Alvaradoa amorphoides

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Ardilla
Alvaradoa amorphoides-leaves-fruit.jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
Orden: Picramniales
Familia: Picramniaceae
Género: Alvaradoa
Especie: Alvaradoa amorphoides
Distribución
Distribución natural
Distribución natural

Alvaradoa amorphoides es una especie de planta medicinal anteriormente pertenecía a la familia Simaroubaceae pero se ha cambiado a la familia Picramniaceae. Es originaria de México y también del sur de Florida, donde está considerada en peligro de extinción.

Descripción[editar]

Son arbustos a árboles pequeños; plantas dioicas. Hojas pinnadas, generalmente con 20–50 folíolos, folíolos elíptico-oblongos, de 8–30 mm de largo y 7–11 mm de ancho, verde obscuros y glabros en la haz, verde pálidos, glaucos y puberulentos en el envés. Las inflorescencias en racimos de 10–25 cm de largo; sépalos 5, 1–2 mm de largo, velloso-puberulentos; pétalos ausentes; estambres 5, filamentos 3–5 mm de largo; estilos 2–3, ovario 2–3 carpelar, óvulos 2 por lóculo. Fruto una cápsula samaroide con 1 semilla y generalmente con 2 alas; semillas café obscuras.[1]

Es un árbol que alcanza un tamaño de 3 a 8 m de altura. Las hojas están divididas, parecen plumas redondeadas. Las flores son verdes o blanco-amarillentas, muy pequeñas y en racimos colgantes. Los frutos se ven también como racimos alargados y colgantes, tienen una ala membranosa, alargada y con pelos.[2]

Distribución y hábitat[editar]

Es originario de México, donde habita en climas cálidos, semicálidos y templados entre los 5 y los 1000 metros. Planta silvestre, está asociada a bosques tropicales caducifolios, subcaducifolio, subperennifolio y perennifolios; bosque espinoso, bosque mesófilo de montaña; bosques de encino y de pino.

Propiedades[editar]

A esta planta se le emplea popularmente en el sureste de la República Mexicana (Quintana Roo y Yucatán) y en el Estado de México para aliviar la comezón y en general afecciones de la piel como granos, sarna, tiña y dermatitis.

La parte más empleada de la planta es la corteza. Se toma un té elaborado con ésta, para curar la tos y como digestivo; si a éste se le agregan las hojas, entonces se emplea en casos de dermatitis.[2]

Historia[editar]

En el siglo XX, Maximino Martínez la indica contra abscesos, antiescabiático, antiprurítico, antirreumático, eupéptico contra dermatosis y tiña. Posteriormente, Narciso Souza refiere: "el cocimiento de su corteza es usado como tónico para el tubo digestivo".

Principios activos[editar]

Sólo la raíz ha sido investigada detectándose el ácido crisofánico, el crisofaneín y el triterpeno chaparrín.[2]

Taxonomía[editar]

Alvaradoa amorphoides fue descrita por Frederik Michael Liebmann y publicado en Videnskabelige Meddelelser fra Dansk Naturhistorisk Forening i Kjøbenhavn 1853(3–4): 101–103. 1853[1854].[1]

Sinonimia
  • Picramnia filipetala Turcz.[3]

Nombre común[editar]

Ardillo tamarindillo, camarón, cola de ardilla, palo bermejo, palo de hormiga, pie de gallo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  1. Anonymous. 1986. List-Based Rec., Soil Conserv. Serv., U.S.D.A. Database of the U.S.D.A., Beltsville.
  2. Balick, M. J., M. Nee & D. E. Atha. 2000. Checklist of the vascular plants of Belize. Mem. New York Bot. Gard. 85: i–ix, 1–246.
  3. Breedlove, D. E. 1986. Flora de Chiapas. Listados Floríst. México 4: i–v, 1–246.
  4. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Capital Nat. México. CONABIO, Mexico City.
  5. Foster, R. C. 1958. A catalogue of the ferns and flowering plants of Bolivia. Contr. Gray Herb. 184: 1–223.
  6. Linares, J. L. 2003 [2005]. Listado comentado de los árboles nativos y cultivados en la república de El Salvador. Ceiba 44(2): 105–268.
  7. Long, R. W. & O. K. Lakela. 1971. Fl. Trop. Florida i–xvii, 1–962. University of Miami Press, Coral Cables.
  8. Martínez Salas, E. M., M. Sousa Sánchez & C. H. Ramos Álvarez. 2001. Región de Calakmul, Campeche. Listados Floríst. México 22: 1–55.
  9. Molina Rosito, A. 1975. Enumeración de las plantas de Honduras. Ceiba 19(1): 1–118.
  10. Reyes-García, A. & M. Sousa Sánchez. 1997. Depresión central de Chiapas. La selva baja caducifolia. Listados Floríst. México 17: 1–41.
  11. Shreve, F. & I. L. Wiggins. 1964. Veg. Fl. Sonoran Des. 2 vols. Stanford University Press, Stanford.
  12. Small, J. K. 1933. Man. S.E. Fl. i–xxii, 1–1554. Published by the Author, New York.
  13. Sousa Sánchez, M. & E. F. Cabrera Cano. 1983. Flora de Quintana Roo. Listados Floríst. México 2: 1–100.
  14. Standley, P. C. & J. A. Steyermark. 1946. Simaroubaceae. In Standley, P.C. & Steyermark, J.A. (Eds), Flora of Guatemala - Part V. Fieldiana, Bot. 24(5): 425–434.
  15. Stevens, W. D., C. Ulloa Ulloa, A. Pool & O. M. Montiel Jarquin. 2001. Flora de Nicaragua. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 85: i–xlii,.
  16. Wunderlin, R. P. 1998. Guide Vasc. Pl. Florida i–x, 1–806. University Press of Florida, Gainseville.

Enlaces externos[editar]