Abelmoschus esculentus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Aji turco»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Quingombó
Okra(Abelmoschus esculentus).JPG
Hojas, flores y frutos.
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Malvales
Familia: Malvaceae
Género: Abelmoschus
Especie: A. esculentus
(L.) Moench, 1794
Flor, detalle.

El quimbombó, quingombó, gombo, molondrón, ocra u okra y bamia, Abelmoschus esculentus, es una fanerógama tropical de fruto comestible, originaria de África y perteneciente a la familia de las malváceas.

Descripción[editar]

Es una planta anual o perenne de porte erguido. Su robusto tallo central puede alcanzar los 1,75 m de altura y hasta 3 m en zonas tropicales. Generalmente desarrolla ramas que nacen de las axilas de las hojas del tallo central. Las hojas son palmeadas, pentalobuladas las superiores, trilobuladas las intermedias y acorazonadas con hendidura en la pared basal y borde festoneado las inferiores.El haz presenta color verde oscuro en las hojas más adultas y verde claro en las jóvenes. El envés puede ser verde claro en las variedades de fruto verde, verde amarillento en las de fruto amarillo y de un color granate para las de fruto rojo. Las flores, axilares, solitarias, pentámeras y con breve pecíolo, son de color blanco-amarillento y con mácula color púrpura o malva en la base de los pétalos. El fruto, erecto y pedunculado, es una cápsula polilocular de forma cónica que puede llegar a alcanzar los 30 cm de longitud y los 3,5 cm de diámetro en su base. Pueden ser asurcados o lisos, con dehiscencia longitudinal en su madurez, de color verde, amarillo o rojo según las variedades. La semilla madura es de color gris oscuro, de forma prácticamente esférica y unos 3 mm de diámetro.[1]

Los frutos se deben cosechar antes de su plena maduración, pues sino se ponen rápidamente fibrosos y endurecen.

Frutos, variedad verde.

Nombres vernáculos[editar]

El nombre ocra/okra parece proceder de la lengua Nvi del Oeste de África, concretamente del vocablo “nkruman” y “okwuru” en lengua Igbo de Nigeria. Se usa así, con grafías diversas, en muchos países, entre ellos Argelia, Túnez (en estos dos últimos se emplea también el vocablo “gnawia”/“ganaouia”), Alemania, Estados Unidos - a partir de una variante de Filipinas (“okro”).

El vocablo gombo, de procedencia también africana - a partir de “ki-ngombo” y sus variantes en la lengua Bantú de Angola, se extendió y deformó en muchas regiones: Rusia, tal cual o como “Gombo”, Portugal y Brasil (“quiabo”), parte de Estados Unidos, Francia, Holanda, Caribe hispano con “quimbombó” o “quingombó”, “chimbombó” o “guigambó" (Venezuela,[2] Cuba, Puerto Rico,...).

El otro nombre muy corriente es bamia, y su variantes ortográfica “bamya”, usado en Grecia, Arabia, Albania, Turquía - donde emplean igualmente el vocablo “lalo” (este último curiosamente usado también en Mauricio...), Bulgaria y Bosnia.

Existen muchos otros nombres más locales, por ejemplo: “m'loukhyya” en Marruecos, “therere” (Chichewa) y “derere” (Tumbuka) en Malaui, “ñajú” en Panamá, “molondrón” en la República Dominicana, el nombre Hindi/Urdu “bhendi”, “bhindi” o “bendai” en India, Pakistán, Bangladés, y a menudo en Gran Bretaña.

En la costa caribe colombiana, recibe el nombre de “candia” y sirve como base de un plato conocido como “guiso de candias” el cual es de habitual preparación especialmente en los departamentos de Sucre, Córdoba y Magdalena.

En fin, otros vocablos sin origen y aplicación local particular: ají turco, algalia, angelonia, yerba de culebra, cuerno griego, dedos de señora, candia.

Gastronomía[editar]

Las semillas maduras, tostadas, pueden utilizarse para preparar un sucedáneo del café, como se hace en Nicoya. El fruto contiene una sustancia mucilaginosa (de textura gelatinosa) útil para espesar sopas y ragús. Se recomienda elegir gombos bien coloreados de menos de 1 dm de largo para que no estén demasiado duros. El gombo se come crudo o cocido y forma parte de los múltiples platos creoles. Se utiliza especialmente en la preparación del calalou o caralcu (en Cayena).

Ocra, cruda
Gombo al estilo de Luisiana.jpg
Gombo al estilo de Luisiana
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 30 kcal 130 kJ
Carbohidratos 7.03 g
 • Azúcares 1.20 g
 • Fibra alimentaria 3.2 g
Grasas 0.10 g
 • saturadas 0.2
 • poliinsaturadas 0.2
Proteínas 2.0 g
Agua 90.17 g
Retinol (vit. A) 132 μg (15%)
Tiamina (vit. B1) 0.3 mg (23%)
Riboflavina (vit. B2) 0.3 mg (20%)
Niacina (vit. B3) 2.0 mg (13%)
Vitamina B6 0.1 mg (8%)
Vitamina B12 0 μg (0%)
Vitamina C 31 mg (52%)
Vitamina E 0.8 mg (5%)
Vitamina K 122 μg (116%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Base de datos de nutrientes de USDA.

Se combina bien con el tomate, la cebolla, el pimiento, el ñame, así como con el curry, el cilantro, el orégano, el limón y el vinagre. Es una verdura frágil, que se conserva de dos a tres días en el frigorífico en una bolsa de papel.

A veces olvidado en los restaurantes de Europa, no ocurre lo mismo en América y Oriente, donde su consumo es masivo. Con salsa de tomate, es un plato típico en Grecia.

Producción[editar]

Producción en toneladas. Cifras 2011
Datos de FAOSTAT[1] (FAO)

India 5.784.000
Nigeria 1.060.620
Irak 158.000
Costa de Marfil 129.374
Pakistán 102.577
Egipto 89.081
Ghana 80.000
Camerún 65.800
Otros países 317.881

Usos medicinales[editar]

Dada su rica producción de mucílago, es emoliente y pectoral. Para tratar la angina y las afecciones de garganta, un remedio es poner a remojo sus hojas durante una noche en agua hervida conteniendo su mucílago para hacer gargarismos.

Para curar el ántrax (no confundir con el carbunco), puede utilizarse en cataplasmas y, contra el resfriado y la tos, en infusión.

Para tratar las infecciones por estafilococos en las uñas pueden utilizarse, asimismo, cataplasmas con sus hojas y raíces.

Ecología[editar]

De las hojas de esta planta se alimentan las larvas de la polilla Acontia nitidula.

Taxonomía[editar]

Abelmoschus esculentus fue descrita primero por Carlos Linneo como Hibiscus esculentus en 1753 (Species Plantarum, vol, 2, p. 696[2]) y incluida en el género Abelmoschus por Conrad Moench y publicado por él en Methodus Plantas Horti Botanici et Agri Marburgensis : a staminum situ describendi, 2, p. 617 en 1794.[3]

Sinonimia
  • Abelmoschus bammia Webb
  • Abelmoschus longifolius (Willd.) Kostel.
  • Abelmoschus officinalis (DC.) Endl.
  • Abelmoschus praecox Sickenb.
  • Abelmoschus tuberculatus Pal & Singh
  • Abelmoschus tuberculatus var. deltoidefolius T.K.Paul & M.P.Nayar
  • Hibiscus esculentus L. basónimo
  • Hibiscus longifolius Willd.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  1. AFPD, 2008. African Flowering Plants Database - Base de Donnees des Plantes a Fleurs D'Afrique.
  2. CONABIO, 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. Cap. nat. México 1.
  3. Correa A., M. D., C. Galdames & M. S. de Stapf 2004. Catálogo de las Plantas Vasculares de Panamá. Cat. Pl. Vasc. Panamá 1.
  4. Flora of China Editorial Committee, 2007. Fl. China Vol. 12.
  5. Standley, P. C. & J. A. Steyermark 1949. Malvaceae. In Standley, P.C. & Steyermark, J.A. (Eds), Flora of Guatemala - P art VI. Fieldiana, Bot. 24(6): 324–386.

Enlaces externos[editar]