Amando de Maastricht

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Amando, según una miniatura francesa del siglo XIV.

Amando de Maastricht (Nantes, hacia 584 - Elnon,[1] hacia 679) fue un eremita, misionero en Flandes y obispo de Tongres y de Maastricht. Considerado santo por la Iglesia católica, su festividad se celebra el 6 de febrero. Su hagiografía fue recogida por Santiago de la Vorágine en La leyenda dorada.

De linaje noble, abandonó en plena juventud su casa y, pese a la oposición familiar, se hizo monje cerca de Tours. Tras una inspiración divina, se acercó a Bourges donde, bajo la dirección del obispo de la ciudad, Austregisilo, vivió en soledad en una celda durante muchos años, alimentándose de pan y agua. Peregrinó a Roma y después, a petición del rey Clotario II viajó al norte del reino de los francos y evangelizó la zona de Gante, entonces zona eminentemente pagana. Después extendió su labor misionera por todo Flandes y fundó monasterios.

Fue amigo y maestro de San Bavón a quien inspiró para que donara todos sus bienes y se convirtiera en monje.

Censuró el comportamiento del rey Dagoberto I, quien le desterró.

Falleció a los noventa años en la abadía de Elnon, donde vivió sus últimos cuatro años de vida.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. Hoy llamada Saint-Amand-les-Eaux en honor del santo.