Ammotragus lervia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Arruí
Barbary Sheep Tennoji.jpg
Macho de arruí
Estado de conservación
Vulnerable (VU)
Vulnerable (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Bovidae
Subfamilia: Caprinae
Género: Ammotragus
Especie: A. lervia
Pallas, 1777
Distribución
Distribución de Ammotragus lervia.
Distribución de Ammotragus lervia.
     /   Área original
     /   Introducido
subespecies

Varias, ver texto

Arruí en el zoo de Hamburgo.

El arruí, arrui o carnero de berbería (Ammotragus lervia) es un bóvido de la subfamilia Caprinae nativo de las zonas rocosas del Sáhara y el Magreb, del género monotípico Ammotragus. Asimismo, comienza a abundar en fincas privadas de caza, en donde es más difícil enumerar su presencia. Los nombres arruí y aoudad, como se le conoce en varias lenguas europeas, proceden del idioma bereber.

Descripción[editar]

El tamaño máximo que alcanzan los machos (ligeramente más grandes que las hembras) es de 165 cm de largo y 110 de altura sobre los hombros, con un peso de hasta 145 kg. La cola es lanosa y notablemente larga en comparación con otros miembros de la subfamilia Caprinae, pues alcanza los 2 dm de largo. El pelaje es muy corto, salvo en la cola y la densa barba que recorre la parte delantera del cuello. El color es rojizo o pardo claro, similar al de la arena de los desiertos donde vive, ligeramente más claro en la parte inferior del cuerpo. Ambos sexos presentan barba y cuernos curvos, que en el caso de los machos son sólo un poco más largos que en las hembras. Estos cuernos pueden medir hasta 6 dm.

Hembra y cabritillo.

Al igual que el resto de animales del Sahara, el arruí se muestra más activo en las horas frescas del día. Se mueve de forma solitaria o en pequeños grupos, mostrando un paso asombrosamente seguro cuando camina por terrenos resbaladizos y rocosos. Incluso puede saltar de un risco a otro que éste a 2 m de altura. Su dieta se compone de líquenes, hierbas, arbustos y ramas de acacia, de donde saca la mayor parte del agua que necesita. Aun así, los arruís también beben grandes cantidades de agua cuando la encuentran. Los pequeños son vulnerables a los ataques del caracal, mientras que los adultos sólo cuentan con el leopardo (muy raro en el norte de África, hoy en día) y el hombre como depredadores.

El acoplamiento puede producirse en cualquier época del año, aunque es más frecuente entre septiembre y noviembre. Tras 160 días de gestación, las hembras paren generalmente una sola cría, aunque se conocen casos excepcionales en los que se alumbraron gemelos e incluso trillizos. Estas crías maman leche durante los primeros 3 ó 4 meses y maduran sexualmente a los 18. La esperanza de vida de la especie es de unos 20 años.

Subespecies[editar]

Las subespecies reconocidas de arruí son seis,[1] distribuidas desde Marruecos a Egipto y llegando por el sur hasta Mauritania, Níger y Chad.

  • A. l. lervia: distribuida por los Montes Atlas de Marruecos, Argelia y Túnez. Los ejemplares introducidos en España son quizás de esta subespecie o híbridos.
  • A. l. angusi: en macizos montañosos de la frontera entre Malí, Argelia, Níger y Chad.
  • A. l. blainei: localizada únicamente al noroeste de Sudán.
  • A. l. fassini: presente solamente en una pequeña zona fronteriza entre Túnez y Libia.
  • A. l. ornatus: se creyó durante un tiempo extinta, pero se han localizado algunas poblaciones en las sierras meridionales de Egipto.
  • A. l. sahariensis: la más difundida, originalmente presente al sur de Marruecos, Sáhara Occidental, gran parte de Argelia, sur de Túnez, sureste de Libia, norte de Mauritania y Malí y los macizos de Tibesti y Aïr, llegando hasta la frontera entre Chad y Sudán.

Introducción en España[editar]

La introducción de esta especie en 1970 se encuadra dentro de la demanda de nuevas especies cinegéticas de caza mayor, corriente generalizada en varios países europeos desde mediados del siglo XX. Los principales ungulados introducidos en esa época en España fueron el arruí y el muflón.

La introducción del arruí se hizo inicialmente en el Parque Natural de Sierra Espuña, en la región de Murcia, a partir de ejemplares recluidos en el Zoo de Casablanca y el Zoo de Fráncfort del Meno. La abundancia de comida, la ausencia de depredadores y su alta tasa de natalidad determinaron su rápida expansión en muy poco tiempo. Actualmente en la misman región lo encontramos además en la vecina sierra del Cambrón, y la del Gigante ( cercana a Lorca) [1].

Su presencia por el sureste español y características ecológicas le convierten en un potencial competidor de la cabra montés en aquellas zonas donde entren en simpatría, aunque no existen datos científicos aún que hayan comprobado este hecho. Dado su carácter de especie foránea, y la rapidez con que se expande (cosa que ocurre también en Estados Unidos, pero no en África, donde disminuye) el arruí se caza activamente y no está sometido a protección alguna.

El arruí también está presente dentro del territorio de la Comunidad Valenciana en las sierras más altas de la Marina Baja de Alicante, área de Jijona (comarca del Campo de Alicante), zonas serranas del Hoya de Alcoy y el Condado de Cocentaina, y sierra del Cid (cercana a Petrel). Según parece, está población proviene de animales huídos de vallados cinegéticos [2].

En Andalucía encontramos poblaciones introducidas de arruí en las Sierra de María-Los Velez (Almería), y en la sierra de Orce (Granada) [3].

Taburiente.

Los arruís se introdujeron también en la zona norte de La Palma, con graves consecuencias para la flora insular autóctona. A pesar de ello, los arruís se expanden velozmente, incluso más rápido aún que en la Península porque suelen moverse por el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, donde cualquier tipo de caza está prohibida. Las demandas de los ecologistas y los biólogos que han estudiado el problema para que la especie sea trasladada o erradicada de la zona entra en conflicto directo con los intereses de las asociaciones de cazadores de la isla. Esto se debe en buena medida a los ingresos que los cazadores proporcionan cuando abaten arruís fuera del parque. Así y todo ha habido algún intento de erradicación autorizado por el cabildo insular, pero lo accidentado e innacesibilidad del terreno impidieron localizar a todos los ejemplares. A día de hoy la población de La Palma suma 250 individuos que se multiplican a razón de un 30%. En tiempos recientes se ha permitido la caza selectiva de algunos animales en el parque para controlar su exceso de población, objetivo que aún no se ha conseguido.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Wilson, Don; Reeder, DeeAnn, eds. (2005). Mammal Species of the World (3ª edición). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols. (2142 pp.). ISBN 978-0-8018-8221-0. 

Bibliografía[editar]

  • Guía de los mamíferos de España. Península, Baleares y Canarias. Francisco J. Purroy y Juan M. Varela. 2003.
  • The Kingdon Field Guide to African Mammals. Jonathan Kingdon, 1997.
  • Catalogue des mammiferes sauvages du Maroc. Stéphane Aulagner y Michel Thevenot, 1986.
  • Cassinello, J., Cuzin, F., Jdeidi, T., Masseti, M., Nader, I. & de Smet, K. 2008. Ammotragus lervia. In: IUCN 2009. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2009.2. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 05 February 2010.

Enlaces externos[editar]