Alfredo Harp Helú

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alfredo Harp Helú
Alfredo Harp Helu.jpg
Alfredo Harp Helú.
Nombre de nacimiento Alfredo Harp Helú
Nacimiento 11 de marzo de 1944 (71 años)[1]
Bandera de México México, D.F.
Nacionalidad Mexicana
Alma máter Universidad Nacional Autónoma de México
Ocupación Empresario
Patrimonio Crecimiento US$ 1.5 mil millones (2013)
Cónyuge Silvia Calderoni Guerrero (1968-?)
María Isabel Grañén Porrúa (1999-presente)
Familiares Carlos Slim Helú (primo)
Sitio web
Twitter
[editar datos en Wikidata]

Alfredo Harp Helú (Ciudad de México; 11 de marzo de 1944) es un empresario mexicano con grandes inclinaciones filantrópicas y afición deportiva. Contador público, especialista en la rama financiera y bursátil. Con el lema: “la mejor inversión está en México”, fue socio fundador de la casa de bolsa Acciones y Valores de México, S.A. de C.V. en 1971 y en 1991 fue integrante del grupo que adquirió, el Banco Nacional de México (Banamex). En 2008, Harp Helú obtuvo el control de Grupo Martí, empresa dedicada a la venta de artículos deportivos y a la operación de centros de acondicionamiento físico (Sport City).

Alfredo Harp Helú lleva adelante una de las obras filantrópicas más amplias y reconocidas de México. Desde 1990, Harp impulsó un modelo de filantropía que emprende acciones con un impacto significativo y medible en la sociedad, orientadas por una visión de largo plazo. Sus diversos programas se agrupan desde el año 2000 en la fundación que lleva su nombre, que se basa en el amor y el compromiso por México.

Apasionado del béisbol, en 1994 cumplió uno más de sus sueños: adquiere el equipo Diablos Rojos del México. Desde 1996 es propietario de los Guerreros de Oaxaca, Ambos equipos pertenecen a la Liga Mexicana de Béisbol AAA.. A partir de 2012, Alfredo Harp es accionista de los San Diego Padres, con lo que se convierte en el primer empresario mexicano en incursionar en las grandes ligas.

En 2004 fundó en Oaxaca la Academia de Beisbol de Alto Rendimiento Alfredo Harp Helú para reclutar a jóvenes talentosos entre 14 y 17 años de edad que podrían convertirse en jugadores profesionales. Es un proyecto que apuesta por una educación integral, ya que los jóvenes complementan su educación formal con la educación deportiva: el estudio, el deporte y la cultura son los ejes de este proyecto.

Familia[editar]

Alfredo Harp está casado con María Isabel Grañén Porrúa, doctora en Historia del Arte, directora de la Biblioteca Francisco de Burgoa en Oaxaca y presidenta de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca. Alfredo Harp Helú tuvo tres hijos en su primer matrimonio con Silvia Calderoni Guerrero: Alfredo, Sissi y Charbel, y dos en su segundo matrimonio: Santiago y María Isabel.

Vida profesional[editar]

Egresado de la Escuela de Comercio y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), trabajó en el despacho de auditoría Price Waterhouse donde colaboró dos años. Posteriormente, ingresó al medio bursátil. En 1971 fue socio fundador de la casa de bolsa Acciones y Valores de México, S.A. de C.V. (accival), que desde el primer mes de fundada ocupó los primeros lugares en volumen y monto de operaciones celebradas en la Bolsa Mexicana de Valores. En 1991 adquirió, junto con Roberto Hernández Ramírez, el Banco Nacional de México (Banamex) y conformaron el Grupo Banamex Accival (Banacci). En 2001 City Group adquirió Banamex y a partir de entonces Alfredo Harp Helú decide dedicar la mayor parte de su tiempo a la filantropía y al deporte.

Filantropía[editar]

Alfredo Harp Helú encabezó desde Banamex distintas fundaciones: Fomento Social, Fomento Cultural y Fomento Ecológico Banamex para apoyar múltiples proyectos en beneficio de los mexicanos. Asignó fondos especiales para atender los desastres naturales, primero del país y posteriormente de distintas partes del mundo.

Con la creación de la Fundación Alfredo Harp Helú promueve proyectos en las áreas de educación –con proyectos que ayudan a mejorar la infraestructura de diversas universidades, a fomentar la educación a distancia y a crear para programas de becas– y cultura –con proyectos de diversa índole, desde la creación de museos e instituciones culturales, becas para estudiantes de las artes, festivales de música, promoción de la filatelia hasta el rescate de órganos históricos, entre ellos, los órganos de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

La Fundación Alfredo Harp apoya a diversas instituciones de salud con equipo médico especializado, mejoramiento de la infraestructura hospitalaria y fomento a la investigación médica. También tiene un especial compromiso con el cuidado del medio ambiente; además de la instalación de múltiples viveros de alta tecnología y bancos de selección de semilla promueve diferentes programas de reforestación, plantación urbana, captación de agua, cuidado de arrecifes, por mencionar algunos.

El deporte no podía faltar, Alfredo Harp apoya desde su fundación a los deportistas ya sea por medio de entrenamiento, y un cuidadoso control médico y nutricional o con apoyos para los múltiples campeonatos o competencias deportivas. Ha impulsado un programa para entrenadores y otro que apoya a las jóvenes promesas mexicanas. Ha participado en el mejoramiento de instalaciones deportivas y desarrolló el programa Circuitos de la Salud en los parques públicos, que son gimnasios gratuitos al aire libre. Otra área que atiende la Fundación es el fomento a la lectura, donde destacan la instalación de bibliotecas infantiles y bibliotecas especializadas en literatura, historia, etnohistoria, así como diversos proyectos que llevan bibliotecas móviles a diferentes lugares del estado de Oaxaca. También promueve experiencia lectora con la colaboración de lectores voluntarios que comprometen su tiempo para leerles a los niños en diferentes espacios culturales.

La Fundación Harp promueve proyectos productivos y brinda apoyo a los talleres artesanales, ya sea por medio de capacitación para el trabajo, mejoramiento de infraestructura, exposiciones, publicaciones y diversos estímulos para la producción. En cuanto a conservación del patrimonio, la Fundación ha apoyado diversos proyectos de restauración en México, sólo en Oaxaca se encuentran la recuperación del exconvento y la creación del Centro Cultural San Pablo; la restauración de diversos templos y exconventos como el de Santo Domingo en Oaxaca, San Jerónimo Tlacochahuaya, la capilla abierta de San Pedro y San Pablo Teposcolula y muchos otros. Asimismo, la Fundación Harp ha emprendido un interesante proyecto de restauración de obras históricas como retablos, pinturas y esculturas, así como zonas arqueológicas. En cuanto a los proyectos enfocados al rescate y preservación documental y bibliográfica, se creó Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A.C. (ADABI), cuya presencia se ha visto reflejada en toda la República Mexicana con más de 865 proyectos. Son varias las instituciones creadas por Alfredo Harp Helú en la ciudad de Oaxaca para divulgar el conocimiento y difundir la cultura: Fundación Alfredo Harp Helú, Museo Textil de Oaxaca, Biblioteca de Investigación Juan de Córdova, Museo de Filatelia de Oaxaca, Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca, Biblioteca Andrés Henestrosa, Casa de la Ciudad, Adabi de México, Biblioteca Infantil BS.

Alfredo Harp Helú ideó un programa para estimular a los jugadores de los Diablos Rojos del México y los Guerreros de Oaxaca Home Runs Banamex. Este programa vincula las buenas jugadas de peloteros –durante la temporada regular de la Liga Mexicana de Béisbol– con la donación de recursos a instituciones mexicanas públicas y privadas, que destacan por su trayectoria y compromiso social a favor de quienes más lo necesitan. Mientras mejor jueguen los beisbolistas, más instituciones se apoyan. Hasta 2013 sumaron 2 570 los proyectos que se apoyaron con este programa. Además de atender sus propias instituciones benefactoras, Alfredo Harp Helú colabora en el desarrollo de otras organizaciones filantrópicas como la Fundación Gonzalo Río Arronte, institución de asistencia privada creada con el objetivo de impulsar proyectos sociales en las áreas de salud, agua y adicciones.

Referencias[editar]

  1. Líderes Mexicanos (2012). «Alfredo Harp Helú». Consultado el 1 de abril de 2015. 

Enlaces externos[editar]