Alternaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Alternaria
Chain of conidia of a Alternaria sp. fungus PHIL 3963 lores.jpg
Alternaria sp.
Clasificación científica
Reino: Fungi
Filo: Ascomycota
Subdivisión: Pezizomycotina
Clase: Dothideomycetes
Orden: Pleosporales
Familia: Pleosporaceae
Género: Alternaria
Especies

Muchas, ver abajo

La Alternaria es un hongo ascomiceto —esto es, del filo de las Ascomycotas—. Las diferentes especies de este género son uno de los mayores patógenos de plantas.

Son conocidas comúnmente como alérgenos en los humanos, y, dentro de casa, pueden causar rinitis alérgica o reacciones de hipersensibilidad que, en ocasiones, pueden producir ataques de asma. Sus esporas son las causantes de la alergia, y, al igual que los pólenes, son transportadas por el aire hasta la nariz o bronquios del alérgico, causando la rinitis o asma. Existen esporas de alternaria todo el año y, por lo tanto, causan patología alérgica perenne; aunque varíe la intensidad según las estaciones, suele haber más en primavera y verano.

También aparecen infrecuentemente entre las infecciones oportunistas en personas inmunodeprimidos, como por ejemplo, en personas afectadas por el sida.

Hay cuarenta y cuatro especies conocidas, pero puede haber cientos de ellas aún por descubrir. Son una especie omnipresente en el ambiente y parte fundamental en la flora de hongos en cualquier sitio. Son agentes activos en la descomposición.

Sus esporas están en suspensión en el aire,[1] sobre el suelo, sobre los objetos y en el agua, tanto fuera, como dentro de casa. Las esporas se pueden distribuir de una en una, o en largas cadenas, y pueden crecer en colonias visibles, de color negro o gris.[1]

Amenaza biológica[editar]

Al menos el 20% de las pérdidas de la agricultura, están causadas por alguna especie de la Alternaria, y muchos trastornos de salud en el hombre, pueden ser causados por estos hongos, que crecen en la piel y en las mucosas, en especial en el globo ocular,[2] y en el tracto respiratorio.

Las alergias a estos hongos son comunes, pero las infecciones graves sólo son habituales en los pacientes inmunodeprimidos; sin embargo, las especies de este hongo, son productores de muchas sustancias tóxicas,[1] y la mayoría de los efectos de estos compuestos tóxixos en humanos, animales o vegetales, aún no son muy conocidos.

Cuando se refieren a los trastornos causados por un hongo de este género, se emplean los términos alternariosis y alternariatoxicosis.

A pesar de la amenaza que suponen para los humanos muchas de las especies de la Alternaria, no todas son patógenas, y algunas han demostrado ser buenos agentes de biocontrol, o de control de plantas invasoras.

Especies[editar]

Como se ha dicho, sólo se conocen cuarenta y cuatro de los cientos de especies que pueden formar este género de hongos. Éstas son algunas de las especies conocidas y que tienen consecuencias sobre plantas y animales comunes:

Referencias[editar]

  1. a b c Leonor Carrillo. «7.Alternaria». Los hongos de los alimentos y forrajes. pp. 81–86. 
  2. Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica; María del Carmen Rubio Calvo, Antonio Rezusta y Joaquina Gil; del Serv. de Microbiología del Htal.Clínico Universitario de Zaragoza y Labtrio.Microbiología del Htal.San Jorge de Huesca (-). «INFECCIONES OCULARES POR EL GÉNERO Alternaria». Consultado el 7 de mayo de 2009.
  3. Vía Rural. «Mancha negra de las crucíferas». Consultado el 7 de mayo de 2009.
  4. Agroterra.com. «Alternaria de la patata». Consultado el 7 de mayo de 2009.

Enlaces externos[editar]