Anabolismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El anabolismo (del griego ana ‘hacia arriba’, y ballein ‘lanzar’) es el conjunto de procesos del metabolismo que tienen como resultado la síntesis de componentes celulares a partir de precursores de baja masa molecular,[1] por lo que recibe también el nombre de biosíntesis. Es una de las dos partes en que suele dividirse el metabolismo, encargada de la síntesis de moléculas orgánicas (biomoléculas) más complejas a partir de otras más sencillas, orgánicas o inorgánicas, con requerimiento de energía (reacciones endergónicas) y de poder reductor, al contrario que el catabolismo. Aunque anabolismo y catabolismo son dos procesos contrarios, los dos funcionan coordinada y armónicamente, y constituyen una unidad difícil de separar. Los procesos anabólicos son procesos metabólicos de construcción, en los que se obtienen moléculas grandes a partir de otras más pequeñas. En estos procesos se consume energía. Los seres vivos utilizan estas reacciones para formar, por ejemplo, proteínas a partir de aminoácidos. Mediante los procesos anabólicos se crean las moléculas necesarias para formar nuevas células.

Catabolismo[editar]

El catabolismo es un proceso metabólico que realizan los organismos celulares, que consiste en un proceso exergónico. Entre los procesos metabólicos que realizan algunas células procarióticas y células eucarióticas se encuentra la glucólisis (anaeróbico), y en las células eucarióticas al tener mitocondrias son capaces de realizar otro proceso catabolico denominado respiración celular (aeróbico). La glucólisis es el proceso metabólico que usa los carbohidratos (monosacáridos) como la glucosa que comemos cada día, para transformación de biomoléculas complejas en moléculas sencillas (piruvato) y en el almacenamiento adecuado de la energía química desprendida en forma de enlaces de alta energía en moléculas de adenosín trifosfato ( trifosfato de adenosina). Las reacciones catabólicas son en su mayoría reacciones de reducción-oxidación. El catabolismo al realizar reacciones exergónicas se considera un proceso inverso del anabolismo que realiza reacciones endergónicas, aunque no significa precisamente que las reacciones anabolicas sean inversas a las reacciones catabólicas.

El conjunto de reacciones catabólicas es muy similar en todos los seres vivos. Poniendo como ejemplo resumido el metabolismo completo de los polisacáridos y de otras macromoléculas como proteínas. En los organismos eucariotas tenemos que las macromoléculas orgánicas que obtienen los organismos de su exterior en el caso de los heterótrofos de sus nutrientes, como son las proteínas, polisacáridos o lípidos son degradados a sus monómeros constituyentes, aminoácidos, monosacáridos y triglicéridos , respectivamente, proceso que se lleva a cabo fuera de las células en la luz del aparato digestivo; es el proceso conocido como digestión. Los carbohidratos como primeros precursores energeticos son llevados a las células y convertidos en moléculas aún más simples como piruvato en la glucólisis. En tanto las proteínas y grasas en casos de inanición severa pueden también realizar glucólisis o almacenarse el las células como macromoléculas de almacenamiento. El piruvato en presencia de mitocondrias puede realizar la respiración celular transformándose en grupos acetilos por medio de la interacción covalentemente a la coenzima A, para formar la acetil-coenzima A cuyo grupo acetil es oxidado a agua y dióxido de carbono en el ciclo de Krebs, liberando energía que se retiene al reducir la coenzima nicotinamida adenina dinucleótido (NAD+) a NADH+H. El NADH y otras coenzimas son finalmente oxidadas en la cadena transportadora de electrones, proceso acoplado a la síntesis de ATP (adenosín trifosfato).

Los procesos catabólicos son procesos metabólicos de degradación, en los que las moléculas grandes, que proceden de los alimentos o de las propias reservas del organismo, se transforman en otras más pequeñas. En los procesos catabólicos se produce energía. Una parte de esta energía no es utilizada directamente por las células, sino que se almacena formando unas moléculas especiales. Estas moléculas contienen mucha energía y se utilizan cuando el organismo las necesita. En el catabolismo se produce, por ejemplo, la energía que tus células musculares utilizan para contraerse, la que se emplea para mantener la temperatura de tu cuerpo, o la que se consume en los procesos anabólicos.

Funciones[editar]

El anabolismo es el responsable de:

Las células obtienen la energía del medio ambiente mediante tres tipos distintos de fuente de energía que son:

Clasificación del anabolismo[editar]

El anabolismo se puede clasificar académicamente según las biomoléculas que se sinteticen en:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. de Bolster, M.W.G. (1997). «Glossary of Terms Used in Bioinorganic Chemistry: Anabolism». International Union of Pure and Applied Chemistry. Consultado el 30 de octubre de 2007.