Aker

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Aker es el dios del horizonte en la mitología egipcia. Simboliza a la corteza terrestre pero, no debe confundirse con el dios Geb que representa a toda la superficie fértil de la Tierra.

Dibujo del símbolo de Aker.

Iconografía[editar]

Fue representado como una franja de tierra con un disco solar con dos leones contrapuestos. También como una franja de tierra con cabeza humana y brazos en los extremos.

Mitología[editar]

Es un dios muy antiguo que es citado en los Textos de las Pirámides del Imperio Antiguo. Durante el Imperio Nuevo es el guardián de las dos puertas de la Duat, la oriental y la occidental, de ahí la imagen de los dos leones contapuestos que simbolizan la entrada y salida del Más Allá, del pasado y el futuro. Es el que abre las puertas entre la tierra y la Duat, para que la barca solar de Ra pasase, por donde la lleva y protege. También abriría las puertas para que entrara el faraón en la Duat. Se narraron sus actividades en el llamado Libro de Aker.

Epítomes[editar]

Se le denominó el "Guardián de los secretos que están en la Duat", pues era el responsable de custodiar las puertas de la Duat.

Amuletos[editar]

Suele aparecer en los denominados "Marfiles Mágicos" del Imperio Medio, siendo considerado protector de los niños y de la familia; también se creía que protegía de las picaduras venenosas de algunos animales.

Aker (ȝkr)
en jeroglífico
G1 V31
D21
A40

Referencias[editar]

Referencias digitales

Enlaces externos[editar]