Alopecia androgénica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
alopecia androgénica
Alopecia.jpg
Alopecia androgénica en un varón
Clasificación y recursos externos
CIE-10 L64
CIAP-2 S23
MeSH D000505
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
Cráneo humano, donde pueden distinguirse las regiones frontal, temporal, parietal y occipital. La región frontal está especialmente predispuesta a la alopecia androgénica de patrón masculino.
Estructura del cabello

La alopecia androgénica o alopecia androgenética (AGA), también llamada calvicie común, es el tipo de calvicie o alopecia más habitual entre la población masculina, aunque también se produce en la mujer. No es una afección exclusivamente humana, pues afecta a chimpancés, orangutanes, macacos y otras especies de primates.[1]

Etiología[editar]

Se debe a un aumento de la acción de las hormonas masculinas o andrógenos sobre ciertas áreas del cuero cabelludo predispuestas genéticamente a la afección. Provoca disminución progresiva en la actividad del folículo piloso que va decreciendo de tamaño hasta que se produce la desaparición total del bulbo piloso con la consiguiente perdida del pelo.

Cuadro clínico[editar]

Los cabellos normales van siendo sustituidos de manera progresiva por otros más finos y cortos que después de un tiempo más o menos largo acaban por desaparecer totalmente. Es frecuente que exista dermatitis seborreica, con picor y descamación en el cuero cabelludo, pero este fenómeno no es la causa de la pérdida de cabello, sino consecuencia de la acción de los andrógenos. Existen dos patrones de pérdida de cabello en la alopecia androgénica, el masculino y el femenino.

  • Patrón masculino. El cabello se pierde de forma selectiva de alguna zonas, sobre todo en la región frontal y parietal, en general los pelos normales se encuentran en una posición más posterior y se van perdiendo los de implantación anterior. Es lo que se conoce habitualmente como entradas. También se afecta de forma preferente la región del vértex o coronilla.
  • Patrón femenino. La perdida de cabello es difusa y no suele perderse todo el pelo de la región frontal, como en el caso del varón. Se afecta principalmente la zona parietal temporal y occipital. Este tipo de perdida dificulta la realización de un autotrasplante de pelo.

Diagnóstico[editar]

El diagnóstico se basa generalmente en la observación cuidadosa del paciente, el interrogatorio y la historia clínica. Es necesario comprobar la no existencia de otros tipos de alopecia, como la alopecia areata, efluvio telogénico, tricotilomania, alopecias cicatrizales, secundarias al empleo de algunos fármacos. No debe confundirse la alopecia androgénica con otras perdidas de cabello de origen genético que son mucho más infrecuentes y se incluyen dentro del grupo de enfermedades llamadas displasias pilosas con fragilidad capilar, como el monilethrix, pili multigemini, pili bifurcati, pili torti y síndrome del cabello anágeno suelto.[2] [3]

Tratamiento[editar]

Existen multitud de tratamientos populares y publicitarios. También crecepelos realizados con las sustancias más inverosímiles. La mayor parte de ellos carecen de cualquier tipo de evidencia científica que avalen su utilidad. Los tratamientos disponibles que han pasado una evaluación clínica rigurosa se reducen únicamente a 3 y siempre deben emplearse bajo la supervisión de un médico, pues no están exentos de efectos secundarios.

  • Minoxidil aplicado por vía tópica, es decir administrado en forma de solución al 2% o 5% directamente sobre el cuero cabelludo.
  • Finasterida administrado por vía oral en forma de comprimidos. La dutasterida, un derivado de la finasterida, se ha empleado en ensayos clínicos para probar su eficacia en la alopecia androgénica, pero no tiene aprobada la indicación oficial para utilizarse con esta finalidad.[4]

Referencias[editar]

  1. Valerie Anne Randall: Molecular Basis of Androgenetic Alopecia. Consultado el 14 de septiembre de 2012
  2. VV.AA: Síndrome del cabello anágeno suelto. Utilidad diagnóstica del tricograma. An Pediatr (Barc). 2010;73:293-5. - vol.73 núm 05. Consultado el 21 de mayo de 2012
  3. Displasias pilosas. Consultado el 17 de mayo de 2012
  4. José Manuel Fernández Vozmediano, José Carlos Armario Hita: Tratamiento de la alopecia androgenética en mujeres posmenopáusicas. Piel, 2005; 20(5): 208-210. Consultado el 14 de septiembre de 2012.