Aledo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aledo
Municipio de España
Escudo de Aledo
Escudo
Aledo
Aledo
Ubicación de Aledo en España.
Aledo
Aledo
Ubicación de Aledo en la Región de Murcia.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Region of Murcia.svg Región de Murcia
• Provincia Flag of the Region of Murcia.svg Murcia
• Comarca Bajo Guadalentín
• Partido judicial Totana
Ubicación 37°47′45″N 1°34′24″O / 37.795833333333, -1.5733333333333


Coordenadas: 37°47′45″N 1°34′24″O / 37.795833333333, -1.5733333333333
• Altitud 625 msnm
• Distancia 60 km a Murcia
Superficie 49,74 km²
Población 1004 hab. (2013)
• Densidad 20,18 hab./km²
Gentilicio Aledano, -na
Código postal 30859
Alcalde (2003) Simón Alcaraz Alcaraz (PP)
Patrón San Agustín
Patrona Santa María la Real
Sitio web www.aledo.es
[editar datos en Wikidata]
Término municipal de Aledo respecto a la Región de Murcia.

Aledo es un municipio español situado en la Región de Murcia. Cuenta con 1.053 habitantes (INE 2010).

Geografía[editar]

Aledo se encuentra al pie de la vertiente meridional de Sierra Espuña, dentro de la comarca murciana del Bajo Guadalentín.

Localidades limítrofes[editar]

Economía[editar]

Principalmente agrícola, se cultiva de modo intensivo la uva de mesa en parral y en menor grado, el clavel. Asimismo, Aledo es un importante foco de la alfarería murciana.

Demografía[editar]

Gráfica de evolución demográfica de Aledo entre 1900 y 2009

     Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001) según los censos de población del INE.      Población según el padrón municipal de 2009 del INE.

Monumentos[editar]

Monumentos religiosos[editar]

  • Iglesia de Santa María

Castillo de Aledo[editar]

El Castillo de Aledo, estratégicamente situado entre las sierras Espuña y de la Tercia, se sitúa, al igual que el núcleo urbano de Aledo, sobre un macizo escarpado, delimitado en 3 de sus 4 lados por los barrancos de Borrazán al oeste, La Fontanilla al este, y la rambla de los Molinos al sur.

Fue construido en la Alta Edad Media por los musulmanes para favorecer la defensa de un enclave de gran valor, un altozano en la falda meridional de Sierra Espuña que vigila un amplísimo territorio, principalmente el valle del Guadalentín, pasillo de comunicación entre Levante y las tierras del Reino de Granada. En días claros se llega a divisar incluso la costa mediterránea.

Debido a la importancia estratégica del mismo, para poder abastecerse ante posibles asedios la propia construcción original incluía un sistema de abastecimiento de agua.

En 1088, el noble castellano García Giménez tomó el castillo de Aledo aprovechando el desconcierto musulmán tras la caída de Toledo (1085) y las disensiones entre los gobernadores murcianos y el emir sevillano, iniciando así el hostigamiento de los territorios andalusíes durante años.

La primera campaña árabe contra Aledo fracasó estrepitosamente y fue una de las causas que decidió al califa almorávide a iniciar la conquista definitiva de Al-Andalus, incorporándola como provincia a su imperio. Finalmente en 1091 tropas norteafricanas sometieron la plaza de Aledo.

Una vez incorporada la Taifa de Murcia a la Corona de Castilla, Aledo pasó a pertenecer a la Orden de Santiago, bajo cuyos auspicios se reconstruyó la Torre del Homenaje, que es el componente más conspicuo y visitado de la fortaleza que hoy es observable. Todo el conjunto está declarado Bien de Interés Cultural por la disposición adicional segunda de la Ley 16/1985, de 25 de junio del patrimonio histórico.

Naturaleza[editar]

Como municipio enclavado en las proximidades de Sierra Espuña, difruta de una flora y vegetación característica del piso mesomediterráneo. El sustrato es fundamentalmente calizo, con algunos enclaves silíceos de esquistos, argilitas y margas. Posee un ombrotipo semiárido-seco, con 300 mm de pluviosidad.

Vista de Sierra Espuña desde el Valle del Guadalentín.

El componente principal de la formación boscosa es el pino carrasco, Pinus halepensis, fruto de la repoblación planificada por Ricardo Codorniú Stárico, si bien a alturas mayores se encuentra pino ródeno o Pinus pinaster y pino blanco o Pinus nigra. Además, algunos ejemplares de olmo o Ulmus glabra, cedro o Cedrus atlantica, ciprés o Cupressus arizonica, sabina mora o Tetraclinis articulata y el ciprés Cupressus sempervirens pueden ser abundantes puntualmente fruto de esta acción de la ingeniería de montes.

Existen carrascales de encina o Quercus rotundifolia, carrasca o Quercus faginea, coscoja o Quercus coccifera, Viburnum tinus, madroño o Arbutus unedo, lentisco o Pistacia lentiscus, olivilla o Phillyrea angustifolia, madreselva o Lonicera implexa, Bupleurum fruticosum, etc. Entre los matorrales, son frecuentes Ononis fruticosa, el romero o Rosmarinus officinalis, Coronilla juncea, Coronilla minima, distintos tipos de jaras como Cistus clusii, Cistus albidus o Cistus salviifolius, terebinto o Pistacia terebinthus, falsa marihuana o Helleborus foetidus; Stachys circinata en roquedos, etc.

La fauna de mamíferos de gran tamaño se ve definida por la presencia de jabalíes, zorros y arruis o Ammotragus lervia, estos últimos introducidos con fines cinegéticos, de origen norteafricano.

Cultura y Fiestas[editar]

  • Auto de los Reyes Magos (6 de enero).- Tradición popular con más de doscientos años de antigüedad, protagonizada por varias cuadrillas de hijos del pueblo. Así, la Cuadrilla de Ánimas interpreta sus marchas de Pascua y una serie de cantos que se incluyen en el texto del Auto. Al término de la obra, el Rey Herodes, desde el balcón de su corte, lee las bombas, versos que dan un repaso a lo acontecido durante todo el año tanto a nivel nacional como local. Combinando la tradición con la actualidad. Tras la misa, las cuadrillas desfilan por las calles del pueblo, hasta el lugar donde los maestros del trovo, declamando sus versos, acaban por recolectar el dinero con que sufragar los gastos de la fiesta,[1] como la paella gigante donde vecinos y visitantes pueden reponer fuerzas para afrontar la tarde y su baile de pujas.
  • En la Semana Santa destaca la Agonía del Viernes Santo, acto sacro donde dos voces del pueblo representan las últimas palabras de Jesús en el Calvario y la lanzada del capitán de los "armaos".
  • Fiestas de San Marcos (25 de abril), con los típicos "gornazos"
  • Fiestas patronales de Nuestra Señora de la Asunción y San Agustín (28 de agosto), y la popular Fiesta del Carro.

Gastronomía[editar]

  • "Gachasmigas" con tropezones.
  • El "Jallullo".
  • La mantellina, licor tradicional hecho con anís, agua, miel y limón.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. El trovo, muy arraigado en toda Murcia, tiene en Aledo especialistas de renombre como Juan Rita y "El Nieto". Es una exhibición de rimas improvisadas, compuestas en estrofas de tres o cuatro versos normalmente.

    Es mi anhelo y mi deseo / que el pueblo de Totana / se lleve bien con Aleo

    Popular

Bibliografía[editar]

  • BÁGUENA, J., Aledo, su descripción e historia, Real Academia Alfonso X el Sabio, Murcia, 1980.
  • CÁNOVAS MULERO, J.; MARTÍNEZ CAVERO, P., La Encomienda santiaguista de Aledo y Totana (s. XIII-XIX), Ayuntamiento de Totana, Totana, 2003.
  • FLORES ARROYUELO, F., Murcia: monumentos y tradiciones. Guía de castillos, museos y ermitas de la Región, La Opinión, Murcia, 1991.
  • SALCEDO, F., Aledo. Su historia, lugares de interés, tradiciones, artesanía, gastronomía y otras informaciones, La Muralla-Aledo, Murcia, 1998.
  • VILAR, J. B., “La Historia”, Aledo, Excma. Diputación Provincial de Murcia, Murcia, 1974.
  • SANCHEZ PRAVIA, José Antonio (1999). «La torre del homenaje del castillo de Aledo. Realidad y». Memorias de Arqueología (9):  pp. 401-414. http://www.arqueomurcia.com/archivos/publicaciones/memo09/27_Arqueologia_JA.pdf. Consultado el 8/03/2013. 

Enlaces externos[editar]