Almagre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Filón de almagre natural en el «Sendero de los ocres» (Sentier des Ocres), de Roussillon, Francia. Este lugar es una antigua cantera de ocres, hoy abandonada.

El almagre o almagra —término usado desde 1278,[1] del árabe hispánico almáḡra, y este del árabe clásico maḡ[a]rah, ‘tierra roja’[2] — es un pigmento empleado en pintura artística, en alfarería y como una de las técnicas de decoración cromática más antiguas. Por extensión, el término «almagre» da nombre al color producido por dicho pigmento. Al almagre también se le ha llamado almánguena, almazarrón, ocre rojo, hematites roja e incluso lápiz rojo,[3] ya que antiguamente se lo usaba para hacer marcas y señales, como si de un lápiz de carpintero se tratase.[4]

El almagre es una variedad de ocre rojo, distinguiéndose de otros ocres rojos en que es enteramente natural. De manera artificial puede obtenerse ocre rojo mediante la calcinación de ocres amarillos, por ejemplo.[5]

Como pigmento[editar]

Hay que tener en cuenta que no todos los pigmentos naturales de óxido de hierro son rojizos, como se ve en estas muestras del «Conservatorio de ocres y pigmentos aplicados» de Roussillon (en la estantería del centro de la foto)

El almagre se compone de silicatos de aluminio (arcilla) y cuarzo, coloreados por un pigmento mineral: la hematita, que es un óxido de hierro deshidratado (Fe2O3). Se halla en forma natural en la tierra y en laderas de montes, donde las arcillas férricas se descomponen por acción de los elementos.[5] Se ha usado desde la Prehistoria para pintar sobre diversas superficies y colorear cerámica, y también como pintura corporal.

Almagres artificiales[editar]

Son los pigmentos rojizos que se obtienen calcinando los ocres de óxido férrico hidratado, aluminio y óxido de aluminio hidratado.[3] Algunos pigmentos usados en pintura artística son almagres artificiales, como el ocre amarillo calcinado, conocido como ocre rojo.

Otros pigmentos de óxido de hierro[editar]

Por su composición, el almagre se asemeja a otros pigmentos rojizos de uso artístico en los que también participa el óxido de hierro, como el rojo inglés, el rojo indio, el rojo persa, el ocre pardo y el antiguo caput mortuum.[3]

Como color[editar]

El color almagre se basa en el del pigmento homónimo, y se encuentra incluido en los acervos iconolingüísticos tradicionales árabe y europeo.[3] Debajo se da una muestra de la coloración específica del almagre.

Almagre
HTML #DC2339
CMYK (0, 90, 90, 5)
RGB (220, 35, 57)
HSV (353°, 84 %, 86 %)
Referencia [3]
Vasija almagrada de la cultura del Soto de Medinilla, asentada en el Duero medio. Edad del Hierro, Medina del Campo, Valladolid.

Uso en alfarería[editar]

En el neolítico, la denominada cerámica almagra registra y agrupa su uso en la península ibérica;[6] también está presente en Europa en la cultura del vaso campaniforme.

Para el alfarero tradicional la almagra es una arcilla muy común, de la que por lo general puede abastecerse en su entorno local; de ahí su uso tan extendido.[7] Se prepara disolviéndola en agua y luego se cuela para preparar un engobe, que se aplicará a la pieza cuando aún no está seca. La almagra impermeabiliza la superficie y como técnica decorativa permite sacar un buen brillo al ser frotada con cuero, o pulida con piedra. Finalmente, la pieza así tratada es cocida a muy baja temperatura.[8] Proporcionalmente a la intensidad del fuego, los colores resultantes oscilarán del rojo vivo al casi negro.

En la alfarería española está presente desde Galicia a Canarias,[9] recibiendo una gran variedad de nombres: almazarrón, almacre, almagre de Levante, hematita, tierra roja de España, piedra sanguínea o de sangre.

Usos pictóricos[editar]

El color que da el almagre es muy resistente a la luz, y puede usarse en todas las técnicas de pintura y mezclarse sin problemas con todos los demás pigmentos pictóricos.[5] El pintor protorrenacentista Cennino Cennini lo describió de esta manera:

Es rojo cierto color natural que llámase almagre, o pórfido. Dicho color es de naturaleza magra y seca. Se presta mucho a la molienda, pues cuanto más se lo muele, más fino se torna. Sirve para trabajo en tabla o ancona [retablo], o en muro, en fresco y en seco.[10]

Dibujo a la sanguina de Rembrandt, hoy en el British Museum
Hematita roja u oligisto[11]

Tizas de hematita[editar]

También la hematita roja u oligisto ha servido para dibujar y marcar, cortándola a cuchillo en forma de tizas. Estas tizas de rojo natural fueron muy usadas en pintura desde alrededor del año 1500 hasta el 1900. Miguel Ángel, Rembrandt y Watteau utilizaron este material.[12]

La técnica del dibujo con estas tizas o barras se denomina «a la sanguina».

A la izquierda puede verse el color específico de la hematita roja.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «almagre», Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, Joan Corominas, 2011, consultado el 9 de enero de 2013.
  2. «almagra», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=almagra, consultado el 27 de mayo de 2012 
  3. a b c d e Gallego, Rosa; Sanz, Juan Carlos (2001). Diccionario Akal del color. Akal. ISBN 978-84-460-1083-8. 
  4. De Covarrubias Orozco, Sebastián (1611). «Almagre». Tesoro de la lengua castellana, o española. Madrid: Luis Sánchez. Consultado el 30 de abril de 2012. «Almagre, es una tierra colorada con que los aserradores y carpinteros suelen señalar las líneas por donde han de aserrar el madero, o tabla, desatandola en agua, y tiñendo en ella una cuerda, que estendida de estremo a estremo del madero, la golpean, levantandola con los dedos, y queda señalada en el: por la qual se rigen al aserrar...» 
  5. a b c Doerner, Max; Hoppe, Thomas (2000). Los materiales de pintura y su empleo en el arte. Reverté. p. 60–61. ISBN 978-8429114232. 
  6. Torres Ortiz, Mariano (1999). «Sociedad y mundo funerario en Tartessos». Bibliotheca Archaeologica Hispana (Madrid: Real Academia de la Historia, Gabinete de Antigüedades) 3:  p. 63. ISBN 8489512485. http://www.rah.es/catalogo/catalogo/gabinete%5Cbah%5CSociedad%20y%20Mundo%20Funerario.pdf. Consultado el 3 de enero de 2013. 
  7. Carmen Padilla Montoya, Equipo Staff, Paloma Cabrera Bonet, Ruth Maicas Ramos (2002). Diccionario de materiales cerámicos. Madrid: Subdirección General de Museos. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. ISBN 8436936388. 
  8. Almagre en Cerawiki.
  9. Romero Roque, Francisco (2010). Moya. Alfarería popular de tradición aborigen. Las Palmas de Gran Canaria: Beginbook Ediciones. ISBN 978-84-938500-3-6. 
  10. D'Andrea Cennini, Cennino. «XXXVIII: De la naturaleza del color rojo llamado almagre». Il Libro dell'Arte (en inglés). Notebook / Dover Publications / Yale University Press. Consultado el 30 de abril de 2012. 
  11. Gallego, Rosa; Sanz, Juan Carlos (2005). Guía de coloraciones. Madrid: H. Blume. ISBN 84-89840-31-8. 
  12. «Pigments through the Ages: Red Ochre: History of Use» (en inglés). WebExhibits.org. Consultado el 1 de mayo de 2012.