Alonso Berruguete

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alonso Berruguete
Alonso Berruguete (por José Alcoverro) 01.jpg
Alonso Berruguete, representado en una estatua en Madrid (José Alcoverro, 1892).
Nombre completo Alonso González Berruguete
Nacimiento 1490
Paredes de Nava, Bandera de España España
Fallecimiento 1561
Toledo, Bandera de España España
Ocupación Escultor
Área Imaginería española
Artistas relacionados Pedro Berruguete

Alonso González Berruguete (Paredes de Nava, Palencia, España c.1490Toledo, España, 1561), escultor castellano, hijo del pintor Pedro Berruguete, es uno de los referentes fundamentales de la imaginería española del Renacimiento. También realizó obras pictóricas.

Vida y obra[editar]

Tenemos pocos datos concretos acerca de la vida del artista, aunque se conoce bien su familia, las fechas y precios de sus obras o los pleitos que tuvo. Como hijo de un pintor afamado, aprendió pintura y escultura en el taller familiar; sus obras de entonces evidencian el contacto con los escultores activos en Castilla, fundamentalmente en Burgos, Ávila, Valladolid y Palencia.

Desde 1507 estuvo en Italia ampliando sus conocimientos de pintura, principalmente en Florencia, donde debió llegar hacia 1512. Allí es citado varias veces por Vasari en sus Vidas de artistas, quien constata sus contactos con Bramante, Miguel Ángel y Leonardo da Vinci. Estuvo entre los manieristas toscanos discípulos de Andrea del Sarto y hay quien afirma que participó activamente en la génesis del Manierismo pictórico florentino. Ejemplo de ello es una curiosa Salomé de la Galería de los Uffizi. Copió el Laocoonte y sus hijos recién descubierto en Roma por encargo de Bramante, y eso hace suponer que se alineaba en el grupo rival de Miguel Ángel Buonarrotti. Vasari lo nombra, al hablar de la vida de Sansovino que estuvo en Roma a partir de 1506:

... donde estudió fervorosamente las antigüedades del Belvedere... Habiendo visto Bramante, que habitaba este palacio, los dibujos de Jacopo y una estatuilla sosteniendo un vaso destinado a tintero, le cobró tal amistad que le encargó que modelara en cera el grupo de Laocoonte, que también copiaban el español Alonso Berruguete...

Giorgio Vasari, Vida de los mejores arquitectos, pintores y escultores italianos[1]

Los largos años de estancia en Italia le permitieron conocer profundamente a los maestros del Quattrocento y los modelos de la escultura grecolatina clásica; en su obra hay una admiración profunda por la obra de Donatello, quien le inspira algunos tipos, y, desde luego, Miguel Ángel, por sus volúmenes rotundos y la atormentada terribilitá de su obra final. De Leonardo da Vinci aprendió a individualizar los rostros, pese a lo cual todas las influencias confluyeron en un estilo muy personal y un temperamento fuertemente expresivo, que se refleja en sus figuras de un contorno llameante y anguloso que revive la estética del Gótico. Vasari considera que en Florencia copió los cartones de Miguel Ángel realizados para la decoración de la Sala del Gran Consejo.

Se supone que Berruguete debía tener bastante conocimiento del cuerpo humano, adquirido a fuerza de observación, de estudios prácticos sobre el natural, como sus modelos, y posiblemente a estudios científicos hechos en tratados de anatomía y acaso en la disección de cadáveres, dada la apariencia de los cuerpos. Pero, como señala Ricardo de Orueta, muchas veces es la pasión o el sentimiento lo que se exterioriza en su obra.

Después de trabajar, asociado con Felipe Vigarny, en Zaragoza y Huesca, donde su arte influyó en el de Damián Forment, proyectó varios retablos para la Capilla Real de Granada.

Fijó en Valladolid su residencia en 1523, ciudad en la que fundó su taller, y se dedicó a la talla de retablos e imágenes. Una de sus primeras obras importantes en esta ciudad fue el retablo de San Benito, en el que se acusa su vigoroso realismo con toda su grandeza; pertenece al Museo Nacional de Escultura de Valladolid, y hoy está bien restaurado. En 1539 comenzó la talla de la sillería del coro de la Catedral de Toledo, otra de sus obras culminantes. Su última obra fue el sepulcro del cardenal Tavera en Toledo, que la muerte le privó de terminar.

Galería de obras[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]