Ahogamiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ahogarse»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ahogamiento
Wassilij Grigorjewitsch Perow 002.jpg
Vasili Perov: La ahogada, 1867
Clasificación y recursos externos
CIE-10 T75.1
CIE-9 994.1
DiseasesDB 3957
MedlinePlus 000046
MeSH C23.550.260.393
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

El ahogamiento es un tipo de asfixia. El ahogamiento como concepto puede referirse a un evento pasado o a una acción en proceso. En el Congreso Mundial sobre Ahogamiento del 2002, los expertos citados por la Federación Internacional de Salvamento desarrollaron la siguiente definición: el proceso de experimentar impedimento respiratorio por la sumersión o inmersión en un medio líquido. Puede resultar en muerte o ser interrumpida por el rescate oportuno con la efectiva atención de emergencias.

En 1939 fueron introducidos los conceptos Semiahogamiento y Ahogamiento para estudios forenses habiéndose demostrado no tener fundamento, agregando equívocos a la terminología y definición. En 1971, J. H. Modell propuso las siguientes definiciones, con ligeras modificaciones en 1981: Ahogamiento húmedo o con aspiración de agua, a la muerte por los efectos combinados de asfixia y cambios secundarios a la aspiración de fluidos mientras se sumerge. Ahogamiento seco o sin aspiración a la muerte por obstrucción respiratoria y asfixia mientras se sumergía en un medio acuático.

Semi Ahogamiento sin aspiración al sobrevivir, al menos temporalmente, siguiendo a la asfixia debido a una sumersión en un medio líquido. Semi Ahogamiento con aspiración al sobrevivir, al menos temporalmente, siguiendo a la aspiración de fluido mientras se está sumergido. Otros han definido el ahogamiento como la muerte después de la sumersión o muerte que ocurre después de la admisión hospitalaria y semi ahogamiento, a la supervivencia después de la sumersión, dentro de las 24 horas del episodio.

Hablando en términos estrictos, el ahogamiento causa la muerte, pero el término también se usa para los casos que no desembocan en fallecimiento (casi ahogamiento), de manera general cuando hay una asfixia aguda (falta el aire) de una persona que se encuentra inmersa.

CAUSAS[editar]

Existen numerosas situaciones que pueden causar ahogamiento. Más que todo se debe a la imposibilidad de la víctima para nadar o la disminución del nivel de conciencia. En la mayoría de los casos se combinan las dos circunstancias, producidas estas por “pánico” y el “agotamiento” posterior, de la persona envuelta en una situación de peligro dentro del agua.

El “pánico” que se entiende como la incapacidad de una persona para ayudarse a si mismo o a otros, tanto como que el “agotamiento”, que es definido como una falta de fuerzas generalizadas que resultan después de haberse fatigado realizando un trabajo o esfuerzo intenso, y son las principales causas asociadas a la mayoría de los ahogamientos en aguas abiertas en un día cualquiera.

El escenario aquí puede ser que una persona a la cual el agua le daba por la cintura o un poco más arriba, fue alzada por una ola y depositada unos metros más adentro o simplemente logró quedar atrapada y arrastrada por una corriente, o en las piscinas con desnivel donde de repente está en lo poco profundo y cae en la inclinación, donde ya no toca fondo, se asusta y comienza a luchar por mantenerse a flote, se cansa y se hunde porque le abandonaron las fuerzas. Por tratar de tener la cara afuera lo más posible para respirar, no se nota que está en problemas y es incapaz de pedir ayuda, hasta es posible que aspire un poco de agua.

La penetración de agua, incluso en cantidad ínfima, en las vías respiratorias, puede provocar una apnea refleja; la epiglotis se cierra para proteger las vías respiratorias, impidiendo de hecho la respiración incluso cuando la cabeza se encuentra fuera del agua. Por consiguiente, el oxígeno disponible en el organismo disminuye; entonces se habla de hipoxemia. Las secuelas persistentes después del ahogamiento de la víctima están en función de la importancia de la hipoxia y de su duración, pero la eventual presencia de agua en los pulmones causa un edema pulmonar traumático. Este edema, así como el agua que ha penetrado, interfieren en el intercambio gaseoso en la pared alveolar y mantienen el déficit de oxígeno aunque la persona respire espontáneamente.

Típicamente, se distinguen cuatro estados del ahogamiento (por orden creciente de gravedad):

Síntomas de la persona

  • Pupilas dilatadas
  • Ausencia de pulso o casi nulo.

Medidas preventivas

  • No dejar solos a los niños en lugares con agua como lo son albercas, en la tina del baño, etc.
  • Enseñar a los niños natación
  • Enseñarles que no se debe acercar demasiado al agua si están solos y no saben nadar.

Enlaces externos[editar]