britannica Concise Encyclopaedia. Retrieved December 7, 2006, from Encyclopædia Britannica Online.
  45. McLaughlin, Paul (2007). Anarchism and Authority: A Philosophical Introduction to Classical Anarchism. Ashgate Publishing,. p. 119. 
  46. McLaughlin, Paul (2007). Anarchism and Authority: A Philosophical Introduction to Classical Anarchism. Ashgate Publishing,. p. 123. 
  47. Cappelletti, Angel, Prehistoria del anarquismo, Araucaria, Buenos Aires, 2006, p. 174
  48. a b Godwin, William (1796) [1793]. Enquiry Concerning Political Justice and its Influence on Modern Morals and Manners. G.G. and J. Robinson. OCLC 2340417. 
  49. No todos los autores coinciden sobre como interpretar la propiedad privada en la obra de Godwin. Según García Moriyón, Godwin proponía "una sociedad descentralizada en la que también habría desaparecido la propiedad privada y la riqueza consiguiente, las cuales son causas de graves trastornos y dificultades para establecer una conviencia" (Del socialismo utópico al anarquismo. Cincel, 1985, p.47).
  50. "William Godwin, Shelly and Communism" por ALB, The Socialist Standard
  51. Rothbard, Murray. "Edmund Burke, Anarchist."
  52. Weisbord, Albert (1937). «Libertarianism». The Conquest of Power. Nueva York: Covici-Friede. OCLC 1019295. 
  53. Una explicación y evaluación profunda sobre Godwin acerca de esta cuestión se encuentra en A. Cappelletti, Prehistoria del anarquismo, Araucaria, Buenos Aires, 2006, p. 129-177.
  54. "Anarchism", programa de BBC Radio 4, In Our Time, Jueves 7 de diciembre de 2006. Conducido por Melvyn Bragg de la BBC, con John Keane, Profesor de Politica en la Universidad de Westminster, Ruth Kinna, Senior Lecturer en Política en la Universidad de Loughborough, y Peter Marshall, filósofo e historiador.
  55. a b George Edward Rines, ed (1918). Encyclopedia Americana. Nueva York: Encyclopedia Americana Corp.. pp. 624. OCLC 7308909. 
  56. a b Hamilton, Peter (1995). Emile Durkheim. Nueva York: Routledge. pp. 79. ISBN 0415110475. 
  57. a b Faguet, Emile (1970). Politicians & Moralists of the Nineteenth Century. Freeport: Books for Libraries Press. pp. 147. ISBN 0836918282. 
  58. "Proudhon parte del concepto sociológico de que la sociedad, ya sea a nivel económico, ya sea a nivel político, expresa un idéntica 'fuerza colectiva' que no es el simple resultado de las fuerzas individuales asociadas: a partir del momento en que estas se asocian, se desarrolla un excedente de energía que no es obra de ninguna de estas en particular, sino de su 'asociación'" (Roberti, Mirko; "Lectura de Proudhon". Prólogo a ¿Qué es la Propiedad?, P.J.Proudhon, Hyspamérica, 1984, p.8).
  59. Bowen, James & Purkis, Jon. 2004. Changing Anarchism: Anarchist Theory and Practice in a Global Age. Manchester University Press. p. 24
  60. Proudhon ante sus calumniadores Colectivo periodístico ALB, 13-5-2009.
  61. Knowles, Rob. "Political Economy from below: Communitarian Anarchism as a Neglected Discourse in Histories of Economic Thought". History of Economics Review, No.31 Winter 2000.
  62. En Proudhon "se observa una peculiar interpretación de los que debe ser la asociación de los trabajadores, que es un preludio de las ideas anarcosindicalistas implantadas décadas más tarde." Esta idea se ve reforzada por sus teorizaciones acerca del federalismo y la descentralización (García Moriyón, Félix, Del socialismo utópico al anarquismo. Cincel, 1985, pp.50-54).
  63. Woodcock, George. Anarchism: A History of Libertarian Ideas and Movements, Broadview Press, 2004, p. 20
  64. Dana, Charles A. Proudhon and his "Bank of the People" (1848).
  65. Tucker, Benjamin R., "On Picket Duty", Liberty (Not the Daughter but the Mother of Order) (1881–1908); 5 January 1889; 6, 10; APS Online pg. 1
  66. "La sociología económica proudhoniana, al identificar la misma causa de la explotación económica a la del poder político, nos permite determinar un punto central de su crítica inherente: explotar y gobernar son una misma cosa" (Roberti, Mirko; "Lectura de Proudhon". Prólogo a ¿Qué es la Propiedad?, P.J.Proudhon, Hyspamérica, 1984, p.9)
  67. "Proudhon acababa defendiendo la economía monetaria y la pequeña propiedad: al defender la autonomía y la creatividad de los trabajadores, exaltaba al propio tiempo sus distintas capacidades; en cambio su modo de producción debía servir precisamente para liberarlos del peso opresor y parasitario del Estado y del monopolio económico" (Roberti, Mirko; "Lectura de Proudhon". Prólogo a ¿Qué es la Propiedad?, P.J.Proudhon, Hyspamérica, 1984, pp.9-10).
  68. Se debe tener en cuenta que el término “comunismo”, en su época, hacía alusión a las propuestas de autores como Marx, Blanqui o Babeuf, no al anarcocomunismo posterior, sistematizado por Piotr Kropotkin y Errico Malatesta (Cappelletti, Angel; Etapas del pensamiento socialista. La Piqueta, 1978, pp.102-104).
  69. Proudhon, Pierre-Joseph. The Philosophy of Misery: The Evolution of Capitalism. BiblioBazaar, LLC (2006). ISBN 1-4264-0908-7 pp. 217
  70. Max Stirner, entrada de la Stanford Encyclopedia of Philosophy escrita por David Leopold.
  71. The Encyclopedia Americana: A Library of Universal Knowledge. Encyclopedia Corporation. p. 176
  72. Heider, Ulrike. Anarchism: Left, Right and Green, San Francisco: City Lights Books, 1994, pp. 95-96
  73. Madison, Charles A. (1945). «Anarchism in the United States». Journal of the History of Ideas 6 (1):  pp. 46–66. doi:10.2307/2707055. 
  74. Johnson, Ellwood. The Goodly Word: The Puritan Influence in America Literature, Clements Publishing, 2005, p. 138.
  75. Encyclopaedia of the Social Sciences, edited by Edwin Robert Anderson Seligman, Alvin Saunders Johnson, 1937, p. 12.
  76. Richard Orr Curry, Lawrence B. Goodheart. American Chameloen: American Chameleon: Individualism in Trans-national Context. Kent State University Press, 1991. p. 39
  77. "Por lo menos algunas de las personas que hayan asistido a nuestras reuniones públicas saben que el COMERCIO JUSTO se halla fundado en un principio exactamente opuesto al de la combinación, principio que podemos llamar de individualidad. Este principio deja a cada uno en posesión de su soberanía natural sobre su persona, tiempo, propiedad y responsabilidades y no requiere que nadie rinda ninguna "porción" de su libertad natural uniéndose a sociedad alguna ni tampoco le exige hacerse responsable por los actos o sentimientos de cualquier otro. Tampoco existe, en este principio, ninguna cláusula por la que la corporación pueda ejercer cualquier clase de gobierno sobre la persona, el tiempo, las propiedades o las responsabilidades de un solo individuo." - Josiah Warren, Manifiesto[1]
  78. Tucker, Benjamin. State Socialism and Anarchism
  79. The Individualist Anarchists, p. 276
  80. Carl Watner. Benjamin Tucker and His Periodical, Liberty. Journal of Libertarian Studies, Vol. 1, No. 4, p. 308
  81. "Anarquismo es una palabra carente de significado, a menos que incluya la libertad de los individuos de controlar su producción o cualquier cosa que haya conseguido intercambiándola en un mercado libre – es decir, propiedad privada. Quienquiera que niegue la propiedad privada es, necesariamente, Estatista." "Anarquismo y propiedad", por Benjamin Tucker en La Nueva Mujer Libre, 15 de noviembre de 1913
  82. Tucker, Benjamin. «La defensa es un servicio como cualquier otro; esto este es un trabajo tanto útíl como deseable, y por lo tanto un bien económico sujeto a la ley de la oferta y la demanda; que en un mercado libre este bien podría ser suministrado al costo de producción"» 
  83. Tucker, Benjamin. "Labor and Its Pay", en Individual Liberty: Selections from the Writings of Benjamin T. Tucker
  84. Brooks, Frank H. 1994. The Individualist Anarchists: An Anthology of Liberty (1881–1908). Transaction Publishers. p. 75.
  85. a b c "Benjamin Tucker and Liberty: A Bibliographical Essay by Wendy McElroy"
  86. "Egoism" by John Beverley Robinson
  87. "it was in times of severe social repression and deadening social quiescence that individualist anarchists came to the foreground of libertarian activity -- and then primarily as terrorists. In France, Spain, and the United States, individualistic anarchists committed acts of terrorism that gave anarchism its reputation as a violently sinister conspiracy." Murray Bookchin. Social Anarchism or Lifestyle Anarchism: An Unbridgeable Chasm
  88. Woodcock, George. Anarchism: A History of Libertarian Ideas and Movements. 1962. pg. 350
  89. Paul Avrich. Anarchist Voices: An Oral History of Anarchism in America
  90. Outhwaite, William. The Blackwell Dictionary of Modern Social Thought, Anarchism entry, Blackwell Publishing, 2003, p. 13
  91. Gustave de Molinari and the Anti-Statist liberal tradition, ensayo sobre el anarquismo de mercado de Molinari y su influencia, por David M. Hart, original de 1973, edición de 2003.
  92. Carson, Kevin (2007). «Preface». Studies in Mutualist Political Economy. BookSurge Publishing. ISBN 1419658697.  "la mayoría de la gente que se autodenominan anarquistas anarquistas individualistas en la actualidad, son seguidores de la corriente económica austríaca de Murray Rothbard."
  93. Blackwell Encyclopaedia of Political Thought, 1987, ISBN 0-631-17944-5, p. 290
  94. Rothbard, Murray N. (1975) Society Without A State (pdf) Libertarian Forum newsletter (January 1975)
  95. Exclusive Interview With Murray Rothbard The New Banner: A Fortnightly Libertarian Journal (25 February 1972)
  96. Social Anarchism or Lifestyle Anarchism: An Unbridgeable Chasm by Murray Bookchin
  97. a b Immediatism by Hakim Bey
  98. "Theses on Groucho Marxism" by Bob Black
  99. a b ."The Temporary Autonomous Zone" by Hakim Bey
  100. The Mackay Society, of which Mark & I are active members, is devoted to the anarchism of Max Stirner, Benj. Tucker & John Henry Mackay...The Mackay Society, incidentally, represents a little-known current of individualist thought which never cut its ties with revolutionary labor. Dyer Lum, Ezra & Angela Haywood represent this school of thought; Jo Labadie, who wrote for Tucker’s Liberty, made himself a link between the american “plumb-line” anarchists, the “philosophical” individualists, & the syndicalist or communist branch of the movement; his influence reached the Mackay Society through his son, Laurance. Like the Italian Stirnerites (who influenced us through our late friend E. Arrigoni) we support all anti-authoritarian currents, despite their apparent contradictions."Hakim Bey. "An esoteric interpretation of the I.W.W. preamble"
  101. Anti-politics.net, "Whither now? Some thoughts on creating anarchy" by Feral Faun
  102. Towards the creative nothing and other writings by Renzo Novatore
  103. a b «The rebel's dark laughter: the writings of Bruno Filippi».
  104. a b c Avrich, Paul (2006). The Russian Anarchists. Stirling: AK Press. p. 56. ISBN 1904859488.  (Trad. castellana, Los anarquistas rusos, Alianza Editorial).
  105. Mutualist.org Introduction
  106. Miller, David. 1987. "Mutualism." The Blackwell Encyclopedia of Political Thought. Blackwell Publishing. p. 11
  107. Tandy, Francis D., 1896, Voluntary Socialism, capítulo 6, parágrafo 15.
  108. Tandy, Francis D., 1896, Voluntary Socialism, chapter 6, paragraphs 9, 10 & 22.
    Carson, Kevin, 2004, Studies in Mutualist Political Economy, capítulo 2.
  109. Tandy, Francis D., 1896, Voluntary Socialism, capítulo 6, parágrafo 19.
    Carson, Kevin, 2004, Studies in Mutualist Political Economy, capítulo 2.
  110. Solución al problema social, 1848-49.
  111. Swartz, Clarence Lee. What is Mutualism? VI. Land and Rent
  112. Pi y Margall describe sucintamente la idea mutualista de Proudhon: "La abolición, o por lo menos la extinción gradual de la renta, ha sido el pensamiento constante de Proudhon, el desiderátum de toda su vida. A este fin ha encaminado sus más ardientes críticas y sus más vigorosos raciocinios; a este fin ha dirigido todas sus afirmaciones y todos sus proyectos. En 1848 concibió y planteó para conseguirlo el Banco del Pueblo; siete años después volvió a la misma idea, y la presentó corregida y aumentada en el presente Proyecto de Exposición perpetua. Este proyecto es importantísimo… Tiene por objeto, al par que ir destruyendo la usura bajo todas sus formas, llegar paulatinamente a la constitución y al equilibrio de todos los valores, y sustituir una regla inmutable de justicia a la caprichosa ley de la oferta y la demanda… Proudhon, queriendo poner coto a mal tan grave, trata en su proyecto de reducir a la impotencia toda esa turba de parásitos con poner en contacto a los productores, a fin de que, realizando el aforismo de que se ha hecho mencion, cambien directamente los artículos de sus respectivas industrias. Crea al efecto una Sociedad compuesta de los mismos productores, cuyo número de individuos es indefinido, y cuyo capital se forma en gran parte con la venta de mercancías, admitidas en pago nada menos que por las nueve décimas partes del importe de las acciones" (Prólogo a Solución del problema social; Sociedad de la exposición perpetua. P. J. Proudhon[2]).
  113. Hymans, E., Pierre-Joseph Proudhon, pp. 190-1,
    Woodcock, George. Anarchism: A History of Libertarian Ideas and Movements, Broadview Press, 2004, pp. 110 & 112
  114. General Idea of the Revolution, Pluto Press, pp. 215-216 y p. 277
  115. Benjamin Tucker expresaba estas diferencias en su artículo State Socialism and Anarchism, (Socialismo de Estado y Anarquismo): "Proudhon y Warren se encontraron incapaces de sancionar cualquier plan de captura del capital por la sociedad. Pero, aunque opuestos a la socialización de la propiedad del capital, eran partidarios, sin embargo, de socializar sus efectos al hacer su uso beneficioso para todos en lugar de un medio para empobrecer a muchos y enriquecer a unos pocos. Y cuando la luz se hizo en su mente, vieron que esto podía ser logrado al someter al capital a la ley natural de la competencia, llevando así el precio de su uso al nivel del precio de costo, - esto es, nada más de los gastos incidentales de su manipulación y transferencia. En consecuencia, levantaron la bandera de la Libertad Absoluta de Comercio, tanto del comercio nacional como internacional, convirtiendo al laissez faire en regla universal, consecuencia lógica de la doctrina de Manchester. Bajo esta bandera comenzaron su lucha contra los monopolios, ya sea el monopolio totalitario de los Socialistas de Estado, o los distintos monopolios de clase que hoy prevalecen."
  116. a b c d e f g La insumisión voluntaria. El anarquismo individualista español durante la dictadura y la Segunda República por Xavier Díez
  117. a b "EL NATURISMO LIBERTARIO EN LA PENÍNSULA IBÉRICA (1890-1939)" by Josep Maria Roselló
  118. The daily bleed
  119. a b The "Illegalists", by Doug Imrie (published by Anarchy: A Journal of Desire Armed)
  120. " Paralelamente a la corriente de anarquismo social y el colectivismo anarquista, había una corriente individualista cuyos partidarios resaltaban su libertad individual y aconsejaban a otros individuos a comportarse de igual manera. La actividad anarquista individualista abarcaba todo el espectro de alternativas a la sociedad autoritaria, subvirtiéndola socavando su estilo de vida punto por punto. "De este modo, el robo, la falsificación, la estafa y los asaltos se convirtieron en un modo de vida para cientos de individualistas, como ya lo era para miles de proletarios marginales. La ola de atentados explosivos y asesinatos anarquistas de la década de 1890 (Auguste Vaillant, Ravachol, Emile Henry, Sante Caserio) y la práctica del ilegalismo desde mediados de la década anterior hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial(Clément Duval, Pini, Marius Jacob, la banda de Jules Bonnot) fueron dos aspectos de la misma ofensiva proletaria, aunque se expresó en una práctica individualista, que era complementaria a los grandes movimientos de masas en lucha contra el capital."
  121. Parry, Richard. The Bonnot Gang. Rebel Press, 1987. p. 15
  122. «The Illegalists - By Doug Imrie».
  123. "Previo a la Primera Guerra Mundial, Francia fue el único lugar documentado donde existió un movimiento revolucionario anarquista que abrazó la actividad ilegal como una práctica revolucionaria.""Illegalism" por Rob los Ricos
  124. Anarquismo, insurrecciones e insurreccionalismo, por Joe Black.
  125. El grupo de afinidad, por Killing King Abacus [3]
  126. Ai ferri corti. Romper con esta realidad, sus defensores y sus falsos críticos; este es uno de los principales manifiestos insurreccionalistas, y fue traducido a varios idiomas.
  127. Alfredo Bonanno, sostiene que "Ciertamente la insurrección es un hecho individual y...llevamos con nosotros estos valores de insurrección, estos valores revolucionarios, estos valores anarquistas y los medimos en un enfrentamiento en el que no estamos sólo nosotros." (La tensión anarquista).
  128. El anarquismo en la sociedad posindustrial, publicado por Llavor d'Anarquia, 2002.
  129. http://pdg.mahost.org/textos/textos/notas-sobre-anarqismo-insurreccional.htm Algunas notas sobre anarquismo insurreccional]
  130. Contemporary anarchiststudies an introductory anthology of anarchy in the academy, escrito por Randall Amster, Abraham DeLeon, Luis A. Fernandez, Anthony J. Nocella II, Deric Shannon Publicado por Taylor & Francis,ISBN 0-203-89173-2, 9780203891735
  131. Los insurreccionalistas intentan definir la organización formal como “organizaciones permanentes que sintetizan todas las luchas en una única organización, y organizaciones que median las luchas con la instituciones de dominación. Las organizaciones permanentes tienden a transformarse en instituciones que se erigen encima de la multitud en lucha. Tienden a desarrollar una jerarquía formal o informal y a quitar el poder a la multitud... La constitución jerárquica de las relaciones de poder remueve las decisiones del momento en que es necesario tomarlas y las ubica dentro de la organización... las organizaciones permanentes tienden a tomar decisiones sin basarse en las necesidades de algún objetivo o acción específico, sino que en las necesidades de la organización, especialmente, de su preservación. La organización se convierte en un fin en sí mismo”.

  132. "Como ideología, el insurreccionalismo se origina en las peculiares condiciones de Italia y Grecia en la post-guerra" (Anarquismo, insurrecciones e insurreccionalismo, por Joe Black.)
  133. Los sediciosos despertares de la anarquía, por Daniel Barret. Este sociólogo uruguayo sostiene que el insurreccionalismo no es un fenómeno que que se haya dado en América Latina con las mismas características que en Europa y los EE.UU, por lo que es "una concepción fecunda y abierta que frecuentemente es reducida en términos espectaculares a sus expresiones violentas y que, en esa medida, termina siendo tan vilipendiada como desconocida por propios y ajenos. Su aparición en el tiempo, entonces, impide todavía una visualización clara y por ello es preferible hablar antes de “informalismo” organizativo que de un insurreccionalismo plenamente constituido como tal." (El mapa del despertar anarquista: su expresión latinoamericana)
  134. "Critica individualista anarchica alla modernità" by Michele Fabiani
  135. http://www.la-presse-anarchiste.net/spip.php?rubrique258 Autonomie Individuelle (1887 — 1888)
  136. "FULL AND UNRESTRICTED RIGHT to determine and change the value or price of any goods, either one's own products or consumer goods, of whatever kind, according to one's own discretion. Likewise untouchable is the right to negotiate in this respect, to use an arbitrator or to do without any determination of values."
  137. "Libertad era un rebelde, que no luchaba ni por fuera (en comunidades/colonias) ni al lado de la sociedad (los éducationnistes), sino en su seno. Será tomado como una figura del anarquismo individualista, sin embargo, nunca se reivindicará así, ya que si bien no rechazaba el individualismo, Libertad reivindicaba el comunismo; más tarde, Mauricius, que era uno de los editores del periódico "l'Anarchie" dirá "no nos hacíamos ilusiones, sabíamos bien que esta liberación total del individuo en la sociedad capitalista era imposible y que la realización de su personalidad podría hacerse sólo en una sociedad razonable, cuyo comunismo libertario nos parecía ser la mejor expresión." Libertad está asociado con la dinámica de rebelión individual radical en el proyecto de emancipación colectiva. Él insistía en la necesidad de desarrollar el sentimiento de compañerismo, con el fin de reemplazar la competencia, que era la moral de la sociedad burguesa.""Albert Libertad"
  138. "Anarchist Individualism as a Life and Activity" by Emile Armand
  139. "The future society" by Emile Armand
  140. Émile Armand in A las barricadas.com
  141. http://www.la-presse-anarchiste.net/spip.php?rubrique1 Unique, L’ (1945 - 1956)
  142. Cerrito, Gino. Dall' insurrezionalismo alla Settimana Rossa, CP Editrice, Florencia, 1977.
  143. Novatore: una biografia
  144. "L’Indivi-dualista"�
  145. "Los anarco-individualistas, G.I.A...Una escisión de la FAI producida en el IX Congreso (Carrara, 1965) se produjo cuando un sector de anarquistas de tendencia humanista rechazan la interpretación que ellos juzgan disciplinaria del pacto asociativo" clásico, y crean los GIA (Gruppi di Iniziativa Anarchica).""El movimiento libertario en Italia" by Bicicleta. REVISTA DE COMUNICACIONES LIBERTARIAS Year 1 No. Noviembre, 1 1977
  146. Xavier Diez. El anarquismo individualista en España: 1923-1938. ISBN 978-84-96044-87-6
  147. Impuestos no, drogas y prostitutas sí
  148. Jesús Huerta de Soto. Nuevos estudios de economía política. ISBN 978-84-7209-440-6
  149. The Blackwell Dictionary of Modern Social Thought, p. 14, dice en el apartado «Anarquismo» que el «anarquismo individualista, renacido como anarcocapitalismo, es una tendencia significante en la Nueva Derecha libertaria». Al final de la entrada, dirige a la entrada «Libertarianism», donde en la p. 437 señala que «es individualismo en su forma extrema.»
  150. In memoriam M.N. Rothbard, véase Raíces salmantinas de la escuela austriaca, por Jesús Huerta de Soto
  151. "New England Anarchism in Germany" por Thomas A. Riley
  152. Karl Heinrich Ulrichs había publicado ya en 1870 la revista Urnings, de la que sólo se editó un número. (Kennedy, Hubert, Karl Heinrich Ulrichs: First Theorist of Homosexuality, en: 'Science and Homosexualities', ed. Vernon Rosario (S. 26–45). Nueva York: Routledge, 1997.)
  153. Constantin Parvulescu. "Der Einzige" and the making of the radical Left in the early post-World War I Germany. University of Minnesota. 2006]
  154. "...the dadaist objections to Hiller´s activism werethemselves present in expressionism as demonstrated by the seminal roles played by the philosophies of Otto Gross and Salomo Friedlaender". Seth Taylor. Left-wing Nietzscheans: the politics of German expressionism, 1910-1920. Walter De Gruyter Inc. 1990
  155. Nihilismo: derivado de la palabra latina "nihil", que significa "nada"Online Etymology Dictionary.
  156. Para una breve reseña del nihilismo ruos, ver Memorias de un revolucionario de P. Kropotkin
  157. P. Avrich, Anarchists in the Russian Revolution, Thames and Hudson, 1973, p.13.
  158. History of Anarchism in Russia por E. Yaroslavsky
  159. Los anarquistas rusos, Paul Avrich. Alianza, 1974, p. 253.
  160. "Prominent Anarchists and Left-Libertarians"
  161. a b Alexei Borovoi (from individualism to the Platform)" by Anatoly Dubovik
  162. "We must kill the christian philosophy in the most radical sense of the word. How much mostly goes sneaking inside the democratic civilization (this most cynically ferocious form of christian depravity) and it goes more towards the categorical negation of human Individuality. “Democracy! By now we have comprised it that it means all that says Oscar Wilde Democracy is the people who govern the people with blows of the club for love of the people”." "Towards the Hurricane" by Renzo Novatore
  163. "When Oscar Wilde's plea for penal reform, The Ballad of Reading Gaol, was widely criticized, Tucker enthusiastically endorsed the poem, urging all of his subscribers to read it. Tucker, in fact, published an American edition. From its early championing of Walt Whitman's Leaves of Grass to a series of short stories by Francis du Bosque in its last issues, Liberty was a vehicle of controversial, avant-garde literature.""Benjamin Tucker, Individualism, & Liberty: Not the Daughter but the Mother of Order" by Wendy McElroy
  164. El alma del hombre bajo el socialismo por Oscar Wilde
  165. a b c d "The English Individualists As They Appear In Liberty" por Carl Watner
  166. Dowd, Kevin The monetary economics of Henry Meulen, 1988
  167. El Anarquismo en América Latina por Carlos M. Rama y Ángel J. Cappelletti. pg. CLVII
  168. PANCLASTA, Biófilo (1928): Comprimidos psicológicos de los revolucionarios criollos. Periódico Claridad, Bogotá, Nº 52, 53, 54, 55 y 56.
  169. "Entre los redactores y colaboradores de Al Margen, que trasladará su redacción a Elda, en Alicante, encontraremos a Miguel Giménez Igualada, al escritor Gonzalo Vidal, u otros habituales de la prensa individualista como Costa Iscar, Mariano Gallardo o la periodista brasileña Maria Lacerda de Moura." LA INSUMISIÓN VOLUNTARIA. EL ANARQUISMO INDIVIDUALISTA ESPAÑOL DURANTE LA DICTADURA Y LA SEGUNDA REPÚBLICA (1923-1938) por Xavier Díez
  170. a b "Maria Lacerda de Moura - Uma Anarquista Individualista Brasileira"
  171. "both the citizen and the group have the right to any violence, including capital punishment. Violence is also justified for enforcing the duty of keeping an agreement. Tucker thus follows Spencer, and, like him, opens (in the present writer's opinion) the way for reconstituting under the heading of 'defence' all the functions of the state." "Anarchism", from The Encyclopaedia Britannica, 1910. por Pedro Kropotkin
  172. George Woodcoock e Ivan Avakumovic; El Príncipe anarquista. Ed. Jucar, 1978, p. 255-256
  173. Bookchin, Murray (1995). Social Anarchism or Lifestyle Anarchism. Stirling: AK Press. ISBN 9781873176832. 
  174. Bookchin, Murray. "Communalism: The Democratic Dimensions of Social Anarchism". Anarchism, Marxism and the Future of the Left: Interviews and Essays, 1993-1998. AK Press, 1999, p. 155
  175. Meltzer, Albert. Anarchism: Arguments For and Against. AK Press, 2000. pp. 114-115
  176. Meltzer, Albert. Anarchism: Arguments For and Against. AK Press, 2000. p 50
  177. Griffith, Gareth. Socialism and Superior Brain: The Political Thought of George Bernard Shaw. Routledge (UK). 1993. p. 310
  178. "El individualismo en el anarquismo" en Escritos, de Errico Malatesta. Fundación Anselmo Lorenzo, Madrid 2002, pp.15-22.
  179. Cornelissen sostenía que: "Sobre todo a principios del noveno decenio del siglo pasado, durante la época en que la llamada acción individual incitó diversos atentados con bombas, la crítica individualista de allí así como también de Italia, Alemania, Holanda, Bohemia, etc., atacaba primero a la forma de organización y más tarde a la organización misma. En los sindicatos apareció el espíritu individualista de desorganización y en muchas sociedades de reciente fundación, se puso como cuestión preliminar en la orden del día, que estatutos y presidentes llevan en sí el germen de un nuevo dominio." (Anarquismo y organización) de Rudolf Rocker
  180. "En su artículo sobre anarquismo individualista en octubre de 1984, New Libertarian, Wendy McElroy equivocadamente afirma que el anarquismo individualista de nuestros días es idéntico al anarcocapitalismo. Ella hace caso omiso al hecho de que todavía hay anarquistas individualistas que rechazan al capitalismo así como el comunismo, en la tradición de Warren, Spooner, Tucker, y otros." "No discrepo con que McElroy se autodefina como anarquista individualista. Sin embargo, me disgusta el hecho de que ella trata de igualar el término con el anarcocapitalismo. Esto simplemente no es verdad. Soy un anarquista individualista y estoy en contra de las relaciones económicas capitalistas, voluntarias o de otra clase." "Benjamin Tucker, cuando habló de su ideal 'sociedad de contrato', seguramente no estaba hablando de algo ni remotamente parecido a la sociedad capitalista contemporánea." "Reply to Wendy Mc Elroy" by Joe Peacott
  181. "Reply to Wendy Mc Elroy" by Joe Peacott

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]