Alberico II de Spoleto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alberico II de Spoleto (911 o 912 - Roma 31 de agosto del 954), era hijo de Marozia y de Alberico I. Heredó (hacia el 925) el gran patrimonio de su abuelo, Teofilacto I. El día que su madre se iba a casar por tercera vez (932), organizó una revuelta popular, expulsando de Roma a Hugo de Arlés y encerrando a su madre en un convento.

Gobernó como señor absoluto imponiendo también su voluntad a su medio hermano, el Papa Juan XI. Primero se alió con los Bizantinos y más tarde con Hugo de Arlés, con quien se reconcilió. Roma vivió un periodo de tranquilidad después de una situación de anarquía. El poder religioso y civil fueron separados, y no se interfirió en las decisiones de la Iglesia, aunque se controló su actividad política.

Su hijo Octaviano, fue elegido Papa con el nombre de Juan XII, y otros hijos y parientes, (los Crescenzi) se repartieron el patrimonio de Alberico, siendo señores del gobierno de Roma hasta 1012. Construyó el castillo de Tusculum y, aunque fue el fundador de la dinastía, no gozó del título de Conde de Tusculum.

Se casó en el 937 con Alda, hija de Hugo de Arlés, rey de Italia. Tras el fallecimiento de su esposa, volvió a casarse con Estefanía, una dama de la nobleza romana, probablemente hermana del papa Juan XIII. Además de Octaviano, tuvo otros dos hijos: Donato y Gregorio.

Referencias[editar]

  • Williams, George. Papal Genealogy: The Families and Descendants of the Popes. 1998.