Alcibíades (personaje de ficción)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El prominente estadista ateniense, Alcibíades, ha sido criticado por los antiguos escritores de comedia y aparece en varios diálogos platónicos. Disfruta de una importante vida tras la muerte, en la literatura y el arte, habiendo adquirido un estatus simbólico como personificación de la ambición y del libertinaje sexual. Continúa fascinando al mundo y figura en varias significativas obras de la literatura moderna.

Comedia antigua[editar]

Jean-Baptiste Régnault (1754-1829): Sócrates arrancando a Alcibíades de los brazos de la Voluptuosidad, 1785.

Alcibíades provocó en sus contemporáneos temor por la seguridad del orden político.[1] Por ello, no fue perdonado por la comedia griega antigua y las historias atestiguan una épica confrontación entre Alcibíades y Eupolis, parecida a la de Aristófanes y Cleón.[2]

Aristófanes menciona a Alcibíades varias veces en sus obras satíricas, por ejemplo riéndose de sus discursos. Según Aristófanes el pueblo ateniense "lo anhela, y también lo odia, pero quiere su regreso".[3] Esquilo en Las ranas de Aristófanes ilustra la ambivalente personalidad de Alcibíades:

[No es conveniente criar a un cachorro de león en la ciudad.]

Sobre todo, no criar a un león en la ciudad. Pero, si se ha

criado, hay que adaptarse a sus maneras[4]

Esquilo ve a Alcibíades como una poderosa creación que suscita admiración, pero como una "figura salvaje", inaceptable y peligrosa que liberó la ciudad.[5]

Diálogos platónicos[editar]

Alcibíades también aparece en varios diálogos socráticos:

  • El Banquete donde aparece enamorado de Sócrates.
  • Hay dos diálogos de la antigüedad titulados "Alcibíades", adscritos a Platón, que representan una conversación entre Sócrates y Alcibíades: El Primer Alcibíades (o Alcibiades I) y el Segundo Alcibíades (o Alcibiades II). Algunos investigadores, sin embargo, los consideran falsos.
Platón, Alcibíades I, sección 131c-e, fragmento de papiro.

Para Platón, Alcibíades es una personalidad extraordinaria. Lo que es extraordinario para el filósofo, no son las obras que resultan sino la personalidad misma, especialmente esa pasión por lo que es mejor para sí mismo, lo mejor para sí mismo por encima de más allá de los cargos y honores convencionales. Para Platón, Alcibíades encarna la culminación de la política, pero esa culminación que busca una gran y casi endiosada superioridad que trasciende la política. Platón presenta a Alcibíades como un joven estudiante de Sócrates que, en lo sucesivo, sería la ruina de Atenas.[6] Según Habinek, su aparición en el Banquete de Platón se atiene a la pauta de la literatura de Alcibíades: Alcibíades está siempre justo cuando es querido.[7]

En su juicio, Sócrates, debe refutar el intento de hacerle culpable por los crímenes de sus antiguos estudiantes, incluyendo Alcibíades, Critias y Cármides.[8] De ahí, que declare en la Apología: "Nunca he sido el profesor de nadie", respondiendo a circunstancias muy concretas y a acontecimientos recientes (la mutilación de los hermai, la traición de Atenas por Alcibíades en plena guerra del Peloponeso, el régimen de los Treinta Tiranos).[9]

Literatura posterior[editar]

Pietro Testa (1611-1650):Alcibíades borracho interrumpiendo el Banquete (1648).

En la Edad Media y el Renacimiento obras como los Cuentos de Canterbury, el adagio de Erasmo de Róterdam Silenos de Alcibíades, El Cortesano de Baltasar de Castiglione, Gargantúa y Pantagruel de François Rabelais, los ensayos de Michel de Montaigne, Timón de Atenas de Shakespeare y la tragedia de Thomas Otway Alcibiades, Alcibiades es presentado como un dirigente militar y un estudiante de enseñanza socrática.[10]

Alcibíades constituyó también una fuente de inspiración para ciertos novelistas modernos, especialmente aquellos que escriben novelas históricass. En On the Knees of the Gods (1908), Anna Bowman Dodd cubre la expedición de Alcibíades contra Sicilia.[11] The Jealous Gods (1928) de Gertrude Atherton es otra novela sobre Alcibíades y la antigua Atenas. En Vientos de guerra, Steven Pressfield, el personaje de Alcibíades surge por encima del relato, justo como el impacto que él tuvo en la guerra del Peloponeso. Invicto durante su carrera como general y almirante, la vida de Alcibíades se representa como una tragedia épica con las tensiones entre su genio y la arrogancia que fue su caída final. En la novela de Daniel Chavarría, The Eye Of Cybele, Una novela que recrea entre bastidores, los escándalos y las intrigas políticas que ocuparon a los atenienses de las que eso habitó el ámbito familiar ateniense en la cima de la guerra del Peloponeso; Alcibiades es el personaje principal y es retratado como uno de los más poderosos generales de Atenas y como un destacado competidor por el favor tanto de Pericles como de las masas. Alcibíades también aparece en la novela satírica Picture This de Joseph Heller.

En otras obras modernas sale Alcibíades como personaje principal:

Notas[editar]

  1. D. Gribble, Alcibiades and Athens, 41
  2. D. Gribble, Alcibiades and Athens, 32-33
  3. Aristófanes, Las ranas, 1425
  4. Aristófanes, Las ranas, 1432-1433
  5. D. Gribble, Alcibiades and Athens, 1
  6. E. Corrigan, Plato's Dialectic at Play, 169
  7. T. Habinek, Ancient Rhetoric and Oratory, 23-24
  8. G.A. Scott, Plato's Socrates as Educator, 19
  9. Platón, Apología de Sócrates, 33a
  10. N. Endres, Alcibíades
  11. J. Nield, A Guide to the Best Historical Novels and Tales, 4
  12. T.T.B. Ryder, Alcibiades, 32

Enlaces externos[editar]