Al-Muttaqui

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Al-Mutaqqi (árabe المتقي), Abu Ishaq Al-Muttaqi Illah Ibrahim ben Jáfar al-Muqtadir fue un califa abasí de Bagdad durante el periodo 940-944. Hijo de Al-Muqtadir, nació en 908 y murió en 968.

Elección[editar]

A la muerte de su antecesor Ar-Radi, Bajkam, el emir de emires, estaba en campaña contra un emir persa llamado Al-Baridi, que había sido visir, y trataba de constituir un principado independiente, tras tomar el control de Al-Madain, al sur de Bagdad.

Bajkam envió a su secretario para organizar una consulta entre los descendientes de los abasidas y los de los alíes, que eligiera al sucesor. Resultó elegido Al-Mutaqqi, hermano menor de Ar-Radi. Al-Mutaqqi aceptó el cargo, y como signo de agradecimiento, su primer gesto fue enviar un estandarte y un vestido de honor a Bajkam, para confirmarle en su cargo (941).

Los emir de emires[editar]

Bajkam derrotó a Al-Baridi, y antes de volver a Wasit, donde tenía su corte, participó en una cacería, en el curso de la cual, resultó muerto por una banda de salteadores kurdos. Bagdad cayó en la anarquía. Las tropas daylamitas y turcas fueron a reunirse con Al-Baridi, permitiéndole tomar Wasit y Bagdad como emir de emires. Después de algunas semanas se vio obligado a huir, siendo reemplazado por un daylamita llamado Kurtekin. La tiranía de éste fue tal, que el califa hizo llamar al gobernador de Siria Ibn Ra'iq[1] para echar a Kurtekin. Durante este tiempo, Al-Baridi descansaba en Wasit, de donde partió para atacar Bagdad. Ibn Ra'iq convenció al califa de que huyera con él aMosul.

Al-Muttaqi fue bien recibido por los hamdaníes, que organizaron una campaña para reponerle en el trono de Bagdad. El emir hamdaní de Mosul, Al-Hasan Nasir al Dawla se desembarazó de Ibn Ra'iq, haciéndole matar, y anexionó Siria a sus dominios (941). Al Hasan se instaló en Bagdad, de donde expulsó a Al-Baridi.

A pesar de su poder, sus victorias sobre los bizantinos y sus orígenes árabes, los hamdaníes no fueron bienvenidos en Bagdad. Las tropas de mercenarios turcos no se dejaron dominar, y uno de sus jefes, llamado Tuzun, que acababa de vencer a Al-Baridi en Basora, entró triunfalmente en Bagdad, donde fue saludado con el nombre de emir de emires (942). Tuzun debió abandonar la capital, y durante su ausencia, una conspiración puso en peligro al califa, obligándole a llamar de nuevo en su ayuda a los hamdaníes.

En 944, los hamdaníes y Tuzun hicieron las paces. Al Mutaqqi se retiró a Raqqa, ciudad que había sido en tiempos capital de sus antepasados. Refugiados en Raqqa, después de unos meses bajo la vigilancia de los hamdaníes, Al-Mutaqqi llamó a su antiguo vasallo, el ijsidí Muhammad ben Tugh. Este se apresuró a responder al califa, haciendo un humilde alegato y ofreciéndole suntuosos regalos. Le ofreció luego la posibilidad de refugiarse en Egipto, y ponerse así al resguardo de Tuzun. Esta oferta, así como la de los hamdaníes, tenía por objeto controlar el califato y anexionarse Siria.

Rechazando estas dos ofertas de tutela, Al-Mutaqqi se puso en manos de Tuzun, que juró sus mejores intenciones tocantes al califa, pero que le derrocó y mandó cegar. El mismo día, Tuzun instaló a Al-Mustaqfi, primo de Al-Muttaqi (944).

Tuzun murió poco después, pero Al-Mutaqqi sobrevivió hasta 968.

Notas[editar]

  1. Ibn Râ’iq avait été le premier titulaire du titre d’« émir des émirs » en 936, Il avait été évincé par Bajkam qui lui a donné le poste de gouverneur de la Syrie.


Predecesor:
Ar-Radi
Califato Abasí
940–944
Sucesor:
Al-Mustaqfi