Alejo de Roma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Alejo de Roma
Alexius of Rome XIXc.jpg
Nacimiento Roma (Italia) new yersey
Siglo IV
Fallecimiento Roma
17 de julio de 412
Venerado en Iglesia Católica
Iglesias Orientales
Canonización Antigua
Festividad 17 de julio (Iglesia Católica); 17 de marzo (Iglesia Ortodoxa)
Atributos Como pobre, sentado o dormido bajo una escalera; con una escalera de mano
[editar datos en Wikidata ]

San Alejo de Roma o San Alejo mendigo, muerto en 412, es venerado como santo por la Iglesia Ortodoxa y católica. Los datos sobre su vida se han transmitido en el poema del siglo XI Vie de Saint Alexis, traducido en diversas lenguas europeas durante la Edad Media.

Vida y leyenda[editar]

Según la leyenda, Alejo era hijo de Eufemiano y Agaleno, patricios romanos. Fue prometido con una mujer virtuosa que, la misma noche de bodas, le convenció para que renunciara al matrimonio a cambio de una vida librada a la piedad y la fe. Alejo lo aceptó y se embarcó hacia el norte de Siria (la actual Turquía) para llegar a la ciudad de Laodicea y, después, a Edesa (actual Urfa), donde se ganaba la vida pidiendo limosna. Tuvo una visión de la Madre de Dios.

Diecisiete años después volvió a Roma. Fue a casa de su padre a pedir limosna, pero nadie lo conoció. Acogido como mendicante, vivió durante 17 años más en su casa, sin ser reconocido, rezando y enseñando el catecismo a los niños. Dormía bajo la escalera de la entrada. Sabiendo que iba a morir, escribió su historia en un papel, explicando por qué renunció a la boda, el viaje a Edesa y su vida posterior. Murió y, según la leyenda, sólo su padre pudo abrirle la mano para tomar el papel y leerlo, dejándolo sorprendido al darse cuenta que era su hijo.

Según otra tradición, Alejo murió pobre en un hospital de Edesa, y antes de morir reveló que era miembro de una familia noble y que había rechazado el matrimonio para consagrarse a Dios.

La relíquia de su cabeza se venera en el monasterio de Santa Laura del Peloponeso.

Veneración[editar]

El culto a San Alejo se desarrolló en Siria y se extendió por el Imperio Bizantino hacia el siglo IX. Solo hacia finales del siglo X apareció el nombre en los libros litúrgicos occidentales.

A pesar de su popularidad, en 1969 fue suprimido del Calendario General de los Santos, a causa del carácter legendario de su vida. Posiblemente, la historia se base en la de algún asceta oriental de Edessa que vivió de forma pobre y fue venerado como santo, siendo el resto de elementos de invención popular. Se continua, pero, conmemorando su memoria, aunque de forma generalizada como antes.

Bibliografía[editar]

  • Anton Giulio Brignole Sale, La vita di Sant'Alessio descritta ed arricchita con divoti episodi (1648)
  • Ernest Robert Curtius, Zur Interpretation des Alexiusliedes, Zeitschrift für romanische Philologie, 56 (1937), p. 85-93.
  • Jean-Pierre Bordier, La maison d'Alexis, 'Et c'est la fin pour quoy sommes ensemble'. Homage à Jean Dufournet, París 1993, pp. 243-256.

Véase también[editar]