Alfredo Espino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alfredo Espino
Espino-1-.jpg
Nacimiento 8 de enero de 1900
Flag of El Salvador.svg Ahuachapán, El Salvador
Defunción 24 de mayo de 1928 (28 años)
Flag of El Salvador.svg San Salvador, El Salvador
Nacionalidad salvadoreña
Ocupación abogado
Período inicios del siglo XX
Género poesía
[editar datos en Wikidata ]

Edgardo Alfredo Espino Najarro (Ahuachapán, 8 de enero de 1900-San Salvador, 24 de mayo de 1928),[1] conocido como Alfredo Espino, fue un poeta salvadoreño.

Nació en el Departamento de Ahuachapán, zona occidental de El Salvador, en el año de 1900. Hijo de Enriqueta Najarro de Espino y Alfonso Espino, ambos profesores y poetas,[2] creció en un hogar que respiraba poesía y amor al arte, su hermano Miguel Ángel Espino que también creció para volverse artista de la pluma pero en la rama de la prosa.[3]

En 1920 ingresó a la Universidad de El Salvador, inscribiéndose en la Jurisprudencia.[2] Durante su instancia en la Ciudad Universitaria, fue parte de tantas actividades dentro de la misma inclusive de manifestaciones hechas por estudiantes para evitar el alza de los precios de pasaje en tranvía.[4]

Los últimos años de su vida se volvieron muy adversos, la negativa de sus padres para consentir su casamiento con ciertas jóvenes lo condujo a constantes desequilibrios emocionales y amorosos.[4] Para mitigarlos, se entregó a largos ratos de bohemia, en bares y burdeles de la capital del país.[4]

Fue durante una de estas crisis alcohólicas que él mismo puso fin a su vida, en la madrugada del 24 de mayo de 1928 en la ciudad de San Salvador.[1] [4]

Sepultado primero en el Cementerio General capitalino —donde los discursos de estilo corrieron a cargo del doctor y escritor Julio Enrique Ávila y los entonces bachilleres Manuel F. Chavarría y Rafael Vásquez—, desde hace unos años los restos de Espino fueron trasladados a la Cripta de los Poetas, en el camposanto privado Jardines del Recuerdo, al sur de la ciudad de San Salvador.

Su único libro, Jícaras tristes,[2] una recopilación de 96 poemas —publicado póstumamente con la colaboración de varios amigos y prologada con un texto esclarecedor de Alberto Masferrer—, es considerado como un poemario nacional por sus contemporáneos;[5] [6] su autor es de los más leídos y comentados, pero no estudiado o analizado en su expresión.[7]

Tiene una poética delicada, buscó plasmar su terruño con una visión lírica; la que presentó con un estilo sencillo, fácil de captar, por lo tanto, sin complicaciones formales;[8] escribió sonetos, romances y versos libres.[5]

Obras[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Martínez Orantes, Eugenio (1993). «Alfredo Espino». 32 escritores salvadoreños: de Francisco Gavidia a David Escobar Galindo. San Salvador, El Salvador: Editorial Martínez Orantes. p. 86. Consultado el 25 de noviembre de 2014. 
  2. a b c Ayala, Lya (6 de junio de 2003). «Jícaras tristes». El Diario de Hoy (San Salvador). 
  3. Ramírez, Sigfredo (25 de noviembre de 2012). «Miguel Ángel Espino, el novelista cósmico». La Prensa Gráfica (San Salvador). 
  4. a b c d Portillo, Eduardo (30 de mayo de 2011). «Se cumplen 83 años de muerte de poeta». La Prensa Gráfica (San Salvador). 
  5. a b Chapa Bezanilla, María de los Ángeles (2005). Guía bibliográfica centroamericana del fondo Rafael Heliodoro Valle de la Biblioteca Nacional (1822-1968). México: UNAM. pp. 30, 77. 
  6. Reyes, Abraham (26 de junio de 2012). «¿Qué leen nuestros jóvenes? ¿Solo el Facebook?». La Página (El Salvador). 
  7. Salazar Retana, Luis (8 de enero de 2008). «En nombre de todos ellos (primera parte)». El Diario de Hoy (San Salvador). 
  8. De León, Olver Gilberto (1981). «El Salvador». Literaturas ibéricas y latinoamericanas contemporáneas. París, Francia: OPHRYS. p. 448. Consultado el 25 de noviembre de 2014. 

Enlaces externos[editar]