Analog Science Fiction and Fact

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Analog»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Publicada desde el año 1930, Astounding es la más longeva de las revistas de ciencia ficción. Actualmente se publica con el nombre de Analog .

Astounding Stories[editar]

Antes de Campbell (1930-1937)[editar]

En 1926 Hugo Gernsback había lanzado Amazing Stories, la primera revista íntegramente dedicada a la ciencia ficción. El éxito de Amazing (que llegó a poner en circulación más de cien mil ejemplares) animó a William Clayton a lanzar una revista con la que competir en el mismo mercado.

El primer número fue editado en enero de 1930 con Harry Bates de editor y bajo el título de Astounding Stories of Super Science, si bien el título fue recortado a Astounding Stories en febrero de 1931. La revista se caracterizó por publicar relatos de Space Opera con las explicaciones científicas indispensables para dar un mínimo de plausibilidad a las historias. Pese a ello, Clayton pagaba mucho mejor que el resto de los editores, por lo que atrajo a muchos de los mejores autores de aquella época, como Murray Leinster, Victor Rousseau, y Jack Williamson.

A pesar del éxito de la publicación, los efectos de la depresión causaron problemas a Cayton. Se produjo una reducción del crédito por parte de las imprentas, que recortaron los plazos de pago. Esto hizo que muchos editores, incapacas de pagar a tiempo, se vieran obligados a vender a las imprentas las revistas como pago por las deudas contraídas. Clayton había tenido problemas financieros que le obligaron a publicar Astounding de forma bimensual y, en previsión de que se viera obligado a vender su revista a la imprenta, Clayton decidió comprar él mismo la imprenta. Sin embargo, la operación no tuvo éxito ya que Clayton fue incapaz de reunir el dinero necesario para completar la transacción.

En octubre de 1932 Clayton decidió abandonar la publicación de Astounding y, según sus previsiones, el número de enero de 1933 debería ser el último. Sin embargo, las historias que había comprado y su stock de papel, le permitiron publicar un número más: el de marzo de 1933 y en abril entró en bancarrota. La revista (junto con otras revistas) fue comprada y revendida a Street & Smith, que publicaba ya dos revistas que, ocasionalmente, publicaban ciencia ficción; uno de ellos, The Shadow, con una tirada de más de trescientos mil ejemplares.

Tras la compra de la revista el nuevo editor fue F. Orlin Tremaine, que había trabajado para Clayton en otras revistas y que se había visto incormporado en Street & Smith como parte de la compra. Al equipo se sumó también Desmond Hall, que hizo buena parte del trabajo editorial, ya que Tremaine llevaba, además del trabajo de edición de Astounding, el de Clue y Top-Notch, aunque Tremaine mantenía el control sobre los contenidos.

Los excelentes canales de distribución de Street & Smith permitieron a Astounding dar salida a una tirada de más de cincuenta mil ejemplares a mediados de 1934 (como comparación, las dos principales revistas de la competencia, Wonder Stories y Amazing Stories, publicaban juntas menos de la mitad de sea cifra. De esta forma, Astounding era la principal revista especializada en ciencia ficción, además de la más extensa (160 páginas), la más barata (20 centavos) y la que mejor pagaba las historiar, si bien los precios de compra de las historias bajaron respecto a la época de Clayton.

En 1934 Hall dejó Astounding, pero Tremaine continuó con la selección de los contenidos. Su método de trabajo, fue descrito por Frank Gruber. Según contaba, Tremaine recibía las historias y las apilaba una sobre otra. Dos días antes de comenzar los trabajos de un número, se las leía comenzando por las de arriba y terminando cuando había seleccionado suficientes para completar el número, sin llegar al final de la pila. Entonces, daba la vuelta a la pila de forma que el siguiente mes comenzara por las historias del extremo opuesto. El resultado de esta curiosa forma de selacción es que las historias situadas en la mitad de la pila podían ser publicadas hasta dieciocho meses después de haber sido recibidas.

En 1937 Tremaine fue ascendido y, en octubre de 1937 entró a dirigir las labores de edición John W. Campbell, hombre fundamental para la historia de la revista y de la misma ciencia ficción (de hecho, algunos autores fechan el inicio de la edad de oro precisamente en el momento en que Campbell toma las riendas de Astounding).

Astounding Science-Fiction[editar]

Los años de Campbell (I) (1938-1960)[editar]

Una de las primeras decisiones de Campbell fue cambiar el nombre de la revista. La idea de Campbell era centrarse en el público más maduro, al que pretendía ofrecer un contenido más serio, especulando acerca de cómo la ciencia y la tecnología podían influir en la sociedad. Por ello, el título Astounding Stories le parecía demasiado juvenil, por lo que desde marzo de 1938 pasó a llamarse Astounding Science-Fiction.

Posteriormente intentó llamar a la revista Science-Fiction, pero en 1939 había publicada otra revista con ese nombre, por lo que se manntuvo como Astounding Science-Fiction, si bien el color del rótulo de portada destacaba más la parte de "Science Fiction" que la de "Astounding".

Su segunda decisión fue rodearse de un grupo de jóvenes escritores como Isaac Asimov, A.E. van Vogt, Robert A. Heinlein, Clifford D. Simak L. Sprague de Camp, Lester del Rey, Hal Clement, Jack Williamson o Theodore Sturgeon, por mencionar a los más conocidos. Posteriormente al conjunto de estos autores se lo conoció como el "círculo de Campbell").

Aunque muchos de estos jóvenes acabaron siendo algunos de los más reconocidos escritores dentro del género, en la época en que empezaron a trabajar para él eran apenas unos muchachos, meros fans que se dejaban influir por las ideas de Campbell.

El método de Campbell era sencilló: el ponía las ideas y los escritores las materializaban. De esta forma, Campbell revolucionaría la ciencia ficción con sus nuevos puntos de vista acerca del género. Consiguió, desde su revista, dignificar la ciencia ficción, alejándola de la Space Opera de consumo juvenil y dando a las historias un enfoque mucho más maduro y con un tratamiento mucho más serio de la ciencia. Su estilo de dirección era muy diferente al de otros directores, ya que solía dar ideas a sus autores. Según él, si daba una idea a ocho autores diferentes obtendría ocho historias diferentes y, si eran buenos autores, todas ellas serían publicables.

Esta búsqueda de especulación en los contenidos y la gran calidad de los autores hicieron que Astounding Science-Fiction se convirtiera en la revista que lideró el género a lo largo de toda la edad de oro.

Además del contenido, Campbell cambió el formato de la revista en varias ocasiones. En 1942 aumentó el formato para volver al formato pulp con 160 páginas en 1943. Sin embargo, en noviembre de 1943 volvió a cambiar, esta vez a formato digest (o "de bolsillo"). Aunque el contenido y secciones no sufrieron gran variación, el cambio de formato supuso una diferenciación del resto de las revistas. A principios de la década de los '50 otras revistas siguieron su ejemplo, pero Campbell supo ser el primero.

Desgraciadamente, en esta época la Segunda Guerra Mundial obligó a alistarse a muchos de sus autores. Campbell ocupó su hueco con los relatos de Henry Kuttner y su esposa, C.L. Moore bajo el pseudónimo de Lewis Padgett. Por otra parte, Astounding era la revista que mejores precios pagaba por los relatos, de forma que no le era difícil obtener material.

En esta misma época cabe destacar el incidente del número de marzo de 1944. En este número se publicó el relato Deadline de Cleve Cartmill, en el que se narraba un intento de detonar una bomba atómica. Los detalles aportados en el relato llamaron la atención del Servicio de Inteligencia Militar, que investigó la revista y obligó a Campbell a demostrar que todos los datos aportados estaban disponibles en la bibliografía científica de cualquier biblioteca decente.

Analog[editar]

Los años de Campbell (II) (1960-1971)[editar]

En los años '50 Astounding se resintió del surgimiento de serias competidoras como Galaxy Science Fiction. Además, Campbell consideró que el título aparentaba ser demasiado juvenil y poco serio para la labor que estaba realizando. Por esta razón en 1960 la revista pasó a denominarse Analog Science Fiction. El cambio se hizo de forma gradual: entre febrero y octubre de 1960 la revista se publicó con ambos títulos en portada, si bien cada mes "Astounding" se iba haciendo más tenue mientras que "Analog" se intensificaba.

El año anterior, en agosto de 1959 Street & Smith había sido comprada por Condé Nast. Esta adquisición no tuvo mayor trascendencia en la revista que el hecho de que a partir del número de febrero de 1962 el tamaño de la revista varió para adaptarse a las imprentas de Condé Nast.

Después de Campbell (1971-Actualidad)[editar]

Campbell murió en 1971 y fue sustituido por Ben Bova. El primer número en el que figuró el nombre de Bova como editor fue el de enero de 1972. Bova se mantuvo en el puesto durante seis años hasta diciembre de 1978. En estos años Bova ganó el premio Hugo al mejor editor profesional cinco años seguidos, desde 1973 hasta 1978 (el premio no se concedió antes de 1973).

Tras Bova, la revista fue editada por Stanley Schmidt, quien es aún hoy en día el editor.

En 1980 Condé Nast vendió Analog a Davis Publications. En 1981 la periodicidad cambió de mensual a cada cuatro semanas, por lo que se editaban trece números en un año. En 1996 la periodidad volvió a ser mensual y en 1995 se redujo a once números al año, combinando los números de julio y agosto. En 2004 se volvió a reducir a diez, combinando los números de enero y febrero.

Críticas al trabajo de Campbell[editar]

Aunque Campbell llevó a Astounding a una posición de liderato durante décadas, su labor no ha estad exenta de críticas.

Por ejemplo, dejó fuera de su círculo de autores a algunos tan importantes como Ray Bradbury o Philip K. Dick (que sólo logró publicar con él un relato: El impostor).

Además, sus puntos de vista eran a veces discutibles. En La edad de oro de la ciencia ficción Asimov recuerda:

"A Campbell le gustaban los relatos en que los seres humanos se proclamaban superiores a otras inteligencias, aunque éstas se encontraran más avanzadas tecnológicamente. (...)
Sin embargo, a veces me asaltaba la desagradable idea de que esta actitud reflejaba los sentimientos de Campbell a escala, más pequeña, de la Tierra. Me dio la impresión de que aceptaba la superioridad natural de los norteamericanos sobre el resto de la humanidad, y parecía presumir de que los americanos procedían del noroeste de Europa.
No puedo decir que Campbel fuera racista en ningún mal sentido de la palabra. (...) No obstante, daba por hecho que el estereotipo de blanco nórdico era el verdadero representante del Hombre Explorador, del Hombre Intrépido, o del Hombre Victorioso."

Por su parte, en palabras de Dick:

"A principios de los años cincuenta, una gran parte de la ciencia ficción norteamericana versaba sobre humanos mutantes y sus gloriosos superpoderes y superfacultades, los cuales conducirían a la humanidad hacia un estadio superior de la existencia, una especie de Tierra Prometida. John Campbell Jr., director de Analog, exigía que los relatos que compraba trataran de tales mutantes maravillosos, y también insistía en que los mutantes siempre debían ser presentados como 1) buenos y 2) al mando de la situación."

El mismo hecho de dotar a sus autores de ideas ha sido criticado. Según cuenta Robert Silverberg, Campell, en realidad, sólo estaba interesado en sus propias ideas, y se valía de su círculo de escritores para verlas realizadas. De esta forma, los relatos de sus propios escritores eran publicadas en otras revistas cuando las ideas de dichos relatos no coincidían con las de Campbell.

Se ha achacado también a Campbell el hecho de que su revista decayera en los años '60. Las ideas de Campbell y su labor de editor forjaron la edad de oro, pero no supo adaptarse a la nueva ola, al pesimismo generalizado que siguió a la bomba atómica y a la guerra fría. Por este motivo, Analog dejó la primacía del género a revistas como Galaxy Science Fiction o la New Worlds de Michael Moorcock.

Lista de editores[editar]

Premios[editar]

  • 1953: Premio Hugo a la mejor revista profesional (Astounding)
  • 1955: Premio Hugo a la mejor revista (Astounding)
  • 1956: Premio Hugo a la mejor revista (Astounding)
  • 1957: Premio Hugo a la mejor revista profesional americana (Astounding)
  • 1961: Premio Hugo a la mejor revista profesional (Astounding/Analog)
  • 1962: Premio Hugo a la mejor revista profesional (Analog)
  • 1964: Premio Hugo a la mejor revista profesional (Analog)
  • 1965: Premio Hugo a la mejor revista profesional (Analog)