Amalarico de Tiro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Amalarico de Lusignan o Amaury II de Lusignan, príncipe de Tiro (aprox. 1272 – Nicosia, 5 de junio de 1310), de la familia Lusignan, fue el hijo de Hugo III de Chipre e Isabel de Ibelín.

Amalrico estaba en la caída de Trípoli en 1289, en la que lideró una compañía de caballeros y cuatro galeras de Chipre. Escapó del sitio junto con Lucía de Trípoli, y fue hecho condestable de Jerusalén en abril de 1289.

En 1290, se convirtió en señor de Tiro. Fue el oficial al mando de la torre maldita en el sitio de Acre en 1291, y escapó de la caída del reino de Jerusalén con su hermano, el rey Enrique, convirtiéndose en condestable titular de Jerusalén y señor titular de Tiro.

En 1300 Amalrico intentó operaciones militares combinadas con los mongoles bajo Ghazan para retomar la Tierra Santa. Junto con otros chipriotas ocupó la isla de Ruad, pero los mongoles no aparecieron y los occidentales se retiraron, eventualmente perdió totalmente la isla en el sitio de Ruad.

Cuando su hermano Enrique se hizo impopular en Chipre, Amalrico lo derrocó con la ayuda de los Caballeros Templarios y algunos de los barones, asumiendo los títulos de «gobernador y rector» y regente de Chipre y regente titular de Jerusalén el 26 de abril de 1306. El derrocamiento no fue violento, Enrique tenía pocos seguidores, y fue simplemente alejado y confinado en Strovolos.

El gobierno de Amalrico fue inicialmente popular, y reparó las relaciones con Venecia, Génova y los Hospitalarios.

Sin embargo, cuando la Orden de los Caballeros Templarios estaba siendo suprimida en 1307, se vio obligado a obedecer la directiva del Papa para arrestar templarios locales, lo que dio lugar a un pequeño levantamiento en favor de Enrique en enero de 1308. La revuelta rápidamente fue suprimida, pero Amalrico se vio obligado a detener a un número de nobles, incluyendo Rubén de Montfort, Juan de Dampierre, y varios miembros de la familia Ibelín. En abril, dos de los Ibelins fueron exiliados a Armenia, y Juan de Dampierre fue herido de muerte por una turba después de intentar comunicarse con el rey Enrique. En febrero de 1310, Amalrico envió a Enrique al exilio en Armenia.

Amalrico fue asesinado por Simón de Montolif en Nicosia el 5 de junio de 1310, y enterrado en Santa Sofía, en Nicosia. A su muerte, su hermano Aimery fue proclamado gobernador de Nicosia, pero pronto fue derrotado y encarcelado, y Enrique fue restaurado en su trono.

Referencias[editar]

  • Edbury, Peter W. (1991) (en inglés), The Kingdom of Cyprus and the Crusades, Cambridge University Press, ISBN 0-521-45837-4