Aleksandr Marinesko

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Alexander Marinesko»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Aleksandr Marinesko

Aleksandr Marinesko (en ruso: Александр Иванович Маринеско) (Odessa, 15 de enero de 1913 - Leningrado, 25 de noviembre de 1963) fue un oficial naval soviético durante la segunda guerra mundial. Durante el final de la llamada Gran Guerra Patria adquirió una dudosa fama por hundir al buque hospital Wilhelm Gustloff, y al transporte SS General von Steuben con un total aproximado de 13.800 víctimas, la mayoría civiles.

Biografía[editar]

Aleksandr nació el 15 de enero de 1913, en Odessa. El padre fue un ex militar rumano, Ion Marinescu, marinero (establecido en Ucrania en 1893), casado con Tatiana Koval (Ucrania) originaria de Lohviţî, región de Poltava. Se unió a la Armada Soviética en la rama de marinos mercantes en la Flota del Mar Negro y posteriormente, en 1939 pasó como comandante de submarinos a la flota del Báltico destacándose en la puesta a punto operativa del submarino M-96. Durante el inicio de la Gran Guerra Patria, su submarino M-96 quedo inhabilitado en un puerto debido a un accidente de fuerza mayor, por el lapso de 4 meses, lo que contribuyó al deterioro del entrenamiento de su tripulación y además Marinesko se sumió en el alcohol siendo motivo para ser expulsado del partido comunista. Marinesko entonces desarrolló una gran ansia de ser reconocido y reivindicado ante sus superiores; sentimiento que conduciría a realizar acciones que pudieran ser relevantes para lograr ese reconocimiento a costa de lo que fuera necesario.

En agosto de 1942, Marinesko tuvo la oportunidad de reivindicarse con su M-96, torpedeando a un cañonero alemán (Helena SAT-4) que embarrancó, declarando que su tonelaje era de 7.000 (en realidad eran 400 t de desplazamiento). En octubre de ese año realizó una labor de fuerzas especiales desembarcando un equipo de tareas en la bahía de Narva con el objeto de capturar una máquina Enigma; el equipo de tareas tuvo bajas del 50% y regresaron sin el equipo; de todos modos fue reincorporado al partido y se le concedió una medalla Orden de Lenin por sus servicios.

En enero de 1943, se le concedió el mando del moderno submarino S-13, de la clase S en Hanko, Finlandia y destinado al puerto de Hela para labores de hostigamiento. En ese puerto sorprendió al transporte Sigfrid y le disparó una salva de 4 torpedos, ninguno de los cuales dio en el blanco, por lo que tuvo que emerger y cañonearlo a distancia, declarándolo finalmente hundido y reclamando 6.000 t, cuando tenía un desplazamiento mucho menor; el transporte severamente dañado pudo sin embargo llegar a puerto.

En enero de 1945, Aleksandr Marinesko desapareció por tres días y sus superiores votaron por realizar una corte marcial y declararlo desertor; pero él apareció y declaró que había tenido un lío de faldas con una novia sueca. De todos modos, había vulnerado una estricta ordenanza que contemplaba que los militares soviéticos no podían involucrarse con extranjeros y estuvo a punto de ser dado de baja; pero debido que el alejamiento de Marinesko supondría la inactividad del submarino S-13, es que el alto mando decidió darle una nueva oportunidad enviándolo a la costa báltica prusiana.[1] En ese momento, Alemania realizaba la Operación Aníbal cuyo objetivo era la evacuación de militares heridos y civiles de los puertos orientales alemanes.

El Wilhelm Gustloff

En ese contexto, Marinesko sorprendió y hundió al buque hospital Wilhelm Gustloff, el 30 de enero de 1945 ocasionado unas 9.500 víctimas, entre personal médico, soldados heridos y civiles en las cubiertas. El 10 de febrero de ese año, atacó al atestado transporte SS General von Steuben produciendo unas 4.500 víctimas entre civiles y militares. Las tácticas de torpedeamiento a estos navíos usadas por Marinesko fueron consideradas como "ideales" por la Academia Naval Soviética.[2] A pesar de estos "logros", el Alto Mando Naval de la Unión Soviética representado por Nikolái Gerásimovich Kuznetsov se negó a reconocer a Marinesko como merecedor al título de Héroe de la Unión Soviética calificándolo como poseedor de un inadecuado perfil de héroe, descalificándolo principalmente debido a su alcoholismo y su carácter rencilloso; y a que confundió al Steuben con el crucero Emden. Desacreditado, Marinesko fue destinado a trabajos secundarios en la Armada Soviética y además fue acusado de dilapìdación de bienes, por lo que tuvo presentar su renuncia y pasar prisionero en el campo de concentración de Kolyma por dos años. Al finalizar Marinesko era un hombre absolutamente arruinado e indigente y falleció de úlcera en Leningrado.[3]

En 1990, fue reivindicado como Héroe de la Unión Soviética cuando se cumplió el 50ª aniversario de la Gran Guerra Patria.

Referencias[editar]