Ampolleta (navegación)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
ampolleta reversible en un soporte de latón de cuatro columnas
ampolleta de timonel en un soporte de cuatro columnas.
ampolleta de corredera en un soporte de tres columnas

Se llama ampolleta, en navegación marítima, al antiguo instrumento usado para medir (mejor dicho estimar) el tiempo. Normalmente se empleaba una ampolleta de 30 minutos.[1] Se usaba también una más pequeña (de 28s. o 14s. de duración)[2] junto con la corredera, para medir la velocidad del barco en nudos. Originalmente constaba de dos botellas de vidrio colocadas una sobre otra y conectadas por el extremo con un tubo. El progreso de soplado del vidrio permitió a partir de un momento dado hacerlo de una sola pieza. El bulbo lleno de arena o material similar (virutas finamente molidas de estaño o plomo) se colocaba en la parte superior y por efecto de la gravedad, la arena fluía lentamente y de manera constante hacia la mitad inferior. Una vez había fluido toda la arena a esta mitad inferior, se podía girar la ampolleta para medir otro período.

La ampolleta no era un elemento muy preciso para medir de forma fiable el paso del tiempo, había varios factores que podían afectar la duración del flujo de arena: la humedad dentro de la ampolleta, la homogeneidad en la finura de la arena, el diámetro interior del tubo de interconexión desgastado por el flujo de arena, la posición más o menos horizontal, el efecto de los movimientos de aceleración o desaceleración del barco, todos ellos podían influir en el flujo de la arena, y por lo tanto en el tiempo medido.

Importancia de la ampolleta en la navegación[editar]

En la navegación de larga distancia a través del océano abierto, la ampolleta para medir lapsos de tiempo era un instrumento tan importante como la brújula para conocer la dirección. Llevaba la cantidad de arena adecuada para medir un lapso de media hora, a cada vaciado de toda la arena se le llamaba una ampolleta y ocho ampolletas (cuatro horas), definían una guardia. La brújula y la ampolleta junto con el registro en el diario de a bordo, de la velocidad medida con la corredera, permitía al navegante trazar la posición de su barco sobre una carta de navegar. Multiplicando la velocidad por el tiempo que se había mantenido el rumbo, daba la distancia navegada, y la brújula mostraba la dirección del rumbo a que se navegaba. Este es el método simple que se llama navegación por estima (abreviatura de cálculo estimado).

Para poderlo anotar con precisión, salvo en una emergencia, los cambios de rumbo (cambio de bordo en ceñida, orzada, caída navegando al través o trasluchada yendo con el viento de popa), se hacían en el momento de completar una ampolleta, así el piloto podía calcular con más precisión la distancia navegada en ese rumbo.

Hasta principios del s. XIX, en que se pudo navegar con las distancias lunares, la navegación por estima, contrastada de vez en cuando con la medida de la latitud con el cuadrante (bastón de Jacob, astrolabio, octante) fue el único sistema al alcance de los navegantes para navegar el globo, de ahí que la ampolleta fuera tan importante para los navegantes, aunque en tierra firme para saber la hora, ya hacía más de cuatrocientos años que se usaban relojes mecánicos (aparte de los de sol y las clepsidras).

Ampolleta de timonel[editar]

Se utilizó en los barcos para medir períodos de media hora. El timonel era el encargado de darle la vuelta. Comenzaba con el sol de medio día, haciendo un toque de campana, al cabo de media hora dos toques, y así sucesivamente. Pero si un marinero quería acortar su guardia, sólo tenía que girar la ampolleta antes de que estuviera completamente vacía.

Durante el viaje de Fernando de Magallanes por todo el mundo, sus barcos mantenían 18 ampolletas cada uno. Hacer girar los ampolletas era el trabajo de un sirviente del barco, para poder registrar el tiempo de navegación de la nave en cada rumbo, para el cálculo por estima. Mediodía era la hora de referencia para la navegación, que no dependen del cristal, como el sol estaría en su cenit.[3] Más de un reloj de arena a veces se fija en un marco, con diferentes cantidades de tiempo, por ejemplo, 1 hora, 45 minutos, 30 minutos y 15 minutos.

Ampolleta de corredera[editar]

A partir del siglo XVI se utilizó una ampolleta más pequeña (de 28s. o 14s. de duración)[2] junto con la corredera, para medir la velocidad (en nudos) del buque en relación al agua. El procedimiento era como sigue:

Un marinero manejaba la corredera y otro la ampolleta. El de la corredera la tiraba por la popa y dejaba correr la primera parte para que se estabilizara en el agua. El marinero iba dejando correr el cordel de la corredera dejándolo pasar libremente por su mano y al escuchar el primer nudo cantaba "marca!". Al momento el de la ampolleta la invertía y el tiempo empezaba a correr mientras el del cordel iba contando los nudos según iban pasando dejando el turno al de la ampolleta para cantar "marca!" a su vez, en el momento que había vaciado toda la arena, entonces el del cordel lo asía fuertemente, medía la fracción entre nudos que había pasado con el último marca! y cantaba (p.ej.): "cinco nudos y cuarto!"

Expresiones relacionadas[editar]

  • Moler la ampolleta. Pasar la arena de uno a otro vaso
  • Parar la ampolleta: dejar de cambiarla alas once y media de la mañana, para hacerlo en el instante del paso del sol por el meridiano y tener así la hora arreglada.
  • Robar la ampolleta. Cambiarla antes de pasar toda la arena. Algunas veces lo hacían los timoneles o pajes con el fin de acortar su guardia.
  • Hablar por ampolletas. Hablar cada uno al tocarle el turno y no todos a un tiempo.
  • Tener buena ampolleta. Fig. se dice de la persona muy habladora.

Referencias[editar]

  1. Alcover-Moll: ampolleta (Mall., Naut.): Reloj de arena. Item dos frascos de horas, doc. mall., a. 1434 (Boll. Lul. Iii, 312)
  2. a b David G. Fitz-Enz (2004). Old Ironsides: Eagle of the Sea. Taylor Trade Publications. pp. 86–. ISBN 978-1-58979-160-2. Consultado el 17 de diciembre de 2012. 
  3. Over the Edge of the World: terrorífico circunnavegación de Magallanes del Globo. William Morrow. 2003. ISBN 0066211735.  Parámetro desconocido |última= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |primera= ignorado (ayuda)