Ali al-Hadi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Abu-l-Hassan Alí ibn Muhammad (en en árabe: أبو الحسن علي بن محمد‎, Abū l-Hasan ʿ Alī ibn Muḥammad) (Medina, 5 de marzo de 828 - Samarra, 27 de junio del 868), más conocido como Alí an-Naqí 'o Alí al-Hadi '(en árabe علي النقي, ʿ Alī an-Naqī o علي الهادي , ʿ Alī al-Hadi), fue el décimo imán de los chiíes imamites, hijo y sucesor del noveno imán Muhammad ibn Alí ar-Rida.

Mesquita on descansen les restes d'Alí an-Naqí a Samarra (Irak).

La madre era según algunas referencias Umm al-Fadl, hija del califa Al-Mamun, pero otros historiadores piensan que era una Umm Walad magrebí de nombre Sumana o Susan, lo más probable ya que la primera fue la mujer de Muhammad ibn Alí ar-Rida. Este murió el 835 y su joven hijo fue proclamado imán.

Vivió en Medina hasta el reinado de Al-Mutawakkil, que tuvo una política anti-Alida. En una fecha entre 847 y 849 el califa envió Yahya ibn Harthama a detenerlo y llevarlo a Samarra. Quedó bajo vigilancia hasta su muerte. Tuvo como bab Muhammad ibn Uthman al-Amri (muerte hacia 917) hijo de Uthman ibn Said que había sido bab y Wakil de los imanes octavo y noveno.

Los imamites reconocieron como sucesor a su hijo Hasan al-Askari.