Alligator mississippiensis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Aligátor americano
American Alligator.jpg
Aligátor americano en el zoo de Columbus
Estado de conservación
Preocupación menor (LR/LC)
Preocupación menor (UICN 2.3)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Crocodilia
Familia: Alligatoridae
Género: Alligator
Especie: A. mississippiensis
(Daudin, 1801)
Distribución
Distribución del aligátor americano.
Distribución del aligátor americano.

El aligátor americano (Alligator mississippiensis) llamado también caimán del Mississippi[2] es una especie de saurópsido (reptil) cocodriliano de la familia Alligatoridae.

Características[editar]

Cráneo y mandíbula de aligátor americano.

Es la mayor especie de aligátor (género Alligator), y de hecho es uno de los cocodrilianos más grandes de América, alcanzando un máximo de 6 metros de longitud,[3] aunque debido a la desaparición de grandes animales de la zona por causas antrópicas, hoy en día, los machos oscilan entre 4 y 4,5 m y las hembras alcanzan los 3 m.[4] [5] Su peso oscila entre los 70 kg de las hembras y los más de 450 kg de los machos.[6]

Distribución[editar]

Se distribuye por los ríos, pantanos y marismas del sur de Estados Unidos, desde Carolina del Norte hasta el sur de Texas, lindando con la frontera mexicana. La persecución humana de que fue objeto en otro tiempo lo ha hecho desaparecer de muchas zonas, y actualmente sólo abunda realmente en el estado de Florida y en menor medida en la desembocadura del río Misisipí. Es una especie protegida en EE.UU., y muchos de los parques nacionales de Florida se crearon en su momento con el fin de preservar sus zonas de caza y anidación.

Biología y ecología[editar]

Vocalización.
Esta muestra de rayos X permite apreciar el funcionamiento del aparato respiratorio.

Aunque de hábitos principalmente acuáticos, puede recorrer grandes distancias por tierra en busca de nuevos territorios e incluso galopar a velocidades de hasta 30 km/h durante cortos trechos. Los jóvenes se alimentan de gusanos e insectos acuáticos, mientras que los adultos comen casi cualquier cosa que se mueva: peces, aves, tortugas, roedores e incluso animales de la talla de un ciervo. Los aligátores también matan con frecuencia animales domésticos como perros y gatos que se alejan de la casa de sus dueños.

Los ataques al hombre no son frecuentes, pero tampoco excesivamente raros. Desde 1948 se han documentado 275 ataques no provocados en Florida, de los cuales, al menos 17 provocaron la muerte de la persona.[7] Por tanto, cuando se producen ataques casi nunca acaban con la muerte de la víctima. Conviene recordar que los aligátores americanos prefieren evitar al hombre, y que los casos de ataques son casi siempre consecuencia de personas imprudentes que se adentraron en sus zonas de cría. Las hembras son muy protectoras con sus huevos y crías en los primeros días de vida, por lo que no dudan en atacar a cualquier intruso que se acerque.

Multimedia[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]