Alexander Corvinus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alexander Corvinus, personaje ficticio de la franquicia cinematográfica Underworld, es un señor de la guerra y noble húngaro nacido durante la primera parte del siglo V, considerado como el padre de todos, tanto de vampiros como hombres lobo. Es el patriarca del clan Corvinus, el mayor y más poderoso de los Inmortales. Él es protagonizado en la serie Underworld por el actor Derek Jacobi.

Biografía[editar]

Alexander era un señor de la guerra húngaro que llegó al poder en el siglo V, justo a tiempo para ver a su pueblo asolado por una plaga desconocida. Fue el único sobreviviente de la plaga. Su cuerpo logró adaptar el virus y de alguna forma desconocida alcanzó la inmortalidad gracias al mismo, lo que lo convierte en el portador original de la cepa Corvinus. Según el prólogo de la novela de Underworld: Rise of the Lycans, los dominios de Alexander eran un ducado y Alexander era el "Duque de Corvinus".

Años más tarde, con su esposa Helena, fue padre de tres hijos, los hermanos gemelos Marcus y William heredaron la cepa Corvinus en su forma activa, y un tercer hijo nació con la cepa en su forma latente. Según la leyenda, Marcus fue mordido por un murciélago y se convirtió en el primer vampiro mientras William, mordido por un lobo, se convirtió en hombre lobo. William se convirtió en una bestia salvaje que fue incapaz de asumir forma humana nunca más, algo que Alexander atribuye a su rabia incontrolable. Marcus y su ejército de vampiros liderado por Viktor capturan a William y lo encierran en una prisión secreta durante más de 500 años, cuya localización se mantuvo oculta a Marcus. Cuando Viktor ordenó ejecutar a su hija Vampiro Sonja por quedarse embarazada de un licántropo, sin querer desató una guerra de siglos entre licántropos y vampiros.

Alexander decidió mantener contenida la guerra ocultando los rastros de la misma en el reino de los mortales creando una organización de guerreros humanos llamada Los Limpiadores, para eliminar cualquier resto o indicio de vampiros y los órganos Lycan dejados después de las batallas con el fin de ocultar su existencia utilizando humanos normales. Alexander declara en Underworld: Evolution que cree que él y sus hijos eran rarezas de la naturaleza, y que este mundo ya no les pertenece, sinó que pertenece a los seres humanos. Él se niega a ayudar a Selene y Michael Corvin a matar a ninguno de sus hijos, también se niega a ayudar a Marcus en su búsqueda para liberar a William de su cautiverio.

En Underworld: Evolution, Alexander actúa bajo el alias de Lorenz Macaro, y dirige su operación desde la nave Sancta Helena - Bautizada así por su difunta esposa-. Se reúne con Selene y Michael, que piden su ayuda para destruir a sus hijos. Él revela que no importa lo que ellos hayan hecho, no puede ayudarles. Alexander obtiene los restos de los Difuntos vampiros mayores Amelia y Viktor, quien mantenía oculta dentro de su pecho la llave para liberar a William Corvinus. Es visitado por Marcus, quien lo empala con su ala-garra y una espada, llevándose consigo la llave para liberar a su hermano, dejando a Alexander moribundo.

Como Alexander se encuentra herido en el suelo, llama a Selene para beber un poco de su sangre de inmortal puro. La sangre, (él le dice), hará su "futuro" o más bien se convertirá en el futuro ya que ella es su única esperanza de ser lo suficientemente fuerte como para destruir a los hermanos Corvinus. Después de que Selene y Michael abandonaran la nave detona una maleta de explosivos, destruyendo tanto el barco como cualquier rastro que pudiera existir.

Alexander herido[editar]

Se da a entender por Selene y Marcus que Alexander podría haber detenido Marcus porque era "el más antiguo y poderoso" y porque "no hizo ningún intento de tomar [su] destino", en vez de eso el le permitió a su hijo herirlo gravemente, diciendo que no importa cuán monstruoso ambos se habían vuelto, aún eran sus hijos. Esta situación, por tanto, lleva a los espectadores a creer que a pesar de su aspecto envejecido, Alexander es, probablemente, físicamente más fuerte que cualquiera de sus descendientes y muy capaz de enviar Inmortales menores con facilidad. Parece que Alexander eligió morir, como él no hizo ningún esfuerzo por sanar su herida, probablemente reconociendo que sus hijos ahora tendrían que ser asesinados y no quería asumir esa responsabilidad sobre tal destino. Debido a la muerte de Alexander y la masacre de los limpiadores, los seres humanos pronto descubren la existencia de las especies inmortales, llevando a la casi extinción tanto de Vampiros como Lycans.