Alcanó

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alcanó
Municipio de España
Bandera d'Alcanó.svg
Bandera
Escut d'Alcanó.svg
Escudo

Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro
Alcanó ubicada en España
Alcanó
Alcanó
Ubicación de Alcanó en España.
Alcanó ubicada en Provincia de Lérida
Alcanó
Alcanó
Ubicación de Alcanó en la provincia de Lérida.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Catalonia.svg Cataluña
• Provincia Bandera de la provincia de Lérida.svg Lérida
• Comarca Segriá
Ubicación 41°28′58″N 0°37′08″E / 41.482777777778, 0.61888888888889Coordenadas: 41°28′58″N 0°37′08″E / 41.482777777778, 0.61888888888889
• Altitud 214 msnm
• Distancia 17, 5 km a Lérida
Superficie 21 km²
Núcleos de
población
1
Población 242 hab. (2014)
• Densidad 11,52 hab./km²
Gentilicio alcanonés, sa
Código postal 25162
Alcalde (2011) Sebastià Ricart i Florensa (IA-PM)
Sitio web Página del municipio
[editar datos en Wikidata]
Fuente del saladar

Alcanó es un municipio español de la provincia de Lérida, situado en la comarca catalana del Segriá.

Historia[editar]

Aparece citado por primera vez en un documento de 1203 en el que consta la adquisición por parte de Gombau de Camporrells, obispo de Lérida de un palacio a cambio de los derechos sobre la almunia de Alcanó. La almunia de Alcanó es de origen sarraceno.

En documentos de 1267 aparece nombrado como Alcanó de la Frontera. El señorío del castillo fue de Hug de Tolosa y más tarde de Pere de Sanahüja. En 1450 pasó a ser de la curia de Lérida.

Es de suponer que dadas las continuas luchas durante la Reconquista, entre los Condes de Barcelona, ​​junto a los Condes de Urgell y otros nobles cristianos, y el Emir sarraceno de Lleida, Almira Almionez, que tenía su baluarte en el Castillo de Siurana , fuera tierra de muchas luchas, siendo frontera de las Garrigues y las tierras del Pla de Lleida (Segrià, s. XIII). Quizá dentro vino la leyenda que da nombre a Alcanó, que con las continuas luchas, los cristianos, una vez conquistado el "aduar", hay construyesen un cañón "lanza piedras" contra los árabes que venían de Lleida y de aquí el grito "Al cañón"; lo cual no ha sido pero ratificada con ningún escrito fidedigno.

En una escritura del 1267 se habla "de Alcanó de la Frontera", nombre que conservaría tal vez por encontrarse en el extremo del "valiato" de Lleida, en tiempo de los "alavarts".

Alcanó aún conserva, si bien desfigurado, el edificio medieval de la antigua Almúnia (El castillo), un edificio a cuatro vientos de piedra escuadrada, con ventanas góticas hoy desaparecidas, y perteneciente a tres diferentes familias de la villa.

Es a partir del s. XII, cuando Ramón Berenguer IV reparte todos sus bienes conquistados a los caballeros de la nobleza y órdenes religiosas, entre las que destaca los Templarios, con el gran maestro Guillermo de Moncada. Es a comienzos del s. XIII, en el año 1203, cuando el pueblo es reconocido por primera vez como lugar cristiano, en un censo que hicieron los canónigos regulares de San Ruf, por el Palacio real de la Suda de Lleida, que les había dado el rey Pedro, ya cambio de ello obtuvieron unas huertas en este pueblo para construir una iglesia. Fue positivo que el conde Ramón Berenguer IV (s. XII) concediera La Almunia o granja de Alcanó los canónigos regulares de San Ruf, ya que después recibieron cartas de los reyes Alfonso II y Pedro el Católico, alentando a repoblar el cabo.

Ese mismo año de 1203, el 4 de noviembre, el obispo Gombau de Camporrells dio la autorización definitiva para construir una iglesia, que elevó a categoría parroquial con derecho a recibir diezmos y franquicias de sus feligreses. La primitiva iglesia fue construida frente al Castillo, que era de los señores del Pueblo, es decir, del ilustre Cabildo de la Catedral de Lleida. Pero hasta el siglo XVI el cura no tuvo título de "Rector". Por tradición oral, se sabe que esta primitiva iglesia era en el lugar de la casa conocida actualmente como "Cal Mingo o antiguo café".

28 años después de estar edificada la primitiva iglesia, por testamento actuó el 23 de febrero de 1282, por Guillem Hugo de Toulouse (mercader de origen tolosano afincado Lleida, casado con Ramona, que ganó una gran fortuna dedicándose al negocio del préstamo de dinero), legaba a su hijo Guillermo el Castillo de Alcanó con sus pertenencias. Dicho Hugo de Toulouse dejó pero una parte del castillo de Alcanó a la Orden del Temple. En el testamento dispuso:

"Te decima toda de termine predicados cestri mitad de Alcanó, revertatut pro salute anima mea priori te frativus domos Scala Dei que eres montaines de Ciurana constitute sirve construidos si Filis mei predicado sine legitima prole ovierint". La última implica a su hijo Guillermo y su hija Guillermina, la cual estaba casada entonces con Bernardo de Terrascó y años después, en 1250, era mujer de Arnau de Artesa y heredó el Castillo de Torres de Segre (s. XIV) .

En 1358 aparece como señor de los puestos de Sunyer, de Vimfaro, de Alcanó y de Cabasés, el ciudadano de Lleida "Iohan de Cumbria".

En el foratjament de 1365, figura el asentamiento de Alcanó, de quien es propietario Juan Barriac, ciudadano de Lleida, con 25 fuegos y que está en la veguería de Lleida. En el 1381, ya fallecido Juan Barriac, volver a ser del mismo Juan Sescomes (Iohan de Cumbria). Sus herederos son consignados como señores de Alcanó, Sunyer y Tabaco.

Volvemos a apreciar posteriormente el dominio eclesiástico sobre Alcanó, pues en las Actas Capitulares de la Catedral de Lleida, desde el 1450 al 1490, los canónigos hablan de su Castillo de Alcanó, señorío que poseyeron hasta la extinción de los señoríos. Así, en el s. XVIII, Alcanó aparece siendo del Capítulo de la Seo de Urgel.

Es en el s. XVIII, en 1752, cuando el 29 de junio fue sacada a pública subasta la actual iglesia, día de la festividad de San Pedro y San Pablo. La obra fue adjudicada a los constructores de Lleida Agustín Biscarri, Miquel Batiste y José Miguel, por el precio de 4.200 libras, moneda de Barcelona y que en 1921 fue valorado con 11.200 pesetas moneda de oro, incluyendo todo el material de la antigua iglesia, prestaciones de todo el vecindario y pago por las 27 familias que eran las que hacían el pueblo, y al que se impuso el 20 por ciento de todos los productos (la memoria de donde es extraído este resumen no hace en ningún momento mención de los años que se tardó en pagarlo).

La primera piedra fue colocada el 23 de agosto de 1752, siendo rector de la iglesia Juan Ribes y Miret, nacido en Torres de Segre, y que vivió en el pueblo durante 40 años, vicario general en Doctor Pedro Bean, y Obispo de Lleida en Gregorio Galindo.

Fue bendecida una vez terminadas las obras, el día 3 de febrero de 1758 (Fiesta de San Blas). Por lo cual y con buen sentido declaraban Patrón de la parroquia San Pedro Apóstol, también la Fiesta mayor el 3 de febrero día de San Blas. (Este extracto es sacado de una memoria hecha por Mosén Sebastián Masip).

El mismo día de San Blas fue bendecido tocando mismo en la iglesia el cementerio viejo; y el nuevo y actual lo fue en 1842 por Don Antonio Fontan, rector de la parroquia y que murió en Barcelona siendo canónigo de la Santa Iglesia Catedral.

En el año 1835, con motivo de la implantación del nuevo derecho constitucional, el pueblo fue regido por Ayuntamiento propio y el año 1851-52 con virtud del Concordato Nacional entre la Santa Sede y la Corona de España fueron vendidas las tierras a particulares .

El diccionario de Madoz (Madrid, 1846, primera edición) nos habla de que Alcanó

"Se uno de los pueblos que componen el territorio de las Garrigues. Tiene 45 casas de mediana construcción, distribuidas en varias calles espaciosas y cómodas; entre aquellas hay un edificio cuya solidez y fábrica de side, denotan haber Sido un fuerte en los tiempos antiguos " Sin lugar a dudas hace referencia en el edificio llamado "El Castillo", y que hoy ocupa parte central del pueblo, y donde todavía se puede ver el "borne", que es la parte donde se hacía la carga y la descarga de los diezmos, y una ventana escuadrada de un estilo gótico sencillo. Es decir, que "El Castillo" era donde el administrador del Capítulo de la Catedral de Lleida cobraba los impuestos, hasta que fueron abolidos los feudalismos.

Símbolos[editar]

El escudo de Alcanó se define por el siguiente blasón:

«Escudo losanjado: de sinople, un cañón de oro. Por timbre una

corona mural de pueblo.»[1]

Fue aprobado el 17 de agosto de 1993. El cañón es un señal parlante tradicional referente al nombre del pueblo.

Cultura[editar]

Cerca de la Plaza Mayor se encuentra un edificio que se corresponde con el antiguo castillo de la villa. El edificio está muy reformado pero aún pueden verse elementos originales como una ventana de forma ojival o algunos de los muros interiores.

La iglesia parroquial está dedicada a San Pedro. Es del siglo XVIII y de estilo barroco. Destaca el cimborrio de grandes dimensiones y su campanario de base octogonal. En 1936 se destruyeron dos retablos barrocos que se conservaban en su interior, ambos del siglo XVIII.

Alcanó celebra su fiesta mayor en el mes de agosto.

Economía[editar]

La principal actividad económica es la agricultura, especialmente la de secano. Destacan los cultivos de cereales, almendros y olivos.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]