Alejandría Escate

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda




Coordenadas: 40°15′N 69°38′E / 40.250, 69.633

Alejandría Escate se encuentra al norte de la Bactria, al principio del valle de Ferganá.

Alejandría Escate (en griego, Ἀλεξάνδρεια Εσχάτη, y en latín Alexandria Última) es una localidad de Tayikistán, cercana a la frontera con Uzbekistán y Kirguistán (es decir, la antigua frontera norte de Asia Central), fundada por Alejandro Magno en agosto del 329 a. C.[1] Se estableció en la parte suroeste del valle de Ferganá, en el banco sur del río Jaxartes (Sir Daria en la actualidad). Esta Alejandría corresponde a la actual ciudad de Khodjent, en el estado de Tayikistán. Entre los años 1939 y 1992 recibió el nombre de Leninabad.

En el año 323 a. C., tras su boda con Roxana y antes de iniciar la fatal campaña de la India, Alejandro dejó su cuartel general en Samarcanda para trasladarse a Taskent, situada más al sur. Ahí ordenó la construcción de una fortaleza de seis kilómetros de longitud, la cual según las fuentes clásicas se completó en tan sólo doce días.[2] Justo en ese lugar, el río Sir Daria convertía el terreno en una fértil llanura. Más allá se encontraban las tribus guerreras nómadas de los escitas y los masagetas con los que Alejandro no se atrevió jamás a combatir.

Un foco helenístico en Asia Central[editar]

Moneda que representa al rey grecobactriano Eutidemo I (230-200 a. C.)

Alejandría Escate se encuentra a 360 kilómetros al norte de Alejandría de Oxiana, en Bactria, y por estar en territorio sogdiano en ella acontecieron numerosos conflictos con la población local. Después del 250 a. C., la ciudad pudo seguir en contacto con el Reino Grecobactriano, especialmente cuando su rey, Eutidemo I, extendió sus dominios a Sogdiana.

Contactos con China[editar]

La ciudad también se encontraba a 400 km al oeste de la cuenca del Tarim, en la región actual de Xinjiang en China, donde se establecieron los tocarios, una tribu indoeuropea. Hay indicios de que las expediciones griegas llegaron hasta Kashgar. Según el historiador griego Estrabón, los griegos «extendieron su imperio incluso hasta la región de los seres y los frinios»,[3] lo que nos lleva a creer que el primer contacto que tuvo China con Occidente ocurrió alrededor del 200 a. C.

Los descendientes de los griegos de Ferganá pueden ser los dayuan (literalmente, «grandes jonios»), recogidos en la historiografía china de la dinastía Han, comenzando por las embajadas de Zhang Qian alrededor del 130 a. C. Si esto fue realmente así, los dayuan fueron los impulsores de la primera gran interacción entre una avanzada cultura indoeuropea y la civilización china, que llevó a que se estableciera la Ruta de la seda desde el siglo I a. C.

Según el escritor romano Quinto Curcio Rufo, los descendientes de estos soldados aún conservaban la cultura helenística cuando él escribió sus obras, alrededor del 30 a. C.

Referencias[editar]

  1. Prevas, John. (2004). Envy of the Gods: Alexander the Great's Ill-Fated Journey across Asia, p. 121. De Capo Press, Cambridge, Mass. ISBN 0-306-81268-1.
  2. Leriche, Pierre. (1993)."L'extreme-orient hellenistique: Le monde de la brique crue." Les Dossiers d'Archeologie. No. 179, Fevrier 1993, p. 82.
  3. Estrabón, Geografía xi.11.1.