Amós Acero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Amós Acero Pérez (Villaseca de la Sagra, 31 de marzo de 1893 - Madrid, 16 de mayo de 1941) fue un maestro y político socialista español. Fue elegido alcalde de Vallecas en las elecciones de abril de 1931, cuando esta localidad aún no pertenecía al municipio de Madrid, y diputado en Cortes. Tras la Guerra Civil fue condenado a muerte y ejecutado por sus actividades políticas por las autoridades franquistas.

Familia[editar]

Los padres de Amós fueron Salustiano Acero, nacido en 1861, y Aquilina Pérez, nacida en 1863, ambos naturales de Villaseca de la Sagra, un pequeño pueblo de la provincia de Toledo. En los documentos registrales, se menciona a Salustiano como “jornalero”. Además de trabajar en las tareas agrícolas de los terratenientes que le contrataban en las distintas épocas de cosecha, también ejerció como peón, como transportista a lomos de burro, y, a partir de adquirir una barquichuela, como pescador en un tramo del río Tajo cercano a Villaseca. El matrimonio tuvo siete hijos:[1]

  • Constantino, nacido el 11 de marzo de 1884
  • Gonzalo, 6 de abril de 1890
  • Amós, 31 de marzo de 1893
  • Antonio, 17 de enero de 1896
  • Julio, 27 de mayo de 1898
  • Eulalia, 12 de febrero de 1903 (fallecida a los seis años de edad)
  • Dévora, 21 de diciembre de 1905

Formación[editar]

Amós Acero comenzó a ir a la escuela rural de Villaseca a los seis años, dejándola a los trece cuando el maestro rural reconoció ante Salustiano que “ya le había enseñado todo lo que le podía enseñar al muchacho”.[2] Pronto el muchacho le planteó al padre su ambición y sueños de futuro, consistentes en estudiar para Maestro, objetivo poco menos que imposible para una familia de condición humilde, incapaz de sufragar los gastos que implicaban sufragar unos estudios en una ciudad como Madrid. Sin embargo, Salustiano tenía una familia conocida con una capacidad económica holgada a quien le vendía pescados. Al conocer “Don Antonio” las dificultades de los Acero para que el adolescente cursase magisterio en la capital, y sabiendo de la rectitud y afán de estudios del joven Amós, se comprometió a pagar el alojamiento, la manutención y los costes académicos necesarios para que lograse el título de Maestro. Incluso se ofreció a realizar las gestiones para asegurarle plaza en la Escuela Normal de Magisterio de Madrid.[3]

Amós Acero, en una imagen tomada cuando su estancia en Madrid estudiando Magisterio. Fotografía datada aproximadamente en 1912.

Amós tenía 18 años y en septiembre de 1911 se instaló en una pensión económica cercana a la Escuela de Magisterio, dedicando todos sus esfuerzos en los tres años siguientes para obtener el ansiado título. El 7 de octubre de 1914 accedió al título oficial de Maestro de Primera Enseñanza Superior.[4]

Servicio Militar[editar]

En la primavera de 1915 Amós fue llamado para cumplir el servicio militar, por entonces obligatorio. En el sorteo le correspondió incorporarse a un acuartelamiento de Toledo, lo que le permitía hacer esporádicas visitas a su hogar. Tras los meses de formación, fue destinado al Regimiento de Comunicaciones, en el área de Telégrafos donde completó los 24 meses preceptivos.

Trabajo como boticario[editar]

El recién egresado no lograba encontrar plaza ni trabajo como Maestro, a pesar de haber mandado numerosas solicitudes a distintas localidades. A finales de 1916, por enfermedad del ayudante de la farmacia de Villaseca, el titular de la botica le propuso a Salustiano que Amós lo sustituyese por esos días. El joven comenzó a ejercer de “mancebo”, aprendiendo a preparar fórmulas magistrales, pomadas, ungüentos y demás potingues, aunque la experiencia apenas duró un mes. Pero el farmacéutico, encantado por la responsabilidad y don de gentes del aprendiz eventual, lo recomendó a otro colega, dueño de la farmacia de la ciudad de Valdepeñas (provincia de Ciudad Real). En agosto de 1917, Amós se trasladó a esa ciudad para trabajar “en plantilla” como auxiliar de boticario, teniendo incluso a un muchacho a su cargo que le ayudaba a limpiar las probetas, matraces, frascos y botellines.

Años más tarde, ya instalado en Madrid, en 1921, trabajó asimismo en una farmacia importante de la capital, la Farmacia Giménez, ubicada en la calle Barquillo, 1, donde ejercería su responsabilidad profesional como ayudante boticario durante varios años.

Noviazgo y casamiento[editar]

Dolores Delgado Lara, nacida el 28 de febrero de 1897 en Valdepeñas, fue la muchacha que despertó el amor en el joven Amós mientras ejercía como aprendiz de boticario en dicha localidad. Era hija de Francisco Delgado, matarife en el matadero de la localidad, y de Ana Lara, fallecida a poco de nacer la niña. El 8 de marzo de 1918, Amós y Dolores contrajeron matrimonio en la sacristía de la iglesia parroquial de Valdepeñas, pues el altar mayor estaba inhabilitado al celebrarse la Semana Santa en esos días.


Al día siguiente de la boda, la pareja emprendió el viaje a Villaseca, pues había recibido un telegrama comunicándole que había una plaza de maestro vacante en su localidad natal. La oferta laboral resultó ser un engaño, pues la plaza había sido asignada a dedo al hijo de uno de los terratenientes locales, por lo que el joven Acero se vio obligado a salir a pescar con su padre, como en tiempos pasados.[5]

Traslado a Madrid[editar]

Ante las dificultades laborales y económicas, Amós respondió a un anuncio de una carbonería en Madrid, que necesitaba un cajero y cobrador. En abril de 1918 fue contratado por la “Casa de Carbones Larrumbide” y se instaló en Madrid, en principio él solo, para luego hacer venir a Dolores desde Villaseca.[6] Amós Acero alquiló una modesta casita en la zona de la Glorieta de Pirámides, cerca del río Manzanares.

El 13 de mayo de ese año, la pareja tenía su primer hijo, a quien llamaron Gonzalo.

El modesto sueldo de la Casa de Carbones, conjugado con el sentido de economía doméstica de Dolores le permiten por una parte enviar pequeñas ayudas a sus padres en Villaseca y por otra adquirir esporádicamente lo que Amós denominaba su “tesoro”, que no era otra cosa que libros de todo tipo que comenzaron a conformar su biblioteca: matemáticas, geografía, enciclopedias, política, filosofía, ciencias naturales, etc.

Ingreso en el PSOE[editar]

En 1920, Amós Acero firmó el documento de solicitud de ingreso en el Partido Socialista:

Amós Acero y Pérez, de 24 años de edad, de profesión empleado particular, domiciliado en la calle de Glorieta de Pirámides nº 1, bajo nº 4, estando conforme con el programa del Partido Socialista Obrero y los acuerdos de sus Congresos, solicita el ingreso en el mismo. Madrid 7 de marzo de 1920.

El carnet del Partido Socialista tiene el número 23, y corresponde a la Agrupación Socialista de Vallecas.[7]

Crecimiento de la familia[editar]

El 2 de marzo de 1921 nacía el segundo hijo de los Acero Delgado. Fue un varón a quien le dieron el nombre del padre, aunque el apelativo cotidiano y familiar fue el diminutivo: “Amosito”. El 12 de octubre de 1922 nació Lola, bautizada María Dolores, a quien Amós llamaba cariñosamente “mi negra”, por tener el pelo negro como el azabache.[8] El 3 de febrero de 1927 nació el cuarto de los hijos, y le pusieron Francisco, coloquialmente “Paquito”. El 1 de diciembre de 1928 nació Aurora, a quien le llamaban “Aurorita” o el apelativo mas cariñoso que empleaba Amós: “mi piliguay”

Amós Acero junto a su esposa Dolores, y dos de sus hijos, Gonzalo y Aurorita.

Maestro en ejercicio[editar]

En julio de 1927 le fue ofrecida una plaza de maestro de primera enseñanza en Vallecas. Se trataba de las Escuelas Racionalistas, una escuela laica, promovida por el Partido Socialista a iniciativa de un grupo de maestros procedentes de la Escuela Nueva y afiliados a la UGT, que llevaba el nombre de Pablo Iglesias.[9]

Esto implicaba para la familia un cambio de casa y de localidad, ya que en esos años Vallecas era una pequeña población que no pertenecía al municipio de Madrid. Entrado el verano, la familia se trasladó a la primera planta de un edificio de la calle Dr. Salgado nº 8. En la planta baja había una tahona y la vivienda de los panaderos.

El local escolar donde ejercería su labor educativa era una casa baja de una planta, apenas adaptada a los cometidos. Constaba de dos aulas grandes y una pequeña para los párvulos. Amós no se dedicó solamente a educar a los niños, sino que sabiendo el alto índice de analfabetismo total o funcional se añadía a las duras condiciones de vida de muchos vallecanos, organizó clases nocturnas para jóvenes obreros que deseaban aprender tras la jornada laboral.

Elecciones municipales de abril de 1931 y Segunda República[editar]

Tras la caída de la dictadura de Primo de Rivera, el gobierno del general Berenguer decidió convocar elecciones municipales. Republicanos y socialistas presentan candidaturas conjuntas bajo la denominación Conjunción Republicano Socialista. Estas elecciones fueron las más limpias que habían tenido lugar en España hasta la fecha. Se había suprimido la censura y reconocido plena libertad de asociación y reunión. Las elecciones tuvieron lugar el 12 de abril de 1931 El triunfo republicano fue arrollador en las capitales de provincia y poblaciones más importantes, lo que originó que el rey Alfonso XIII decidiera abandonar el país. El 14 de abril de 1931 se proclamó en España la Segunda República, constituyéndose un Gobierno provisional que convocó elecciones constituyentes para el 28 de junio.

En Vallecas, Amós Acero fue nombrado candidato por la Agrupación Socialista de Vallecas en las listas de la Conjunción Republicano-Socialista. El triunfo de los candidatos de la Conjunción se traduce en la elección de Amós Acero, junto a los concejales socialistas Julián Vinagre, Eustaquio Serrano, Basilio Maldonado, Salvador Luque, entre otros. El pleno municipal eligió a Acero alcalde de Vallecas: "un hombre modesto, humilde, pero que ostenta un título honrosísimo, el de Maestro... [un hombre de] gran capacidad y extraordinaria cultura...", pronunció el alcalde saliente, Jesús del Pino, al entregarle el bastón de alcalde.[9]

En las elecciones a Cortes Constituyentes, que tuvieron lugar el 28 de junio de 1931, republicanos y socialistas mantuvieron su alianza y concurrieron como tales en la mayor parte de las circunscripciones. Según la nueva ley electoral, la ciudad de Madrid constituiría una circunscripción, en tanto que el resto de la provincia constituiría otra.

En las elecciones de 1931 se elegían 9 diputados por la circunscripción de la provincia de Madrid y Amós Acero fue uno de los candidatos socialistas de la Conjunción.

El triunfo de la Conjunción fue arrollador (70.841 votos por 13.918 de la Derecha Liberal Republicana y 14.161 de Acción Nacional), resultado Acero elegido diputado en la primera vuelta (en total, fueron elegidos tres diputados socialistas, dos radicales, dos radical socialistas, un federal y uno de Acción Republicana). Acero obtuvo 67.269 votos. Tras la constitución de las Cortes, Amós Acero se integró en la Comisión de Presidencia.[10]

En las elecciones de 1933, el PSOE y los partidos republicanos se presentan separadamente. Aunque el PSOE gana la primera vuelta de las elecciones en la provincia de Madrid, no consigue llegar al 40%, por lo que debe haber una segunda vuelta. La retirada de los radicales de la contienda propicia la victoria de la CEDA, quedando sólo dos escaños para las minorías, en este caso el PSOE. Acero no resultó reelegido diputado.

Tras la entrada en el gobierno de la CEDA, el PSOE se decanta por la huelga general revolucionaria (los hechos revolucionarios de 1934), que comienza el 5 de octubre. El movimiento sólo tiene una amplia repercusión en Asturias y, con diferentes motivaciones, en Barcelona, donde el presidente de la Generalidad, Companys proclamó el Estado catalán. Sólo el levantamiento asturiano tuvo cierto éxito, pero sucumbió a la llegada de las tropas enviadas por el Gobierno, que tras sofocar el estallido revolucionario, iniciaron una dura represión.

Amós Acero posa en su despacho como Alcalde de Vallecas.

El 10 de octubre de ese año, el Gobierno Civil de Madrid comunica imperativamente al Ayuntamiento de Vallecas el cese fulminante del Alcalde Presidente, de los Tenientes de Alcalde y de todos los integrantes del Concejo Municipal nombrándose una “Gestora” haciéndose cargo “concejales interinos” con Eustaquio Zorrilla al frente.

Tras el cese de su responsabilidad como edil, Amós Acero retorna a la enseñanza.

En febrero de 1936, ante una situación social y de inestabilidad política insostenibles, se disuelven las Cortes, y se convocan elecciones generales para el día 16, dando la victoria al Frente Popular. Tras el triunfo, se devuelven las corporaciones locales a los anteriores responsables, y Amós Acero es restituido en su cargo. Como alcalde de Vallecas, el 27 de febrero fue nombrado miembro de la comisión gestora de la Diputación Provincial de Madrid.

Guerra Civil[editar]

El sábado 18 de julio de 1936 se proclama el levantamiento de Francisco Franco, y da comienzo la contienda fraticida: la Guerra Civil Española.

Prácticamente hasta el final de la misma - acaecido el 1 de abril de 1939, Amós Acero continúa ejerciendo como Alcalde, y desde ese cargo y apoyado en el respeto alcanzado entre sus vecinos, mantiene un comportamiento cívico y coherente.

Son numerosos los testimonios documentales que así lo demuestran, y de hecho se han localizado en hemerotecas y en archivos particulares, tanto artículos de prensa como “avales” presentados ante los tribunales militares, donde se deja constancia de ello.

Amós Acero ayudó a numerosas personas “de derechas” a pasarse a la zona nacional, firmó muchos salvoconductos, evitó quema de conventos en Vallecas, y mantuvo una ecuanimidad y respeto a las ideas ajenas que se ha reflejado en abundantes testimonios.[11]

El 27 de marzo de 1939, aconsejado por amigos y otros responsables políticos, el aun Alcalde abandonó Madrid hacia Valencia, junto a Carlos Rubiera Rodríguez el Gobernador Civil de Madrid, para intentar salir de España por el puerto de Alicante. El 28 de marzo, las tropas nacionales entraban en la capital precisamente por la carretera de Valencia, por la entonces avenida principal de Vallecas.

Detención[editar]

El 28 de marzo, Amós y otros compañeros llegaron al puerto de Alicante, a donde no arriba ningún barco a recogerlos, siendo detenido y encerrado en el campo de concentración de Albatera, junto a miles de desplazados que se habían congregado en los muelles en esos días.[12] [13]

Los enemigos de Amós no perdieron el tiempo. La primera denuncia que aparece en el Expediente Sumarísimo que le va a juzgar y condenar a ser fusilado tiene fecha de 21 de abril.[14]

Juicio[editar]

Amós Acero fue sometido a dos juicios “paralelos”,[15] lo que representó una indefensión palmaria en cuanto a una posible defensa. El acusado desconocía en la indagatoria a cual de los expedientes estaba respondiendo o aportando documentos o declaraciones.

Además en ninguno de esos expedientes son admitidos o incorporados avales, lo que era habitual en la postguerra. Los “avales” eran declaraciones, cartas o documentos de ciudadanos o personajes “de derechas” que aseveraban el comportamiento cívico de la persona que avalaban. Esos papeles se incorporaban a los expedientes judiciales y en muchas ocasiones servían para conmutar las penas de muerte por condenas menores.[16]

En el caso de los expedientes de Amós Acero, no solo no aparecen avales – y se aportaron más de cincuenta incluyendo el de la monja superiora del convento que Amós había evitado que quemasen los descontrolados durante la Guerra Civil – sino que numerosos folios manuscritos aportados por el reo en su descargo, rebatiendo las acusaciones planteadas en diferentes denuncias iniciales, se incluyen en un expediente o en el otro, a conveniencia de los respectivos jueces o de sus "superiores".

Es en el “Sumarísimo” nº 48.043/1939-1941 donde se determina que Amós Acero sea fusilado.

Sentencia que se ejecuta a las cinco y treinta de la madrugada del 16 de mayo de 1941 en las tapias del cementerio de la Almudena, rechazando Amós el que le vendasen los ojos.


Cástor Bóveda


Referencias[editar]

  1. Archivos oficiales y libros de registro del Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra.
  2. “Amós Acero Pérez y su familia”. Manuscrito original de su hija, Dolores Acero Fryden. Estocolmo 1990.
  3. Manuscrito de Dolores Acero, y material gráfico. (Fotografía con la imagen de D. Antonio, escrita en su trasera por Amós, donde comenta: “Murió mi querido protector D. Antonio el domingo 18 de noviembre de 1917, siendo su entierro el 19. A los 14 días de morir mi inolvidable hermano Gonzalo”/ "Amós Acero, una vida por Vallecas", pág. 61.
  4. Copia del Titulo oficial otorgado a D. Amós Acero Pérez.
  5. Manuscrito de Dolores Acero.
  6. Documento original de la “Casa de Carbones Larrumbide”.
  7. Documentos originales./ "Amós Acero, una vida por Vallecas". pág. 90.
  8. Cartas manuscritas de Amós Acero a su familia.
  9. a b La Casa del Pueblo. Apuntes para una intrahistoria socialista de Puente de Vallecas - Textos básicos vallecanos. ISBN 607-6409-5
  10. Diario de Sesiones del Congreso de Diputados (1931).
  11. "Amos Acero, una vida por Vallecas" / Ediciones De La Torre /Nuestro Mundo. 1ª edición, 2009. 352pp. ISBN 978-84-7960-404-2. / pp.290 a 299.
  12. “El año de la Victoria”, de Eduardo Guzmán y “La forja de un rebelde”, de Arturo Barea. Ediciones Debate, 2000.
  13. <Esther López Barceló; Antonio Ortiz Mateos: Listado provisional de prisioneros del campo de Albatera: bases para una aproximación la historia de este centro concentracionario franquista. 13 de abril de 2012 (Consultado el 6 de agosto de 2013)
  14. “Expediente sumarísimo contra Amós Acero Pérez y otros” Número 48.043/1939-1941.
  15. “Expediente sumarísimo contra Amós Acero Pérez y otros” Número 15.043/1939-1945
  16. "Amós Acero ante dos juicios paralelos" / Textos básicos vallecanos. Editado por "Vallecas Todo Cultura". Madrid. 2002. ISBN 607-6409-5.


Enlaces externos[editar]