Amalia Sánchez Ariño

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Amalia Sánchez Ariño
Nombre de nacimiento Amalia Sánchez Ariño
Nacimiento Bandera de España España
1883
Fallecimiento Bandera de Argentina Buenos Aires
1969
Familia
Hijo/s Vicente Ariño

Amalia Sánchez Ariño (1883, España - 1969, Buenos Aires, Argentina), fue una actriz argentina.

Carrera artística[editar]

Inició su carrera artística en su España natal. Sobre las tablas formó parte de las compañías de María Guerrero, Emilio Thuillier o María Palou.

Considerada una de las mejores actrices del cine argentino, en 1937 estrenó la obra de teatro Yerma, de Federico García Lorca, y luego interpretó otras obras como La ciudad alegre, Divinas palabras y Doña Rosita, la soltera. A su vez, en España ya había debutado en cine con "Diez días millonaria" a principios de los 30", y a mediados de esta década, con dirección de Edgar Neville y sello de la productora Ufilms S.A., incursionó en un breve rol en "El malvado Carabel".

Llegó a la Argentina en 1937, integrando la compañía de la reconocida Margarita Xirgu con quien filmó su primera película argentina titulada Bodas de sangre, excelente obra literaria de García Lorca que fue llevada al cine en diversas oportunidades. Participó en 36 películas donde actuó como protagonista en Madre alegría, Mundo extraño, Los árboles mueren de pie, novela que fue llevada varias veces al teatro, Honrarás a tu madre, Los problemas de papá y ¡Adiós problemas! y como actriz de reparto en películas como El honorable inquilino, Requiebro, Vidalita, entre otras.

En 1943, luego de un pequeño paréntesis sin actividad, secundó a Amelia Bence y Pedro López Lagar en un film que fue un acontecimiento para la cinematografía: Los ojos más lindos del mundo, título con el que se la relaciona a la protagonista. En La dama duende (1944) compuso un rol secundario pero destacable, donde se luce principalmente Delia Garcés, contando con la actuación especial de Antonia Herrero. Compuso un papel cómico en Mosquita muerta, con Niní Marshall, que se estrenó después de tres años en el Cine Ambassador. Interpretó a Ruth en "Viaje sin regreso", a Mercedes en La dama del collar y a Sra. Vargas en La muerte camina en la lluvia y a Alfonsina en "El honorable inquilino". Comenzó 1950 con Nacha Regules, uno de los tantos protagónicos de Zully Moreno, donde tambiéb participó su hijo, y acompañó a Felisa Mary en Esposa último modelo, con Mirtha Legrand. Volvió a la comicidad, componiendo a Doña Nieves, la abuela de Los Cinco Grandes del Buen Humor en Vigilantes y ladrones (1952).

Actuó con estrellas del cine argentino como Amelia Bence, Delia Garcés, Olga Zubarry, Luisa Vehil, entre otras integrando la reconocida Época de Oro del Cine Argentino. Sus personajes más entrañables fueron las cotidianas abuelas o tías, donde se podía notar sus grandes condiciones actorales.

También participó asiduamente en radio, en el programa radial y televisivo "Son cosas de esta vida", y en teatro se recuerda su papel en Los árboles mueren de pie, con Luisa Vehil. En 1960 realiza su última aparición cinematográfica argentina en "Tierra de nuestros mayores", de Manuel Aris, con un reducido elenco. Al terminar la filmación, viaja a España donde continúa con su carrera filmando "La reina del Tabarín", comedia que fue llevada a Francia. Un año después formó parte del elenco de dos films con títulos llamativos y en 1968 se la pudo ver en "Si volvemos a vernos", que recibió un premio.

Falleció a la edad de 86 años en 1969 en Buenos Aires. Su hijo fue el actor Vicente Ariño y su nieto Emilio Ariño.

Filmografía[editar]

Referencias[editar]