Alma indomable

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alma indomable
Serie de televisión
Género Telenovela melodrama
Creador Alberto Gómez
Reparto
Tema principal Casi te olvido
(compuesto por Pablo Montero)
País de origen Estados Unidos
Época de ambientación 2008-2009
Idioma/s Español
con subtítulos en Inglés
Episodios 151
Producción
Productores Peter Tinoco
Ana Teresa Arismendi
Arquímedes Rivero
Dulce Terán
Dirección Yaky Ortega
Tito Rojas
María Eugenia Perera
Emisión
Cadena original Logo Univision 2013.svg Univisión
Horario Lunes a Viernes 1pm/12c
Duración 42-45 minutos
Fechas de emisión 19 de octubre del 2009
16 de mayo del 2010
Emisiones por otras cadenas Bandera de Venezuela Venevision
Newworldmap.svg Novelisima / Ve Plus TV
Bandera de Ecuador TC
Bandera de la República Dominicana Antena Latina
Bandera de Brasil Rede CNT
Bandera de Argentina Telefe
Bandera de Colombia Canal Caracol
Bandera de Panamá Telemetro Canal 13
Bandera de Nicaragua Canal 10
Bandera de México Cadena Tres
Bandera de España 7RM
Flag of Mozambique.svg Bandera de Angola ZAP Novelas
Bandera de Armenia ShantTV
Bandera de Paraguay SNT (2012)
Flag of Slovenia.svg POP TV
Bandera de Canadá Tlñ
Bandera de Ghana Viasat 1
Bandera de México Azteca Trece
Bandera del Perú ATV (2012)
Cronología
Valeria Alma indomable Pecadora
Enlaces externos
Ver todos los créditos (IMDb)
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Alma indomable es una telenovela estadounidense producida por Venevision International para Venevision (Venezuela) y Univision (Estados Unidos) en el 2008. La historia fue escrita por Alberto Gómez. Protagonizada por Scarlet Ortiz y José Ángel Llamas y con las participaciones antagónicas de Lilibeth Morillo, Luis Jose Santander, Lisette Morelos y Víctor González.

Sinopsis[editar]

Alma Pérez es una muchacha muy bella y salvaje, a sus 23 años es la fruta más fresca y apetitosa de aquellos campos verdes donde vive. Junto con su hermanita de crianza; Jazmín, ambas corren rebeldes y despreocupadas por la tierra, se bañan en los ríos y entran a robar frutas a la impresionante hacienda de la poderosa familia Sorrento.

Alma jamás ha pisado una escuela, por eso su educación es escasa y su carácter agreste la mete en montones de problemas. Jazmín es todo lo contrario, es tímida y callada, pero siempre es arrastrada por las locuras y travesuras que inventa Alma.

En la hacienda Las Brisas, propiedad de don Patricio Sorrento, vive éste en compañía de su hija Dubraska, joven caprichosa y altanera que esconde un terrible secreto; secreto que también conoce don Patricio, y para evitar el escándalo, el buen hombre se ve obligado a comprar un marido para su hija. También en aquella casa, vive Gertrudis, la amargada y rastrera cuñada de don Patricio.

Gertrudis; viuda también, es la madre de Mónica, quién es igual de perversa que su madre. Gertrudis y Mónica viven amargadas por ser las parientes pobres, las arrimadas de aquella hacienda. Gertrudis sueña con casar a su hija Mónica con un millonario, y es por eso que consiguió que ella se hiciera novia de Beto, único hijo de una acaudalada familia. Pero aunque Mónica también sueña con casarse con el apuesto Beto, la verdad es que no lo ama y de él solo le interesan sus millones. Mónica por quién siente una pasión devoradora es por el tosco y mal educado capataz de la hacienda Las Brisas; Nicanor, un tipo rudo y de malos sentimientos.

Alma no conoce a sus verdaderos padres, fue criada por la déspota Pucha, la abuela de Jazmín. Pucha ama y se desvive por su verdadera nieta, pero a Alma la desprecia. Pucha es una mujer de sentimientos mezquinos y dada a la bebida. Golpea a Alma y la trata con la punta del pie, con insultos y desprecios.

Pero, a pesar de haber crecido en aquel ambiente hostil, Alma no ha perdido las sonrisas ni la inocencia. Es una muchacha trabajadora y emprendedora, un día Alma se gana la vida vendiendo frutas al borde de la carretera, como también se la gana ordeñando vacas en las haciendas vecinas o también busca dinero planchando ropa en las casas de los ricos de aquellas tierras. Alma más de una vez se ha tenido que caer a golpes con varios varones para darse a respetar.

Paralelamente a la vida de Alma, conoceremos a Juan Pablo Robles, protagonista de la historia. Es un buen muchacho de 30 años, quién vive humildemente con su madre Caridad Robles, mujer que está en una silla de ruedas luego de haber sido asaltada y que recibiera un balazo del cobarde hampón que se dio a la fuga. Adelantada la historia, se descubrirá que la persona que asaltó a Caridad y se escapó, es Nicanor; el capataz de la hacienda de don Patricio.

Juan Pablo se gana la vida como el administrador de don Patricio y el buen hombre le tiene mucho aprecio al joven por trabajador y honrado. La madre de Juan Pablo solamente volverá a caminar gracias a una costosa operación, pero Juan Pablo no tiene el dinero necesario para pagarla. Con mucha vergüenza; Juan Pablo se atreve a pedirle un préstamo a don Patricio para poder operar a su madre.

Don Patricio, que necesita casar a su hija Dubraska para esconder su secreto, le propone a Juan Pablo regalarle aquel dinero que necesita con tanta urgencia, y le propone también convertirlo en su socio en todos sus negocios, si a cambio de eso acepta casarse con Dubraska. Juan Pablo se niega pues no está dispuesto a venderse, pero ver día tras día a su madre atada a aquella silla de ruedas, le hace terminar aceptando aquella oferta.

Dubraska acepta a casarse con Juan Pablo aunque no lo ama. Ella está enamorada del campesino Fernando Ríos, quién irá a la cárcel injustamente. Fernando será encerrado por don Patricio para separarlo así de Dubraska. El gran secreto que la joven guarda, es que acaba de dar a luz una hija del apuesto campesino.

Es por eso el apuro de don Patricio de casar a su hija con Juan Pablo, para mandar a los recién casados de viaje y que al regresar, lo hagan con la bebé en brazos y hacerla pasar como hija de Juan Pablo. La niña está oculta en una habitación de la mansión Brisas, solamente al cuidado de una enfermera. Dubraska ama a su hija, pero su padre no deja que se le acerque si no acepta casarse con Juan Pablo. Dubraska acepta aquel matrimonio, pero sin renunciar a su amor por el noble Fernando.

También vamos a conocer a Cecilia de Ocampo, mujer refinada y de nobles sentimientos, quién es la verdadera madre de Alma. Cecilia tras un mal paso en su juventud del cual nació Alma, fue apartada de su hija por su madre doña Paula, quién se la entregara a Pucha con una buena cantidad de dinero. Pucha desapareció con la niña y por eso Cecilia nunca más la volvió a ver. Cecilia pasado el tiempo, se casó con el noble Danilo Ocampo, con quién tuvo adoptó un hijo; quién no es otro que Beto, el novio de la ambiciosa y terrible Mónica.

Beto quiere presentarles a sus padres a la familia de Mónica, que no es otra que Gertrudis, Dubraska y don Patricio. Cecilia y Danilo están encantados con la idea de que su hijo Beto se case con una muchacha perteneciente a una familia tan importante, lo que nunca se llega a imaginar Cecilia, es que don Patricio, es el hombre que ella amó en el pasado; o sea, el padre de su hija perdida. Patricio ignora haber tenido una hija ilegítima. Esa hija no es otra que la salvajita Alma.

Un mal día, Nicanor entra a la humilde casucha donde Alma vive con Pucha y Jazmín. Discute con ella reclamándole algo, pero la joven se defiende como una fiera. En la lucha, Alma se desmaya y Nicanor aprovecha para incendiar el lugar y matar así a Alma para silenciarla. Nicanor huye de la casucha en lamas y Alma se salva de milagro ayudada por su amigo el bobo Theo y por el valiente Fernando.

La casucha queda reducida a cenizas. De la ciudad regresan Pucha y Jazmín y ven como el fuego lo consumió todo. Pucha culpa a Alma de ser la culpable de haber perdido el lugar donde vivían. Pucha amenaza con darle una paliza brutal cuando la encuentre. Unas horas antes, Alma asustada ante la golpiza que se imaginaba que le iba a dar Pucha, se escapa corriendo entre los matorrales. Cansada y sin fuerzas, Alma lega a la hacienda de su padre don Patricio, ella salta el alto muro y penetra en Las Brisas. Se mete a las caballerizas y allí pasa la noche en medio de sollozos y lamentando su triste suerte. Poco a poco la desventurada muchacha se va quedando dormida.

Al día siguiente es encontrada durmiendo allí, sobre los montones de paja por Juan Pablo, quién se sorprende, pero luego la reconoce, pues un día antes, Juan Pablo y Alma se habían conocido cuando ella se bañaba desnuda en el río y él pícaramente le había tomado unas fotos. Alma furiosa por aquellas fotos robadas, le tira a la cabeza a Juan Pablo una fruta y se escapa de él. Alma huyó y no volvió a recordar al joven hasta ese momento.

Juan Pablo al descubrirla en los establos, la despierta y se interesa en ayudarla. Ella deshecha en llanto, le cuenta todo lo sucedido. La joven le dice que se quedó sin casa y que tuvo que huir para que la mujer que la crio no le diera una paliza. Juan Pablo conmovido, la invita a mudarse a su casa para que así se convierta en la cuidadora de su madre paralítica. Ella se sorprende ante el ofrecimiento. Luego Alma se encuentra de frente con don Patricio Sorrento, el dueño de aquellas tierras. Don Patricio también es puesto al tanto de la situación de la desvalida muchacha e invita a la bella Alma a quedarse a vivir en la mansión Las Brisas.

Alma desconfía de las intenciones de don Patricio y él le asegura que solamente desea ayudarla, que si se queda, la educará y la refinará. Las malvadas Gertrudis y Mónica se niegan a que aquella salvaje entre a la casa, pero Patricio se empeña pues desea jugar al Pigmalión con su propia hija, aunque ignora el lazo de sangre que lo une a Alma. Es así como Alma entra a vivir a la impresionante mansión campestre de su padre.

Cecilia con la ayuda de su gran amiga Amanda y un detective, buscan a Alma, pero todo parece ser en vano. Cecilia se desespera por no poder encontrar a su hija. Ella le ha ocultado a su esposo Danilo tener una hija perdida. Cuando Danilo se entera de la verdad, se siente dolido y herido por aquel secreto. La revelación de aquel hecho, empieza a detonar lo que será un futuro divorcio entre Cecilia y su marido.

Gertrudis es amiga de doña Paula; la verdadera abuela de Alma. En la hacienda Las Brisas; la vida de Alma no es fácil, pues entre Gertrudis, Dubraska y Mónica, le hacen la vida imposible a la muchacha. Además allí, Alma se reencuentra con el canalla de Nicanor. Alma que ya sabe que Mónica engaña a su futuro marido con el capataz, quiere contarlo todo. Alma ignora que Beto es supuestamente su medio hermano. Ambos jóvenes al conocerse se caen muy bien y se hacen amigos.

Juan Pablo se encarga de enseñar a leer a Alma y ella sin darse cuenta, se va enamorando de él, pero la joven ignora que Juan Pablo sea novio de Dubraska y que se tengan que casar. Cuando Alma se entera de todo, se siente desilusionada y llena de tristeza. Lamentablemente llega el día de la boda de Juan Pablo y Dubraska. Ambos se casan y se van de viaje. Juan Pablo se siente el hombre más infeliz del mundo al tenerse que separar de Alma, a quién descubrió que quiere con todas sus fuerzas. Alma siente que su mundo se derrumba con aquella boda y aquel viaje de luna de miel.

Alma ahora está otra vez desprotegida, pues Mónica la acusa de ladrona delante de todos y la bella campesina tiene que irse de Las Brisas entra a trabajar como sirvienta a la casa de su propia abuela doña Paula, quién descubre que la salvaje muchacha es su nieta, y lejos de quererla, la desprecia y la trata mal, por considerarla la hija del pecado.

Al mismo tiempo, Beto descubre que Mónica lo engaña con el capataz Nicanor y rompe con ella. El muchacho destrozado, se hunde en la tristeza. Beto que ya anteriormente había conocido a la dulce Jazmín; la hermanita de crianza de Alma, se empieza a enamorar de la campesina. Jazmín se enamora también del buen Beto y entre ellos nace un amor precioso y juvenil.

Cecilia conoce accidentalmente a su hija Alma e ignorando el lazo de sangre que las une, se hace su amiga y se pone a cuidarla y protegerla. Pasan los días y Juan Pablo regresa de su luna de miel con Dubraska. Ambos llegan con una niña en brazos, la hija de Dubraska con Fernando que ya salió de la cárcel. Les dicen a todos que la bebé fue adoptada en el extranjero. Juan Pablo trata de tener un acercamiento con Alma, pero ella ha sido engañada, le han hecho creer que la hija de Dubraska es también de él. Alma se niega a ser feliz con Juan Pablo pues no se siente capas de separarlo de su esposa y su supuesta hija.

Por su parte, ya Beto totalmente enamorado de Jazmín, decide casarse con la dulce campesina y de hecho; llegan a casarse, pero Mónica decide inesperadamente recuperar al joven heredero. Ella le pide perdón a Beto y le pide que no se divorcie de Jazmín. Beto al verla; duda y no sabe si la sigue amando o si ama solamente a Jazmín. Confundido en sus propios sentimientos; Beto abandona a Jazmín y regresa con Mónica. Jazmín cae en una terrible depresión y casi muere de tristeza.

Alma conoce a Esteban de la Vega, quién es el mejor amigo de Don Patricio. Esteban se enamora perdidamente de ella y desea hacerla su mujer. Ella aunque no ama a Esteban, acepta casarse con él. días antes de su boda Alma se escapa va a la cuidad con estaba y sufre un accidente, cuando esta en el hospital llega Juan Pablo y Esteban a disputarse por ella, la cual asustada escapa para la ciudad y se queda en un monasterio, al que llega su hermana Jazmín, asustada por que se entrego a Beto Ocampo, Juan Pablo siente que muere de celos y de dolor. Conocen a Raúl y a Federico quienes casualmente son ahijados de Danilo Ocampo pero ellas ignoran eso, Raúl quién es dueño de una de las agencia de modelos más importantes de Miami. Raúl se empeña en convertir en modelo a Alma, y aunque ella se niega, no le desagrada la idea. Raúl tiene un hermano que es un famoso modelo. Federico al conocer a Jazmín, queda prendado de ella.

Alma y Jazmín se ven obligadas a regresar a la cuidad, porque la policía va en busca de Alma, ya que ella está acusada del crimen de Doña Otilde. Al ser arrestada le ponen una multa a Alma la cual es pagada por Esteban con la promesa de que ella se case con el, pero pasando los días Alma se dará cuenta del verdadero carácter de su esposo y es cuando decide huir y llega nuevamente a la agencia de modelo de Raúl, lanzándose como modelo y convertida en toda una sensación, lo que causa envidia a un modelo de la misma agencia llamada Azul quien es amiga de Abigail Richardi, la prima del también malvado Esteban. En la empresa también trabaja Juan Pablo quien es el nuevo socio, quien lucha por convertir a Alma en una modelo, Alma se da cuanta de que el trabaja allí y decide no firmar el contrato, la malvada de Abigail llega a la agencia y le informa a su primo que Alma estaba hay, el cual la busca y la regresa a su casa.

Doña Paula cae gravemente enferma y le revela la verdad sobre alma a Gertrudis asegurando así que esta odia aun mas a la llamada "Indomable", también se encarga de que Patricio por igual odie a su propia hija Amanda, la amiga de Cecilia. Un día le revela el secreto a Don Patricio sobre su hija ilegitima, el cual empieza su búsqueda y va a la casa de la malvada Doña Paula a exigirle que le diga esta lo ataca con un puñal y lo deja herido de gravedad y es el bondadoso de Juan Pablo quien dona su sangre para salvarlo. En medio de todo eso, Ramón, quien conoce el secreto, fue atacado por Doña Paula y quien queda paralitico y mudo; luego, recupero el habla y va al Hospital para confesarle a Don Patricio que Alma es su hija, este trata de recuperar el amor de Alma e incluso llega hacer algunas modificaciones en su testamento.

Beto se divorcia de Jazmín y decide casarse con Mónica; el día de la boda llega Alma y le grita a todo el mundo que su hermanita está embarazada de Beto. En ese instante, Don Patricio cae al suelo envenenado por Abigail quien le dio de tomar la solución de un frasco que le dio la maquiavelica Doña Paula; Beto cancela la boda y se da cuenta que no ama a Mónica, que ese amor ya está más que enterrado y decide buscar a Jazmín y pedirle perdón por haberla abandonado y criar a su amado hijo. Federico se empieza a enamorar de la dulce Jazmín y le miente a Beto diciéndole que el hijo de ella le pertenece. Beto soñaba con recuperarla, pero se da por vencido ya que cree en esta vil mentira y se va de viaje hacia México. Finalmente, Don Patrico muere, pero antes, le confiesa a Alma que él es su padre y le pide que guarde su secreto hasta la lectura del testamento. Ese mismo día, Susy llega a la casa de Ocampo y le confiesa a Cecilia que espera un hijo de Danilo; Cecilia, desesperada, escapa de su casa y es atropellada.

Dubraska, al ver que su gran amor Fernando está intentando olvidarla en brazos de Luisa, la nieta de Don Ramón, decide hacer lo mismo, pero al lado de Raúl Urbaneja. Después del entierro de Don Patricio, llega su abogado y le dice que el testamento no sera leído hasta dentro de siete meses, lo que pone furiosas a Mónica y a su madre; en estos meses, Esteban tiene como prisionera a Alma en su casa y no le permite entrar a nadie, a excepción de Caridad, la madre de Juan Pablo quien se encarga de refinar y convertir en toda una dama a Alma. Pasados los siete meses, se da lectura al testamento y en este, Alma es la heredera de todo; también dice que si ella se casa con otro hombre que no sea Juan Pablo perderá todo, lo mismo fue para Dubraska que si no se casa con Raúl por 20 años, pierde los únicos diez millones que le deja su padre.

Alma busca a su madre y le confiesa a ella misma que es su hija. Cecilia se siente la mujer más feliz del mundo por haber recuperado al fin a su hija. Patricio cambia su testamento y muere a los pocos días, envenenado por Abigail. Su única heredera es Alma, a quién le deja todos sus millones y su hacienda Las Brisas.

Alma regresa a vivir a la mansión donde tantas veces fue humillada y despreciada. Alma hace de Gertrudis y a Mónica como sus sirvientas y empiezan a trabajar para ella, humillándolas de esa manera por todo el daño injusto que le hicieron. Alma bota a Juan Pablo de su cargo de administrador castigandolo así por todo lo que la hizo sufrir. Ahora Alma, millonaria y famosa como modelo, decide al fin divorciarse de Esteban y casarse con Raúl, aunque no la ama.

Nadie es feliz, pues Cecilia descubre que su buen esposo Danilo tiene una amante, que no es otra que una sirvienta de hogar de nombre Susy que es una trepadora. Juan Pablo sin trabajo y desesperado siente que el mundo se le derrumba. Solamente su madre, ya curada gracias a la operación, lo consuela.

Dubraska y Fernando logran estar juntos, pero la pobreza es muy grande y los problemas cada día mayores. Alma perdona a su hermana Dubraska por haber sido mala con ella al principio y ambas a partir de aquel día son muy unidas. Alma le entrega parte de la fortuna de Don Patricio. Ahora, sin problemas económicos; Dubraska, Fernando y su hija pueden ser felices. Mónica y Gertrudis no se conforman con ser las sirvientas de Alma y planean destruirle la vida.

Ya todo está listo para que la triste Alma se case con Raúl pues ha quedado divorciada de Esteban quien no se conforma con perderla. En eso, reaparece la perversa Abigail Richardi, prima de Esteban que esta perdidamente enamorada de Juan Pablo a quien conoció en Roma cuando él estaba de luna de miel con Dubraska; ella también es modelo y siente celos del éxito de Alma. Abigail unirá fuerzas a los villanos de la trama para destruir a la protagonista.

Alma, siendo honesta, termina con Raúl confesándole que nunca lo amará. Él, triste, se va de viaje y no regresa más. Jazmín también se sincera con Federico y le confiesa que no se puede casar con él pues tampoco lo podrá querer nunca. Es así como la promesa de matrimonio entre ambos queda rota y Jazmin y Beto vuelven a unirse y ésta vez para siempre; ahora que Beto ha sacado para siempre de su vida a Mónica.

Danilo, arrepentido y dándose cuenta que su verdadero amor es Cecilia, acaba su aventura con la sirvienta trepadora. Danilo va en busca de Cecilia y le pide perdón, pero ella está muy dolida y antes de otorgarle dicho perdón, lo hace sufrir un poco. Finalmente, Cecilia y Danilo se juntan más enamorados que nunca.

Cuando la historia va acercándose a su fin, cada villano va recibiendo su castigo, empezando por Esteban, quien muere tras una larga agonía después de haber caído por un balcón; Gertrudis se vuelve loca porque Esteban no la amaba, Mónica, al no soportar la muerte de Esteban, se suicida ahogándose en un río, ante la presencia de Gertrudis.

Finalmente, Abigail, la que más daño le hizo a Alma, recibe su castigo por parte de Azul, quien al final se convierte en la aliada de Alma, sin que ésta última lo sepa. Azul, por venganza, encadena a Abigail en una cueva y le desfigura el rostro, así como ella le hizo lo mismo tiempo atrás. Azul planea hacerla sufrir y pagar por todo lo que hizo, así que empieza a lapidar la entrada de la cueva, haciendo caso omiso a las súplicas de Abigail para que no la encierre. Azul se despide de ella y encaja el último ladrillo en la entrada, y de esa forma, Abigail se queda sin luz, sin aire, desfigurada y sola. Azul informa a Alma que no volverá a ver a Abigail nunca más. Azul va a la Iglesia y confiesa que se siente tranquila porque sabe que hizo justicia.

Alma y Juan Pablo, por fin, empiezan a disfrutar de su amor sin que nada ni nadie los haga sufrir mas.

Elenco[editar]

Versiones[editar]

La Indomable(telenovela de 1975) portagonizada por Marina Baura

Producción[editar]


Predecesor:
Valeria
Venevision International
19 de octubre de 2009 - 16 de abril de 2010
Sucesor:
Pecadora