Alois Brunner

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alois Brunner (Rohrbrunn, entonces Austria-Hungría, 8 de abril de 1912 – desaparecido en 1996), militar austriaco, célebre por su pertenencia a las SS (Schutzstaffel). También conocido como "Georg Fischer", fue ayudante y hombre de confianza de Adolf Eichmann, "artífice de la solución final".

Biografía[editar]

Hijo de un granjero, nació en Rohrbrunn, una aldea germanohablante al oeste de Hungría (entonces Imperio austrohúngaro). Estudió contaduría y trabajó como vendedor hasta 1932.

Inicios en el nazismo[editar]

El 29 de mayo de 1931, con 19 años de edad, ingresó en el Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) con el número 510.064 y el 6 de diciembre de ese año ingresó en las SA. Perdió su trabajo en un gran almacén debido a la agitación del prohibido NSDAP. El 10 de agosto de 1939 se alistó en las SS en Viena. Allí se integró en la Sección IVB4 de la Gestapo, bajo las órdenes directas del SS Obersturmbannführer Adolf Eichmann.

Participación en el Holocausto[editar]

Se le conocía por su falta de compasión hacia los niños judíos, etiquetándolos como "futuros terroristas" que debían ser asesinados. Brunner era un experto en deportación de "terroristas": comunistas, dirigentes sindicales y judíos. Fue el arquitecto en persona de los guetos y los convoyes hacia los campos de concentración. Se le considera directamente responsable de la muerte de 128 500 personas.

Brunner es responsable de la deportación y exterminio de 43 000 judíos de Austria, 46 000 de Salónica (Grecia), y 13 500 de Eslovaquia.

Los investigadores franceses perdieron su rastro en 1992 en Damasco, donde bajo la identidad del doctor Georg Fischer vivió en el número 7 de la calle Georges Haddad. Las autoridades sirias siempre negaron que hubiera vivido en el país.

Proceso judicial[editar]

Fue sentenciado a muerte (in absentia) por el gobierno francés por crímenes contra la humanidad.

En 1961, Brunner recibió un sobre bomba (proveniente posiblemente de una agencia de inteligencia francesa) que le hizo perder el ojo izquierdo. En 1980, recibió otro sobre bomba esta vez del MOSSAD (servicio de inteligencia israelí), que le hizo perder tres dedos de la mano, haciéndolo fácilmente identificable.

En 1985 fue entrevistado en Siria por periodistas de la revista austriaca Bunte, donde dijo que no sentía remordimientos, pues sólo había exterminado "basura", lamentando únicamente no haber podido deportar más judíos. En 1987, Brunner concedió una entrevista telefónica al Chicago Sun Times donde dijo: "los judíos merecían morir. No tengo arrepentimientos, si tuviera la oportunidad lo haría otra vez".

En 2001, Brunner fue condenado en rebeldía a cadena perpetua en París al término de un proceso judicial abierto en 1987 por los "cazadores de nazis" Serge y Beate Klarsfeld, por haber enviado el 31 de julio de 1944 a 345 niños judíos de Francia a los campos de concentración y exterminio, a los que ya habían sido deportados sus padres.


Promociones[editar]