Ali ibn al-Husayn

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alí Zayn-al-Abidin ibn al-Husayn ibn Abi-Talib fue el cuarto imán chií duodécima. Su Kuny aparece de manera diversa como Abu Abd Allah, Abu Bakr y otros.

Nació en Medina, el 658/659. pero la tradición chií dice que era hija del último emperadores sasánida Yazdegerd III y su nombre era Jahanshah, Sharbaniuya o Shahzanan; segundo algunos habría sobrevivido a la batalla de Kerbala mientras que otros dicen que fue tirada al río Éufrates. Ali tenía un hermano llamado también Ali, conocido como Alí al Shahid (también a veces Ali al-Asghar), que murió en Kerbala, que se duda si era más grande o más pequeño. En Kerbala Alí Zayn-al-Abidin estaba enfermo y fue hecho prisionero con orden de ejecución dada por Shamir Dhi l-djawash, pero Umar ibn Sad, el jefe del ejército sirio, revocó la orden y fue llevado a [ [Kufa]] al gobernador Abd Allah ibn Ziyad que le perdonó y lo envió al califa Yazid I en Damasco que lo reenvió a Medina.

Allí llevó una vida dedicada a la religión que le valió el calificativo de Zayn al-Abidin (Ornamento de los Fieles), el Sajjad (lo que no paro de postrarse), al-Zaki (el Puro) y algún otro. Políticamente fue neutro. Después de la batalla de la Harris (683) fue tratado con respeto. Tuvo una buena relación con los califas Marwan I y Abd-al-Malik ibn Marwan.

Murió el 712 o 713 y fue enterrado en el cementerio de al-Baki. Dejó entre 8 y 15 hijos, de los que cuatro eran de su esposa principal Umm Abd Allah bint al-Hasan ibn Ali, y el resto de concubinas.

Referencia[editar]

  • Enciclopedia del Islam, XI, 521 a 523