Américo Tomás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Américo Tomás
Américo Tomás.png

Flag of the President of Portugal.svg
13º presidente de la República Portuguesa
9 de agosto de 1958-25 de abril de 1974
Primer ministro   António de Oliveira Salazar (1958-68)
Marcelo Caetano (1968-74)
Predecesor Francisco Craveiro Lopes
Sucesor António de Spínola

Datos personales
Nacimiento 19 de noviembre de 1894
Lisboa (Portugal
Fallecimiento 18 de septiembre de 1987 (92 años)
Cascais (Portugal)
Cónyuge Gertrudes Rodrigues
Hijos dos
Profesión Militar
Tratamiento Almirante
[editar datos en Wikidata ]

Américo de Deus Rodrigues Tomás o Thomaz (Freguesía de Ajuda, Lisboa, Portugal, 19 de noviembre de 1894 - Cascais, Portugal, 18 de septiembre de 1987[1] ) fue un político y militar portugués; decimotercer presidente de la República Portuguesa bajo el Estado Novo.

Biografía[editar]

Américo Tomás, ingresó en 1904 en el Liceo de Lapa,[1] concluyendo los estudios secundarios en 1911, luego estudiaría dos años en la Facultad de Ciencias. Tras este periodo Tomás se inclinaría por la carrera militar, ingresando en 1914 como aspirante a la Marina Portuguesa.

Se casó en 1922 con Gertrudes Robinson, con quien tuvo dos hijas. En esa época servía en el buque oceanográfico "5 de octubre", alcanzando a ser comandante de éste.

Su carrera en la marina fue sobresaliente: Tomás alcanzaría el rango de almirante. También fue ascendiendo exitosamente en el escalafón político portugués. Tras la dirección de diferentes grupos de la marina, Tomás es llamado en 1944 para ocupar el Ministerio de Marina,[1] bajo la tercera presidencia de Óscar Carmona. Su labor en el ministerio fue muy buena. Bajo su gestión se modernizó totalmente el área, dándose énfasis a la marina mercante, mejorando el transporte, la defensa y las instalaciones portuarias, todo esto con ayuda de la OTAN,[1] a quién Tomás fue muy cercano mientras ocupaba la cartera.

Presidencia[editar]

En el año 1958, con Tomás en la cúspide de su carrera política y militar, es llamado por la Unión Nacional, único partido legal del Estado Novo como candidato a la presidencia de la República, en contra del general Humberto Delgado.[1] Las elecciones fueron obviamente manipuladas por el gobierno salazarista en favor de Tomás.[1] Tras el llamado Terremoto Delgado, que amenazó con descomponer el régimen y despedir a Salazar del gobierno, al asumir el almirante la presidencia se llevaron a cabo diferentes reformas constitucionales que provocaron que las elecciones dejaran de ser directas.

Tomás encabezó un gobierno fuerte pero atacado, eso sí, al igual que sus predecesores, opacado y manipulado por el Primer Ministro, el octogenario António de Oliveira Salazar. Partidario de la política de ultramar Tomás debió afrontar a mediados de su primera presidencia el inicio de la Guerra Colonial Portuguesa, la cual se prolongaría hasta su destitución. Estas guerrillas empezaron a descomponer el régimen de manera acelerada. Bajo la presidencia de Tomás, Portugal perdió el apoyo de la comunidad internacional, y su imagen se hizo ver como la de un país estancado y conservador, en plena efervescencia cultural europea, especialmente por la represión a los movimientos independentistas de Angola, Mozambique y Guinea-Bissau. Sin embargo a pesar del decrecimiento en territorio, Tomás fue reelegido en 1965, con un reducido censo electoral.

Un año más tarde, el salazarismo inauguraría su obra magna y la más viva representación del moderado auge portugués ocurrido en la época de la dictadura: el majestuoso Puente Salazar, que unía los dos extremos de Lisboa, separados por el Río Tajo. Otra obra de similar magnitud fue la inauguración de las primeras estaciones del Metro de Lisboa, al iniciar su primera presidencia.

Tras una etapa de realtiva tranquilidad (aunque la guerra prosigue), el Primer Ministro António de Oliveira Salazar, cae gravemente enfermo, teniendo que ser sustituido por el profesor doctor Marcelo Caetano. A pesar de no simpatizar con algunas ideas del nuevo jefe de gobierno, Tomás debió aceptar la decisión de Salazar de ser sucedido por Caetano. Con el nuevo primer ministro reformista, Tomás no tuvo buenas relaciones.[1] El régimen siguió descomponiéndose. Portugal continúa con una guerra impopular y la oposición se refuerza esperando su hora.

En 1972, Tomás es reelegido, viendos el país enmarcado en una crisis de estabilidad. Pero en el año 1974, se inicia la conspiración contra la presidencia de Tomás, estallando la Revolución de los Claveles,[1] destinada a la instauración de un régimen democrático. Tomás es destituido el 25 de abril, se le quita el rango de almirante y es expulsado de la marina.[1]

Muerte[editar]

Trasladado a Madeira, de donde salió exiliado a Brasil, Tomás organizó diversos procesos con el gobierno para retornar a Portugal y ser repuesto en la Marina. Finalmente, la presidencia de Ramalho Eanes, le permitió en 1980[1] retornar a su añorada patria, sin llevar a cabo ningún procedimiento penal. Sin embargo, nunca lo restituyeron en su empleo.[1] Tras el abrupto fallecimiento de una de sus dos hijas, Tomás vivió alejado de la vida pública hasta que falleció en 1987, en una clínica de Cascais a la avanzada edad de 92 años. Sus restos están en el sencillo panteón familiar del cementerio lisboeta de Ajuda.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k Presidencia de la República Portuguesa. «Biografía» (en portugués). Consultado el 14 de agosto de 2011.


Predecesor:
Francisco Craveiro Lopes
Flag of the President of Portugal.svg
13º presidente de la República Portuguesa

1958 - 1974
Sucesor:
António de Spínola