Alcaracejos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alcaracejos
municipio de España
Escudo de Alcaracejos (Córdoba).svg
Escudo
Alcaracejos
Alcaracejos
Ubicación de Alcaracejos en España.
Alcaracejos
Alcaracejos
Ubicación de Alcaracejos en la provincia de Córdoba.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Andalucía.svg Andalucía
• Provincia Provincia de Córdoba - Bandera.svg Córdoba
• Comarca Los Pedroches
• Partido judicial Pozoblanco
Ubicación 38°23′22″N 4°58′03″O / 38.3893241, -4.9673657Coordenadas: 38°23′22″N 4°58′03″O / 38.3893241, -4.9673657
• Altitud 602 msnm
• Distancia 74 km a Córdoba
Superficie 175,62 km²
Población 1529 hab. (2013)
• Densidad 8,71 hab./km²
Gentilicio Mogina/ o
Código postal 14480
Alcalde Luciano Cabrera Gil (PSOE)
[editar datos en Wikidata ]

Alcaracejos es un municipio español de la provincia de Córdoba, Andalucía. En el año 2013 contaba con 1529 habitantes. Su extensión superficial es de 177 km² y tiene una densidad de 8,3 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 38º 23' N, 4º 58' O. Se encuentra situada a una altitud de 602 msnm y a 74 km de la capital de provincia, Córdoba.

Toponimia[editar]

Son varias las opiniones que se han dado sobre el origen del nombre de la Villa las cuales pasamos a enumerar: según D. Miguel Asin Palacios tendría su literal traducción castellana en su geónimico frutal "El cerezuelo", porque "Alcazar" en árabe quiere decir cereza. Todo contribuye a que atribuyamos a la localidad una ascendencia hispano musulmana. (Artículo en el Córdoba de Eugenio Solis).

En esto mismo abunda D. Juan Ocaña Torrejón que opina que estos pudiera reforzarse con el viejo nombre de Allozo (Almendro) que tuvo el pueblo vecino de Vva. del Duque.(¿Explicaría estos dos nombres de árboles los dos nombres de aves aplicados a los moradores de ambos pueblos?).

El Padre Fita lo identifica con un antiguo emplazamiento romano. En este caso, por su proximidad a otros dos lugares con restos romanos (Ladrillar y cerro del Santo).

Que pudieron ser recintos amurallados (uno como poblado o villa otro para extraer los metales de las fundiciones). El pueblo tomarla el nombre del lugar de los Alcaracejos aunque en una descripción de la vida de la localidad hecha por el Ayuntamiento en 1887, se dice: En algunos documentos se le ha dado indebidamente el nombre de "Alcaracejos". Y el diccionario hispano americano editado en Barcelona en 1887 lo deriva de la voz árabe de Los Alcaracejos. La Enciclopedia Universal Ilustrada Europea Americana lo deriva de la voz árabe de Alcázar.

Algunos lo derivan del vocablo árabe de "Alcharac" (Campanilla).

Ramírez De Las Casas Deza lo deriva de la palabra árabe "Al caria" (Aldea). Esto coincide con quienes ya situaban ciertas ventas a la orilla del camino de Córdoba a Almadén, en época romana y que continuasen en época árabe y después. Y que por ser varias y pequeñas, se le aplicase en plural y en diminutivo la palabra al caria o alquería. También esto explicar lo del nombre de "Mojino" dado a los habitantes, pues al ser varias pequeñas alquerías, muy próximas, pero no juntas semeja las costumbres de los mojinos, aves que viven en pequeños grupos en las zonas de encinas.

Por último, también lo derivan de la palabra Alcázar Viejo. El almanaque del obispado de la diócesis de Córdoba del año 1875 dice: Según la tradición que en el pueblo se conserva, el Califa Abdu -R- Rahaman II, mando construir al P.O. Del Valle de Los Pedroches, distante 74 km de Córdoba un suntuoso Alcázar que le sirviera de descanso cuando venia a sus recreos de caza de conejos y perdices. Tras la reconquista, pastores oriundos de Pedroche fueron construyendo chozas en sus inmediaciones, designando el sitio con el nombre de Alcázar Viejo, que dio lugar al nombre actual por degeneración del primitivo.

Esta última versión no explica el porque del plural de Alcaracejos así como tampoco aparecen en las cercanías restos árabes que justifiquen la existencia de un Alcázar. Las personas mayores cuando hacen referencia al Cerro Del Castillo, suelen referirse al ya citado del Cuzna, del cual corre una leyenda por el pueblo de que en una cueva de dicho cerro, hay un tesoro encerrado y defendido por un encantamiento de una mora que se convierte en fiera. Varios han sido los vecinos que han salido en copias de los carnavales por haber ido a buscar el tesoro.

Después de la reconquista y ya con el nombre actual, fue un anejo de Pedroche, sin que le afectara las donaciones que de los territorios Del Valle, que lindaban con los suyos, se hicieran a los señores de Santa Eufemia y Belalcázar.

A finales del siglo XV (se supone en 1488) adquiere como sus actuales pueblos vecinos, el título de Villa, en virtud del cual se le concede jurisdicción y justicia propias, sin perder el derecho sobre los bienes comunales de estos poblados, que por ser los únicos que quedaron en esta fecha dependientes del cabildo cordobés y no de los señores vecinos, se les dio a todos ellos el nombre de Las Siete Villas De Los Pedroches. (Nota de D. Juan Ocaña).

Historia[editar]

En 1487 los vecinos de Alcaracejos se hallan entablando un duro pleito a causa de querer librarse de la jurisdicción de Torremilano, cosa que realmente consigue al año siguiente constituyendo su propio concejo.

Se sabe que en 1557 se celebró en Alcaracejos una reunión de las Villas para formular y aprobar una ordenanza, en la que entre otras cosas se respetaba la distribución de los rendimientos de los bienes comunales (Dehesas de la jara Ruices y Navas del Emperador) tomando como base en número de vecinos de cada unos de estos pueblos: Alcaracejos, Añora, Pedroche, Pozoblanco, Torrecampo., Torremilano y Villanueva de Córdoba. Más adelante, cuando Felipe IV decreta ser de su pertenencia estas tierras, se reúnen el 11 de enero de 1644 en la ermita de Piedrasantas de Pedroche, las representaciones de dichas villas para tratar de comprarlas y Alcaracejos envió a esta reunión a sus alcaldes D. Francisco Pérez Campanero y D. Mateo Sánchez Cerro con su escribano D. Francisco Fernán­dez Franco. El día 6 de Julio de dicho año se adquirió la propiedad de ellas previo pago de doce mil ducados en el plazo de cuatro años. La componían: 28.747 fanegas del marco cordo­bés, (La dehesa se denominó de la concordia por esta causa), 46.960 fanegas del término de Obejo y 6.950 fanegas de parti­culares llamadas de Labrados. (Notas históricas de D. Juan Ocaña Torrejón).

En 1660, junto con el resto de Las Villas De Los Pedroches, es vendida por Felipe IV al Marqués del Carpio, revirtiendo de nuevo a la corona en 1747.

En 1649 su población fue víctima de una asoladora peste, quedando reducida a su tercera parte. (Almanaque del Obispado 1875) (3). El mismo almanaque continua diciendo: hoy consta de 10 calles denominadas: Padrón, Plaza, Empedrada, Cerrillo, Morcón, Santo, Cumbre, Realejo, Pilar y Fuente. Tiene una parroquia dedicada a San Andrés, extensa, de muy buena construcción y sólida bóveda. Su construcción es árabe, de mampostería, situada al saliente y su fachada principal mira al oeste. El altar mayor es dorado de muy buena talla, venerán­dose mucho en ella una imagen del Rostro Divino. El libro de bautismos alcanza a 1554; el de matrimonios a 1578 el de defunciones a 1615. A inmediaciones de la parroquia se halla el antiguo cementerio, que en 1842 se trasladó cerca de la ermita de la Magdalena. El posito municipal creado en 1563 y reedificado en 1785 se conserva en muy buen estado y forma una manzana en medio de la plaza, conteniendo sus paneras 1200 fanegas de trigo. Hay muchos y abundantes pozos, princi­palmente el llamado del moreno que se tra disposición. En 1921 el Gobierno de S.M. Alfonso XIII le concede la Cruz de primera clase de La Orden Civil de la Beneficencia por los servicios prestados como médico de la localidad.

En el semanario liberal demócrata "La Defensa" Pozoblanco 19 de abril de 1922, entre otra dice: una vez impuesta la cruz, el señor Ventura leyó unos versos, escritos con exquisito gusto y gran maestría en los que cantaba las virtudes y alto méritos del homenajeado, haciendo después hechos relevantes historia de los relevantes, meritísimos por los que el Gobierno se había dignado otorgar esta recompensa. Luego el doctor Herruzo nos deleitó con su palabra elocuente y sugestiva, encomiando la labor del señor García-Arévalo cuya vida austera y ejemplar había sido todo ella de fortaleza, de caridad y abnegación que es lo que premia La Cruz De Beneficencia.

En la segunda mitad del siglo XIX, el caciquismo ejercía sus influencias para mantener inalterables el mapa electoral que le era favorable: Carta del Gobernador Civil de Córdoba, que contribuyó a fabricar la mayoría ministerial de la provincia en las primeras Cortes de la restauración y que obra en el archivo del congreso como prueba remitida por el candidato de la oposición, Félix García Gómez De La Serna, para impugnar las elecciones del distrito de Pozoblanco:

"El Gobernador de la Provincia de Córdoba" (Particular) 10 de enero de 1876

Sr. Alcalde de Alcaracejos. Mí estimado amigo:

Ha llegado a mi, noticias que las gentes que trabajan por el candidato de oposición, entre otras falsedades que inventa para conseguir su objeto es la de que hechas las elecciones se cambiaran los ayuntamientos en su favor. Si los ayuntamien­tos faltan al Gobierno de seguro sucederá así, pero si cumplen como espero con su deber apoyando con todas sus fuerzas al candidato ministerial, diga V. al de su presidencia que puede estar seguro de que nadie le ha de cambiar, que yo se lo afirmó en nombre del Gobierno..."

El alzamiento del 18 de julio de 1936 y que en primera vez fue controlado por las derechas, sucumbió el 15 de agosto del mismo año en Alcaracejos, pasando a manos republicanas durante casi todo el resto de la guerra. El mismo día se rindió Pozoblanco y las fuerzas derechistas y guardias civiles que se hallaban allí concentradas de los pueblos de alrededor, bajo el mando del capitán de la G. Civil Rodríguez de Austria. Unas de las principales batallas de la república tuvo lugar en esta zona. La celebre batalla de Pozoblanco, entre marzo y abril de 1937. Queipo de Llano lanzó la ofensiva el 6 de marzo para dejar vía libre hacia el Santuario de la Cabeza y las minas de Almadén. Desde Peñarroya salieron dos columnas dirección Villanueva Del Duque. De Espiel hacia Alcaracejos salió la columna Gómez Cobian y de Villaharta, la del coman­dante Fermín Hidalgo. En la operación surgieron dos imprevistos. La resistencia inesperada de las Brigadas Republicanas: 20, 25, 73 y 74 además de un gran temporal de lluvias. Hasta el día 10 no lograron entrar los franquistas en Villanueva del Duque, soportando después 4 días de contraataque republicano con las brigadas 20 y 25, y la artillería montada por el Capitán Blanco Pedraza, hasta el 15 de marzo en que una columna nueva salía de Espiel, al mando del Teniente Coronel Baturone, logró rebasar el puerto Calatraveño y entrar en Alcaracejos, forzando la retirada de los republicanos hacia Pozoblanco. El día 17 los franquistas llegaron a dos kilómetros de esta última localidad. Pérez Salas que estaba mando de Pozoblanco evacuó al vecindario la noche del 17 al 18 y rehizo la línea con las fuerzas del sector. El 18 de marzo, con la entrada en escena de la aviación republicana, los pequeños tanques modelo t-26 y las primeras unidades de refuerzo de la 52 brigada de Almería, se salvó la situación crítica. El 24 de marzo, el mando republicano lanzó la contraofensiva hasta recuperar y sobrepasar el terreno perdido, continuando las fuertes Duchas el resto del año por puntos de la sierra como la Chimorra. Tras la batalla de Valsequillo, el día 26 de marzo de 1939 comenzó ya la ofensiva de la victoria que no encontraría ya resistencia alguna y el mismo día 26, el cuerpo de ejército Andalucía entraba en Alcaracejos terminando así la guerra.

Dada la situación de ruina en que quedó el pueblo tras la contienda, la dirección de regiones devastadas ha construido en esta los siguientes edificios: Ermita de San Andrés (en sustitución de la parroquia destruida), un grupo escolar de cuatro aulas, un grupo de 22 viviendas y una casa cuartel de la Guardia Civil.

Se reactivaron las minas aumentando de nuevo los habitantes. En 1953 tenía 2809 habitantes de hecho y en 1960 tenía 3011. Por los años 60 empezaron a parar las minas, bajando su población, que en 1981 era de 1439 habitantes y en la fecha actual de 1987 son de hecho 1524 habitantes con 474 casas habitadas y 220 cerradas o habitadas en vacaciones.

Por la abundancia de aguas que hay en el término se ha poblado con numerosas casas de campo y de recreo.

El 5 de mayo de 1954 el Ministerio de la Gobernación autoriza al Ayuntamiento de Alcaracejos, pare la creación de su escudo municipal, ordenándose en la forma expuesta por la Real Academia De La Historia. Dado en Madrid a cinco de mayo de 1954. Francisco Franco. El Ministerio De La Goberna­ción, Blas Pérez Gonzáles.

El escudo se creó acorde con la creencia popular de que el nombre podía proceder de Alcázar Viejo.

Alcaracejos ha mejorado mucho en cuanto a servicios y conti­nua siendo un pueblo limpio y alegre.

  • Apuntes Históricos

Alcaracejos, encrucijada de caminos y antesala de Los Pedroches. La cal de las fachadas de sus casas y el granito de sus dinteles nos anticipan la fisonomía urbana de la comarca. Gracias a los restos aparecidos en el camino del Muzgaño, la vida puede ser historiada en el término de Alcaracejos a partir del Neolítico. Por la escasez de estudios arqueológicos efectuados en el término solo Alcaracejos, es el presente, a poder establecer ciertos hitos que permitan asegurar la vinculación de Alcaracejos al contexto de las principales culturas peninsulares y Bético Andaluzas.

Entre el camino del Muzgaño y el Arroyo, Restos Martillos de piedra, restos neolíticos. A1 límite de Pozoblanco, posibles Dolmen, señalado por referencias verbales. A1 N. O. de la Chimorra, por la cuerda superior, restos y martillos Eneolíticos.

A unos dos kilómetros del Puente de la Piste del Guadalbarbo con el Arroyo del Lorito, y a unos treinta metros a la izquierda del camino Real, hay restos de un Dolmen que hasta 1981 era fácilmente reconocible pero que en esa fecha, una pala mecánica de las que arreglaron el mencionado camino, (no se sabe con que fin) partió tres piedras que aún quedaban pinchadas y la losa superior que estaba caída hacia un lado. Los trozos los empujo hacia un lado.

En el Cerro Castillejo, próximo al Barranco Lagarejo y a la carretera de Córdoba por la Revuelta del Cura, hay restos de fortalezas con torreones sin que se observe entre sus derruidas piedras ninguna clase de mezcla de unión. En el Cerro próximo a éste por el sur, se encuentra la cueva de Juan Palomo, citada por Carbonell como digna de estudio aún no hecho. Otra cueva no estudiada es la que hay en el Peñón de Lazarillo al sur de la Chimorra.

En el cerro de la Atalayuela, tres kilómetros al norte, por el camino hacia Añora, se ha encontrado, en 1986, cantidad y variedad de cerámicas prerromanas (aproximadamente sobre el siglo III antes de Cristo) algunas vasijas en bastante buen estado. También alguna hacha de piedra pulimentada y varios molinos de mano barquiforme. Actualmente se encuentran denunciado para ser excavado por personas competentes.

En el Museo Arqueológico de Córdoba se encuentra expuesto un tesorillo ibérico encontrado en la mina de Almadén (Pozoblanco), pero esta mina de Almadén o de Chaparro Barrenado, pertenece al término de Alcaracejos encontrándose situada a unos siete kilómetros al sur, por la pise Córdoba, en terrenos comunales del pueblo de Espiel en Sierra Morena. Se levanta como una lonia aplanada, de unos 650 msnm, entre los arroyos, el Guadalbarbo y el Musgaño. Justo a los pies de este cerro, pasa el camino real, la antigua vía Corduba-Emérita. La propia colina tiene varias cimas suaves. Sobre la penúltima hacia el 0 se encuentra los rectos de una basílica y sobre la última, a unos 100 metros de la iglesia, las ruinas de otro edificio, existiendo entre ellos una pequeña hondonada, donde desemboca una senda que procede del camino real y que debió ser el antiguo acceso a este lugar.

En 1913, el entonces propietario de la finca, R. Blanco, descubrió una ruina sobre la colina y se dispuso a excavarla.

Comunicó después a la Academia de la Historia en un breve informe el resultado de las excavaciones, es decir, el hallazgo de una basílica visigoda. Como su finca pertenecía al municipio de Alcaracejos, la iglesia entró en la bibliografía con el nombre de "Basílica de Alcaracejos" pero esto es un error, pues el cerro del Germo se encuentra dentro de los límites del municipio de Espiel. El camino real, ya mencionado es el que separa ambos términos municipales. Habrá que hablar por tanto, de la basílica del cerro del Germo en Espiel. El error de Blanco dio origen posteriormente a varias confusiones. La Academia satisfizo el deseo del descubridor, publicando un informe, y P. Fita se ocupa en el mismo número del Boletín de las inscripciones de las tumbas allí encontradas. No fue hasta 1949 cuando H. Schlunk asoció por primera vez esta iglesia con la de San Pedro de Alcántara y Casa Herrera, que se había dado a conocer entre tanto y pertenecen al mismo tipo. Una víctima de la primera denominación errónea fue S. de los Santos Jener, que sin duda confundido por los nombres contradictorios que aparecieron en la primera publicación y en las entradas del inventario de los objetos ingresados en el Museo Arqueológico de Córdoba, menciona de repente dos iglesias una en Alcaracejos y otra en Espiel. Sin embargo, se trata en realidad de un único y mismo edificio.

De la época árabe se observan rectos de pequeños poblados uno próximo al arroyo de los Tejares y camino a Pozoblanco y otro en la zona de la Granjera, 5 km al sur otros restos diseminados por el término como una fuente con cangilones de noria en su interior, varios molinos de ascendencia árabe a lo largo del río Cuzna y que por su forma se llaman molinos de cubo y otros molinos parecidos pero con acueducto de conducción de agua y torre de caída en el arroyo de la Gargantilla al este de la Chimorra.

El cerro del Castillo del Cuzna, se encuentra en el límite de Villanueva del Duque pero por su proximidad a Alcaracejos (7 km al sur próximo a la carretera de Córdoba) tuvo su influencia en esta zona en la época musulmana por lo que hablaremos de él. En el libro: E1 reino de Córdoba durante la dominación musulmana de Antonio Arjona Castro. Editado por la Excma. Diputación en 1982, entre otras dice lo siguiente:

La Cora de Fahs al Ballut cuya capital es Bitrawsh (Pedroche) se creó por razones militares por ser territorio vital para la defensa de la capital del Estado ya que por ella pasaban los caminos que unían Córdoba con Toledo y las Marcas. Esta cora es una región natural cuyo territorio formaba parte de la llamada por Plinio: Beturia de los Turdulos, pertenece al Conventus Cordubensis. Estrabón también habla de la Beturia como una gran llanura fértil, cubierta de grandes árboles y buena para pastos. Durante la dominación visigoda el territorio de la cora pertenecía a la diócesis de Córdoba y políticamente al ducado de Córdoba. Durante los primeros años de la dominación musulmana toda la zona comprendida en el Valle de Los Pedroches pertenecía a la jurisdicción de Córdoba. Se convirtió en Kura (cora) sobre el año 743. Desde los primeros días de la conquista musulmana fue ocupada por beréberes principalmente. Beréberes de la tribu burt, pertenecientes alón de la tierra y la concesión de mercedes reales, el primero de los cuales sería el de Santa Eufemia. Una transformación del sistema de cultivo de la tierra como consecuencia de las diferencias entre los hábitos alimenticios entre los antiguos y los nuevos habitantes del Valle.

Antón López de Logroño, procurador de la Villa de Pedroche, denuncia ante los alcaldes mayores, autoridad suprema judicial de Córdoba, los muchos danos y sin razones que han recibido los vecinos de Pedroche, causados por el concejo, vecinos y moradores de Santofimia y de su tierra...que en 1412 los alcaldes y alguaciles de Santofimia entraron en un lugar que dicen los Alcaracejos, donde hay catorce vecinos o más y, podría referirse a número de casas habitadas según costumbre de la época, y cambiaron las lindes, tomando más de legua y media de tierra, haciéndoles pagar alcabalas a impuestos, tomando los ganados de los vecinos de esta comarca y las prendas que toman se juzgan y venden ante los jueces de la jurisdicción de Santofimia. Que el dicho concejo mi parte se querelló y nunca fue puesto remedio a ello.

Hemos de juzgar de ambigua la actuación de las autoridades cordobesas al abstenerse de actuar en defensa de los derechos a intereses de sus vecinos cuando eran dañados por los poderosos y otras partes de la severidad para corregir los daños producidos por los mismos vecinos agraviados. En el censo de 1540 Córdoba figura con 5845 vecinos, Pozoblanco 491, Pedroche 1139, Torremilano 756, Torrefranca 120, Alcaracejos 187, Santa Eufemia 309, E1 Guijo 209, El Viso 180.

Así como la distribución del territorio: Santa Eufemia, El Viso, E1 Guijo y Torrefranca pertenecían al señorío de Santa Eufemia. Sin embargo, Pedroche, Pozoblanco, Torremilano, Alcaracejos, Torrecampo pertenecían a Córdoba a cuyo municipio pagaban impuestos destinados al mismo y a las áreas reales y cuyas autoridades elegidas administraban justicia en primera instancia, recurriéndose en segunda ante la justicia real.

Demografía[editar]

Evolución 1996 - 2006
Año Población[1] Densidad
1996 1.478 8,35
1998 1.474 8,32
1999 1.474 8,32
2000 1.469 8,29
2001 1.430 8,07
2002 1.423 8,03
2003 1.428 8,06
2004 1.446 8,16
2005 1.472 8,31
2006 1.485 8,39

Según el censo de 2006, Alcaracejos cuenta con una población de 1.485 habitantes, concentrada en un único núcleo poblacional, y una densidad de población de 8,39 hab/km².

Movimientos de la población[editar]

Natalidad[editar]

En el año 2001 hubo un total de 4 nacimientos, 2 mujeres y 2 hombres, una tasa de natalidad baja aunque similar al del resto de municipios cercanos de iguales condiciones.[2]

Mortalidad[editar]

Comparando la mortalidad entre sexos, la mortalidad masculina es mayor que la femenina en edades comprendidas entre los 60 y 89 años mientras que a partir de los 90 años es mayor la mortalidad femenina. Así, las mujeres suelen tener una vida más larga.

Las principales causas de mortandad fueron las enfermedades del sistema circulatorio, los tumores y los trastornos mentales y del comportamiento.[2]

Geografía[editar]

Ubicación[editar]

El término municipal se encuentra en el norte de la provincia de Córdoba, en pleno centro de la comarca de Los Pedroches. Limita con Dos Torres y Villaralto al norte, con Añora al este, con Villanueva del Duque al oeste, con Pozoblanco al sureste y con Espiel al suroeste.

Clima[editar]

Estación Meteorológica de Alcaracejos[2]
Periodo 1951-1992 Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura media anual (°C) 07,0 08,4 11,1 13,6 17,8 22,3 26,9 26,6 23,2 16,8 10,8 07,2 16,0
Precipitación media (mm) 55,7 57,1 50,2 48,6 38,6 26,5 11,3 12,2 18,5 61,3 57,8 66,1 503,9

Monumentos[editar]

  • Parroquia de San Andrés: la actual parroquia data de 1965, siendo construida sobre una más antigua destruida durante la Guerra Civil
  • Ermita de San Sebastián: Ermita del siglo XVI
  • Ermita de la Magdalena
  • Molino de la Gargantilla
  • Portada de la antigua Casa del Pavo: portada del siglo XVI construida con sillares de granito. En la actualidad forma parte de la fachada del ayuntamiento
  • Restos de molinos árabes en el río Cuzna

Museos[editar]

  • Museo de la Matanza: en él se exponen los útiles usados para la práctica de la matanza

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]